SEMANA INTENSIVA DE CLARINETE EN AFINARTE

Si tocas el clarinete, vives en Madrid y quieres empezar el curso poniéndote al día con tu instrumento, no dudes en apuntarte a la SEMANA INTENSIVA DE CLARINETE, del 4 al 8 de septiembre, en AFINARTE.

Indicado especialmente para los niveles elemental y profesional, anímate también si eres amateur y quieres seguir aprendiendo.

Se trabajará tanto individual como colectivamente en la primera mitad de la mañana, y luego se trabajará conjuntamente en el Coro de Clarinetes, actividad que tiene voluntad de continuidad en la escuela.

Se hará especial hincapié en estructurar un buen calentamiento desde la respiración y la calidad del sonido, adaptándonos al nivel de cada uno de los alumnos.

Y además trabajaremos para preparar el repertorio del concierto que ofreceremos en la Escuela el viernes por la tarde.

Así mismo, podrás ponerte al día con Lenguaje Musical, actividad que se plantea de una manera distendida y con la intención de reforzar contenidos de gran importancia para asegurar una interpretación correcta y segura con tu instrumento.

¡Gracias por leer!

Cecilia


Archivado en: clarinete, Cursos, Educación, pedagogía, Respiración, Uncategorized Tagged: AFINARTE, concierto, curso, enseñanza, música, pedagogía, sonido, técnica, trabajo corporal

RESUMEN DE ARTÍCULOS SOBRE RESPIRACIÓN PARA MÚSICOS

Acabando el curso, me gustaría compartir con vosotros los post más leídos sobre respiración para músicos que he publicado en mi blog.

 

p5

¿PARA QUÉ RESPIRAMOS? (PARA MÚSICOS DE VIENTO)

imagegallery-49-5354ec71e1a54

EL PAPEL DE LOS MÚSCULOS ABDOMINALES EN LA ESPIRACIÓN SONORIZADA

cambrils1

REFLEXIÓN SOBRE LA RESPIRACIÓN EN LA ENSEÑANZA DEL CLARINETE. PARTE 1.

respirando

REFLEXIÓN SOBRE LA RESPIRACIÓN EN LA ENSEÑANZA DEL CLARINETE. PARTE 2.

Espero que sean de vuestro interés.

No dejéis de consultarme si tenéis alguna duda, pregunta, o si queréis que hable de algún tema en concreto en un próximo post sobre respiración para músicos.

Para más información sobre mi actividad de cursos, conferencias y talleres de respiración, os podéis dirigir a:

ceciliarespira.wordpress.com

 

¡Gracias por leer!

 

Cecilia


Archivado en: clarinete, Cursos, Educación, pedagogía, Personal, Respiración, Uncategorized Tagged: clarinete, clases particulares, cuerpo, curso, curso respiracion, enseñanza, música, pedagogía, sonido, técnica, trabajo corporal

CLASES DE CLARINETE PARA EL CURSO 2017/2018

Durante el curso 2017/2018 estaré dando clases de clarinete en Alcalá de Henares, Rivas-Vaciamadrid y Madrid.

En Alcalá de Henares estaré los lunes en “Musicaeduca”, casi con el horario completo, pero posiblemente quede un hueco a primera hora de la tarde. Consultad directamente con la Escuela en www.musicaeduca.es o en el número de teléfono 91 881 6179.

En Rivas-Vaciamadrid estáre de martes a jueves en mi estudio, todavía con horarios libres a partir de las 15:30 y hasta las 17:30 (eventualmente también por las mañanas). Si queréis más información, visitad el Aula de Música  o llamad al 662157834.

En Madrid estaré los viernes en “Afinarte”. Por ahora quedan bastantes huecos, que podéis consultar en la escuela a través de la web www.afinarte.es o del teléfono 91 250 4999.

¿Qué te puedo ofrecer en mis clases de clarinete?

  • Educación musical de calidad a través del instrumento, siguiendo tu propio ritmo de aprendizaje y si objetivos “profesionales”.
  • Educación musical e instrumental de calidad, con objetivos concretos como audiciones, conciertos o pruebas de acceso al Conservatorio.
  • Refuerzo de tu formación “oficial”: respiración, técnica de base, resolución de dudas o dificultades, técnicas y hábitos de estudio, preparación de estudios y/o repertorio.
  • Preparación para pruebas en el extranjero con aprendizaje de lengua alemana incorporado a las clases (vocabulario básico, vocabulario musical en general y del clarinete en particular, expresión oral, escrita, comprensión auditiva y lectora)

Elige la duración, periodicidad y frecuencia de las clases de acuerdo a tu situación personal.


Archivado en: clarinete, Cursos, Educación, marca musical, pedagogía, Personal, Redes sociales, Uncategorized Tagged: AFINARTE, clarinete, clases particulares, cuerpo, curso, curso respiracion, enseñanza, música, MUSICAEDUCA, pedagogía, Redes sociales, sonido, técnica, trabajo corporal

¿PARA QUÉ RESPIRAMOS? (PARA MÚSICOS DE VIENTO)

En mis cursos de respiración, dedico bastante tiempo a hablar de la función básica de la respiración y de las variaciones que las emociones, estados de ánimo, etc. provocan en ella.

¿Cuál es la función básica de la respiración? Pues equilibrar en nuestro organismo los niveles de oxígeno y dióxido de carbono. Cuando olvidamos esto tan obvio, empiezan nuestros problemas “respiratorios” con el instrumento. Es una cuestión de gestionar, saber gestionar y, también, “poder” gestionar.

¿Cuáles son las variaciones que las emociones, estados de ánimo, etc. provocan  constantemente en la respiración? Agitación, calma, aumento o disminución de frecuencia, expresión en el cuerpo, cambios de postura… Siempre nos encontramos en un “contexto emocional” y por tanto en un “contexto respiratorio” concreto. Hablar de la respiración de una manera “neutral”, “aséptica” o separada de todos estos elementos es difícil, y hay que tenerlo siempre en cuenta a la hora de empezar a trabajar con nuestro instrumento.

Vamos a por la primera parte:

FUNCIÓN BÁSICA DE LA RESPIRACIÓN

La mayoría de vosotros habréis notado que los problemas con el aire no son siempre “de cantidad”… A veces nos “ahogamos”… ¡estando llenos de aire! A partir de ahí, pasa a ser una cuestión “de calidad”, más que de cantidad: calidad del aire (equilibrio de gases) y calidad de “asentamiento del aire” (estar utilizando la musculatura adecuada para espirar de manera controlada y producir un buen sonido).

Cuando no respetamos la función básica de la respiración, esto es, la gestión del oxígeno y el dióxido de carbono, nos encontramos en esta situación: tengo aire, pero no puedo espirarlo para convertirlo en sonido.

En este punto, me gustaría plantearos una pregunta: cuando nadáis y sacáis la cabeza para respirar… ¿verdad que no pensáis en la cantidad de aire que vais a tomar? ¿verdad que simplemente abrís la boca y, por decirlo de algún modo, dejáis que el cuerpo tome el aire que necesita? Y aún más allá: ese aire necesario, ¿es para cubrir las necesidades de las nuevas brazadas o para “recuperar” lo consumido en las brazadas anteriores? ¿”Quién” decide la cantidad de aire que se toma? ¿Nosotros o nuestro cerebro? Ahí lo dejo.

p5
“Mueve tu “cuerpo” y tu mente le seguirá”

Y a por la segunda:

VARIACIONES DE LA RESPIRACIÓN

Antes de ponerte a estudiar, preocúpate por ti mism@: ¿Cómo estoy hoy?

Es cierto que se han descrito tipos de personas con “perfil inspirador” y otras con “perfil espirador”. Pero las emociones pueden hacer que este perfil varíe en momentos determinados. Es una cuestión de conocerse.

Generalmente, las personas con “perfil inspirador” suelen tener una postura erguida (quizá exagerada), un carácter expansivo, quizá nervioso, y tendencia a estar tensos; normalmente hay que trabajar la musculatura espiratoria y relajar la inspiratoria para recuperar la flexibilidad.

Las personas con “perfil espirador”, por el contrario, suelen tener una postura encogida, un carácter más introvertido, quizá miedoso, y tendencia a tener poco tono muscular; habría que trabajar el tono muscular en las dos direcciones, incidiendo, posiblemente, en la musculatura inspiratoria.

Entre estos dos extremos, por supuesto, hay tantas variaciones y tantos trabajos sobre la respiración y el soplo como personas.

¿Cómo estás hoy? ¿Nervioso, tranquilo o sin ganas de nada? ¿Está tu pecho abierto y te es fácil tomar aire o bien tienes la caja torácica cerrada y te cuesta trabajo respirar?

11221693_10152875187612602_3653447189077506277_o
Inspiración y espiración en la vida diaria

Pero vamos a lo que me interesa:

¿PARA QUÉ RESPIRAMOS LOS MÚSICOS?

  1. Para cumplir la función básica de la respiración en nuestro organismo, como todo el mundo.
  2. Para hacer sonar nuestro instrumento, es decir, para una finalidad técnica.
  3. Para HACER MÚSICA, es decir, para una finalidad artística.

Por ello, mi reflexión es la siguiente:

Está muy bien (y de hecho me dedico a ello) conocer todo lo posible acerca de la respiración: sus funciones, variaciones, fisiología, sensaciones en nuestro cuerpo, ejercicios… pero eso al fin y al cabo, podríamos decir que no tiene nada, o casi nada que ver con la MÚSICA.

Cuando trabajes la respiración en tu instrumento, no pierdas NUNCA el PARA QUÉ.

¿Qué quiero escuchar? ¿Cómo quiero que se escuche?

Quiero calidad de sonido en todos los registros, tocar afinado,  tener flexibilidad, articular bien las notas, frasear…

¿Qué quiero expresar? ¿Qué quiero transmitir?

Quiero enunciar algo alegre o triste, agitado o sereno… o quiero plantear una pregunta, o una pregunta con una respuesta… Un monólogo o un diálogo… Quiero transmitir un carácter rítmico y expansivo o cantado e íntimo… ¡Hay miles de posibilidades! Y ahí no va a ayudarte solamente lo mucho que “domines” tu respiración, sino cómo te sirves de las emociones que se reflejan en ella.

¡Gracias por leer!

 

IMG_1997


Archivado en: clarinete, Cursos, Educación, pedagogía, Personal, Reflexiones, Respiración, Uncategorized Tagged: clarinete, cuerpo, curso respiracion, enseñanza, música, pedagogía, sonido, técnica, trabajo corporal

EL PAPEL DE LOS MÚSCULOS ABDOMINALES EN LA ESPIRACIÓN SONORIZADA

¿Qué es la espiración sonorizada?

La espiración sonorizada, en el contexto del clarinete y los instrumentos de viento, el canto y el habla, es el resultado que se produce al utilizar el aire espirado con la intención de producir sonido.

Para que se produzca un sonido, debe existir algún mecanismo que se oponga o “regule” la salida del aire. Este mismo mecanismo que se opone y/o regula la salida del aire producirá la vibración necesaria para, siendo amplificada, producir un sonido. En el caso del clarinete, el regulador es la caña+boquilla(+embocadura), en cada instrumento de viento su boquilla/embocadura particular y en el canto y el habla, las cuerdas vocales.

Sólo en el caso de la armónica, hasta donde yo sé, podríamos hablar también de una “inspiración sonorizada”.

¿Qué músculos intervienen en la respiración?

Si queremos hablar de la función de los músculos abdominales en la espiración “sonorizada”, os contaré primero de manera escueta cuál es la musculatura de la respiración:

Inspiración

Diafragma y músculos intercostales externos.

Su misión, dirigida por el sistema nervioso autónomo, es ampliar la cavidad torácica para crear una presión negativa y proceder al llenado de los pulmones con aire, del cual aprovecharemos su oxígeno. Ver Ley de Boyle.

El diafragma crea espacio hacia abajo principalmente y los músculos intercostales externos abren la caja hacia afuera (de manera excéntrica, es decir, hacia los dos lados, hacia adelante y hacia atrás) y hacia arriba simultáneamente.

Por supuesto hay más músculos involucrados en la inspiración, que se pondrán en acción cuando requiramos más aire que el necesario para una respiración “tranquila”.

Espiración

Ningún músculo.

Sí, sí, ¡ningún músculo! ¿Cómo?

Os cuento. Estoy hablando de la respiración “tranquila”, normal, sin requerimientos más allá del que tenemos en estos momentos, yo escribiendo en el ordenador o vosotros leyendo.

En la respiración cotidiana, “tranquila”, como yo la llamo, hay acción en la inspiración y relajación en la espiración. Por ello, ninguna musculatura se pone en acción para espirar.

Esto es muy importante, porque es la llave del título de este post.

Para clarificarlo, comparto una tabla extraída del libro de Hiltrud Lodes “Aprende a respirar” de RBA Libros, que aprovecho para recomendaros.

img005
Lodes, Hiltrud: “Aprende a respirar” RBA Libros, 2008

Espiración “tranquila” versus espiración “sonorizada” 

¿Qué pasa cuando ponemos alguna intención en la espiración?

¿Qué pasa cuando queremos hacer algo con ese aire “pasivo” y volverlo “activo”?

Entonces sí que tenemos que hablar de una musculatura espiratoria.

Siempre decimos que el diafragma es el músculo principal de la respiración. Y es cierto, pero también cubre muchas otras funciones anatómicas (posturales, por ejemplo) y fisiológicas (digestivas, por ejemplo).

Lo que debemos tener claro es que el diafragma se contrae en la inspiración y se relaja en la espiración “tranquila”, es decir, no puede participar “activamente” en la espiración, porque esa no es su funcionalidad. Ahí es donde entran a escena los músculos abdominales.

¿Qué queremos hacer con el aire para “sonorizarlo”?

¿Retenerlo? Sí, en parte. Pero principalmente REGULARLO. Que vaya saliendo poco a poco.

De regular la salida del aire o dosificarlo se encargan la embocadura (instrumentos) o las cuerdas vocales (voz). Es decir, el soplo.

Entonces, ¿QUÉ TIENE QUE VER LA MUSCULATURA ABDOMINAL CON TODO ESTO?

El aire, al ser retenido dentro de nuestro cuerpo, adquiere una presión mayor.

Esta presión interna debe de mantenerse constante para que el aire pueda dosificarse de manera regular, “sin empujones”.

Si has leído y entendido la Ley de Boyle, verás claramente cómo para mantener la presión interna constante, el espacio se va reduciendo.

Te propongo un par de links para clarificar un poquito más:

Mecánica de la respiración 1

Mecánica de la respiración 2

Cuando espiramos con intención de producir un sonido (incluso para toser o estornudar, gritar o llorar), el diafragma necesita una musculatura “auxiliar” que le ayude a “estar activo”, ya que su naturaleza, en la espiración, es la relajación.

Soporte, apoyo… ¿qué es eso?

Pues lo que acabamos de describir en el párrafo anterior.

Lo redacto de otro modo, para tener otro punto de vista:

“Es la acción de los músculos que ayudan al diafragma a imprimir acción en la espiración.”

El diafragma, en acción espiratoria, es pasivo. Para dar fuerza, acción e intención a la espiración “sonorizada”, así como presión constante al aire contenido en los pulmones, necesitamos unos músculos auxiliares, “de apoyo”, “de soporte”: los abdominales.

¿Cómo y cuánto han de activarse estos abdominales?

El movimiento de los músculos abdominales para “auxiliar” al diafragma, y por tanto al aire y al sonido, son concéntricos  (hacia adentro) y hacia arriba. Ello se debe a que cada uno (transverso, oblícuos y recto anterior) tiene las fibras orientadas de manera distinta.

A su vez, esta musculatura es una parte esencial del “core” (es el núcleo, el centro de gravedad del cuerpo, limitado por arriba por el diafragma y por debajo por el suelo pélvico, y toda la musculatura relacionada). Pero esto da para otro post ;-))

Imagen1
Scheufele-Osenberg, Margot: “Die Atemschule” Ed. Schott
Aquí podéis ver, en primer lugar, el diafragma en relación con la caja torácica. En segundo lugar, el diafragma en posición alta (espiración) y en posición baja (inspiración) en relación con la caja torácica, la columna vertebral y una sección de la musculatura abdominal.

Por lo tanto, el papel de los músculos abdominales en la espiración sonorizada es:

  • Estabilizar la presión interna, “supliendo” de algún modo al diafragma, para una buena dosificación del aire,
  • mantener una postura adecuada que favorezca los movimientos respiratorios naturales y
  • mantener el centro de gravedad estable mientras estamos haciendo un esfuerzo (soplar, que a priori nos desequilibraría hacia delante y hacia abajo) para poder asegurar un buen movimiento de las extremidades.
Toni _ Klarinette
http://www.tonart-musik.de

¿”Hacer” o “dejar hacer”? Ésa es la cuestión.

¿Debemos hacer o provocar los movimientos abdominales para tocar?

Puedo darte muchas respuestas, todas válidas. Obsérvate y aplícate la que te corresponda.

  • No. La activación abdominal es natural a la espiración con intención. Sólo hace falta que te fijes en cuando toses, estornudas o lloras… ¿no se produce por sí misma esta activación?
  • Depende. ¿Tienes una buena conciencia de esta zona? ¿Tienes la suerte de gozar de una postura equilibrada, fuerte y flexible al mismo tiempo?
  • Sí. La mayoría de nosotros no tenemos especialmente tonificados los abdominales. Las condiciones de vida actuales no favorecen que esta musculatura mantenga una de sus funciones principales, que es la de colaborar en una postura y respiración adecuadas y un movimiento equilibrado.

 

¡Sigue soplando!

Sea lo que sea lo que hayas respondido, conciénciate de esta zona, observa sus movimientos naturales en la respiración tranquila, aprende de su relación con la respiración por ti mism@ o acude a clases de Yoga, Taichi, Técnica Alexander (para “dejar hacer” y recuperar la libertad de movimiento) o acude a clases de Hipopresivos o Pilates (para fortalecer y devolver funcionalidad).

Pero no olvides que para nosotros, los instrumentistas de viento, la finalidad de utilizar bien este grupo de músculos es el soplo y el sonido.

Por mucho que trabajes la respiración, el soporte y el soplo fuera de tu instrumento, no dejes de hacerlo escuchándote y regulando tu acción “consciente” a las necesidades reales de tu sonoridad.

¡Sigue soplando y..

…escúchate! (por dentro y por fuera)

Muéstrate abierto a las sensaciones de una buena respiración, de una buena producción del sonido, de un buen funcionamiento del cuerpo.

Recuerda qué sensaciones internas te aporta respirar con libertad, pero con tu musculatura tonificada.

Escúchate y recuerda qué sonido quieres producir y date cuenta de la importancia de la calidad de la respiración (inspiración y espiración) para la obtención de un sonido bonito, bien emitido, flexible, afinado, controlado… y libre.

¡Muchas gracias por leer!

Si te ha gustado, pásate por la página de mi Curso de respiración para músicos.

 

Recuerda, si tienes alguna aportación, me encantará leer tus comentarios.

 

Estoy activa como profesora de clarinete en:

Mi estudio a partir de octubre 2016 en Rivas-Vaciamadrid.

En la escuela www.progresionarmonica.com  también en Rivas.

En la escuela www.musicaeduca.es en Alcalá de Henares.


Archivado en: clarinete, Cursos, Educación, Reflexiones, Respiración Tagged: clarinete, clases particulares, cuerpo, curso respiracion, enseñanza, flexibilidad, música, pedagogía, sonido, técnica, trabajo corporal