La evolución de la voz de Luis Miguel

He disfrutado siempre con la calidad vocal de Luis Miguel, de técnica y expresividad supremas y únicas. Por mi trabajo, he escuchado, y sigo escuchando a diario, muchos tipos de voces de todas las edades y estilos. Me encantaría compartir con vosotros un pequeño análisis de la evolución de la voz de Luis Miguel desde su infancia hasta la voz adulta. Es un claro ejemplo de que es posible trabajar las voces de una manera segura y que los niños pueden tener un desarrollo musical y profesional a largo plazo siempre que se tenga una buena guía y se respeten las características vocales de la persona en cada una de estas etapas.

El primer vídeo que comentaré es el de su debut en 1981 cantando La Malagueña. Está claro que la música estuvo presente en su entorno desde su más tierna infancia y recibió los estímulos del entorno que le permitieron desarrollar una imaginación sonora interna rica. A la par, potenció sus ganas por cantar. En la segunda infancia, que es el vídeo que vamos a ver:
desarrolló plenamente su "voz blanca". En esta canción está claro que se respetó la tesitura aguda que le era cómoda y que es lo conveniente en esta fase vocal que le permitió cantar con gran soltura y expresividad.

Destacable que hay zonas en las que las partes con más texto rondan la zona de mi a la 3 (índice acústico franco-belga), que le permite una dicción natural y eficiente. Se alcanza en arpegio lento ascendente un re 5, un re sobreagudo con total solvencia y, como voz blanca que es, es normal que los niños puedan alcanzar las tesituras de una soprano si se trabajan correctamente. 

Me llama especialmente la atención lo interiozada que tiene la posición de la boca, (observen la apertura clara y sin titubear en la nota aludida anteriormente), configuración tanto para hacer las notas agudas y sobreagudas, como para mantener las notas largas, lo cual evindencia un correctísimo control de la columna de aire. 

Está claro que ya se vislumbraba una calidad vocal excepcional, de naturaleza ha sido dotado de un instrumento privilegiado, aunque sin el trabajo que ha realizado a lo largo de toda su trayectoria con respecto a la adquisición de una adecuada técnica vocal, no se hubiera podido materializar con tanta excelencia.

En el siguiente vídeo escuchamos a un Luis Miguel adolescente cantando Cucurrucucú Paloma. 
Este vídeo es un claro ejemplo de lo que les sucede a las voces masculinas durante la adolescencia, época en la que la voz muda o cambia como consecuencia del desarrollo físico de los niños, vinculado al desarrollado hormonal. Está estudiado y comprobado científicamente que la muda vocal masculina se produce en seis fases consecutivas en las que la tesitura vocal va descendiendo progresivamente. 

En el vídeo se observa que está casi acabando su muda. La tesitura del inicio de la canción está entre el sol 2 y el do 3. Lo que es sorprendente es que mantenga la tesitura aguda hasta un la 3 con perfecta soltura. Las pequeñas inflexiones que se observan en la voz son fruto de que la misma no está totalmente madura por razones físicas y que la técnica que adquirió en su segunda infancia le permitió poder cantar en este periodo de "inestabilidad vocal" por definición. Hecho que demuestra que la adquisición de una buena técnica en la segunda infancia, que es periodo, por contra, de estabilidad de la voz, favorece una transición vocal mucho más fluida en los cantores. Ya se aprecia que se convertirá en una voz aguda de hombre, lo que en clasificación de tipologías vocales se conoce como "de tenor", tal cual lo es.

En el clip oficial de la canción "La incondicional":
Luis Miguel ya ha culminado su cambio de voz y tiene toda las cualidades de una voz adulta, tanto en cuestión de timbre como de tesitura y extesión vocal. En esta canción alcanza un do 4 "de pecho" tenido y un re 4 como adorno al final de la canción. Su voz posee un empaque y una firmeza que sin el trabajo de los años previos sería impensable en un joven de su edad. Su color es luminoso, claro, de "lírico ligero", porque en la parte centro-grave de su voz tiene mucho cuerpo (mucha riqueza armónica). 

No ha perdido, por tanto, la técnica vocal adquirida durante su muda vocal, sino que la ha potenciado y le ha permitido desarrorla. Como profesora de canto siempre destaco la importancia de trabajar la "voz mixta" que es la configuración del esquema corporal vocal que permite cantar con soltura toda la extensión la extensión vocal con un timbre homogéneo, como es el caso de Luis Miguel, muy afianzado, muy equilibrado.

En el siguiente vídeo, en 2012, en Viña del Mar:
Luis Miguel muestra una madurez técnica que le permite estar cantando cerca de dos horas sin muestra de fatiga vocal. Con los años se gana en potencia, en proyección y esto lo podemos observar porque cuando canta las notas más agudas se aleja sobremanera el micrófono para no saturarlo. Seguramente cantará con la ganancia muy baja siempre. Cuando las voces llegan a este nivel la proyección, que no tiene nada que ver con "gritar", sino con potenciar unos armónicos específicos para que la voz "corra" a través del escenario, tenga el máximo de volumen -si así se desea- con el mínimo esfuerzo, sin dañar el instrumento. Es una voz madura porque es mucho más rica en resonancias pectorales y al mismo tiempo conserva su agilidad, su extensión... Su amplísimo dominio escénico, por la acumulación reflexiva de horas sobre las tablas, es patente en este vídeo, ejemplo de gran "presencia y carisma" como pocos artistas tienen.

Personalmente, me maravilla su trayectoria, siempre ascendente, siempre escalonada, sin prisa, interpretando en cada momento aquello que podía hacer con profesionalidad máxima, respetando su voz de manera que el repertorio siempre se adaptó a él y no a la inversa, hecho esencial para desarrollar una carrera musical larga y que preserve la voz, como es el caso. Luis Miguel ya apuntaba maneras en su infancia por calidad vocal de natura, por capacidad de transmitir emociones con la voz y su evolución ha potenciado su personalidad vocal y artística al máximo posible. Esto debería hacer reflexionar al universo de la pedagogía vocal sobre la necesidad de respetar, y, por ende, nunca inhibir, aquello que es propio en cada intérprete.

La evolución de la voz de Luis Miguel

He disfrutado siempre con la calidad vocal de Luis Miguel, de técnica y expresividad supremas y únicas. Por mi trabajo, he escuchado, y sigo escuchando a diario, muchos tipos de voces de todas las edades y estilos. Me encantaría compartir con vosotros un pequeño análisis de la evolución de la voz de Luis Miguel desde su infancia hasta la voz adulta. Es un claro ejemplo de que es posible trabajar las voces de una manera segura y que los niños pueden tener un desarrollo musical y profesional a largo plazo siempre que se tenga una buena guía y se respeten las características vocales de la persona en cada una de estas etapas.

El primer vídeo que comentaré es el de su debut en 1981 cantando La Malagueña. Está claro que la música estuvo presente en su entorno desde su más tierna infancia y recibió los estímulos del entorno que le permitieron desarrollar una imaginación sonora interna rica. A la par, potenció sus ganas por cantar. En la segunda infancia, que es el vídeo que vamos a ver:
desarrolló plenamente su "voz blanca". En esta canción está claro que se respetó la tesitura aguda que le era cómoda y que es lo conveniente en esta fase vocal que le permitió cantar con gran soltura y expresividad.

Destacable que hay zonas en las que las partes con más texto rondan la zona de mi a la 3 (índice acústico franco-belga), que le permite una dicción natural y eficiente. Se alcanza en arpegio lento ascendente un re 5, un re sobreagudo con total solvencia y, como voz blanca que es, es normal que los niños puedan alcanzar las tesituras de una soprano si se trabajan correctamente. 

Me llama especialmente la atención lo interiozada que tiene la posición de la boca, (observen la apertura clara y sin titubear en la nota aludida anteriormente), configuración tanto para hacer las notas agudas y sobreagudas, como para mantener las notas largas, lo cual evindencia un correctísimo control de la columna de aire. 

Está claro que ya se vislumbraba una calidad vocal excepcional, de naturaleza ha sido dotado de un instrumento privilegiado, aunque sin el trabajo que ha realizado a lo largo de toda su trayectoria con respecto a la adquisición de una adecuada técnica vocal, no se hubiera podido materializar con tanta excelencia.

En el siguiente vídeo escuchamos a un Luis Miguel adolescente cantando Cucurrucucú Paloma. 
Este vídeo es un claro ejemplo de lo que les sucede a las voces masculinas durante la adolescencia, época en la que la voz muda o cambia como consecuencia del desarrollo físico de los niños, vinculado al desarrollado hormonal. Está estudiado y comprobado científicamente que la muda vocal masculina se produce en seis fases consecutivas en las que la tesitura vocal va descendiendo progresivamente. 

En el vídeo se observa que está casi acabando su muda. La tesitura del inicio de la canción está entre el sol 2 y el do 3. Lo que es sorprendente es que mantenga la tesitura aguda hasta un la 3 con perfecta soltura. Las pequeñas inflexiones que se observan en la voz son fruto de que la misma no está totalmente madura por razones físicas y que la técnica que adquirió en su segunda infancia le permitió poder cantar en este periodo de "inestabilidad vocal" por definición. Hecho que demuestra que la adquisición de una buena técnica en la segunda infancia, que es periodo, por contra, de estabilidad de la voz, favorece una transición vocal mucho más fluida en los cantores. Ya se aprecia que se convertirá en una voz aguda de hombre, lo que en clasificación de tipologías vocales se conoce como "de tenor", tal cual lo es.

En el clip oficial de la canción "La incondicional":
Luis Miguel ya ha culminado su cambio de voz y tiene toda las cualidades de una voz adulta, tanto en cuestión de timbre como de tesitura y extesión vocal. En esta canción alcanza un do 4 "de pecho" tenido y un re 4 como adorno al final de la canción. Su voz posee un empaque y una firmeza que sin el trabajo de los años previos sería impensable en un joven de su edad. Su color es luminoso, claro, de "lírico ligero", porque en la parte centro-grave de su voz tiene mucho cuerpo (mucha riqueza armónica). 

No ha perdido, por tanto, la técnica vocal adquirida durante su muda vocal, sino que la ha potenciado y le ha permitido desarrorla. Como profesora de canto siempre destaco la importancia de trabajar la "voz mixta" que es la configuración del esquema corporal vocal que permite cantar con soltura toda la extensión la extensión vocal con un timbre homogéneo, como es el caso de Luis Miguel, muy afianzado, muy equilibrado.

En el siguiente vídeo, en 2012, en Viña del Mar:
Luis Miguel muestra una madurez técnica que le permite estar cantando cerca de dos horas sin muestra de fatiga vocal. Con los años se gana en potencia, en proyección y esto lo podemos observar porque cuando canta las notas más agudas se aleja sobremanera el micrófono para no saturarlo. Seguramente cantará con la ganancia muy baja siempre. Cuando las voces llegan a este nivel la proyección, que no tiene nada que ver con "gritar", sino con potenciar unos armónicos específicos para que la voz "corra" a través del escenario, tenga el máximo de volumen -si así se desea- con el mínimo esfuerzo, sin dañar el instrumento. Es una voz madura porque es mucho más rica en resonancias pectorales y al mismo tiempo conserva su agilidad, su extensión... Su amplísimo dominio escénico, por la acumulación reflexiva de horas sobre las tablas, es patente en este vídeo, ejemplo de gran "presencia y carisma" como pocos artistas tienen.

Personalmente, me maravilla su trayectoria, siempre ascendente, siempre escalonada, sin prisa, interpretando en cada momento aquello que podía hacer con profesionalidad máxima, respetando su voz de manera que el repertorio siempre se adaptó a él y no a la inversa, hecho esencial para desarrollar una carrera musical larga y que preserve la voz, como es el caso. Luis Miguel ya apuntaba maneras en su infancia por calidad vocal de natura, por capacidad de transmitir emociones con la voz y su evolución ha potenciado su personalidad vocal y artística al máximo posible. Esto debería hacer reflexionar al universo de la pedagogía vocal sobre la necesidad de respetar, y, por ende, nunca inhibir, aquello que es propio en cada intérprete.

Grandes oradores: Francisco Alcaide, el éxito es tener vocación de servicio

Hoy continuamos nuestra serie de Grandes Oradores con:

Francisco Alcaide Hernández (@falcaide) es conferenciante, formador y escritor en temas de management y desarrollo personal. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, licenciado en Derecho, Máster en Banca y Finanzas y Doctor cum laude en Organización de Empresas. 

Autor, sólo o en colaboración de ocho libros, entre ellos el bestseller Aprendiendo de los mejores (Alienta), ya en su 10ª edición, más de 20.000 ejemplares vendidos y único libro de un autor español entre los 25 mejores libros de negocios y desarrollo personal a nivel internacional junto a Daniel Goleman, Robert Kiyosaki, Warren Buffett o Jack Welch, entre otros. Su último libro publicado es Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición), nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014.

¿Cuál es el origen de tu vocación por dictar conferencias?
Es la consecuencia natural al conocimiento y experiencia acumulados en torno al mundo del management y el desarrollo personal. Cuando te dedicas intensamente a una actividad, también tienes la necesidad de dar tu propia versión sobre aquello que consideras importante y utilizas los canales disponibles: libros, artículos, posts, clases y también conferencias.

¿Qué impacto cree que tiene en las personas un buen mensaje?
Un buen mensaje puede tener un impacto alto en la audiencia, pero lo importante es cambiar comportamientos (hábitos) y para ello hay que trabajar duro. Las conferencias sirven para inspirar, remover y movilizar, pero cualquier cambio es un proceso que hay que sufrir con disciplina, paciencia y actitud positiva.

¿Qué valor otorgas al desarrollo de la capacidad de hablar en público?
Muy importante. De hecho en mi libro Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edic.) hay un capítulo dedicado en específico en este tema, y allí contamos que hay estudios que demuestran que cuanto más habla una persona en público, su nivel de ingresos tiende a comunicar. 

En el mundo que viene, qué crees que tendrá más importancia a la hora de comunicar.
Comunicar siempre ha sido importante, pero en un mundo más competitivo adquiere todavía más relevancia. Hoy día recibimos más impactos y de manera más recurrente, con lo que la capacidad de captar la atención, en primer lugar, y de impactar, en segundo lugar, son claves. Lee Iacocca, presidente de Chrysler (1978–1992) decía: “Puedes tener ideas brillantes, pero si no logras comunicar, no te llevarán a ninguna parte”. Avanzar en la vida tiene mucho que ver con nuestra capacidad de persuadir, influir y convencer. Hace poco escribía sobre este tema en: La comunicación es la base del liderazgo.

¿Escribes como hablas? ¿Hablas como escribes?
Diría que más bien hablo como escribo, porque mi relación con la escritura es muy anterior a la de comunicar en público y hay una forma parecida de trasladar los mensajes a la audiencia, que intento que sea siempre sencilla, estructurada, clara y breve.

¿Cómo preparas las conferencias?
Lo primero de todo es saber quién es la audiencia. El protagonista en un evento no es el ponente sino el oyente. Los americanos dicen: no pain, no gain. Cuando alguien va a una conferencia, acude porque le duele algo (pain) y busca una solución (gain) a ese problema. Nuestra misión es identificar el dolor y darles una solución. Para ello tienes que saber por qué están ahí: necesidades, inquietudes, problemas o dificultades. El éxito siempre –y también en las conferencias– consiste en tener vocación de servicio, en querer ayudar. A la hora de preparar una conferencia siempre hay que hacerse esta pregunta: ¿Qué puedo hacer yo por la audiencia para que les vaya mejor en su vida? A partir de ahí puedes elegir las ideas claves (contenido) y vestirlas adecuadamente (diseño) para exponerlas.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
Nada especialmente. Los cuidados normales sin excesos.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Quizás una voz más pausada, lentificando, recalcando más las ideas y los mensajes, y manejando mejor los silencios y las pausas.

¿Qué hace a un buen orador?
Cualquier conferencia se basa en tres patas y eso es lo que cuida un buen orador: Contenido, Diseño y Exposición. 
1) Contenido: tienes que saber mucho sobre lo tuyo. La pasión por tu tema es importante y nunca dejar de aprender si quieres aportar valor en tu disciplina.
2) Diseño: cómo das forma a todo eso que sabes. Es el empaquetado del contenido, cómo vas a presentar el contenido.
3) Exposición: naturalidad, humildad, entusiasmo, sencillez, claridad o brevedad, son algunos puntos clave.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la oratoria?
Que la buena oratoria no se improvisa. El éxito ama la preparación. Detrás de una habilidad solvente para hablar en público hay mucha reciedumbre. El éxito en cualquier campo es la suma de 3 cosas:
  1. Estudio: que lean libros sobre la materia y vean vídeos de otros ponentes y los analicen.
  2. Práctica: a hablar en público se aprende hablando en público. Que aprovechen o promuevan cualquier ocasión para hacerlo.
  3. Feedback: cualquier proceso de mejora no es una línea recta. Hay que tener una mirada crítica siempre para crecer.

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas charlas?
En mis páginas web:

Y también en mi cuenta twitter y mi página facebook.

Grandes oradores: Francisco Alcaide, el éxito es tener vocación de servicio

Hoy continuamos nuestra serie de Grandes Oradores con:

Francisco Alcaide Hernández (@falcaide) es conferenciante, formador y escritor en temas de management y desarrollo personal. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, licenciado en Derecho, Máster en Banca y Finanzas y Doctor cum laude en Organización de Empresas. 

Autor, sólo o en colaboración de ocho libros, entre ellos el bestseller Aprendiendo de los mejores (Alienta), ya en su 10ª edición, más de 20.000 ejemplares vendidos y único libro de un autor español entre los 25 mejores libros de negocios y desarrollo personal a nivel internacional junto a Daniel Goleman, Robert Kiyosaki, Warren Buffett o Jack Welch, entre otros. Su último libro publicado es Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición), nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014.

¿Cuál es el origen de tu vocación por dictar conferencias?
Es la consecuencia natural al conocimiento y experiencia acumulados en torno al mundo del management y el desarrollo personal. Cuando te dedicas intensamente a una actividad, también tienes la necesidad de dar tu propia versión sobre aquello que consideras importante y utilizas los canales disponibles: libros, artículos, posts, clases y también conferencias.

¿Qué impacto cree que tiene en las personas un buen mensaje?
Un buen mensaje puede tener un impacto alto en la audiencia, pero lo importante es cambiar comportamientos (hábitos) y para ello hay que trabajar duro. Las conferencias sirven para inspirar, remover y movilizar, pero cualquier cambio es un proceso que hay que sufrir con disciplina, paciencia y actitud positiva.

¿Qué valor otorgas al desarrollo de la capacidad de hablar en público?
Muy importante. De hecho en mi libro Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edic.) hay un capítulo dedicado en específico en este tema, y allí contamos que hay estudios que demuestran que cuanto más habla una persona en público, su nivel de ingresos tiende a comunicar. 
En el mundo que viene, qué crees que tendrá más importancia a la hora de comunicar.
Comunicar siempre ha sido importante, pero en un mundo más competitivo adquiere todavía más relevancia. Hoy día recibimos más impactos y de manera más recurrente, con lo que la capacidad de captar la atención, en primer lugar, y de impactar, en segundo lugar, son claves. Lee Iacocca, presidente de Chrysler (1978–1992) decía: “Puedes tener ideas brillantes, pero si no logras comunicar, no te llevarán a ninguna parte”. Avanzar en la vida tiene mucho que ver con nuestra capacidad de persuadir, influir y convencer. Hace poco escribía sobre este tema en: La comunicación es la base del liderazgo.

¿Escribes como hablas? ¿Hablas como escribes?
Diría que más bien hablo como escribo, porque mi relación con la escritura es muy anterior a la de comunicar en público y hay una forma parecida de trasladar los mensajes a la audiencia, que intento que sea siempre sencilla, estructurada, clara y breve.

¿Cómo preparas las conferencias?
Lo primero de todo es saber quién es la audiencia. El protagonista en un evento no es el ponente sino el oyente. Los americanos dicen: no pain, no gain. Cuando alguien va a una conferencia, acude porque le duele algo (pain) y busca una solución (gain) a ese problema. Nuestra misión es identificar el dolor y darles una solución. Para ello tienes que saber por qué están ahí: necesidades, inquietudes, problemas o dificultades. El éxito siempre –y también en las conferencias– consiste en tener vocación de servicio, en querer ayudar. A la hora de preparar una conferencia siempre hay que hacerse esta pregunta: ¿Qué puedo hacer yo por la audiencia para que les vaya mejor en su vida? A partir de ahí puedes elegir las ideas claves (contenido) y vestirlas adecuadamente (diseño) para exponerlas.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
Nada especialmente. Los cuidados normales sin excesos.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Quizás una voz más pausada, lentificando, recalcando más las ideas y los mensajes, y manejando mejor los silencios y las pausas.

¿Qué hace a un buen orador?
Cualquier conferencia se basa en tres patas y eso es lo que cuida un buen orador: Contenido, Diseño y Exposición. 
1) Contenido: tienes que saber mucho sobre lo tuyo. La pasión por tu tema es importante y nunca dejar de aprender si quieres aportar valor en tu disciplina.
2) Diseño: cómo das forma a todo eso que sabes. Es el empaquetado del contenido, cómo vas a presentar el contenido.
3) Exposición: naturalidad, humildad, entusiasmo, sencillez, claridad o brevedad, son algunos puntos clave.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la oratoria?
Que la buena oratoria no se improvisa. El éxito ama la preparación. Detrás de una habilidad solvente para hablar en público hay mucha reciedumbre. El éxito en cualquier campo es la suma de 3 cosas:
  1. Estudio: que lean libros sobre la materia y vean vídeos de otros ponentes y los analicen.
  2. Práctica: a hablar en público se aprende hablando en público. Que aprovechen o promuevan cualquier ocasión para hacerlo.
  3. Feedback: cualquier proceso de mejora no es una línea recta. Hay que tener una mirada crítica siempre para crecer.

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas charlas?
En mis páginas web:

Y también en mi cuenta twitter y mi página facebook.

Me duele cuando toco – (Pero por favor, no me digas que descanse)

En este post hemos traducido la entrevista de Linda Dessau a la doctora Sarah Mickeler (B.Mus., DC Dr.). Mickeler es una ex músico profesional y una quiropráctica que se concentra en el tratamiento de las lesiones de músicos.

Si quieres aprender más sobre lesiones y ejercicios para músicos te recomendamos que leas estos libros

También podéis leer nuestra reseña sobre este otro interesante libro que habla sobre el cuerpo del músico.

Traducido de la publicación Enzine Articles
Enlace al original: http://ezinearticles.com/?Musicians-Injuries:-OUCH,-It-Hurts-When-I-Play-(But-Please-Dont-Tell-Me-To-Stop!)&id=23252
Fecha: 24 Marzo 2005
Título original: Musicians Injuries: OUCH, It Hurts When I Play (But Please Don’t Tell Me To Stop!)

¿Por qué te especializaste en músicos?

Tengo una conexión muy personal con las lesiones del músico. Yo era músico, clarinetista, y fue durante mi licenciatura cuando empecé a tener todo tipo de problemas por estudiar demasiado y con una mala postura. Por desgracia, me dijeron, como a muchos otros, que tenía que aprender a tocar a pesar del dolor y ¡que tal vez conseguiría mejorar! Por supuesto, no lo hice, y con el tiempo esto me condujo a la desaparición de mi carrera como clarinetista, porque ya era totalmente incapaz de levantar mi instrumento. Por lo tanto, decidí elegir una nueva carrera con la que ayudaría a otros músicos – y con suerte, ayudarles a no llegar al punto en el que yo estaba. La Quiropráctica me atrajo por el paradigma de atención médica que encarna – como quiroprácticos, diagnosticamos y corregimos la causa, en lugar de enmascarar los síntomas.

¿En qué se diferencia tratar a músicos de tratar a otras personas?

A menudo, lo que yo le digo a la gente que no entiende los detalles de las lesiones de los músicos, es que “se necesita ser uno para entenderlo”. Como músico, puede ser muy difícil explicarle a un médico o un fisioterapeuta o incluso otro quiropráctico la mecánica de tocar un instrumento. Pero cuando alguien entra en mi consulta y dice que toca la flauta, o la guitarra, o la tuba, o lo que sea, sé exactamente lo que el componente físico de tocar su instrumento implica. Esto es un primer paso muy importante.

En segundo lugar, no sólo  tienes que ser capaz de tener una buena comprensión de lo que tocar este instrumento implica, hay ver a la persona tocando. Incluso si alguien me dice que toca el violín (yo automáticamente pienso: “ok, por lo que se inclina su cabeza hacia la izquierda y tienen problemas en el hombro derecho, etc …”), a menudo me siento sorprendida al comprobar que después de años tocando se han han crispado a sí mismos,  ¡convirtiéndose en un pequeño pretzel mientras tocan!

Así, en la primera o segunda visita, todos mis músicos traen sus instrumentos y hacemos un análisis a fondo de su forma de tocar para ver qué es lo que están haciendo bien y mal. Podría ser que su postura esté contribuyendo a su lesión. O tal vez hay algo en el instrumento que podíamos cambiar; que sólo podría necesitar un ajuste menor.

Por ejemplo, tengo las manos muy pequeñas y resultaba difícil llegar a algunas de las llaves en mi clarinete – por lo que las había serrado y re-soldado en una dirección diferente para que pudiera llegar a ellas.

En tercer lugar, es importante reconocer que hay algunas razones muy comunes para las lesiones de rendimiento. Las más comunes son un cambio en el repertorio, un cambio en el instrumento (como una nueva boquilla o algo similar), un cambio en el tiempo de práctica o un concierto en los próximos días. Si podemos señalar qué es lo que el artista ha estado haciendo últimamente de manera diferente para contribuir a su lesión, esto ayuda enormemente.

Y, por último, y muy importante a tener en cuenta, sobre todo para los artistas independientes, es que no se puede simplemente decirles que tomen un relajante muscular, y unas cuantas semanas de descanso. Si estas personas tomaran un par de semanas de descanso, no tendrían un techo sobre su cabeza o comida en la mesa. Si bien es ocasionalmente absolutamente imprescindible que se tomen un descanso, la mayoría de las veces se toma un enfoque holístico para el tratamiento de artistas y cambiamos o arreglamos lo que podemos, dentro de las limitaciones obvias de conciertos actuales y próximos eventos.

¿Cuál es la lesión más común que ves en tu consulta?

En mi consulta, hay un empate por la lesión más común. La primera es la espalda / hombros / cuello – Asocio estas juntas porque esos términos pueden significar lo mismo para una gran cantidad de personas – a menudo alguien viene y dice que le duele el hombro y apunta su zona de dolor, pero para mí lo que está apuntando realmente es a la espalda, la parte superior o inferior del cuello. Ésto es a menudo una consecuencia de una mala postura o falta de ergonomía. Si podemos encontrar la manera de mejorar la postura general y la situación ergonómica entonces esto tiende a resolverse rápidamente.

Y la segunda lesión más común es el dolor de manos y brazos. No creerías cuántas personas vienen a mi consultorio con las manos y los dedos entumecidos y con hormigueo – que puede ser asustar mucho si eres tú el que lo experimenta – para descubrir que el problema no es en realidad sus manos y dedos al final, es un poco más arriba en el brazo y puede ser tratado con bastante facilidad una vez diagnosticado correctamente. O que llegan con el codo de tenista – ¡pero nunca han tocado una raqueta de tenis en su vida! En mi consulta, llamo al codo de tenista y al codo de golfista “codo del músico”, porque es una lesión por esfuerzo repetitivo. Es muy, muy común y sorprendentemente fácil de tratar.

¿Qué pueden hacer los músicos para evitar lesiones?

En primer lugar, ¡no ser un héroe! Simplemente, no hay razón para practicar durante horas sin interrupción. Siempre recuerda que debes tomar un pequeño descanso por cada 30 minutos que estás estudiando. En segundo lugar, no tocar a pesar del dolor. La señal del dolor está ahí para decirte que estás haciendo algo mal. Tocando con dolor no vas a llegar a ninguna parte – que no sea de más dolor y en peores condiciones en el camino. En tercer lugar, ser consciente de tu ergonomía. Si te sientas a tocar, ¿se adapta tu silla a tu cuerpo? En el ensayo, ¿tienes que esforzarte para ver tanto el atril como al director? ¿Colocas los brazos de manera poco natural con tal de sacar un sonido? Esto no está bien. Y, por último, buscar la ayuda de un profesional que no sólo te puede ayudar con las lesiones que te estás tratando actualmente, sino que también puede ayudar a evitar futuras lesiones y optimizar tu rendimiento general.

Puedes encontrar más información sobre la Dr. Sarah Mickeler y su práctica de la quiropráctica con sede en Toronto, concentrándose en las lesiones de los músicos en http://www.drsarah.ca

Hazte eco de los consejos de Sara, por favor, ¡presta atención a cualquier señales de dolor que tu cuerpo te esté enviando! Admitir que estás teniendo un problema físico no te hace menos músico – ¡¡significa que eres un músico muy inteligente con años de tocar por delante de usted!!

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!
banner
Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.
Introduce tu dirección de email: