Los piojos de Napoleón

Análisis genéticos han demostrado que la derrota sufrida por el ejército de Napoleón en 1812 contra las tropas rusas no solo se vio afectada por el frio extremo sino que, además, tuvo el agravante de una serie de enfermedades transmitidas por los piojos.