Grooveshark, otra manera de escuchar música gratis

groovesharkHace meses que uso Grooveshark. Con un poco de retraso me decido a escribir sobre este estupendo servicio que nos permite escuchar música totalmente gratis.

En una entrada anterior hablé de un programa similar, Spotify, del cual Grooveshark se diferencia en varios aspectos. La primera diferencia que notamos, tras el registro gratuito, es que no necesitamos instalar ningún programa, ya que todo funciona a través de nuestro navegador favorito, mientras que Spotify necesita un programa cliente del cual todavía no hay versión para Linux (aunque sí funciona correctamente a través de Wine).

La interfaz de Grooveshark es muy intuitiva y sencilla de utilizar, permitiendo buscar obras musical por diferentes criterios (canción, artista, álbum, género), marcar favoritos, elaborar playlists, explorar favoritos y playlists de otras personas y hasta subir música de nuestro disco duro (aunque en este caso seamos nosotros, y no Grooveshark, los responsables de la licencia de lo que subamos).

interfaz de Grooveshark

Hay también un sistema de sugerencias automático llamado Autoplay, que nos indica obras similares a las que hayamos seleccionado en la playlist activa. Podemos ayudar el sistema a mejorar indicando el grado de acierto de la recomendación.

Además nos ofrece la posibilidad de enviar directamente sugerencias no sólo a otros usuarios de Grooveshark, sino también vía Twitter, FaceBook o StumbleUpon.

Finalmente, y esta es la razón que me ha empujado a no demorar más esta entrada, hay un widget para WordPress que acabo de incluir en la columna de la derecha de este blog que me permitirá compartir la música que prefiero con los que se pasen por aquí y, a partir de septiembre, realizar periódicamente sugerencias musicales a mis alumnos y alumnas, relacionadas, en la medida de lo posible,  con lo que estemos trabajando en clase en ese momento.

La entrada Grooveshark, otra manera de escuchar música gratis ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Presentación de mi tesina

Como ya dije en otra entrada, tuve el honor de presentar mi Tesina de Master dentro del XIV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: Hacia la web 3.0, organizado por la UNED.

Mi intervención, al igual que las conferencias, los paneles de expertos y todas las comunicaciones que se celebraron en el Salón de Actos, fue transmitida en directo y está ahora disponible en TeleUNED. Son 18 horas de grabación que recogen sólo una parte del larguísimo programa del Congreso y de las cuales recomiendo sobre todo las conferencias de apertura y de clausura.

Para comodidad de los que quieran ver mi comunicación por tener interés en el tema (o por tener amistad o parentesco conmigo), pongo aquí a su disposición el fragmento correspondiente.

La entrada Presentación de mi tesina ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

Thriller a 64 voces

macre.jpg

Realmente impresionante. Un francés llamado François Macré (en la foto) grabó hace ocho meses una versión a capella de la canción más famosa de Michael Jackson sin más sonidos que su propia voz imitando hasta los efectos especiales del principio o el rap final (carcajada maléfica incluida) de Vicent Price. Te sorprenderá.

Pinos de Roma

En 1940, Walt Disney produjo la película Fantasía, filme de animación en el que los personajes y las historias toman vida al son de varias obras maestras de la historia de la música.

Casi 60 años después, en el umbral del nuevo milenio, la factoría Disney volvió a proponer la misma estructura para un nuevo largometraje, Fantasía 2000, con la repetición del más emblemático de los siete episodios de la anterior película, Mickey aprendiz de brujo, y la producción de siete nuevos episodios. La música de uno de éstos es obra del compositor italiano Ottorino Respighi, del que hoy se celebra el 130º aniversario de su nacimiento.

Aún antes de traducir, cualquier persona que desconozca el idioma italiano entiende que no puede haber mucha relación entre el título de la obra, Pinos de Roma, y las espectaculares imágenes del vuelo de las ballenas. En efecto, la idea programática de Respighi, al componer este poema sinfónico, era la descripción de cuatro rincones de la capital italiana adornados por pinos: Villa Borghese, los alrededores de una catacumba, el Gianicolo y la Via Appia.

¿Cómo es posible que una misma música pueda evocar imágenes tan diferentes?

O quizás sería mejor reformular la pregunta de la siguiente manera: ¿puede la música expresar objetivamente imágenes o conceptos?

Mi opinión es que no, porque asociar una música a unas imágenes o a unas palabras es limitar la capacidad expresiva de la música misma. El poder expresivo de la música reside en su capacidad de transmitir ideas trascendentales, que no se pueden traducir a otros lenguajes sin correr el riesgo de perder ese mismo poder. En términos generales, y siguiendo a Stravinsky, podemos afirmar que la música no expresa nada más que a sí misma, sus relaciones internas, la coherencia de su estructura formal.

Con eso no quiero negar la capacidad que tiene la música de evocar imágenes, sentimientos o impresiones a nivel individual -o colectivo, si hace referencia a conceptos fuertemente arraigados en la cultura del grupo al que se dirige- sino liberar la música de cualquier atadura. En este contexto, los árboles romanos son un pretexto del compositor para llevar a cabo su creación, mientras que las ballenas voladoras son una lectura totalmente subjetiva, además de sugestiva y surrealista, que hace la factoría Disney de la partitura de Respighi. Partitura que expresa con la misma eficacia tanto la primera como la segunda imagen, pero, por encima de ambas, se expresa a sí misma.

La entrada Pinos de Roma ha sido publicada primero en educacionmusical.es.

XIV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: Hacia la web 3.0

UNEDUnos días después de la finalización del Congreso, voy a intentar sintetizar mis impresiones, empezando por los acertadísimos comienzo y  final.

La conferencia inaugural, a cargo de Pedro Pernías de la Universidad de Alicante, muy amena, contenía muchas ideas para reflexionar, entre las que destaco una que considero fundamental, la filosofía del conocimiento compartido (open source, open contents, etc.): “La cultura que produces tiene tanto más valor cuanto más otros la enriquecen.”

Para clausurar el evento, Amadeo Mora, Jefe del Área de Formación del Profesorado del ISFTIC, ha pronunciado una conferencia cuyo título era “Los desafíos del profesor 2.0″. Con extraordinarias lucidez y fluidez ha estado enfocando la situación a la que nos enfrentamos los profesores no universitarios en nuestro quehacer diario y nuestras necesidades e inquietudes. Muy crítico con la falta de recursos en la que tenemos que movernos (entre los que ha destacado los recursos humanos necesarios para que el profesorado pueda centrarse en la aplicación educativa de las tecnologías, sin perder su valioso tiempo en tarea de instalación y mantenimiento de máquinas y redes: “¿os imagináis un médico que tenga que arreglar la máquina de hacer TAC para poder usarla con sus pacientes?”) y con la “dictadura” de las editoriales, que deberían proporcionarnos materiales didácticos digitales de calidad y no formatos digitales de materiales tradicionales, Amadeo ha hecho hincapié sobre lo mucho que nos vemos condicionados por el entorno en el que trabajamos. Subrayando la necesidad de un cambio profundo en la estructura y funcionamiento del sistema educativo, incluida la organización horaria, ha llegado a afirmar que las actuales circunstancias nos impiden ser profesores 2.0… “como mucho llegaríamos a 1.5″.

Entre estas dos conferencias ha habido más de centenar y medio de intervenciones, la mayoría de las cuales en sesión simultánea. Voy a recordar aquí algunas que me han parecido particularmente interesantes de entre todas las comunicaciones a las que pude asistir, empezando por la de María del Henar Martín, quien ha utilizado el sistema de gestión de aprendizaje Moodle para establecer un contacto directo y permanente con los padres y madres de sus pequeñísimos alumnos de primer ciclo de Educación Infantil. Por su parte, Francisco José Ruiz nos habló de cómo utiliza la pizarra digital y la plataforma Moodle en sus clases de Diversificación curricular en el IES Monterroso de Estepona. Antonio Domínguez, otro malagueño, basándose en su experiencia de coordinador TIC del IES Alfaguar de Torrox, hizo un completo estudio comparativo de las principales herramientas web 2.0, destacando de cada una de ellas su “rendimiento educativo”. Otra profesora de secundaria, Clara Aróstegui, utilizó Moodle, esta vez en modalidad de b-learning, para complementar sus clases presenciales de Educación física. Finalmente, Francisco Javier Temprado, de la Universidad de Alcalá, subrayó los tres pilares  del e-learning 3.0: web semántica, web tridimensional y web ubicua.

La simultaneidad de las comunicaciones me ha impedido asistir a algunas que hubiera deseado escuchar, como la de Celeste Molinero, sobre el empleo de la pizarra digital, la de María José Peco, sobre el uso de las TIC en la discapacidad motórica, y la de José Sánchez, sobre webquest, con el elocuente título “Hacer para comprender”.

Mi contribución ha sido la presentación de la tesina “Utilización de Moodle como herramienta de recuperación en Educación Secundaria Obligatoria“.
Esta investigación-acción se llevó a cabo para mejorar el proceso de recuperación de las asignaturas pendientes, para el cual no hay horario lectivo ni seguimiento. El empleo de la plataforma de e-learning puede ser muy útil para compensar esas carencias.
Espero que la presentación que utilicé durante la comunicación resulte ilustrativa del contenido de la misma:

La entrada XIV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: Hacia la web 3.0 ha sido publicada primero en educacionmusical.es.