Estiramiento para músicos con pinzamiento del nervio cubital

El pinzamiento del nervio cubital es una afección que sufren muchos músicos a lo largo de su carrera. Desde pianistas, violinistas, guitarristas… es una de las lesiones más frecuentes.

Un poco sobre el síndrome de atrapamiento del nervio cubital

El nervio cubital es aquel que pasa por todo el brazo, del cuello a la mano pasando por la cara interior del codo. Cuando este nervio se ve afectado, el primer síntoma suele ser un dolor “eléctrico”, y hormigueo en los dedos meñique y anular.

[Imagen protegida por derechos de autor]

Normalmente, este nervio puede pinzarse en varias zonas. Lo más normal es que sea en el codo, debido a la anatomía de la zona. Sin embargo, también puede pinzarse en la muñeca o el hombro. El canal por el que el nervio cubital atraviesa el codo es muy estrecho y está compuesto por hueso y ligamento, y el sobreuso o mal uso de esta zona será lo que pueda provocar el pinzamiento.

Permanecer muchas horas con el brazo en una posición fija también puede provocar el pinzamiento. Por ejemplo, si mantenemos el codo o la muñeca apoyados en alguna superficie dura.

El ejercicio

El ejercicio que voy a compartir con vosotros me lo ha enseñado una buena amiga. Es violista y sufre esta lesión desde hace tiempo, y este ejercicio le ha sido recomendado por su fisioterapeuta.

El ejercicio es muy sencillo:

  • Forma un círculo con el pulgar y el índice de cada mano.
  • Levanta el codo y gira la mano poco a poco
  • Acerca la mano con la palma mirando hacia tu cara, de manera que el círculo que has hecho con índice y pulgar quede sobre tu ojo.
  • La postura final quedará como la imagen. Como ves, seguro que has hecho este juego de “ponerte unas gafas” cuando eras más pequeño.

Recomendaciones

Cuando realices el ejercicio, no fuerces el movimiento. Realízalo poco a poco, y llega hasta donde puedas. No es necesario alcanzar la postura final. Lo importante es que sientas que los músculos de la zona se están estirando.

Como siempre recomendamos, realizar ejercicio diario es esencial. Calentar antes de tocar, estirar después, practicar deporte y mantener fuerte la musculatura. Nuestra principal recomendación es que acudas al médico rehabilitador o al fisioterapeuta si piensas que estás sufriendo alguna lesión. Ellos te ayudarán en tu recuperación y tratamiento.

Otro modo de prevenir es vigilar siempre que tengamos una postura correcta y evitar tensionar los hombros o el cuello.

Espero que os sirva de ayuda a los que sufráis esta lesión.

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Estiramiento para músicos con pinzamiento del nervio cubital aparece primero en Gran Pausa.

I Congreso Nacional de Enfermedades Profesionales de los Músicos

Se abrió el melón :) Estoy muy contenta de que haya tenido lugar en España un encuentro que trate específicamente las enfermedades profesionales de los músicos. 

¿Qué opinais de esta situación real? Los músicos de una orquesta importantísima de nuestro país demandaron a la gerencia un cambio de las sillas debido a que las que tenían no se podían ajustar (en altura, profundidad...) para mejorar la ergonomía del instrumentista, para poder realizar mejor su trabajo y prevenir lesiones. La respuesta  fue que "rompía la estética de la sala"... (!!!!)

Esto es un indicativo real de la falta de sensibilidad y conciencia hacia el propio músico. Parece que es más importante que la sala quede bonita, que el protagonista del evento, que es la música ejecutada por el propio músico se desarrolle convenientemente. El músico parece ser, según algunos, algo menos importante que un mero mueble.

Sinceramente, me parece, en una palabra, demencial; y me planteo las siguientes preguntas:

-¿Cómo hemos podido llegar a este punto como colectivo y como sociedad?

-¿Cómo es posible que algunas enfermedades profesionales que afectan a los músicos (hasta en un 80% en el caso de las dolencias muscolo-esqueléticas) no estén reconocidas en el sistema nacional de salud?

-¿Hasta cuando tenemos que esperar para que en los currícula educativos se incluyan contenidos relacionados con: ergonomía, salud, autoconciencia, riesgos laborales, etc... impartidos por profesionales competentes en todas estas materias?
-¿Cómo es posible que no se hayan dado cuenta las autoridades que invertir en prevención es reducir los gastos en curación?

-¿Cómo puede suceder que la esfera mental (los problemas psicológicos) esté en una capa en que los afectados lo sufren pero no lo manifiestan

Quizá en el mundo del canto, como trabajamos directamente con nuestro cuerpo, haya una mayor conciencia sobre la necesidad de su cuidado y la prevención. Los cantantes no podemos cambiar de instrumento como puede hacerlo, por ejemplo, un violinista. Pero el violinista debería también darse cuenta que no puede cambiar su brazo, su hombro o su codo. 

En este magnífico congreso, donde ha reinado un ambiente de unión, respeto, escucha, diálogo y ganas de aprender de los demás, o sea, que ha sido un éxito rotundo, me ha resultado especialmente interesante comprender los mecanismos que emplea la administración para detectar y declarar las enfermedades profesionales, que los trabajos no nos pueden costar la salud, que los profesores somos fundamentales a la hora de enseñar las medidas preventivas y derivar al médico correspondiente cualificado, y sobre todo que el dolor el siempre síntoma de algo que no hay que obviar, hay que actuar, aunque sea leve.

Como Directora en la Comunidad Valenciana de AMPE-Músicos, quiero agradecer desde estas líneas a todos los organizadores, ponentes y profesionales asistentes al evento, felicitarles por su clima constructivo y sus ganas de trabajar en pro de los derechos de los músicos. 

¡Juntos somos más y mejores!

Más información:
GuardarGuardarGuardarGuardar

I Congreso Nacional de Enfermedades Profesionales de los Músicos

Se abrió el melón :) Estoy muy contenta de que haya tenido lugar en España un encuentro que trate específicamente las enfermedades profesionales de los músicos. 

¿Qué opinais de esta situación real? Los músicos de una orquesta importantísima de nuestro país demandaron a la gerencia un cambio de las sillas debido a que las que tenían no se podían ajustar (en altura, profundidad...) para mejorar la ergonomía del instrumentista, para poder realizar mejor su trabajo y prevenir lesiones. La respuesta  fue que "rompía la estética de la sala"... (!!!!)

Esto es un indicativo real de la falta de sensibilidad y conciencia hacia el propio músico. Parece que es más importante que la sala quede bonita, que el protagonista del evento, que es la música ejecutada por el propio músico se desarrolle convenientemente. El músico parece ser, según algunos, algo menos importante que un mero mueble.

Sinceramente, me parece, en una palabra, demencial; y me planteo las siguientes preguntas:

-¿Cómo hemos podido llegar a este punto como colectivo y como sociedad?

-¿Cómo es posible que algunas enfermedades profesionales que afectan a los músicos (hasta en un 80% en el caso de las dolencias muscolo-esqueléticas) no estén reconocidas en el sistema nacional de salud?

-¿Hasta cuando tenemos que esperar para que en los currícula educativos se incluyan contenidos relacionados con: ergonomía, salud, autoconciencia, riesgos laborales, etc... impartidos por profesionales competentes en todas estas materias?
-¿Cómo es posible que no se hayan dado cuenta las autoridades que invertir en prevención es reducir los gastos en curación?

-¿Cómo puede suceder que la esfera mental (los problemas psicológicos) esté en una capa en que los afectados lo sufren pero no lo manifiestan

Quizá en el mundo del canto, como trabajamos directamente con nuestro cuerpo, haya una mayor conciencia sobre la necesidad de su cuidado y la prevención. Los cantantes no podemos cambiar de instrumento como puede hacerlo, por ejemplo, un violinista. Pero el violinista debería también darse cuenta que no puede cambiar su brazo, su hombro o su codo. 

En este magnífico congreso, donde ha reinado un ambiente de unión, respeto, escucha, diálogo y ganas de aprender de los demás, o sea, que ha sido un éxito rotundo, me ha resultado especialmente interesante comprender los mecanismos que emplea la administración para detectar y declarar las enfermedades profesionales, que los trabajos no nos pueden costar la salud, que los profesores somos fundamentales a la hora de enseñar las medidas preventivas y derivar al médico correspondiente cualificado, y sobre todo que el dolor el siempre síntoma de algo que no hay que obviar, hay que actuar, aunque sea leve.

Como Directora en la Comunidad Valenciana de AMPE-Músicos, quiero agradecer desde estas líneas a todos los organizadores, ponentes y profesionales asistentes al evento, felicitarles por su clima constructivo y sus ganas de trabajar en pro de los derechos de los músicos. 

¡Juntos somos más y mejores!

Más información:
GuardarGuardarGuardarGuardar

Me duele cuando toco – (Pero por favor, no me digas que descanse)

En este post hemos traducido la entrevista de Linda Dessau a la doctora Sarah Mickeler (B.Mus., DC Dr.). Mickeler es una ex músico profesional y una quiropráctica que se concentra en el tratamiento de las lesiones de músicos.

Si quieres aprender más sobre lesiones y ejercicios para músicos te recomendamos que leas estos libros

También podéis leer nuestra reseña sobre este otro interesante libro que habla sobre el cuerpo del músico.

Traducido de la publicación Enzine Articles
Enlace al original: http://ezinearticles.com/?Musicians-Injuries:-OUCH,-It-Hurts-When-I-Play-(But-Please-Dont-Tell-Me-To-Stop!)&id=23252
Fecha: 24 Marzo 2005
Título original: Musicians Injuries: OUCH, It Hurts When I Play (But Please Don’t Tell Me To Stop!)

¿Por qué te especializaste en músicos?

Tengo una conexión muy personal con las lesiones del músico. Yo era músico, clarinetista, y fue durante mi licenciatura cuando empecé a tener todo tipo de problemas por estudiar demasiado y con una mala postura. Por desgracia, me dijeron, como a muchos otros, que tenía que aprender a tocar a pesar del dolor y ¡que tal vez conseguiría mejorar! Por supuesto, no lo hice, y con el tiempo esto me condujo a la desaparición de mi carrera como clarinetista, porque ya era totalmente incapaz de levantar mi instrumento. Por lo tanto, decidí elegir una nueva carrera con la que ayudaría a otros músicos – y con suerte, ayudarles a no llegar al punto en el que yo estaba. La Quiropráctica me atrajo por el paradigma de atención médica que encarna – como quiroprácticos, diagnosticamos y corregimos la causa, en lugar de enmascarar los síntomas.

¿En qué se diferencia tratar a músicos de tratar a otras personas?

A menudo, lo que yo le digo a la gente que no entiende los detalles de las lesiones de los músicos, es que “se necesita ser uno para entenderlo”. Como músico, puede ser muy difícil explicarle a un médico o un fisioterapeuta o incluso otro quiropráctico la mecánica de tocar un instrumento. Pero cuando alguien entra en mi consulta y dice que toca la flauta, o la guitarra, o la tuba, o lo que sea, sé exactamente lo que el componente físico de tocar su instrumento implica. Esto es un primer paso muy importante.

En segundo lugar, no sólo  tienes que ser capaz de tener una buena comprensión de lo que tocar este instrumento implica, hay ver a la persona tocando. Incluso si alguien me dice que toca el violín (yo automáticamente pienso: “ok, por lo que se inclina su cabeza hacia la izquierda y tienen problemas en el hombro derecho, etc …”), a menudo me siento sorprendida al comprobar que después de años tocando se han han crispado a sí mismos,  ¡convirtiéndose en un pequeño pretzel mientras tocan!

Así, en la primera o segunda visita, todos mis músicos traen sus instrumentos y hacemos un análisis a fondo de su forma de tocar para ver qué es lo que están haciendo bien y mal. Podría ser que su postura esté contribuyendo a su lesión. O tal vez hay algo en el instrumento que podíamos cambiar; que sólo podría necesitar un ajuste menor.

Por ejemplo, tengo las manos muy pequeñas y resultaba difícil llegar a algunas de las llaves en mi clarinete – por lo que las había serrado y re-soldado en una dirección diferente para que pudiera llegar a ellas.

En tercer lugar, es importante reconocer que hay algunas razones muy comunes para las lesiones de rendimiento. Las más comunes son un cambio en el repertorio, un cambio en el instrumento (como una nueva boquilla o algo similar), un cambio en el tiempo de práctica o un concierto en los próximos días. Si podemos señalar qué es lo que el artista ha estado haciendo últimamente de manera diferente para contribuir a su lesión, esto ayuda enormemente.

Y, por último, y muy importante a tener en cuenta, sobre todo para los artistas independientes, es que no se puede simplemente decirles que tomen un relajante muscular, y unas cuantas semanas de descanso. Si estas personas tomaran un par de semanas de descanso, no tendrían un techo sobre su cabeza o comida en la mesa. Si bien es ocasionalmente absolutamente imprescindible que se tomen un descanso, la mayoría de las veces se toma un enfoque holístico para el tratamiento de artistas y cambiamos o arreglamos lo que podemos, dentro de las limitaciones obvias de conciertos actuales y próximos eventos.

¿Cuál es la lesión más común que ves en tu consulta?

En mi consulta, hay un empate por la lesión más común. La primera es la espalda / hombros / cuello – Asocio estas juntas porque esos términos pueden significar lo mismo para una gran cantidad de personas – a menudo alguien viene y dice que le duele el hombro y apunta su zona de dolor, pero para mí lo que está apuntando realmente es a la espalda, la parte superior o inferior del cuello. Ésto es a menudo una consecuencia de una mala postura o falta de ergonomía. Si podemos encontrar la manera de mejorar la postura general y la situación ergonómica entonces esto tiende a resolverse rápidamente.

Y la segunda lesión más común es el dolor de manos y brazos. No creerías cuántas personas vienen a mi consultorio con las manos y los dedos entumecidos y con hormigueo – que puede ser asustar mucho si eres tú el que lo experimenta – para descubrir que el problema no es en realidad sus manos y dedos al final, es un poco más arriba en el brazo y puede ser tratado con bastante facilidad una vez diagnosticado correctamente. O que llegan con el codo de tenista – ¡pero nunca han tocado una raqueta de tenis en su vida! En mi consulta, llamo al codo de tenista y al codo de golfista “codo del músico”, porque es una lesión por esfuerzo repetitivo. Es muy, muy común y sorprendentemente fácil de tratar.

¿Qué pueden hacer los músicos para evitar lesiones?

En primer lugar, ¡no ser un héroe! Simplemente, no hay razón para practicar durante horas sin interrupción. Siempre recuerda que debes tomar un pequeño descanso por cada 30 minutos que estás estudiando. En segundo lugar, no tocar a pesar del dolor. La señal del dolor está ahí para decirte que estás haciendo algo mal. Tocando con dolor no vas a llegar a ninguna parte – que no sea de más dolor y en peores condiciones en el camino. En tercer lugar, ser consciente de tu ergonomía. Si te sientas a tocar, ¿se adapta tu silla a tu cuerpo? En el ensayo, ¿tienes que esforzarte para ver tanto el atril como al director? ¿Colocas los brazos de manera poco natural con tal de sacar un sonido? Esto no está bien. Y, por último, buscar la ayuda de un profesional que no sólo te puede ayudar con las lesiones que te estás tratando actualmente, sino que también puede ayudar a evitar futuras lesiones y optimizar tu rendimiento general.

Puedes encontrar más información sobre la Dr. Sarah Mickeler y su práctica de la quiropráctica con sede en Toronto, concentrándose en las lesiones de los músicos en http://www.drsarah.ca

Hazte eco de los consejos de Sara, por favor, ¡presta atención a cualquier señales de dolor que tu cuerpo te esté enviando! Admitir que estás teniendo un problema físico no te hace menos músico – ¡¡significa que eres un músico muy inteligente con años de tocar por delante de usted!!

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!
banner
Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.
Introduce tu dirección de email:

Las lesiones más frecuentes en músicos

Hoy os traemos unas fichas informativas que pretenden resumir las lesiones más comunes que sufren los músicos. Como siempre decimos, nuestra intención es divulgar estos problemas para concienciar a los músicos de su existencia y prevención. Si crees que sufres alguna de ellas, acude a tu médico y no busques las soluciones en la red. Puedes encontrar esta información ampliada, y con más imágenes en nuestro ebook oficial.

Tendinitistendi

¿Qué es?

Los tendones son estructuras elásticas que unen músculos y huesos y se encuentran en las articulaciones. Cuando se produce una tendinitis, los tendones afectados se inflaman, produciendo un dolor punzante que suele aparecer cuando la zona se enfría.

 

¿Cuáles son las causas?

En el caso de los instrumentistas, la principal causa es la realización de movimientos repetitivos o la sobrecarga de la zona. Lo más usual entre músicos es que las tendinitis surjan en los dedos, muñeca, codo u hombro.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Para de tocar cuando sientas dolor.


 

Síndrome del túnel carpianocarp

¿Qué es?

El túnel carpiano es la zona por la que el nervio mediano pasa por la muñeca hacia los dedos. Si esta zona se inflama, es posible que provoque presión y atrapamiento del nervio, con el consiguiente dolor.

¿Cuáles son las causas?

En el caso de los músicos, el túnel carpiano se ve afectado por los movimientos repetitivos que se realizan con la muñeca al tocar o por mantener posturas de tensión por largos períodos de tiempo.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Vigila tu postura y no te tenses.


 

Ganglión

¿Qué es?

El ganglión es una protuberancia (generalmente en el dorso de la muñeca). Esta protuberancia se debe a que el líquido sinovial de la cápsula articular se ha salido.

¿Cuáles son las causas?

El ganglión se produce por realizar movimientos repetitivos de flexión/extensión o inclinación radial/cubital – como cuando saludamos- de la muñeca.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Es importante mantener los músculos flexores y extensores fuertes y flexibles.


 

Síndrome de atrapamiento del nervio cubital

¿Qué es?

Se trata de una neuropatía del nervio cubital, que es el nervio que va del cuello a la mano pasando por la cara interna del codo. El atrapamiento de este nervio por cualquier causa provoca un dolor “eléctrico” y cierto hormigueo en los dedos meñique y anular.

¿Cuáles son las causas?

Permanecer muchas horas con el brazo en una posición fija también puede provocar el pinzamiento. Si mantenemos el codo o la muñeca apoyados en alguna superficie dura, también nos puede provocar la compresión del nervio. También la inflamación de los músculos de la zona.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Evita sobrecargas y vigila tu postura.


 

Trastornos temporomandibulares

¿Qué es?

Son los problemas que afectan a las articulaciones y los músculos de la mandíbula. Cuando hablamos de estos trastornos, podemos referirnos a varias zonas: Cartílago, músculos de la mandíbula, cara y cuello, nervios o huesos.

¿Cuáles son las causas?

En los instrumentistas de viento, estos trastornos están relacionados con la embocadura; en los violinistas y violistas, con la sujeción del instrumento; en los cantantes, con las posiciones forzadas de la boca. La causa general de la aparición de estos trastornos en los músicos suele ser el sobreesfuerzo y la tensión.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Practica relajación.


 

Trastornos auditivos

¿Qué es?

Todos los problemas relacionados con la pérdida de audición, acúfenos (pitidos), vértigos, distorsión o intolerancia sonora.

¿Cuáles son las causas?

La exposición continua a decibelios por encima de lo corriente. Los músicos estamos expuestos a sonidos entre los 80 y los 110 dB, y el umbral de dolor se encuentra en los 120dB. El nivel máximo recomendado en el entorno laboral es de 85dB.

¿Cómo prevenir?

Usar las protecciones adecuadas: tapones y pantallas.


 

Síndrome de Satchmo

¿Qué es?

Es una patología que consiste en la elongación o rotura del músculo orbicular de la boca. En ocasiones, se producen microroturas del músculo que pueden pasar desapercibidas. Es la consecuencia de un labio cansado en extremo.

¿Cuáles son las causas?

Este síndrome es propio de los instrumentistas de viento metal y está directamente relacionado con el uso de la boquilla. Las causa es el agotamiento de este músculo, que comienza a sufrir microroturas.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Evita sobrecargas y no sigas tocando si sientes dolor.


 

Distonía focal

¿Qué es?

La distonía focal es una enfermedad neurológica. Esta enfermedad provoca contracciones y movimientos involuntarios de un grupo de músculos concreto.

¿Cuáles son las causas?

Las causas de la distonía focal no se conocen al 100%, pero se piensan que son ambientales y laborales, ya que la distonía focal suele aparecer en personas que realizan movimientos de alta precisión.

¿Cómo prevenir?

Realiza calentamientos y estiramientos. Respeta los tiempos de descanso. Evita los movimientos repetitivos y varía tus rutinas de estudio.

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!
Si te gustan nuestros post, ya puedes leer los mejores, con información ampliada y nuevas imágenes en nuestro ebook, ¡ya a la venta!
Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.
Introduce tu dirección de email: