Cuando los alumnos de canto viajan y cambian su técnica vocal

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto en Valencia

Nadie ha descubierto la rueda. Y menos en el ámbito de la técnica vocal!!

Llevamos muchos siglos descubriendo y conociendo el potencial de la voz humana y trabajándose y me resulta cuando menos sorprendente que haya profesores que crean que han descubierto "la panacea", una "técnica nueva y que ha superado a las anteriores" cuando los principios físicos de la técnica vocal son universales. 

He observado a alumnos de determinados profesores/as que adquieren un determinado patrón (por ejemplo, abrir de una determinada manera muy concreta la boca) y que después, con el tiempo y los viajes por el mundo, todos los alumnos de esos profesores acaban corrigiendo, es decir, eliminando aquella particular tan "exclusiva" y "específica" de aquel profesor/a que creía haber inventado la pólvora y que de aquella manera que sólo "su escuela" hacía se colocaba mejor la voz. 


Más bien me suena a una especie de efecto placebo en el que te piensas que por hacer una determinada mueca o gesto te sale mejor pero es como el cojo que lleva el bastón hasta cuando deja de estar cojo.

Te crees que es indispensable cuando en realidad hace tiempo que podías haberlo dejado y realmente lo que haces es "moringangas" ante tu público. 

Cuando un tipo de gesto sólo lo hagan los alumnos de un profesor y no el resto de la humanidad pregúntate (con razón) si tu profesor/a es un "illuminati", un iluminado que se cree que ha inventado la nueva "rueda" vocal :)

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Clases de Canto en Valencia

Invierte en ti

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto en Valencia

En muchas ocasiones nos planteamos en qué nos gastamos el dinero y no pensamos en por qué debemos gastarnoslo. 

En el caso del canto uno debe plantearse que el dinero estará bien gastado e invertido si le permite conseguir el objetivo de saber cantar de manera sana, feliz, de aprender a cantar saludable y autónomamente.

En mi caso hubo un momento en que tuve que plantearme que la prioridad era cantar bien y para ello no ceje en mi empeño de buscar a un profesor que verdaderamente me supiera guiar. 


Cuando encontré a mis profesoras no me pensé dos veces el asistir a sus clases y para ello tuve que hacer un esfuerzo enorme que implicaba tiempo, coger trenes cientos de kilómetros, asistir a cursos de verano y al mismo tiempo buscar los recursos para permitirme poder pagar la formación que me ha llevado a ser lo que soy.

Con el tiempo muchas personas han reconocido mi labor, pero no todas saben el esfuerzo que ha implicado. Y hoy en día estoy muy orgullosa de haber invertido todo ese tiempo, esfuerzo y dinero en mi formación.

No te conformes con el profesor que este más cerca o el más barato, te puede salir carísimo. En el canto el tiempo pasa muy rápido y el tiempo es dinero. 


La musculatura se forma muy lentamente y si generas una mala memoria muscular habrás retrocedido mucho camino.

© Isabel Villagar, Clases de Canto en Valencia

Invierte en ti

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto en Valencia

En muchas ocasiones nos planteamos en qué nos gastamos el dinero y no pensamos en por qué debemos gastarnoslo. 

En el caso del canto uno debe plantearse que el dinero estará bien gastado e invertido si le permite conseguir el objetivo de saber cantar de manera sana, feliz, de aprender a cantar saludable y autónomamente.

En mi caso hubo un momento en que tuve que plantearme que la prioridad era cantar bien y para ello no ceje en mi empeño de buscar a un profesor que verdaderamente me supiera guiar. 


Cuando encontré a mis profesoras no me pensé dos veces el asistir a sus clases y para ello tuve que hacer un esfuerzo enorme que implicaba tiempo, coger trenes cientos de kilómetros, asistir a cursos de verano y al mismo tiempo buscar los recursos para permitirme poder pagar la formación que me ha llevado a ser lo que soy.

Con el tiempo muchas personas han reconocido mi labor, pero no todas saben el esfuerzo que ha implicado. Y hoy en día estoy muy orgullosa de haber invertido todo ese tiempo, esfuerzo y dinero en mi formación.

No te conformes con el profesor que este más cerca o el más barato, te puede salir carísimo. En el canto el tiempo pasa muy rápido y el tiempo es dinero. 


La musculatura se forma muy lentamente y si generas una mala memoria muscular habrás retrocedido mucho camino.

© Isabel Villagar, Clases de Canto en Valencia

El repertorio de canto ´a peso´

He observado que en muchos centros educativos en los que se enseña canto clásico y debido al peso de la tradición se tiende a establecer los niveles de competencia vocal en base al repertorio y lo que sucede es que muchas veces los profesores ponen un repertorio demasiado difícil demasiado pronto que el alumno/a no es capaz de asumir para cumplir la supuesta programación.

No debemos olvidar nunca que el repertorio es una consecuencia de la capacidad que tiene el alumno de poder realizarlo y poder cantar obras cada vez más difíciles y no al revés, lo importante es hacer y resolver bien los contenidos que aparecen en ese repertorio. 

Decir que hay que hacer tres arias de ópera, dos lieder, etc... "a peso" :) y que el alumno al final no pueda hacer ninguna de las obras bien es un fracaso del docente.

En la mano del profesor está el conocer un repertorio lo suficientemente extenso para adaptarlo a las necesidades educativas del alumno/a. Pero en no en base a plantillas prefijadas, como si el alumnado fuera un molde de plastilina inform sobre el cual aplicar siempre el mismo sello.

Por lo tanto recomiendo, tanto a alumnos como a profesores, que todo aquello que se estudie se haga bien, importa más la calidad que la cantidad, porque si uno es capaz de resolver bien una obra habrá recorrido mucho camino para la siguiente; en cambio, si el alumno/a estudia muchas obras y ninguna la resuelve satisfactoriamente tendrá un sentimiento de frustración (pero puede ser provocada por una mala elección del repertorio en tipo y número, no de sus capacidades).

El repertorio de canto ´a peso´

He observado que en muchos centros educativos en los que se enseña canto clásico, debido al peso de la tradición, se tiende a establecer los niveles de competencia vocal en base al repertorio y lo que sucede es que, muchas veces, los profesores ponen un repertorio demasiado difícil demasiado pronto, repertorio que el alumno/a no es capaz de asumir para cumplir la supuesta programación.

No debemos olvidar nunca que el repertorio es una consecuencia de la capacidad que tiene el alumno de poder realizarlo y poder cantar obras cada vez más difíciles y no al revés, lo importante es hacer y resolver bien los contenidos que aparecen en ese repertorio. 

Decir que hay que hacer tres arias de ópera, dos lieder, etc... "a peso" :) y que el alumno al final no pueda hacer ninguna de las obras bien es un fracaso del docente.


En la mano del profesor está el conocer un repertorio lo suficientemente extenso para adaptarlo a las necesidades educativas del alumno/a. Pero en no en base a plantillas prefijadas, como si el alumnado fuera un molde de plastilina informe sobre el cual aplicar siempre el mismo sello.

Por lo tanto recomiendo, tanto a alumnos como a profesores, que todo aquello que se estudie se haga bien, importa más la calidad que la cantidad, porque si uno es capaz de resolver bien una obra habrá recorrido mucho camino para la siguiente; en cambio, si el alumno/a estudia muchas obras y ninguna la resuelve satisfactoriamente tendrá un sentimiento de frustración (pero puede ser provocada por una mala elección del repertorio en tipo y número, no por sus capacidades).