Despedida de Navelgas…

Esto es una despedida, la que tenía pendiente desde junio y que no fui capaz de escribir hasta ahora, porque cuesta mucho despedirse de lo que has querido durante cinco años. Aunque hoy ya he estado en mi nuevo centro en Boal, aún no me creo que no vaya a subir Aristebano la próxima semana, ni empezar el próximo 16 de septiembre con las caras conocidas de siempre.

Estos días he seguido emocionándome con la despedida de algunos alumn@s, y eso que pensaba que la graduación era el peor trago… Han sido muchas experiencias, clases, alumn@s, compañer@s, viajes, ¡uf! Tantos recuerdos me unen a Navelgas que es imposible recogerlos en estas líneas.

Mi estancia en Boal se prevé larga, y no es que me desagrade, pero querid@s alumn@s no penséis que me fui voluntariamente, en esa obsesión que tenéis porque todos los profesores que van a Navelgas llegan a disgusto y deseando escapar a otros destinos. Si de mí hubiese dependido muchos años me habrían unido al CPEB Príncipe Felipe.

Desde aquí quiero agradecer todos los gestos de cariño que he recibido de alumn@s y familias, he tenido en estos meses muchos momentos de emoción. No sólo eso, también quiero dar las gracias a aquellos que todas las mañanas me daban un estupendo “¡Buenos días Bea!”, un gesto pequeño pero que a mi me encantaba (supongo que os daréis por aludidos).

Mencionaría aquí a los nombres de todos y cada uno de los alumn@s, madres, compañer@s que han hecho de mi estancia en Navelgas algo inolvidable, pero sería laaaaargo. Cuánto he aprendido de todos vosotr@s y cuánto he crecido como docente y persona. Así que he decidido (antes de ponerme lacrimosa y sentimental) resumirlo de una manera que se me da mejor, mediante las mejores imágenes de estos cinco años en Navelgas, aunque hay caras que se han escapado de la imagen.

No quiero dejar de mandar un enorme beso a la familia Sanfiz, a Julia y Luis, en muchos aspectos alma de este centro y personas de las que no se conocen todos los días, cariñosos y familiares entre todos los que tenemos la suerte de conocerlos. Espero que muy pronto Julia esté recuperada y en casa disfrutando de su familia y su Navelgas.

Boal allá voy!!!!!!!!!!

Esta película necesita Flash Player 7




Los comentarios están cerrados.