Pintando el estuche de nuestro instrumento… #PintaFundas

Con el estrés del conservatorio, saliendo escopetado a clase de lenguaje musical o deseosos de llegar a casa para estudiar todo lo que me ha mandado la profe… alguna vez nos hemos agenciado un instrumento que no es el nuestro. Personalizando nuestra funda podemos evitar esos pequeños dramas (y más ahora que se acerca el verano con tiempo suficiente para ponerse a ello).

Hay muchas maneras de decorar nuestras fundas. Hay quien coloca broches y abalorios, figuras de Fimo o cualquier cosa que podamos atar a las cremalleras. Últimamente estamos experimentando con pintura para telas, ya que además fue uno de los trofeos obtenidos en el Mercadillo de la Técnica: el Vale Pinta Fundas.

Sobre qué fundas se puede hacer

En los casos que os enseñamos se ha pintado sobre fundas de tela. Ya sean los estuches acabados en tela, o las bolsas de tela para guardar el estuche dentro, con ellas no tendremos mayores problemas. Podéis ver aquí varios ejemplos de fundas de alumnos y la mía propia. 

Para los estuches completamente de plástico, sería mejor utilizar otro tipo de pinturas en las que después no haya que aplicar calor para fijar los diseños.

¿Qué necesitamos?

Pinturas para camisetas. Existen varios tipos de pinturas textiles que podemos diferenciar según la forma de pintar con ellos. Podemos comprar botes de pintura y después utilizar pinceles como si fueran témperas. También hay algunos botes que tienen su propio aplicador, dejando salir un hilo fino de pintura. Esta opción es más fácil para los más pequeños y para no manchar, pero es difícil pintar superficies más grandes de forma homogénea. Y finalmente los hay con pulverizador o espray, que serían ideales para pintar con plantillas y crear patrones.
Eso sí, os recomiendo comprar pinturas de buena calidad para que no se pierda el dibujo con el tiempo.

Pinceles, de distintos grosores para poder dibujar detalles y para rellenar superficies más amplias.

Agua y papel de cocina. Como estas pinturas se disuelven en agua si no se ha aplicado calor, podemos limpiar y hacer pequeñas rectificaciones.

Periódicos, papel para reciclar, manteles de plástico… cualquier cosa que os sirva para forrar la superficie donde vais a trabajar y dejarlo todo tan limpio como lo encontrasteis.

*Si optamos por pintar siluetas con plantillas y pintura de espray necesitaremos hojas plastificadas (como las de encuadernar), tijeras o cúter. 

Pasos para decorar

  • Haz un boceto en un papel con la forma de la funda. Prueba la mezcla de colores que  quieres poner para ver si te gusta el resultado y para practicar con los pinceles o la pintura con aplicador.
  • Mide los sitios que quieres pintar, recorta el boceto  y comprueba que cabe bien.
  • Pinta sobre la funda. Dibuja primero los colores de fondo, deja secar un poco y pinta encima los detalles.
    Si te equivocas se puede ‘medio’ borrar rápido. La pintura se disuelve en agua, por lo que con un poco de papel humedecido podemos rectificar. Si fuera necesario borrar mucho y esa superficie no se va a volver a pintar encima, mi consejo es lavarla y empezar de nuevo.

Si optaste por crear una plantilla, puedes imprimir o dibujar la silueta que te guste al tamaño necesario. Después puedes plastificarla con forro de libros adhesivo o ponerla debajo de la hoja de plástico y recortar con mucho cuidado con las tijeras o el cúter.
Cuando vayas a pintar, agita la pintura y haz una prueba sobre un papel porque si sale muy líquida se absorbe por los bordes y te quedará un dibujo borroso. Asegúrate de sujetar bien la plantilla para que no se separe de la tela con el aire del espray.
Por último, espera unos segundos para que se seque un poco antes de separar el molde.

Fija la pintura para que no se borre

  • Sécalo y aplica calor para que se fije. Como son pinturas de agua, si no se fija así se borrarían al mojarse cualquier día de lluvia. Tenemos dos opciones:
    1. Podemos plancharlo si hemos pintado sobre tela. Tienes que poner un papel por encima del dibujo y planchar con cuidado (asegúrate de que sea tela y de no tocar ningún plástico o goma). Para mi ésta es una técnica un poco más complicada, sobre todo si queréis hacerlo sin ayuda y dadas las curvas que pueden tener las fundas.
    2. Si utilizáis un secador no lo apliquéis desde muy cerca para que no se desparrame lo que habéis pintado ni se queme. Secadlo así en varias tantas e id comprobando a partir de la tercera cómo ha quedado.

De todas maneras, hay que tener en cuenta que hay algunas fundas cuya composición es mezcla de tela y plástico. Para las que son solo tela, la rectificación que hemos dicho en el paso 3 es más difícil. Para las que sean mezcla, emplead mejor el secador para el paso 4, no sea que la quememos…

Si vuestro estuche es completamente de plástico, sería mejor utilizar otro tipo de pinturas en las que después no haya que aplicar calor para fijar los diseños.

Seguro que ya se os ha ocurrido algo para vuestra funda… ¡a decorar!

La entrada Pintando el estuche de nuestro instrumento… #PintaFundas aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Mini Calendario Musical 2017-versión marcapáginas- #ImprimeYdisfruta

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPressLinkedIn

Este año el calendario tiene dos formatos para que se adapte mejor a las necesidades de cada uno. Si hace un ratito compartíamos la versión de pared, aquí os dejamos todo lo necesario para imprimir y montar la versión de marcapáginas o sobremesa.

Calendario Musical 2017 -versión marcapáginas de sobremesa-

(pulsa aquí para abrir también la versión para colgar en pared)

¿Qué hacer si necesitas un calendario a mano? No siempre tenemos la opción de colgarlo en la pared que vemos desde nuestro estudio. Quizá prefiramos tenerlo de marcapáginas en nuestro cuaderno de notas o nuestros libros de estudios. Por eso hemos adaptado el calendario a este otro formato que además se puede colocar sobre la mesa, con dos opciones: cubilete o atril.

¿Cómo hago el mío?

1. Descarga el archivo e imprime una copia

El PDF de esta versión está diseñado para imprimir en A4. Asegúrate de utilizar la opción de ‘ajustar al área de impresión’, de otra forma los meses de los extremos de cada hoja van a quedar incompletos.  

Con tres cartulinas de A4 es suficiente, ya que en ellas se imprimen los 12 meses y una portada que utilizaremos para cualquiera de las dos opciones de soporte. En esta versión hemos descartado la opción de intentar imprimir a doble cara porque que coincidan con tanta precisión los dos lados sería muy difícil. 

2. Corta cada marcapáginas con una guillotina o cúter

Para que quede perfecto, cortad los bordes blancos y separad cada mes y la portada cortando con un cúter o una guillotina (si imprimís en una tienda de reprografía seguro que os dejan usar una). 

3. Monta el soporte con las pinzas
Utilizando dos pinzas metálicas como las de las fotografías, vamos a montar el soporte para guardar o para montar el calendario.
  • La primera opción que proponemos sería formar un cubilete.
    Con estas pinzas podemos sujetar los dos extremos de la portada doblándolo en un cilindro. Las patillas de la pinza se pueden abatir hacia dentro para que se apoye sobre la mesa sin ningún problema. Con este sistema podéis tener a mano todos los meses, y quizá utilizar el mes vigente como señalador para la agenda, vuestro cuaderno o vuestro libro. 
    Una variante rápida y sencilla sería meter la portada en un vaso de cristal y que el cubilete sirva también para meter bolígrafos y lapiceros.
  • La segunda opción es formar un atril con la portada. Si pliegas por las marquitas que descubrirás en la portada, obtienes un sencillo soporte para tener el mes a la vista sobre tu escritorio.
4. Úsalo, disfrútalo y compártelo con quien creas que le puede venir bien

Material inicial y versión de cubilete

Versión de atril de mesa

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPressLinkedIn

La entrada Mini Calendario Musical 2017-versión marcapáginas- #ImprimeYdisfruta aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Ya vienen los Reyes… – Calendario Musical 2017- #ImprimeYdisfruta

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPressLinkedIn

En este 2017, los Reyes Magos ha llegado prontito en “cuando pitos flautas”. Nos han traído un calendario musical bastante molón para llenar de ensayos y conciertos y no hemos podido esperar más para compartirlo.


Calendario Musical 2017

Acabamos de terminar el calendario para el año que empieza. Este año los ‘recortes’ han sido el motivo principal de inspiración. Partituras, instrumentos y otros dibujos se recortan entre las ilustraciones principales de cada mes. Los días festivos están pensados fundamentalmente para el curso escolar de los Conservatorios en Andalucía (como aparece reflejado en algunos dibujos) pero creo que es extrapolable a otros ámbitos y comunidades.

Los motivos están cogidos de diferentes páginas webs y “tuneados” para la ocasión, gracias a la genialidad y creatividad de mucha gente que ha permitido encontrar maravillas en la red. Además, os traemos una propuesta para reutilizar la encuadernación un año tras otro. En lugar de una sencilla espiral (que siempre es una opción) podéis utilizar alguna de las perchas de pinzas que tengáis por casa y queda un resultado como este. 

 

Me encantaría que compartieseis cómo os queda y vuestras opiniones, qué mes os ha gustado más o qué idea os parecería irresistible… Quizá el año que viene la veáis reflejada. Espero que os guste, os ayude a organizaros y a mantener la motivación para el estudio 😉 FELIZ 2017

“Reglas”

Descarga el calendario e Imprime una copia.
Cuélgalo donde puedas verlo.
Úsalo, disfrútalo y compártelo con quien creas que le puede venir bien.
 
 

Podéis descargar el PDF para tenerlo completo y con total calidad en este enlace: Calendario Musical 2017

[See image gallery at marianaflauta.com]

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPressLinkedIn

La entrada Ya vienen los Reyes… – Calendario Musical 2017- #ImprimeYdisfruta aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Construye un Reloj Musical #doityourselfmusical

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

cabecera-reloj-2

Con el comienzo del nuevo curso, alguna novedad habría que estrenar en el aula ¿no? Esta idea nació principalmente como una fórmula para controlar mi verborrea y emoción en clase, pues normalmente el tiempo pasa tan rápido… ¡que mis alumnos salen siempre recogiendo la flauta a vuelapluma!

Por eso, hoy os presento un ‘Reloj musical para la Clase de Flauta’. Un sencillo trabajo de manualidades que podréis adaptar a vuestras necesidades y gustos.

Materiales

  • Mecanismo y manecillas de reloj
  • Escarpia o apoyo para la pared
  • Goma Eva
  • Cartulina
  • Cinta de doble cara
  • Tijeras y cúter
  • Martillo

1. Montar el mecanismo del reloj

Las manecillas y el mecanismo se pueden comprar en cualquier tienda de decoración o manualidades. Las hay bastante grandes, más pequeñas y de distintos colores. Pensad entonces en qué lugar queréis colocarlo y con qué elementos de la habitación queréis combinarlo.

La colocación es muy sencilla, pues traen sujeciones con clavitos pequeños que podréis fijara a la pared, o podéis aprovechar alguna escarpia ya existente para colgar el mecanismo. Una vez fijado el mecanismo, será más fácil ubicar los puntos de las señales horarias.

materiales-3

2. Recortar y pegar las marcas horarias y los adornos

Marcar la posición de las horas es bastante fácil. Podéis utilizar cualquier cuerda o con la propia plantilla de cartulina que suele incluir el mecanismo de este tipo de relojes.
Para que todos los puntos estén a la misma distancia, ata la cuerda (o coloca la plantilla) en el eje del mecanismo y ve marcando con lápiz los puntos en la pared.

Una vez recortados los símbolos y marcas de las horas, los hemos fijado con cinta de doble cara (si lo pensáis despegar algún día, hacedlo con cuidado para que no se quite la pintura. El calor de un secador de pelo siempre ayuda).
Aunque tranquilos, si no disponéis de mucho tiempo para personalizarlo, la mayoría de los relojes de este tipo suelen incorporar números para pegar en la pared,

Podéis recurrir a símbolos y términos musicales, siluetas de instrumentos, o cualquier otro elemento que os sea de utilidad. Pero en este caso, como queríamos que el reloj fuera flautero-del-bueno, hemos recortado nuestros propios motivos flautístico-musicales utilizando ‘goma eva’, cartulina, un cúter y… unas cuantas dosis de paciencia.

Respecto al tema creativo os contamos el porqué de los elementos que hemos elegido para nuestro reloj:

  • En algunos de ellos hemos jugado con su significado: la blanca está en las 2, las semicorcheas son las 4, o el compás 9/8 señala las 9.
  •  En otros casos señalamos momentos importantes de la clase o del estudio: un pequeño descanso cada media hora de ensayo (el silencio), dividir nuestro tiempo de trabajo o desmontar la flauta y estirar cuando queden 5 minutos para no llegar tarde a la siguiente clase, etc.

montaje-reloj

3. A disfrutarlo

Esta ha sido nuestra propuesta, seguro que ya se os están ocurriendo otras alternativas. Como veis es muy sencillo, ¿os animáis a preparar el vuestro y enseñármelo?

reloj-musical-3

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

La entrada Construye un Reloj Musical #doityourselfmusical aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Grabamos y editamos el audio de nuestros conciertos en 6 (sencillos) pasos

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

Cabecera Grabaciones 2

Algunos nos preguntan como pueden grabar sus conciertos, teniendo buenos resultados y sin complicarse demasiado. La respuesta normal sería: “uf, eso es largo de explicar”, o mejor dicho “eso es cosa de profesionales”. Pero teniendo claro que nuestro objetivo es solo mejorar un poco esas grabaciones caseras que guardaremos como recuerdo, vamos a intentarlo siguiendo unos sencillos pasos muy elementales.Los materiales que vamos a necesitar serán una grabadora y un programa de edición de audio.
Por ahora no nos vamos a meter a colocar varios micrófonos, ni en hacer grabaciones multipista, etc. Nos ceñiremos a utilizar un solo micrófono y a trabajar con un solo archivo resultante.

Hand-drawn-colored-musical-instruments-vector-04Sobre grabadoras se podría escribir otro artículo hablando de modelos y marcas pero de momento partimos de lo que tengáis disponible (Zoom, Tascam, etc.). Dado que estamos hablando de grabaciones no profesionales, no desestiméis algunos de los modelos de móviles que llevamos en nuestros bolsillos, ya sé que no es lo mejor, pero podéis ahorraros un dinerillo para ir empezando. De paso os sugiero que probéis distintas aplicaciones de grabación porque a veces la diferencia de calidad en el audio está ahí.
Y respecto al programa de edición de audio, yo voy a basarme en los términos que utiliza Adobe Audition para describir las funciones del mismo.

Hechas estas puntualizaciones, comenzamos a explicar los 6 pasos necesarios para mejorar nuestros audios.

 

1- Cómo configurar la grabadora, dónde colocarla y cuándo dar al botón

En primer lugar, vamos a ver cómo conseguir que la grabación directa de nuestro aparato quede lo mejor posible y con posibilidades de mejora.
   Sobre la configuración de la grabadora no voy a dar un manual de instrucciones para un modelo concreto, sino hacer 3 recomendaciones para que busquéis en la vuestra.
– El primero es la calidad de la grabación y el formato de archivo. Os recomendaría que utilicéis un formato tipo .WAV (41.000 Hz y 8 bits es más que suficiente), o si preferís un tamaño de archivo comprimido, algo parecido a un .MP3 con al menos 192Kbps.
– El segundo es asegurarnos de que el volumen de grabación nunca sature la toma. Es decir, poned un volumen más bien bajo para que cuando se produzca el sonido más fuerte y cercano a la grabadora, el audio no se grabe distorsionado. Un archivo con un audio muy piano tiene solución, pero al contrario no.
– Y el tercer consejo es anular la opción de que la grabadora ajuste el nivel del volumen automáticamente a lo largo de la toma. Para grabar un discurso puede ser muy útil, pero si quieres conservar los matices y las dinámicas que tanto has tenido que trabajar, el ajuste automático será tu enemigo.

   Dónde colocar la grabadora es también fundamental (vuelvo a recordar que hablamos de una sola captación de un sonido de conjunto, no por instrumentos o secciones). Lo ideal es poner el micrófono orientado hacia la fuente del sonido, pero separado de fuentes de ruido como el público. Los micrófonos tienen un “ángulo” de captación idóneo (en algunas grabadoras se pueden orientar incluso), por lo que dentro de la mayor proximidad a los músicos, separadlo lo suficiente para que todos queden dentro de ese ángulo. Si el público queda por detrás y algo alejado, se disminuirá la incidencia de los murmullos que puedan producir. Sin otras condiciones que cumplir, el borde del escenario o unos metros delante de la primera fila será vuestra primera opción.

   Cuándo dar al botón. Me diréis que esto es obvio, pero para mí no es suficiente con grabar exclusivamente la pieza o fragmento deseado. Es mejor empezar varios segundos antes y cortar varios después acabar incluso de los aplausos. La razón es que para poder eliminar el ruido necesitaremos tener grabado un “fragmento de silencio” de unos 2 segundos, para que el programa reconozca el tipo de ruido de fondo que existe. Personalmente, prefiero grabar el concierto en una sola toma y así agilizo la edición posterior.

2- Limpiar el audio de ruidos (buscar el fragmento de “silencio”)

Si abrimos el archivo de nuestra grabación con el programa de edición, (Adobe Audition en este caso), veremos el espectro que nos permite distinguir dónde empieza el sonido de la actuación y dónde termina (y más cuando hay aplausos). El proceso de eliminar el ruido tiene dos etapas:
-1, Indicar donde podemos buscar el ruido de fondo
-2, Regular la bajada del volumen de ese ruido

   “Decir” al programa dónde hay una muestra de lo que debería ser silencio. (Escucharéis un zumbido suave de fondo y pequeños ruiditos, eso es lo que queremos reducir). Para ello, seleccionamos un trocito de silencio de unos 2 segundos y vamos a la opción que se llama “Capturar impresión de ruido”.

2.Ruido

   Eliminar el ruido. Una vez capturada esa impresión, seleccionamos toda la pista de audio (o no seleccionamos nada que es lo mismo), y vamos a REDUCCIÓN DE RUIDO (PROCESO). Nos aparecerán dos elementos a modificar, dos deslizadores con los que tendréis que probar el resultado preliminar que va produciendo.

  • “Reducción de ruido” indica el número de decibelios que a priori se va a reducir el ruido similar al capturado que haya en toda la pista.
  • “Reducir en”, (el de los porcentajes), nos permite graduar cuánto del ruido que no reducimos se va a mezclar con el resultado final.

Es decir, en el de debajo podemos decirle que lo reduzca en 18 o 24 decibelios que ya es bastante, teniendo en cuenta que cada 6 decibelios es como si el ruido se redujese a la mitad. Después en porcentajes, un 100% quitaría todo el ruido, pero dejará un sonido metálico y algunas distorsiones, por lo que no es lo que queremos. Alrededor de un 40% es probable que encontréis una reducción suficiente, sin distorsionar los instrumentos y con un agradable murmullo (que no ruido) que da un poco más de vida al resultado final.
Ahora que sabéis cómo funciona, probad en cada caso hasta que os guste el resultado.

3- Ajustar el volumen o normalizar.

3. Normalizar

Si habéis seguido la recomendación de bajar el volumen de grabación para evitar saturaciones en los fuertes, necesitaréis subir un poco el volumen general. Tenéis dos opciones. Una es indicarle una “amplificación” general a mano, según el número de decibelios que queráis. Para que no os paséis y para no seguir un método de tanteo, yo recomendaría la opción “normalizar”. Esta opción detecta cual es el momento grabado más fuerte y calcula la diferencia que se necesita amplificar para que esto corresponda con el volumen máximo que deseemos, manteniendo las diferencias relativas entre fortes y pianos. El volumen se mide aquí de forma relativa, de manera que el volumen más alto que admite el programa sería 0 db, por lo que os recomiendo normalizar en -1db.
(Nota: como veis en la imagen, he seleccionado previamente el fragmento de música, sin aplausos, ya eso es lo que queremos amplificar, los aplausos están normalmente muy por encima de volumen máximo de la música).

4- Agregar reverberación podría ser una opción alguna vez… ¡pero no os paséis!

Si la grabación se ha hecho en un ambiente acústicamente “seco”, casi sin reverberación de la propia sala (por ejemplo en exteriores), esta puede ser una opción interesante. Seleccionado el fragmento que queremos modificar, en el menú de reverberación aparecen varias opciones como la que muestro en la imagen. Todas tienen algunos ajustes preestablecidos que podéis probar sin más complicaciones.
También podéis ajustar vosotros mismos los niveles. Os recomiendo que probéis principalmente con el “Tiempo de decadencia” y después con la mezcla entre el sonido “seco” (se refiere al original) y el “húmedo” (el reverberado). Nos os paséis, porque una pequeña reverberación resulta agradable, pero en exceso emborronará los pasajes rápidos o de notas cortas.

4.Reverb

5- Cortar las pistas.

Por último, cortar las pistas supondrá guardar un archivo que empiece un poco antes del inicio del sonido y termine según las separaciones que queráis hacer (por movimientos, incluyendo o no los aplausos, etc.). Esto es muy sencillo. Lo más rápido es seleccionar el fragmento deseado como si el ratón fuera un subrayador y seguir el menú ARCHIVO > GUARDAR SELECCIÓN COMO. Guardad el archivo con el título que deséeis y en el formato y la calidad que queráis (os recomiendo que uséis la misma con la que grabasteis; poner más calidad ahora generará un archivo pesado pero no mejorará mucho el sonido).

6- Toca con pasión.

Una nota falsa se podría corregir y falsear con algunos programas de edición musical, (aunque es bastante más complicado), pero tocar sin volcar nuestro corazón y ser expresivos, es imperdonable. 😉


Aunque parece un poco complicado, si lo intentáis veréis que no es para tanto. De todas formas, podéis escribirme con dudas que responderé gustosamente, si conozco la solución.

¡Ahora sólo falta ponerse a hacer conciertos a diestro y siniestro. ¡Ánimo y mucho disfrute!

Captura de pantalla 2016-05-26 a las 12.15.35

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

La entrada Grabamos y editamos el audio de nuestros conciertos en 6 (sencillos) pasos aparece primero en Cuando Pitos Flautas.