Por una cabeza

TangoPic. PD en Wikimedia Commons.Cuando Carlos Gardel compuso Por una cabeza -corría el año 1935 y tan sólo habían pasado ocho años desde el estreno de la primera película sonora- es muy poco probable que llegara a imaginar que el cine contribuiría a la popularidad de la que goza actualmente  este tango, alcanzada no sólo por su valor musical, sino también gracias a unas escenas inolvidables en las que las imágenes están realzadas por esta canción. Aquí recordaremos las dos más importantes e impactantes, extraídas de sendas obras maestras del séptimo arte, rodadas con tan sólo un año de diferencia la una de la otra.

En La lista de Schindler (1993) se escucha la canción original, cantada por el mismo Carlos Gardel, quien la grabó pocos meses antes de su fallecimiento en un accidente aéreo en Colombia, en el que también murió Alfredo Le Pera, el autor de la letra.

El director del filme, Steven Spielberg, utiliza Por una cabeza para dar unidad a dos escenas distintas y complementarias: el tango empieza a sonar sobre un primer plano de una radio, dando lugar a un sonido diegético que acompaña los gestos acompasados de Oskar Schindler (Liam Neeson) que se prepara para el encuentro con los jerarcas nazis, eligiendo con esmero todos los detalles de su vestuario con el fin de impresionarles. En la sala de baile donde tiene lugar la escena siguiente, a pesar de la presencia de una  pequeña orquesta tocando y de algunas parejas bailando,  ya no podemos hablar de diégesis, pues los protagonistas de la película no pueden estar oyendo la voz del mismo Gardel, desaparecido 14 años antes de la ocupación de Polonia por parte del ejercito nazi; por si no fuera suficiente, en el escenario hay instrumentistas pero no cantantes. Quizás uno de los personajes que aparecen en la pantalla sí lo esté oyendo: esa melodía podría seguir sonando en la mente del mismo Schindler, como un fondo musical obsesivo que acompaña sus pensamientos totalmente ajenos a la fiesta y la música que le rodean porque está absorto en la observación y análisis de las personas que le interesan.

Un año antes del estreno de La lista de Schindler, este tango ya había conquistado al público de la gran pantalla gracias a una de las escenas más intensas de Esencia de mujer, un remake del también imprescindible largometraje Profumo di donna: el momento en que el protagonista, el teniente coronel Frank Slade (Al Pacino) acaba de conocer a Donna (Gabrielle Anwar), aunque sólo por su perfume, puesto que es invidente. Donna le guia hasta la pista, hacia la que el hombre se dirige con mucha prudencia. El baile empieza tímidamente, pero al llegar al estribillo -que en este excelente arreglo instrumental viene cantado con gran intensidad por el violín sobre un poderoso impulso rítmico del piano- Frank toma las riendas y le da a Charlie (Chris O’Donnell), su joven lazarillo, una lección no sólo de baile sino también de vitalidad.

Como de costumbre, he arreglado este tango para flauta dulce y piano, pero esta vez mis alumnos y alumnas de primero de ESO deberán esperar al curso que viene para aprenderlo, pues tiene unas cuantas notas agudas y alteraciones que nos recomiendan no tener prisas. Mientras nosotros nos vamos introduciendo en la música porteña con Libertango, quizás esta partitura pueda resultarle útil a docentes y discentes de cursos más avanzados.

La entrada Por una cabeza ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Sakura, flor del cerezo

Sakura, el nombre japonés de la flor del cerezo, considerada también la flor nacional del Japón, da título a esta canción,  una de las más conocidas de su folklore musical.

Animado por la emotiva entrada de Massimo Pennesi en educacionmusical.es sobre esta canción, en estos momentos difíciles en que el pueblo japonés lucha contra la adversidad con ejemplar determinación, incluyo aquí esta actividad con la que podemos trabajar en Educación Primaria una versión de 'Sakura'. Esta actividad está incluida en el trabajo La Flauta Viajera.

Además de cantarla, podemos  interpretarla sin problemas con la flauta dulce  sin utilizar alteraciones excepto, naturalmente, por el si grave del sexto compás, que puede omitirse interpretando sólo el mi inicial y dejando al acompañamiento la tarea de completar el compás.

La letra hace referencia a la belleza de la flor del cerezo, cuyo nombre en japonés da título a la canción. Fue compuesta al parecer a finales del período Edo para iniciar a los niños en el aprendizaje del koto. El texto describe con emoción los bosques tapizados en blanco por la flor, a los que cubre como un manto de niebla y nubes, mientras la fragancia de su aroma se apodera del paisaje.

Sakura, flor del cerezo

Sakura, el nombre japonés de la flor del cerezo, considerada también la flor nacional del Japón, da título a esta canción,  una de las más conocidas de su folklore musical.

Animado por la emotiva entrada de Massimo Pennesi en educacionmusical.es sobre esta canción, en estos momentos difíciles en que el pueblo japonés lucha contra la adversidad con ejemplar determinación, incluyo aquí esta actividad con la que podemos trabajar en Educación Primaria una versión de 'Sakura'. Esta actividad está incluida en el trabajo La Flauta Viajera.

Además de cantarla, podemos  interpretarla sin problemas con la flauta dulce  sin utilizar alteraciones excepto, naturalmente, por el si grave del sexto compás, que puede omitirse interpretando sólo el mi inicial y dejando al acompañamiento la tarea de completar el compás.

La letra hace referencia a la belleza de la flor del cerezo, cuyo nombre en japonés da título a la canción. Fue compuesta al parecer a finales del período Edo para iniciar a los niños en el aprendizaje del koto. El texto describe con emoción los bosques tapizados en blanco por la flor, a los que cubre como un manto de niebla y nubes, mientras la fragancia de su aroma se apodera del paisaje.

Sakura sakura

Sakura en Fukushima (GNU FDL. Wikimedia Commons)Faltan pocos días para la entrada de la primavera, la estación más esperada en todas las culturas, ya que, además de reconfortar los cuerpos alejando el frío, la lluvia, la nieve y la oscuridad de noches largas, alegra los ánimos con una auténtica y exuberante celebración de la vida: las aves migratorias regresan llenando el cielo de cantos y de bailes, otros animales despiertan de su letargo, las semillas brotan y las flores se abren, llenando el campo de olores y colores.

Con la palabra hanami los japoneses definen su tradicional costumbre de contemplar la belleza de las flores, sobre todo de la flor del cerezo cuando llega la primavera, una flor a la que está dedicada una de las más famosas canciones populares de Japón, Sakura sakura (el nombre de esta flor en japonés).

Esta primavera gran parte del país del sol naciente no conseguirá llenarse de flores,  y deberán pasar siglos antes de que en Fukushima puedan nacer unas flores tan bellas como las de la foto, tomada justamente en ese pueblo duramente azotado por la naturaleza y, sobre todo, por la temeridad del ser humano.

Mis alumnos, alumnas y yo tocaremos en clase Sakura sakura para recordar a las miles de víctimas de esta tragedia y para estar cerca del pueblo nipón con nuestros mejores deseos.


ACTUALIZACIÓN (26 de marzo de 2011).
Tras dos ensayos, los alumnos y alumnas del 1º de ESO B al completo han grabado esta canción:
Sakura sakura

 

La entrada Sakura sakura ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Componiendo:Partitura con dibujos para flauta con MuseScore 1.0

Estrenando Musescore 1.0! Los cambios espectaculares en el programa han dejado anticuada la entrada  que hace tan sólo dos años y medio introduje sobre MuseScore, entonces en su versión 0.7. Así que voy a actualizarla utilizando la canción que el proyecto colaborativo Componiendo Juntos ha puesto en marcha. La novedad es que utilizaremos en el lugar de la letra los estupendos tipos de música diseñados por Damià Llorens, que amablemente comparte en esta página web, en la sección recursos, lo que permite crear un apoyo para la digitación muy interesante. El resultado será este (PDF aquí)

Iniciando una nueva partitura

  • Comenzamos iniciando el programa y seleccionando una nueva partitura. Damos nombre, etc.

  • Seleccionamos partitura para una voz.

  • Seleccionamos armadura y compàs:


  • Apretamos F9 para visualizar la paleta ( o desde 'Mostrar/Paleta') y en el desplegable 'Líneas de compàs' seleccionamos el signo de repetición y lo arrastramos al primer compás.


Introduciendo notas
  • Apretando la tecla 'N' podemos empezar a introducir la música. Puedes ir dibujando las notas con el ratón mientras con la mano izquierda seleccionas las duraciones (6= blanca, 5=negra, 4=corchea, la tecla punto para el puntillo, etc.) De esta manera se escribe bastante rápido. Otra opción es introducir las notas utilizando tambien el teclado (C= do. D=re, etc.)

Copiando y pegando compases
  • Los dos últimos compases que hemos escrito se repiten dos veces. Así que pulsamos de nuevo 'N' para salir del modo de edición. Pinchamos ahora en en los dos últimos (utilizando la tecla de Maj,) y a continuación 'Copiar'. Pinchamos en el siguiente compás vacío para 'Pegar'. Terminamos la partitura:


Ligaduras, borrado de compases sobrantes, agrupación de figuras, etc.
  • Colocamos las ligaduras pinchando en la primera nota y pulsando a continuación la tecla +.
  • Borramos el compás sobrante seleccionándolo y pulsando luego Ctrl+Supr
  • Descomponemos los grupos de cuatro corcheas en parejas desplegando las 'Propiedades de Agrupación', en la paleta. A continuación arrastramos la figura que representa una semicorchea suelta a la cabeza de nota que queremos independizar, en este caso a la tercera corchea del grupo de cuatro de los compases 8 y 16.
Organizando la partitura
  • Vamos a dividir la partitura en cuatro líneas. Para ello despliega 'Saltos y espaciador' en la paleta y arrastra el primer símbolo (salto de línea) al compás que quieres que sea el último de cada línea.

Introduciendo la letra (en realidad los dibujos de flautas)
Para introducir la letra utilizando las fuentes  de flauta diseñadas por Damià Llorens, en concreto damiflautes.ttf (atención, hay que instalarlas previamente en el sistema) hemos de seguir los siguientes pasos:
  • En el menú 'Estilo' selecciona "editar estilo de texto' y en el apartado 'Líneas impares de letra' selecciona la fuente 'damiflautes' y el tamaño '60'. Acepta.
  • Pulsamos la cabeza de la nota (se coloreará)
  • Pulsamos Crl+l para entrar en modo de edición de letra de canción.
  • Ahora escribimos bajo cada nota el símbolo que correspode a su digitación: la tecla d en el caso de 'do', la r en el de 're', etc. (en la página de Damià hay un pdf describiendo la relación teclas>figuras). Saltaremos de nota en nota con la barra espaciadora.
Guardamos como .msc , lo que nos permitirá una edición posterior, como pdf e incluso como mapa de bits, png o jpg, para insertarlo eventualmente en un documento de texto.

NOTA: Los usuarios de MuseScore en los sitemas  Windows y Mac pueden sustituir esta última parte instalando el plugin recorderfingering, que desdichadamente no funciona en Linux.