Quien canta sus males espanta


Por Isabel Villagar, Profesora de Canto

Ahora que es tiempo de buenos propósitos, año nuevo, vida nueva, dicen :)

Me gustaría animar a aquellos que piensan que cantar es cosa de "elegidos", de "favorecidos por un don especial casi sobrenatural", "que para cantar hay que haber nacido" y otras ideas limitantes similares, a eliminarlas por la vía rápida, la de los hechos, probando una clase de canto vía Skype y comprobando las ventajas y beneficios de cantar. 

Está comprobado que el trabajo de la respiración consciente y, particularmente, la respiración que se emplea a la hora de cantar favorece la oxigenación de los tejidos que, a su vez, es responsable de la regeneración celular, de manera que podríamos decir que cantar regularmente en cierta medida rejuvenecería. 

Por otro lado, el empleo de ambos hemisferios cerebrales implicado en el estudio de la música y del canto en el que se ponen en funcionamiento tanto aspectos racionales como emocionales ayuda a equilibrar la mente.

He podido comprobar en muchos de mis alumnos y alumnas cómo la actividad canora mejoraba su estado anímico en los momentos en los que estaban pasando por dificultados.
Centrar la atención en su cuerpo y en sus emociones les hacía olvidar los problemas de su vida cotidiana e incluso, hasta cierto punto, dolores físicos que de otra manera estarían más presentes.

Esto es posible porque se segrega la "hormona del placer", es decir, endorfinas, así como otras sustancias químicas que coadyuvan a la felicidad de los que trabajan el canto o simplemente lo practican.

Por lo tanto, el refranero es sabio y "QUIEN CANTA SUS MALES ESPANTA" 

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Clases de Canto

Colegio oficial de músicos, ¿qué implicaría?

Hace unas semanas que ronda por la red una petición para formar un colegio oficial de músicos, y nos ha hecho pensar en ello.

Un colegio oficial es una asociación integrada por un grupo de profesionales. Tradicionalmente, las profesiones que han contado con colegio oficial han sido aquellas profesiones relacionadas con las artes liberales. Este concepto de artes liberales es heredado de la antigüedad clásica, y se refiere a los oficios llevados a cabo por los hombres libres (no esclavos). Estos oficios o artes eran la gramática, la dialéctica, la retórica, la aritmética, la geometría, la astronomía y… sorpresa! la música. Un oficio altamente valorado en la antigüedad clásica. Los colegios oficiales también han estado íntimamente ligados con el concepto de gremios (por ejemplo, el colegio de arquitectura).

HortusDeliciarum

Una vez introducidos en estos conceptos, vayamos a lo que un colegio oficial implica en la era moderna. Esta asociación vela por la calidad de tu trabajo, la buena labor profesional, la ética, protege del intrusismo laboral, regula la profesión y se encarga de defender a los profesionales ante situaciones abusivas, además de dar prestigio al oficio en cuestión.

Ahora bien, ¿qué ventajas podríamos sacar los músicos de la existencia de un colegio oficial?

  • Nuestra titulación cobraría un valor que no tiene, dando la calidad de profesional a aquel que demuestre mediante estudios superiores que ha cursado la carrera de músico. Esto evitaría el intrusismo laboral.
  • Daría a los músicos mayor prestigio y posición social.
  • Nos ayudaría a tener una sola voz y a estar unidos frente a leyes o situaciones que nos perjudiquen.
  • Permitiría un espacio de debate y colaboración, cosa que se echa mucho en falta en la carrera musical, de carácter muy individualista.

Pero, como todo, ¿qué desventajas tendría?

  • ¿Quién podría colegiarse? Que sólo pudieran las personas tituladas sería lo normal, como en cualquier colegio oficial. Sin embargo, hay muchos músicos que no tienen unos estudios profesionales.
  • Estar colegiado significa pagar una cuota (en algunas profesiones, no precisamente baja). No todas las profesiones exigen estar colegiado para ejercer, sin embargo esto es algo en manos del Estado. Respecto a este tema, esta noticia os puede interesar.

Un colegio oficial de músicos puede ser algo positivo o negativo. Nosotros hemos realizado nuestro pequeño análisis, pero dejamos en cada uno de los lectores el poder opinar y pensar sobre ello.