Estiramiento para músicos con pinzamiento del nervio cubital

El pinzamiento del nervio cubital es una afección que sufren muchos músicos a lo largo de su carrera. Desde pianistas, violinistas, guitarristas… es una de las lesiones más frecuentes.

Un poco sobre el síndrome de atrapamiento del nervio cubital

El nervio cubital es aquel que pasa por todo el brazo, del cuello a la mano pasando por la cara interior del codo. Cuando este nervio se ve afectado, el primer síntoma suele ser un dolor “eléctrico”, y hormigueo en los dedos meñique y anular.

[Imagen protegida por derechos de autor]

Normalmente, este nervio puede pinzarse en varias zonas. Lo más normal es que sea en el codo, debido a la anatomía de la zona. Sin embargo, también puede pinzarse en la muñeca o el hombro. El canal por el que el nervio cubital atraviesa el codo es muy estrecho y está compuesto por hueso y ligamento, y el sobreuso o mal uso de esta zona será lo que pueda provocar el pinzamiento.

Permanecer muchas horas con el brazo en una posición fija también puede provocar el pinzamiento. Por ejemplo, si mantenemos el codo o la muñeca apoyados en alguna superficie dura.

El ejercicio

El ejercicio que voy a compartir con vosotros me lo ha enseñado una buena amiga. Es violista y sufre esta lesión desde hace tiempo, y este ejercicio le ha sido recomendado por su fisioterapeuta.

El ejercicio es muy sencillo:

  • Forma un círculo con el pulgar y el índice de cada mano.
  • Levanta el codo y gira la mano poco a poco
  • Acerca la mano con la palma mirando hacia tu cara, de manera que el círculo que has hecho con índice y pulgar quede sobre tu ojo.
  • La postura final quedará como la imagen. Como ves, seguro que has hecho este juego de “ponerte unas gafas” cuando eras más pequeño.

Recomendaciones

Cuando realices el ejercicio, no fuerces el movimiento. Realízalo poco a poco, y llega hasta donde puedas. No es necesario alcanzar la postura final. Lo importante es que sientas que los músculos de la zona se están estirando.

Como siempre recomendamos, realizar ejercicio diario es esencial. Calentar antes de tocar, estirar después, practicar deporte y mantener fuerte la musculatura. Nuestra principal recomendación es que acudas al médico rehabilitador o al fisioterapeuta si piensas que estás sufriendo alguna lesión. Ellos te ayudarán en tu recuperación y tratamiento.

Otro modo de prevenir es vigilar siempre que tengamos una postura correcta y evitar tensionar los hombros o el cuello.

Espero que os sirva de ayuda a los que sufráis esta lesión.

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Estiramiento para músicos con pinzamiento del nervio cubital aparece primero en Gran Pausa.

9 formas de pensar y actuar que te ayudarán en tu carrera musical

Hoy traducimos este artículo de The Strad, con unos fantásticos consejos que no os podéis perder. Aprende a pensar y actuar como un músico de éxito.

Carole Talbot-Honeck estudió su Máster en la Universidad de Ottawa centrándose en los requisitos psicológicos para un rendimiento musical óptimo. Así describe una serie de actitudes deportivas, que pueden ser de igual valor para un músico.

1. El amor por tu profesión

Mi tutor en la tesis lo llamó simplemente “disfrute”. Los músicos tienen que saber que el amor por la música es lo que los hizo empezar en un principio, a veces necesitan recordar esto. En su mayoría, los músicos de élite cuentan que tras muchos años en una larga carrera, su amor por la música y el disfrute que reciben al tocar han crecido junto con su nivel de habilidad y experiencia. Así es como debe ser, pero a veces, los problemas físicos o mentales pueden conducir a una pérdida de disfrute. Es necesario abordarlos y rectificarlos para restablecer el equilibrio.

2. El compromiso

Una vez que una persona decide hacer de la música su carrera, debe comprometerse a desarrollar su pleno potencial y realizar la inversión de tiempo y energía que sea necesaria para lograr sus objetivos. Esto es perfeccionismo en el sentido más positivo de la palabra: la historia interminable de tomar un concierto por enésima vez y encontrar nuevas ideas o una nueva inspiración para hacer que suene emocionante o fresco.

3. Autoestima

Los músicos deben creer en la dignidad de su búsqueda y en su capacidad para lograrla. La autoestima es la segunda palabra más mal entendida o mal utilizada en el diccionario de aptitud mental (después de pensar positivamente). Prefiero la palabra alemana Selbstbewusstsein o auto-conciencia, y mantener que nunca se puede tener demasiado de ella. Como David Finckel escribe en su artículo (10 hábitos de músicos exitosos), sé tú mismo … La confianza en sí mismo crece de saber lo que puedes y lo que no puedes hacer y, por supuesto, de aceptarte a ti mismo como la persona que eres, sin querer dejar de aprender o mejorar.

Tal auto-conciencia no tiene nada que ver con ser arrogante o egoísta. Por el contrario, los músicos que confían en su propia capacidad dan fácilmente a otros (es decir, como profesores y/o mentores). Nunca sienten la necesidad de compararse a los demás. Un sano sentido de sí mismo debe ser de base amplia (diferentes roles, intereses, aficiones) y no supeditado a una actuación en particular. Mi frase mágica aquí es: “Yo soy lo que soy; ¡mucho más de lo que estoy haciendo ahora mismo!”

4. Objetivos idealistas y no materialistas

Los músicos tienen objetivos elevados. Sus aspiraciones se pueden dividir en tres categorías principales:

  • Auto-actualización y objetivos de desarrollo personal
  • Objetivos relacionados con la propia música (interpretar la música y hacer justicia al compositor)
  • Y finalmente, quieren comunicarse con la audiencia o expresarse a través de su música.

Cualquiera que sea la categoría (o categorías) que se aplique, las metas de rendimiento deben derivarse de estas expectativas si se quiere tener una vida de satisfacción.

Utilizo tres cualidades para describir lo que considero un rendimiento óptimo: creatividad, espontaneidad y flexibilidad. La creatividad es el proceso de tomar una pieza de música y hacerla tuya, de desarrollar una visión de lo que esta pieza significa para ti, lo que quieres expresar con ella. La espontaneidad es “creatividad del momento”, es inspiración o intuición y sólo es posible si se está bien preparado y se tiene confianza en sí mismo y en su preparación. Por último, la flexibilidad también está abierta a todo lo que viene “en el momento”, pero se relaciona más con las influencias externas (lo que mis colegas están haciendo, la sala, la acústica, la audiencia …)

5. Concentración

¡Nada de multi-tarea! El cerebro humano no está cableado para concentrarse en más de una cosa a la vez. Esto tiene implicaciones con respecto a la práctica eficiente y el estar concentrado. Irónicamente, la multi-tarea es una “habilidad” que no puede ser entrenada; Cuanto más lo haces, ¡peor funciona!

Central para la idea de autocontrol es la capacidad de concentrarse y concentrar la atención, evitando así las distracciones. Recientemente, en un seminario con estudiantes de la escuela de música, me sorprendió que la incapacidad para concentrarse había reemplazado al nerviosismo como su principal preocupación.

Algunos músicos prefieren auto-eliminar su autoestima por miedo a parecer arrogantes, pero estas dos expresiones no son opuestas. El altruismo es el objetivo principal en el que enfocarse durante una actuación, pero sólo una fuerte auto-concepción te permite olvidarte y concentrarte en la tarea que tienes entre manos.

6. Autocontrol

¡La fuerza de voluntad vuelve a estar de moda! Después de años de abandono, se considera de nuevo una habilidad muy importante. Evito llamarla un rasgo de carácter porque la investigación muestra que la gente puede ser muy organizada y/o disciplinada en algunos aspectos de sus vidas y notoriamente complaciente en otros. Por ejemplo, muchos estudiantes universitarios estrenados ​​que se preparan para los exámenes finales usan calcetines sucios (véase Baumeister y Tierney).

El hecho es que probablemente no tienen elección. Piensa en la fuerza de voluntad como una cantidad finita: no importa cuán diferentes o no relacionadas sean las demandas que te haces a ti mismo (concentración, paciencia, control de la conducta, etc), sólo tienes un frasco de fuerza de voluntad a tu disposición. Cuando el frasco está vacío, te has quedado sin él y sólo la reposición (nutrición, descanso) te permitirá abordar el siguiente desafío.

7. Perspectiva adecuada

Definir la perspectiva apropiada en unas pocas líneas cortas no es fácil. Perspectiva adecuada significa estar abierto; siempre buscando oportunidades para crecer. Significa mantener la vista más allá, no quedar atrapados en pequeños detalles.

Y ahí lo tienes, la actitud o habilidad mental más incomprendida y mal utilizada: pensar positivo. Los pensadores positivos pueden vivir hasta siete años y medio según un estudio longitudinal de miles de enfermeras suecas. No se enferman con tanta frecuencia y sanan más rápido cuando lo hacen. Todo esto no tiene nada que ver con ser irreal o engañarse. Significa acercarse a problemas y/o contratiempos en un estado de ánimo de búsqueda de soluciones. Significa asumir el control, lo que nos lleva al siguiente aspecto de la perspectiva apropiada: sentarse en el asiento del conductor.

Los músicos exitosos no quieren sentirse víctimas ni quieren ser vistos de esa manera por otros. Los retrocesos están ahí para ser analizados y comprendidos. Las soluciones pueden ser incorporadas en su plan de preparación. Lo que está más allá de su control pertenece a la categoría de “oh, qué diablos”, para relacionarse y reírse después.

Por último, mantener las cosas en perspectiva significa divertirse. Recuerda, se trata de amar la música y hacer música y estar agradecido de que puedes ganarte una buena vida haciendo lo que te gusta.

8. Salud y estado físico

Cuando los músicos preguntan por qué deben entrenar físicamente y cuidar su cuerpo, yo respondo,”¿Por qué no? Tú eres un ser humano también, ¿no?” Puedes leer todos los días sobre la necesidad de hacer algo por tu salud. Los músicos (en oposición a la mayoría de los atletas de élite) pertenecen a la gente afortunada que puede disfrutar de muchos años de hacer música, siempre y cuando su salud mental y física lo permitan. Además, tu cuerpo es tu instrumento. Si te tomas en serio su cuidado, si entrenas eficientemente y le das lo que necesita funcionar, estará ahí para ti. Ser capaz de confiar en tu instrumento es el factor más importante en el trato con el miedo escénico.

9. Análisis

Un conocido director solía decir: “Si eliges leer y creer las buenas críticas, ¡entonces debes creer también las maloa!” El feedback viene de muchas formas, y los músicos tienen que saber cómo lidiar con ello. Tienen que analizar su propio rendimiento (manteniendo una buena perspectiva), dar sentido a lo que otras personas están diciendo, incorporar cualquier cosa útil en su plan de preparación, y a continuación, olvidar esa actuación y poner sus miras en la siguiente.

 

La tesis de Carole Talbot-Honeck “he Essence of Excellence; Mental Skills of Top Classical Musicians” fue publicada en The Journal of Excellence, vol. 1 Nr. 1, mayo de 1998.

Ha impartido seminarios “Fit to Play” en la Academia de Audición VENIA, como parte del programa de audición de VENIA (incluyendo orquesta) y de preparación de actuaciones para instrumentistas y cantantes. VENIA cree que los músicos son personalidades individuales, capaces de alcanzar sus metas, y mejorar la presencia en el escenario y el desempeño combinando habilidades musicales, mentales y físicas.

Traducido de la publicación The Strad

Enlace al original: https://www.thestrad.com/9-ways-for-musicians-to-think-like-top-athletes/195.article

Autor: Carole Talbot-Honeck

Fecha: 20 Marzo 2017

Título original: 9 ways for musicians to think like top athletes

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada 9 formas de pensar y actuar que te ayudarán en tu carrera musical aparece primero en Gran Pausa.

6 prejuicios de los músicos hacia el deporte que no debes creer

El ejercicio físico es uno de los pilares de una vida sana. En el caso de los músicos, la influencia del ejercicio físico en su carrera va más allá, a pesar de los prejuicios de los músicos hacia el deporte. Hacer música es una actividad que se realiza a todos los niveles: cognoscitivo, afectivo, psicomotriz y social. Por tanto, el cuerpo es un instrumento más con el que hacemos música, y su cuidado debe ser atendido siempre.

Para un músico, practicar deporte traerá las siguientes ventajas:

  •  Despejarás la mente, al encontrar un nuevo campo (que no sea la música) en el que centrarte y mejorar
  • Desarrollarás tu coordinación, reflejos y capacidad de reacción, todas ellas condiciones indispensables para un buen funcionamiento motoro
  • Aprenderás a conocer tu cuerpo
  • Controlarás mejor tu respiración
  • Desarrollarás conciencia corporal
  • Practicarás una actividad social
  • Evitarás lesiones derivadas del sobreuso de tu cuerpo por la práctica musical

Sin embargo, aunque muchos músicos conocen las ventajas del deporte, aún son reacios a practicarlo. Existen muchas miedos y prejuicios de los músicos hacia el deporte que hacen que muchos descarten el ejercicio físico en sus vidas. ¡Vamos a desmontarlos!

Practicando cualquier deporte, corres el riesgo de lesionarte

No es que esto sea falso. Por supuesto, si practicas cualquier deporte, corres el riesgo de lesionarte. Sin embargo, ¿sabías que al tocar un instrumento también corres el riesgo de lesionarte?

Las lesiones que sobrevienen con el deporte suelen estar relacionadas con momentos puntuales: caídas, golpes, mala práctica, falta de calentamiento…etc. En cambio, las lesiones que sufrimos los músicos se derivan casi todas del sobreuso de un grupo de músculos y tendones concreto.

Los músicos nos lesionamos a base de realizar movimientos repetitivos y mantenidos en el tiempo. Por tanto, ¿no parece bastante lógico que corramos menos peligros de lesión cuando estos músculos se encuentran fortalecidos? Para que nuestro cuerpo funcione correctamente y nuestros músculos soporten mejor el estrés al que los sometemos, necesitamos un corazón y unos pulmones fuertes y vitalizados a través de la práctica de algún deporte.

Por supuesto, el deporte siempre entraña cierto riesgo de lesión. Para minimizar esto, debes:

  • Evitar los deportes de contacto, en los que los golpes y caídas sean habituales
  • Calentar correctamente antes de practicar cualquier ejercicio
  • Recurrir en la medida de lo posible a un profesor o entrenador que te indique si estás haciendo bien la actividad

Para practicar yoga, tienes que ser muy elástico, y además no es bueno, porque te lesionas las muñecas

Esta disciplina deportiva se ha convertido en una de las más practicadas y conocidas entre los músicos por sus aportes a nivel físico y mental. Sin embargo, muchos no se atreven a probarla debido a esta creencia: tus muñecas corren peligro.

Ningún músico quiere lesionarse las manos, quizás nuestra herramienta física más preciada. Es cierto que en la práctica de yoga se suelen sostener posturas durante unos minutos, en las que podemos sentir que estamos forzando las muñecas, ya que sostenemos cierto peso en ellas. ¿Cómo evitamos esto?

  • La correcta colocación de las manos es muy importante. En este sentido, debe ser un profesor profesional el que te guíe y corrija para que no te lastimes.
  • Como siempre, realizar un correcto calentamiento antes de practicar las posturas.
  • No forzar, si sientes cualquier dolor, deshaz la postura.

¿Los que practican yoga son muy elásticos? ¡No! El yoga es una práctica que se adapta a cualquier tipo de cuerpo y de forma física. Lo más importante, y cualquier profesor de yoga insistirá en ello, es que cada persona encuentre su equilibrio corporal en cada postura y trabaje sobre su nivel, nunca se debe forzar para hacer la postura “correctamente”.

Los deportes de raqueta son peligrosos

Los deportes como el tenis, el padel o el squash se encuentran siempre entre los menos recomendados. Es cierto que tienen algunas características que los hacen menos aptos para los músicos: no son simétricos en cuanto al trabajo del cuerpo y en ellos se realizan movimientos repetitivos.

Sin embargo, me parecen más recomendables que otros deportes con pelota o de equipo, como voleibol o baloncesto, en los que el hecho de trabajar continuamente con las manos nos expone mucho más a lesiones por accidente.

Sobre la práctica del tenis y sus beneficios, os dejo un enlace a un post que tradujimos recientemente (pincha aquí). En él, la violonchelista Maria Kliegel nos cuenta su experiencia como tenista aficionada, y nos da unos consejos para que practicar este tipo de deportes no sea un problema para un músico.

Hacer deporte me quita tiempo para estudiar

También ver la tele, tomarse unas cañas, ir al cine… “La vida” nos quita tiempo para estudiar. Sin embargo, el deporte nos aporta una serie de cualidades y nos refuerza otras. Con ello, más que una carga en nuestro horario es un plus, un añadido a nuestra carrera musical.

No lo visualices como una actividad de ocio. Piensa que es parte de tu aprendizaje y tu preparación como músico. Es parte de tu estudio diario. Al fin y al cabo, el cuerpo es el primer instrumento con el que contamos. Igual que le dedicas un ratito diario a las escalas (guiño, guiño), un poco de ejercicio debe formar parte de tu programa diario de trabajo.

Si no dispongo de mucho tiempo, no merece la pena hacer deporte

¿Cuánto tiempo crees que necesitas para practicar deporte? Hacer ejercicio no siempre tiene que consistir en ir dos horas a clase de pilates, o echar un partido durante media mañana de domingo.

Una de las actividades menos valoradas y que más beneficios básicos nos puede aportar es andar. Andar aumenta nuestra resistencia cardíaca, quema hasta 1.000 calorías más a la semana, beneficia a nuestras articulaciones e irriga los músculos. Y para practicar esta increíble actividad sólo necesitas 30 minutos al día. ¡Un paseo lo puede dar cualquiera!

El deporte es sólo para deportistas

El deporte no es una actividad exclusiva de aquellos que se dedican a ello de manera profesional o semi-profesional. Hoy en día, el deporte está al alcance de todos, y no entiende de edades, condición física, profesión, sexo…etc.

Como dicen en el blog Actívate de la Universidad de Córdoba No hay excusa ni mito hoy que nos impida movernos, de manera saludable, divertirnos, esforzarnos por alcanzar objetivos, motivarnos para llevar una dieta correcta, relacionarnos con otras personas con un interés común, y, por supuesto, educarnos en los grandes valores que el deporte, bien entendido, puede reportarnos a todos.”

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada 6 prejuicios de los músicos hacia el deporte que no debes creer aparece primero en Gran Pausa.

Deporte para músicos, ¿cómo conseguir ser constante?

Sí, todos lo sabemos. El deporte es bueno para el cuerpo y la mente. Y en especial para los músicos, que pasamos tantas horas en posturas relativamente estáticas. La vida sedentaria no le hace bien a nadie. Todo esto suena muy bien en la teoría, pero ¿y en la práctica? ¿Te cuesta sacar tiempo para el deporte? ¿Eres de los que va al gimnasio una semana sí y dos no? ¿Cómo conseguir ser constante?

Tocar es importante, pero tu cuerpo también lo es

¿Lo primero que te viene a la mente cuando te dicen que practiques deporte es: “tengo que estudiar/trabajar”? No eres el único. Los músicos tenemos la mayor parte del día ocupado. Hay que trabajar/ir a clase, sí. Pero también hay que practicar en casa. Y los pocos ratos que nos quedan libres, no siempre nos apetece dedicárselos al deporte.

Sin embargo, como buenos profesionales, tenemos que darle al deporte la importancia que se merece dentro de nuestra carrera. No lo visualices como una actividad de ocio. Piensa que es parte de tu carrera. Al fin y al cabo, el cuerpo es el primer instrumento con el que contamos. Igual que le dedicas un ratito diario a las escalas, un poco de ejercicio debe formar parte de tu programa diario de trabajo.

Probando deportes

No a todo el mundo le gusta salir a correr. Igual que no a todos nos apetecen los deportes de equipo. Puede que no te apetezca practicar deporte porque aún no has encontrado el que se amolde a ti.

Lo mejor que puedes hacer es investigar qué deportes te pueden interesar. Y por supuesto, ¡probarlos! Porque, quién sabe, puede que encuentres una segunda pasión -la música siempre primero ;).

Los 5 mejores deportes para el músico

Rutina

Si hay algo que nos ayuda a mantener la constancia es establecer una rutina. Márcate los días e incluso horas en los que quieres hacer deporte. Si sigues esta rutina, hacer deporte será vestirse por las mañanas, un elemento más de tu día a día.

Una vez que le tomes el gusto a esa rutina, verás que en cuanto no puedes cumplirla, lo notas. Y muy importante, ¡no lo dejes! O te costará mucho más volver a coger la misma rutina otra vez.

En nuestra tienda puedes encontrar algunas utilidades para el músico deportista.

¡Apúntate!

Apúntate a clases, apúntate al gimnasio, apúntate a tenis… ¡pero apúntate a algo! Es sencillo: si tienes un horario marcado, pagas una tarifa mensual, y adquieres cierto compromiso con otros, te será mucho más difícil abandonar la actividad deportiva.

Por experiencia propia, es mucho más fácil decir que no vas a salir a correr “porque no te apetece”, a decidir no ir al entrenamiento esta semana. Un entrenamiento que ya has pagado, con un profesor que te espera, unos compañeros y un horario marcado.

Metas

Marcarse metas es un elemento esencial para motivarse. Lo habrás comprobado en el ámbito musical. Cuando no tenemos objetivos, nos cuesta mucho más estudiar todos los días.

También el entrenamiento y actividad física tienen llevar un componente de superación. Necesitas sentir que has conseguido los objetivos marcados. Por ejemplo, correr unos cuantos kilómetros más cada mes, saltar más alto, ganar más partidos… lo que sea. Con tal de que te anima a superarte y a seguir practicando deporte.

Busca un compañero

Encuentra algún amigo con el que practicar deporte. Cuando uno no se anime, el otro lo hará y viceversa. Seguro que notas la diferencia de practicar deporte en compañía a hacerlo solo.

Y qué mejor compañía que practicar algún deporte en equipo. ¿No te gustaría echar algún partido violines contra violonchelos? Puede ser fútbol, tenis, pádel… ¡Pero cuidado con las lesiones, fair play!

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Deporte para músicos, ¿cómo conseguir ser constante? aparece primero en Gran Pausa.

Ejercicios para desarrollar la relajación y naturalidad al tocar (II)

[Este artículo es la continuación de Ejercicios para desarrollar la relajación y naturalidad al tocar (I) ]

El objetivo de los siguientes ejercicios es ayudar a los estudiantes a experimentar nuevas sensaciones cinestésicas. Estos métodos prácticos permiten a los estudiantes romper hábitos subconscientes y liberar tensiones. Una vez que el estudiante ha tomado contacto con estas sensaciones, puede estudiar recordando la sensación de relajación hasta que se convierte en su segunda naturaleza mientras toca.

Ejercicios generales

La meta de estos ejercicios es que estés seguro de que no bloqueas ninguna parte de tu cuerpo cuando tocas.

1

Camina mientras tocas

2

Dobla las rodillas mientras tocas

3

Gira las caderas mientras tocas

4

Gira el torso mientras tocas

Ejercicios de brazo derecho

1

Practica las extensiones liberando y relajando los músculos en lugar de forzarlos para llegar con el dedo. En última instancia, trata de encontrar una digitación que no te cree tensión, ya que esta tensión dará lugar a fallos a la hora de actuar. Prueba las retro-extensiones entre los dedos para ver cómo es posible llegar más lejos liberando en lugar de forzando el músculo.

2

El pulgar en las posiciones altas: piensa en liberar el pulgar para tener la mano en una posición cómoda. (Nota: sin almohadilla, esta postura no es posible) La mano tiene que estar libre para tocar afinado y para que los dedos tengan facilidad de movimiento.

3

Imagina que tu arco es una espada y juega con él, moviéndolo en el aire, manteniendo cada parte de tu cuerpo relajado. (Este es un gran ejercicio para los principiantes, para ganar confianza con el arco e imaginarlo como una parte o una extensión de sus cuerpos).

4

Imagínate que tienes un globo debajo del codo derecho. Mantén esa sensación y facilidad cuando toques.

5

Mueve el codo derecho hacia arriba y hacia abajo y explora los extremos para conocer el territorio y asegurarte de no quedar atascado en una posición.

6

Imagina una mosca atada a una cuerda. Imagina que tu mano es la mosca y tu brazo es la cuerda flexible que le permite ir a cualquier parte sin resistencia. Contrasta este sentimiento con intentar alcanzar esos lugares desde tu hombro.

7

Descansa (no muevas) las diferentes partes del brazo derecho y mueve las otras articulaciones para ‘ponerte en contacto’ con tu cuerpo y desarrollar más herramientas de relajación. Puedes utilizar un soporte para apoyar el codo, el antebrazo o la mano para trabajar en una parte específica mientras liberas a los demás.

Ejercicios de arco con los dedos

Haz estos ejercicios de arco para “despertar” los dedos y tomar conciencia de cómo se mueven y se sienten. Recomiendo hacer estos ejercicios con el brazo derecho hacia delante en un ángulo de noventa grados del cuerpo. También es una buena idea hacerlas con un lápiz en lugar del arco

1

Limpiaparabrisas. (Utiliza sólo el dedo meñique para hacer este movimiento)

2

Lleva el arco hacia arriba y hacia abajo. El pulgar y los cuatro dedos opuestos se extienden y se retraen.

3

Lleva el arco hacia arriba y hacia abajo utilizando un patrón diagonal en los dedos. Comienza con una sujeción normal del arco. Baja y adelanta los dedos en dirección a la punta del arco, luego vuelve a la posición original. Haz lo mismo hacia abajo y hacia atrás (dedos en dirección al talón). Repite.

4

Levanta varios dedos repetidamente.

5

Levanta varias combinaciones de dedos repetidamente. (Por ejemplo, índice y aular, corazón y meñique, etc.) Juega usando diferentes combinaciones para experimentar las responsabilidades de los diferentes dedos en la sujeción del arco.

6

Sujeta el arco sin el pulgar. Mueve el pulgar libremente alrededor. Haz esto sobre una cama para proteger el arco, por si cae. (Sugerencia: el dedo medio sostiene el arco desde abajo, y los otros dedos se inclinan y lo sostienen desde la parte superior).

7

Empuja el dedo pulgar con la mano izquierda para asegurarte de que la articulación es flexible y no está bloqueada.

8

Camina con los dedos hacia la punta del arco. Mueve los dedos en el siguiente orden: índice, corazón, pulgar, anular y meñique. El arco no debe moverse. Puedes intentar algunos de estos ejercicios sosteniendo el arco al revés, más cerca de la punta. Tu meñique tendrá que trabajar más duro.

9

Sujetando el arco, mueve los dedos como si escribieras letras en el aire en una superficie imaginaria. Primero podrías probar esto en un plano horizontal y luego en un plano vertical.

Debes intentar integrar todos estas sensaciones cinestésicas en una sensación de cuerpo global, un control fluido y vivo, que mejore el rendimiento y ayude a evitar tensiones innecesarias. Encuentra una imagen o un par de palabras que te ayuden a recordar esta sensación y utiliza esa imagen, palabra o frase periódicamente cuando toques. Asegúrate de que estás utilizando tu cuerpo de una manera óptima, así como contrarrestar estos antiguas malos hábitos de tensión

Es muy importante no confundir los conceptos descritos en este artículo con “tocar sin energía”. El objetivo de estas técnicas es permitir que la energía fluya directamente a través de la música en lugar de quedar bloqueada en una articulación o una parte de su cuerpo. Se trata de integrar el cuerpo como un todo. Esto mejorará el uso de todas las partes del cuerpo. Hacer estos ejercicios nos ayudará a liberar nuestros movimientos, a sentirnos mejor físicamente y nos permitirá canalizar toda nuestra energía a producir un sonido hermoso, sin permitir que nada interfiera con la música.

Cualquier lesión sufrida por el uso apropiado o inapropiado de estos ejercicios es únicamente responsabilidad de la persona que sigue los ejercicios. Tomas Cotik y sus compañeros rechazan cualquier responsabilidad por lesiones o daños al instrumento y / o arco causados ​​por el uso de estos ejercicios.

Algunos conceptos se describen con mayor profundidad en los siguientes artículos:

  • William Conable, “La Técnica Alexander”, Revista de la Sociedad de Violín de América, 13, no. 1 (1993), 126 – 132.
  • Charles Jay Stein, “La técnica Alexander: sus principios básicos aplicados a la enseñanza y ejecución de instrumentos de cuerda”, American String Teacher, 49: 3 (agosto 1999), 75-77.

El autor

El Dr. Tomas Cotik enseña en la Universidad Estatal de Portland. Regularmente da clases magistrales y conferencias en Estados Unidos. Aclamado por Michael Tilson Thomas como “un excelente violinista”, Tomas Cotik ganó el primer premio en el National Broadcast Music Competition en su natal Argentina en 1997 y ganó el Premio del Gobierno del Canadá para 2003-2005. Como prolífico artista discográfico, el Dr. Cotik está actualmente involucrado en más de una docena de CDs, que incluyen obras completas de Schubert para violín y piano y 16 sonatas de Mozart. Cotik, ex concertino rotatorio de la Sinfónica del Nuevo Mundo, ha trabajado estrechamente con miembros de los cuartetos de cuerdas de Cleveland, Miami, Pro Arte, Vogler, Vermeer, Tokio y Endellion. El Dr. Cotik es actualmente miembro del dúo Cotik / Lin.

Fotos: So-Ming Kang
Estudiante, modelo y asistente: Patricia Jancova


Artículo traducido a petición de su autor

Publicación: The Strad

http://www.thestrad.com/natural-relaxed-approach-string-playing-part-1/

Autor: Tomas Cotik

Fecha: 9 Febrero 2017

Título original: Developing a natural and relaxed approach to string playing – part 2

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Ejercicios para desarrollar la relajación y naturalidad al tocar (II) aparece primero en Gran Pausa.