Trabajo en equipo sí, dobletes no!


Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Es muy común en el mundo de la música que un alumno se vea en la tesitura de tener que acudir a un profesor particular de canto o instrumento teniendo oficialmente uno en el Conservatorio.

Popularmente se conoce esta situación como hacer "doblete" y realmente se vive en muchas ocasiones como una especie de "infidelidad" por la falta de respeto y confianza que existe en la raíz
de la experiencia. 

No estoy hablando de los casos sanos de trabajo en equipo que son buenos y enriquecedores para toda la comunidad educativa, estoy hablando de cuando el alumno piensa que el profesor que "le ha tocado" (por sólo haber un especialista en el centro o por no poder elegir o cambiar el profesor asignado) no le enseña y busca a un profesor al margen del del centro sin que éste sepa que está yendo con otro y mantiene esa situación única y exclusivamente porque quiere aprobar y obtener un título oficial. 

Si bien es cierto que es conveniente que los alumnos que presentan dificultades en alguna materia escolar como por ejemplo puedan ser las matemáticas, reciban un apoyo suplementario en el caso de que el profesor que atiende al grupo no pueda prestárselo, en la realidad de la enseñanza del canto no se dan estas condiciones.

La clase de instrumento o de canto es una clase individual y por lo tanto el profesor no puede argumentar que no tiene tiempo para dedicarle de manera individualizada. 

Se trata de una situación "perversa" y por desgracia bastante generalizada que pervierte el proceso de enseñanza-aprendizaje, la relación profesional de los docentes, las relaciones entre los alumnos y que generan un sinfín de situaciones que enrarecen la vida musical y la realidad educativa. 

En primer lugar, es perjudicial para el proceso de enseñanza-aprendizaje porque de entrada no existe la necesaria relación de confianza y respeto hacia aquello que el docente puede aportar, lo más natural cuando esto no se da es cambiar de profesor o de centro. Ya escribí en un post anterior sobre la necesidad, en el caso de querer aprender a cantar, de escoger primero al profesor de canto y luego el centro.

Cuando se produce "el doblete" se puede dar el caso de que exista información contradictoria entre ambos docentes, siendo que ambos pueden tener razón y que simplemente tienen enfoques diferentes a la hora de resolver las dificultades, pues esta realidad puede provocar en el alumno un conflicto cognitivo que dificulte su proceso de aprendizaje por querer simultanear dos ideas incompatibles en un determinado momento. 

En segundo lugar, para con la relación profesional entre los docentes es una situación extremadamente tóxica ya que se trata de una desvalorización de la actividad de uno con respecto al otro. Lo más probable es que ambos docentes tengan en su haber una gran sabiduría y experiencia que valida su actividad.

Lo normal sería que si al alumno no le gusta como desarrolla su clase uno de ellos deje de asistir a la misma. Cuando esto sucede así se pierde también la relación de confianza y respeto mutuo entre los docentes y se cierran las posibles vias de trabajo en equipo y colaboración mutua que enriquecen a la profesión y a los mismos docentes. No es el mismo caso cuando  un alumno que asiste a clases de técnica vocal con un profesor y a clases con un especialista en interpretación de un determinado tipo de repertorio con otro.  

Y finalmente, es malo para con la relación con otros alumnos porque se tienden a crear círculos cerrados entre los propios alumnos generando un sentimiento de pertenencia irreral y enrarecido. Los alumnos no son de nadie, los alumnos aprenden más o menos, pasan por diferentes experiencias y crecen y se vuelven autónomos.

Si los alumnos viven una experiencia educativa abierta, sin miedos a enriquecerse y a compartir experiencias con otros colegas o profesores mejorarán mucho más rápido que si se mantienen en posiciones de verdad absoluta.

Es responsabilidad de los alumnos elegir con quién quieren estudiar y es responsabilidad de los docentes hacer su tarea lo mejor posible. 

Personalmente, he tenido experiencias muy enriquecedoras de trabajo en equipo y que me han hecho aprender y crecer. En el Conservatorio de Vila-Seca tuvimos el privilegio de asistir a clases colectivas en las que estaban presentes todos los profesores de canto y de repertorio del departamento una vez a la semana.

Todos los alumnos cantábamos alguna de las piezas que trabajábamos en la clase de canto y de repertorio individual y recibíamos el feedback de los docentes de una manera positiva, dándonos ideas de mejora, estrategias para el estudio, para actuar delante del público, etc. Por parte de los alumnos se generaba una sensación de vivencia del proceso y de que todos teníamos margen de mejora, hecho que anulaba los posibles divismos o sensación de creerse "perfecto" que pudiera aparecer. 

En los cursos y masterclass también se producen experiencias enriquecedoras y que ayudan a desarrollar estrategias de trabajo en equipo pero al ser por un corto periodo de tiempo los cambios no siempre operan en profundidad. 

Personalmente, creo que no se deben aceptar alumnos "de doblete" por ética, principio pedagógico y coherencia personal y espero que poco a poco esta realidad se vaya normalizando y si existen profesores en los centros educativos que no están capacitados para el ejercicio de la profesión, las autoridades educativas asuman su responsabilidad e inspeccionen si es así o no o que evalúen la actividad docente y pongan solución a los problemas que se puedan derivar de esta situación.

¡¡¡CANTA FELIZ!!!

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Débora Watts: Premio Concurso Internacional OnLine ‘La Brújula del Canto’

Desde Brasil y residente en EE.UU. recibimos la candidatura premiada hoy, la cálida voz étnica y sensual de Débora Watts. 

Link:

El próximo día veinte de mes par el siguiente premiad@. Si quieres participar consulta las bases.

Otro lugar, otro tango, álbum para canto y piano, por Juan María Solare

Hoy damos cabida en esta página a un ilustre compositor argentino-alemán que nos habla de su obra  vocal "Otro lugar, otro tango". Le cedemos la palabra:

"¿El tango? Sí, una música que escuchaban mis abuelos cuando eran jóvenes. Carlos Gardel, ¿no?"

Sí, pero eso fue hace un siglo, y los géneros evolucionan. Después de Gardel vinieron varias generaciones de tangueros hasta llegar a Ástor Piazzolla - y en el álbum que queremos presentarles hoy, Piazzolla es lo más antiguo: música de la década de 1960. Las demás obras (son seis) ha sido compuestas en el siglo XXI.

Otro lugar, otro tango fue grabado por la mezzosoprano Moxi Beidenegl y el pianista Juan María Solare. Ambos argentinos, ambos viven en Alemania desde hace largo tiempo. 

Y puesto que viven en "otro lugar" (respecto a su lugar de origen), hacen "otro tango" (inevitablemente, la música que surge de esta dualidad Argentina–Alemania conduce a resultados imprevisibles.
Ya sea que queráis "tan sólo" oir este álbum o considerar alguna de sus canciones tangueras para incluir en vuestro repertorio de concierto (o para el aula de clase), entre sus seis pistas hallaréis algo para todos los gustos.

De la seis piezas de este EP (Extended Play, duración extendida), sólo una es de Astor Piazzolla (La última grela); las demás han sido compuestas por uno de ambos intérpretes, incuyendo el solo de canto (sin piano) de Moxi Beidenegl titulado go-sol-sin. 

1 Meditación de Teseo (música: Juan María Solare, texto: Pedro Lastra), 02:39
2 La última grela (música: Astor Piazzolla, texto: Horacio Ferrer), 05:09
3 A una sombra del 1500 (la de Benvenuto Cellini) (música: Juan María Solare, texto: Luis Alposta), 03:19
4 Go-sol-sin (música y texto: Moxi Beidenegl), 02:32
5 Espero cada día que cante la sirena (música: Juan María Solare, texto: Pedro Lastra), 01:58
6 El abasto en Google Earth (música: Juan María Solare, texto: Ricardo Bruno), 03:17

Así como existe la canción de cámara, este es entonces un tango de cámara. Y un tango de hoy. Los intépretes reconocen influencias dispares de tangueros y músicos clásicos: Astor Piazzolla y Franz Schubert, Juan Carlos Cobián y Charles Ives, Carlos Gardel y John Cage.

El arte de portada fue realizado por Jerónimo Méndez Mallo (Barcelona) basado en una fotografía de Moxi Beidenegl.

El álbum fue grabado en el Tonhotel Hamburg por el ingeniero Gerd Mauff.

Masterización: Gunnar Brandt-Sigurdsson.

Otro lugar, otro tango fue lanzado digitalmente el 1 de octubre de 2017 mediante el sello Janus Music & Sound (Bremen, Alemania).

Otro lugar, otro tango en Spotify:

Otro lugar, otro tango en Apple Music (o iTunes):

Otro lugar, otro tango en BandCamp:

Otro lugar, otro tango en Facebook:

Información adicional sobre el álbum:
Más info:

Pilar Garrido Letelier: Premio Concurso Internacional OnLine ‘La Brújula del Canto’

Felicidades a la premiada. De voz dulce, aterciopelada, bien timbrada, muy afinada y con mucho gusto interpreta la soprano chilena Pilar Garrido el aria de La Reina de las Hadas de H. Purcell:
El próximo día veinte de mes par el siguiente premiad@. Si quieres participar consulta las bases.

Lola López: confianza, ilusión y energía por amor al canto

Hoy entrevistamos en nuestro cuestionario "Cantantes del Siglo XXI" a una de las ganadoras de nuestro concurso internacional virtual, Lola López, espero disfrutéis con sus sabias respuestas:

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
Es curioso, siempre me ha gustado cantar, con lo que recuerdo ser muy pequeña, estar al sol en la terraza de una amiga, una niña vecina del bloque de pisos donde yo vivía, jugando con muñecas. Mi muñeca era cantante, y cantaba una de las canciones de Ariel, la sirenita de Disney. Yo debía tener unos 6 años y mi vecina me decía, cantas muy bien, de mayor podrías ser cantante y yo sonreía.  

¿En que momento decidiste que querías ser cantante?
Como vocación, no podría decir en que momento porque ha sido un sueño que me ha acompañado desde muy muy pequeña, y aunque mis padres me apoyaron y siguen haciéndolo siempre tuve la iniciativa de aprender y mejorar, creo que siempre quise serlo. 

Como profesional del canto mi carrera llegó tardía, casi a los 25 años decidí empezar a buscar trabajos para dedicarme laboralmente a ello, y lo compatibilizando durante años trabajos de administrativa. Fueron años duros, de mucho trabajo y cansancio, pero lo vencí con ilusión y motivación, y seguí formándome para dedicarme hoy a lo que más me gusta, cantar y enseñar a otras personas a conocer su voz y usar mejor su instrumento. 

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tus comienzos?
Cuando era niña en mi casa se escuchaba mucha copla y también mucha música española, y una de mis preferidas era Sole Giménez. Después mi abanico creció y navegó hacia la música afroamericana de donde se nutren hoy mis principales influencias, amo el Gospel, el Jazz, el Blues, el Soul,....

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?

Dentro del jazz las grandes divas: Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Billie Holliday,... otras más recientes como Nina Simone, Diane Schuur, y algunas más fusión Rachelle Ferrell, Ledisi, Dee Bridgewater,... En una vertiente más soul-funk la gran Sharon Jones y mi siempre adorada Alice Russell.... y eso sólo entre unas pocas cantantes femeninas... No puedo elegir, es como decir a una madre que a que hijo quiere más, jajajaja. 

Cada interprete e instrumentista tiene algo especial y hay que dar gracias de tener tan grandes talentos y la posibilidad que nos da la tecnología de escucharlos y conocerlos.  Ahora, con mi dúo de Jazz, Boplicity, estoy preparando un repertorio vocal de piezas de Thelonious Monk, un nuevo reto a nivel armónico y de afinación por sus melodías. 

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
A nivel de técnica vocal, el Jazz es mi lugar de mayor comfort, creo que es una música donde la voz trabaja a niveles muy cómodos, donde puede mostrar grandes matices y recursos y ganar una extraordinaria expresividad. A nivel armónico aún sigo aprendiendo mucho, sobretodo mejorando mis improvisaciones y scats. 

Mi corazón y mi alma siempre querrán cantar ante todo Gospel, por su mensaje, y gran parte de mi vida profesional está ligada ahora a esto que siempre digo es mucho más que un género. Estoy aprendiendo muchísimo a su vez por la gran fuerza y exigencia técnica que requiere. En el camino del repertorio musical soy un recién nacido pero también estoy aprendiendo mucho técnicamente, aplicable a otros estilos. 

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional.
Hay tanto que contar... recuerdo grandes días de trabajo agotadores, recuerdo preciosos viajes, bonitas y grandes amistades que he encontrado en el camino, llorar de emoción al cantar una canción y también de impotencia por alguna indeseado virus que te deja "afónica" con algún concierto importante en agenda, recuerdo incluso algún ataque de risa sobre el escenario, palabras bonitas de personas que agradecen lo que les has hecho sentir mientras cantabas, .... 

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes?
En cuanto a la regulación laboral, desde mi punto de vista, la situación es bastante caótica: sin regulaciones de empleo que nos protejan como profesionales, dónde se espera que trabajemos por menos dinero porque hacemos algo que nos gusta, me han llegado a decir que queremos vivir de nuestro ocio.... 

Las empleadas de hogar se quejan de su situación con toda la razón del mundo, pero es que yo me encuentro igual en la gran mayoría de los casos: tengo que pagar mi cuota de autónomos, no tengo vacaciones remuneradas, ni bajas, no existe regulación en cuanto a los salarios, si un trabajo no lo puedo hacer por enfermedad no se me remunera, si se cancela una fecha del calendario generalmente tampoco.... y un largo etc. Eso si amo tanto lo que hago que no me importa "trabajar duro".

Por suerte, de manera totalmente opuesta en cuanto a calidad musical y el talento la situación en España ha mejorado mucho y cada vez existen interpretes mejor preparad@ y con un talento y gusto exquisito. 

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a cantar?
Pues no se si existe una "receta mágica" pero yo he puesto mucho de esto en la mía: mucha confianza en mi misma y autoestima, ilusión y energía, ganas de aprender por amor a la música y al canto, y ganas infinitas de compartirlo con los demás y enriquecernos junt@s, mezclando todo con paciencia y persistencia. 

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
Mis alumn@s y tod@s aquell@s que me siguen me hacen querer seguir aprendiendo y creciendo, me dan fuerzas para superarme cada día, no hago esto por ego o aprobación sino por un amor infinito a lo que hoy día es mi trabajo y a las todas aquellas personas con las que tengo la suerte de compartirlo. 

¿Dónde pueden hallar nuestros lectores más información en la red sobre ti?