Feliz primavera

Entramos en la primavera con la música de Antonio Vivaldi. Se trata del primer movimiento, Allegro non molto, del primero de los cuatro conciertos para violín dedicados a las estaciones del año.

El músico veneciano escribió los cuatro conciertos de las estaciones sobre otros tantos sonetos, de autoría incierta, que constituyen el programa de esa música. Siguiendo el esquema del poema, la música intenta recrear la llegada de la primavera en el norte de Italia, con el canto de los pájaros, el ruido de los riachuelos que vuelven a tener agua tras el deshielo, los truenos de las tormentas fugaces típicas de esta temporadas y el estribillo, famosísimo, que enlaza todos estos episodios.

 

La entrada Feliz primavera ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Händel: Zarabanda en re menor

Ya hablé en otro post sobre Noteflight, un editor de partituras online, muy sencillo de utilizar y que permite almacenar y compartir las partituras creadas.

En esta ocasión lo he empleado para transcribir la partitura de la Zarabanda de la Suite para clave en re menor HWV 437 de Georg Friedrich Händel. Mis alumnos están aprendiendo a tocarla con la flauta dulce. Gracias a Noteflight podrán escucharla siguiendo la partitura y también tocarla acompañados por el ordenador.

La entrada Händel: Zarabanda en re menor ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Spotify

spotifyImagina poder tener a tu disposición cualquier obra musical de todos los períodos de la historia de la música, desde la antigüedad más remota hasta las más recientes vanguardias. Súmale la posibilidad de escuchar cuando quieras las últimas novedades del pop o del rock, las canciones preferidas por los más nostálgicos, los mejores cantaores flamencos, los mejores intérpretes de jazz, el folclore musical de (casi) cualquier lugar, y un largo etcétera.

Y todo eso totalmente gratis y de forma absolutamente legal.

Si piensas que es imposible, es que todavía no conoces Spotify.

Se trata de un programa que puedes descargar, tras crearte una cuenta gratuita (previa invitación, que puedes recibir de un amigo que ya esté suscrito o que puedes solicitar en la misma web de Spotify), e instalar en tu ordenador para poder escuchar cualquiera de las piezas musicales disponibles, como si esa música estuviera en tu disco duro.

La cantidad y variedad de obras musicales disponibles en Spotify es asombrosa: no hay género, autor o intérprete que no esté presente en Spotify.

¿Cómo es posible? Gracias a un acuerdo de Spotify con las mayores discográficas del mundo, esta empresa dispone de los derechos legales necesarios para poner a disposición del usuario todos esos archivos musicales, una cantidad ya enorme y, aún así, en expansión.

¿Y qué gana Spotify con eso? Spotify dispone de dos formas de financiación: la suscripción directa y la publicidad. En efecto, además de la versión gratuita, que contiene algunas cuñas publicitarias muy de vez en cuando, existe la posibilidad de suscribirse a la versión de pago, sin publicidad y con un motor de búsqueda más potente. Por el momento la publicidad es muy, muy poca, bastante lejos de la cantidad de anuncios presentes en la televisión o la radio.

El inconveniente mayor que le encuentro, actualmente, es la falta de una versión nativa para Linux (aunque sí funciona bien a través de Wine): sólo está disponible para Windows y Mac.

La entrada Spotify ha sido publicada primero en educacionmusical.es.