Música y emociones

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto en Valencia

Me ha parecido interesante el vídeo, con respecto al control emocional del que habla en el caso de los artistas y los músicos opino que es esencial el conocimiento emocional (cómo se manifiestan las emociones con el lenguaje verbal y no verbal, cómo se perciben a nivel corporal, qué procesos desencadenan) para poder expresarlas.

Si bien es cierto que hay un autocontrol emocional, éste debe ayudar a expresar al mismo tiempo que se mantiene una atención plena en todo aquello que sucede en un escenario. 

El aprendizaje de una disciplina musical o artística no puede desvincular el dominio técnico de ese control que permita expresar y canalizar el propio mundo emocional, por ello considero esencial que los docentes enseñemos a los alumnos a:

- Conocer las emociones, hablar de ellas, de diferentes grados de intesidad, de cómo se expresan y se manifiestan

- Proponer obras que permitan este trabajo, si las dificultades técnicas de las obras son excesivas y no se establece un buen dominio, es difícil acceder a ese nivel de atención y consciencia que permita el solapamiento del mundo empocional con el dominio técnico-instrumental

- Enseñar que es un proceso, que se domina con la práctica, que es preciso practicar la visualización (mindfulness) como estrategia de estudio. Y que es más importante lo que sucede en el interior que el resultado exterior. 

- Que el arte es una vía de expresión y de disfrute, no de competición y juicios de valor. 

Opinio que alcanzar un dominio de la técnica sin un dominio de las propias emociones no es enseñar a los alumnos a ser verdaderos artistas.

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Clases de Canto
GuardarGuardar

Tres vestidos.Pintura en movimiento

¿Recordáis que empezamos el curso con las pinturas de Sonia Delaunay y la danza de Nicolás Rambaud en el Museo Thyssen? 
Por fin encontré un rato para editar vuestros trabajos.
Aquí tenéis algunas de las versiones (3º) del cuadro original y la representación plástica (5º) de la coreografía que aprendimos de Nico.


ENTRADAS RELACIONADAS 

DESTINO

La persistencia de la memoria. (Salvador Dalí. 1931)
En pleno estudio de las vanguardias nos asomamos hoy al surrealismo para mostraros  lo que en el instituto llamaríamos una obra  interdisciplinar: un ejemplo de cómo los pintores han explorado otros campos y han trabajado  con otras artes y otras disciplinas.
Se trata del cortometraje Destino, resultado de la colaboración entre los Estudios Disney y Salvador Dalí.
La idea de esta filmación surge en 1946. La película trata de la importancia del tiempo en el devenir del ser humano; el propio Dalí explica que trata de reflejar una «mágica exposición de los problemas de la vida en el laberinto del tiempo» Pero Destino no se completó en 1946; hubo que esperar muchos años ya que hasta 2003 no se decide retomar el proyecto. 
Como no podía ser de otra manera, la música juega un papel definitivo en la obra y así la banda sonora es una canción del compositor mexicano Armando Domínguez titulada "Destino" en cuyo texto se basa el argumento de la película.
Aunque en esta ocasión no hablemos de música surrealista propiamente dicha si resultará interesante comentar en clase este significativo ejemplo artístico.




Para saber más no dejéis de visitar esta página