Bienvenida a las nuevas promesas #presentacióninstrumentos #FeriaAbril

El día 19 de abril daremos la bienvenida a las nuevas promesas musicales en el conservatorio Gonzalo Martín Tenllado. Los alumnos que quieran acceder al conservatorio van a conocer los instrumentos a través de una Feria-Gymkhana y tendrán que ir jugando con nosotros para conseguir una recompensa muy MUY especial… 

Este año vamos a probar un formato diferente para recibir a los nuevos alumnos interesados en ingresar en el conservatorio. Vamos a montar una feria. Diréis que qué me pasa a mi con las ferias… pues que me parecen que son un lugar estupendo al que la mayoría de la gente ha asistido alguna vez y que invitan al juego y a la exploración. Así que os cuento el enfoque que le hemos dado por si queréis ponerlo en práctica.

Hemos elegido este formato para que se puedan ver y escuchar a todos los instrumentos de manera más cercana que desde las butacas del auditorio. Y el hilo conductor musical serán las bandas sonoras de película más icónicas de la historia del cine.

La planta baja del centro se convertirá en una exposición musical, donde todas las especialidades ocuparán lugares concretos (tal y como aparece en el mapa que se muestra debajo). Durante 5 minutos, todos los instrumentos realizarán la actuación en la que tocarán la música elegida y explicarán lo que consideren fundamental para que el público se enamore de su música y su especialidad.

Los asistentes, equipados con el mapa y las bases del juego serán distribuidos por pequeños grupos. Cada grupo, de unas 20 o 30 personas, será conducido al lugar de un banderín (habrá 14 grupos y cada uno comenzará en un lugar distinto) donde empezarán las actuaciones y presentaciones a cargo de los más pequeños del centro.

Una señal acústica, (una voz melodiosa), indicará el final de cada mini sesión. En este momento cada grupo se desplazará al siguiente puesto siguiendo las flechas del mapa y escuchando una nueva presentación y actuación en vivo. 14 rotaciones después habrán asistido a todos los lugares, a través de los patios, pasillos y algunas aulas del edificio.
Una vez terminado el recorrido, finalizaremos la presentación en el auditorio donde se podrá escuchar a las especialidades sinfónicas tocando juntas. 

Como queremos que todos los instrumentos sean escuchados con la máxima atención, durante el recorrido tendrán que completar el juego que está en el reverso del mapa y unir todas las bandas sonoras con la especialidad que las toca para poder acceder a la recompensa final:

En el patio de acceso nos despediremos con un expositor donde los que hayan superado el juego y así lo deseen podrán probar algunos de los instrumentos. Con esto pretendemos ampliar la experiencia y que quizás abran la mente a instrumentos que no habían considerado.

 

Si os apetece poner en práctica y/o mejorar esta idea os dejo aquí algunas de las cuestiones que surgieron al diseñar el proyecto:

¿Por qué tocan los más jóvenes del centro?

Claro que es maravilloso escuchar a los profes o a los que están terminando el grado profesional y que tocan increíblemente bien, pero ver que una persona que lleva uno o dos años tocando puede sugerirte que en poco tiempo podrás hacer lo mismo y que no hay instrumentos difíciles (por su tamaño por ejemplo). Además si se sigue llevando a cabo esta fórmula, los más pequeños serán los encargados de mostrar las bondades y virtudes de su instrumento, y es una responsabilidad que por lo que estamos observando en los preparativos les encanta y hacen muy bien.

¿Por qué tiene cada puesto tan poco tiempo?

Somos 14 especialidades y el público que recibiremos ese día quizás no esté acostumbrado a ver un espectáculo de más de una hora. Este dura hora y cuarto pero durante el mismo podrán moverse, bailar y comentar con libertad, y nos parece que puede ser algo muy positivo para que se escuche a todos los instrumentos con los ojos y los oídos bien abiertos.

¿La ambientación cómo está pensada?

La idea primigenia era hacer una alfombra roja (que sugiriera también el recorrido) y que tuvieran fotógrafos, fans y photocall a la entrada y que la decoración del recorrido estuviera unificada. Obviamente esto requiere tiempo y esfuerzo y primero queremos probar si el formato nos parece que funciona. Así que este año cada equipo musical está ambientando su puesto para tratar de evocar la película que representa y aunque todavía no puedo desvelar nada… ¡los fagotes, oboes, percusión y flautas lo vamos a petar!


Por último contaros que esto lo hemos diseñado un equipo entre los que se encuentra la estupenda La paloma musical por si queréis echar un vistazo a sus ideas y los materiales que comparte.

¿Y vosotr@s? ¿Qué habéis planteado en vuestro centro?

 

La entrada Bienvenida a las nuevas promesas #presentacióninstrumentos #FeriaAbril aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Estrenamos logo… y celebramos el día de Andalucía #28Febrero

Ayer fue el día de Andalucía y para celebrarlo, descansamos a nuestra manera. 🙂
Diseñamos un nuevo logo y una postal para felicitar al mundillo flautero andaluz, allende los mares de las diferentes Redes Sociales.

Hoy, compartimos ambos en el Blog junto con nuestros mejores deseos para terminar el segundo trimestre. Esperamos que lo “petéis” en la técnica, estéis trabajando las obras con gusto y cariño y os hayáis puesto al día con los estudios. [Mensaje cariñoso para mis queridos y queridas…]

¡Feliz jornada!

La entrada Estrenamos logo… y celebramos el día de Andalucía #28Febrero aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Calendario Musical 2018 – #ImprimeYdisfruta #dosversiones

Este 2018, los Reyes Magos cuandopitosflauteros han llegado con algo de retraso… ¡pero al fin tenemos en nuestro poder el nuevo calendario musical
Esperamos que lo llenéis de ensayos, buenos propósitos musicales y cantidad conciertos.

¡Feliz año!

Calendario Musical 20178 – versión de pared –

Podíamos contar un discurso sobre lo efímeras que resultan las cosas, defendiendo la cultura del reciclaje y la lucha contra la obsolescencia programada… y aunque efectivamente creemos en todo ello, lo cierto es que entre los exámenes y nuevos proyectos no nos ha dado la vida para más. Por eso, el calendario que aquí os dejamos tiene aires conocidos… Nos gustó tanto el diseño de 2017 que hemos decidido disfrutarlo un poco más, actualizando las fechas y algunos pequeños detalles.

Los días festivos están pensados fundamentalmente para el curso escolar de los Conservatorios en Andalucía (como aparece reflejado en algunos dibujos), incluso con la Semana Blanca malagueña, pero también hay algún guiño a mis raíces castellanas…

Os recuerdo la forma de fabricarlo:

1. Descarga el archivo e imprime una copia

El PDF está diseñado para imprimir en A3, por lo que si quieres hacerlo más pequeño tendrás que pedir que lo ajusten al tamaño deseado. En cualquier caso, utilizad la opción de ‘ajustar al área de impresión’ para que no se pierda nada, ya que está diseñado a sangre. 

Necesitas 7 cartulinas blancas. Así podrás sacar la portada por separado y los otros 12 meses a doble página.

2. Cuélgalo donde puedas verlo
Seguimos proponiendo reutilizar la encuadernación un año tras otro, utilizando alguna de las perchas de pinzas que tengáis por casa con un resultado como este. 
El modelo que veis en las fotografías lo hemos encontrado bastante baratito en una tienda de bricolaje.
 
3. Úsalo, disfrútalo y compártelo con quien creas que le puede venir bien

Calendario Musical 2018 – versión marcapáginas de sobremesa –

También tenemos unos marcapáginas que podremos tener en nuestro cuaderno de notas o en nuestros libros de estudios. Hemos adaptado el calendario a este otro formato que además se puede colocar sobre la mesa, con dos opciones: cubilete o atril. Os recuerdo las instrucciones:

¿Cómo hago el mío?

1. Descarga el archivo e imprime una copia

El PDF de esta versión está diseñado para imprimir en A4. Asegúrate de utilizar la opción de ‘ajustar al área de impresión’, de otra forma los meses de los extremos de cada hoja van a quedar incompletos.  

Con tres cartulinas de A4 es suficiente, ya que en ellas se imprimen los 12 meses y una portada que utilizaremos para cualquiera de las dos opciones de soporte. En esta versión hemos descartado la opción de intentar imprimir a doble cara, porque es muy difícil hacer coincidir los dos lados con tanta precisión. 

2. Corta cada marcapáginas con una guillotina o cúter

Para que quede perfecto, cortad los bordes blancos y separad cada mes y la portada cortando con un cúter o una guillotina (si imprimís en una tienda de reprografía seguro que os dejan usar una). 

3. Monta el soporte con las pinzas
Utilizando dos pinzas metálicas como las de las fotografías, vamos a montar el soporte para guardar o para montar el calendario.
  • La primera opción que proponemos sería formar un cubilete.
    Con estas pinzas podemos sujetar los dos extremos de la portada doblándolo en un cilindro. Las patillas de la pinza se pueden abatir hacia dentro para que se apoye sobre la mesa sin ningún problema. Con este sistema podéis tener a mano todos los meses, y quizá utilizar el mes vigente como señalador para la agenda, vuestro cuaderno o vuestro libro. 
    Una variante rápida y sencilla sería meter la portada en un vaso de cristal y que el cubilete sirva también para meter bolígrafos y lapiceros.
  • La segunda opción es formar un atril con la portada. Si pliegas por las marquitas que descubrirás en la portada, obtienes un sencillo soporte para tener el mes a la vista sobre tu escritorio.
4. Úsalo, disfrútalo y compártelo con quien creas que le puede venir bien

Material inicial y versión de cubilete

Versión de atril de mes


 

Como también dijimos el año pasado, los motivos están cogidos de diferentes páginas webs y “tuneados” para la ocasión, gracias a la genialidad y creatividad de mucha gente que permite que encontremos maravillas en la red.

Me encantaría que compartieseis cómo os queda y vuestras opiniones. Espero que os guste, os ayude a organizaros y a mantener la motivación para el estudio 😉

FELIZ 2018

La entrada Calendario Musical 2018 – #ImprimeYdisfruta #dosversiones aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

Calendario para las vacaciones de verano #noAbandonesAtuInstrumento… #ÉlNoLoHaría

Aunque parezca increíble esta entrada del blog la hago por petición popular de mis alumnos más pequeños. Al parecer no podían pasar el verano sin un calendario donde apuntar el trabajo diario y la calidad del estudio… ¡Si es que son lo más!

¿Para qué sirve este calendario de verano?

Entre las tareas lo primero que debían hacer era descansar y tocar cosas que les gustaran. Lo segundo es hacer conciertos tomando fotos de los mismos, haciendo programas de mano y entradas diseñadas para la ocasión. Y por último, también tendrán que buscar momentos para preparar las ‘obligaciones’ de clase pues ya saben que tendremos concierto nada más llegar a clase en septiembre

Este calendario de verano es una versión del cuaderno trimestral que usamos normalmente. Durante el curso fijamos las tareas semanales, los conciertos y el trabajo a medio plazo, pero también apuntamos cómo y cuánto estudiamos y sugerimos actividades.
Con esta plantilla estival, los alumnos pueden organizar cómo pasar unas vacaciones con su instrumento.

¿Cómo funciona?

  • Los propios alumnos pueden gestionar sus hitos a través de cuatro etapas/objetivos para todas las vacaciones. Ellos mismos deciden cuáles son, lo apuntan al principio de julio y cada dos o tres semanas valorarán si lo están cumpliendo. 
  • La manera de apuntar el estudio hace referencia a la calidad y a la cantidad. El reloj es una forma rápida de marcar y ver el tiempo que se ha dedicado.
    La calidad la reflejamos en función de los epígrafes que indican cómo estudiar y que aparecen a principio del mes de julio: estudiando por trocitos, midiendo y con metrónomo, trabajando las respiraciones, las articulaciones y las dinámicas. Los días que estudien rellenarán la regleta con los colores del semáforo. Rojo si lo que aparece escrito en ese número no lo hemos hecho en ninguna de las piezas o ejercicios del día, amarillo si lo hicimos en algunas obras y en otras no y verde si hemos hecho ese paso en todo el repertorio. 
    Y el hueco en blanco que queda a la derecha es para apuntar qué hemos tocado en esa sesión.
  • A la izquierda hay otra regleta que nos recuerda que se debe calentar y estirar antes y después de tocar. Se rellenan según los días en los que se haya hecho… ¡que deben ser todos en los que toquen!
  • Y por último algunos días se sugieren algunas actividades especiales: ¡qué no falten los conciertos de verano!

Os invito a echarle un vistazo, todavía estáis a tiempo de utilizarlo y que me contéis lo que os parece 😉

La entrada Calendario para las vacaciones de verano #noAbandonesAtuInstrumento… #ÉlNoLoHaría aparece primero en Cuando Pitos Flautas.

6 Mejoras idealistas para una FLAUTA absolutamente PERFECTA

En el baúl de los recuerdos (o más bien en el desorden habitual de los finales de curso), me he encontrado con un fragmento de un trabajo que hice en 5º de profesional. No sé qué me pediría exactamente que redactara mi profesor (que era una persona estupenda y cabal) pero yo me lancé a poner en las conclusiones una lista de deseos para que la flauta se convirtiera en un instrumento absolutamente perfecto. 
Y lo mejor… ¡es que todavía no se han cumplido muchas de ellas!
Así que maravillosas mentes pensantes… ¿queréis hacer felices a los flautistas? Pues os lanzo estas locas ideas a ver si alguien puede cumplir alguna… 

  1. Limpieza por inmersión en el lavabo

    La primera de mis peticiones tenía relación con que la flauta se pudiera lavar sin necesidad de tener que desmontar todo el mecanismo, cambiar las zapatillas, montarla, reajustarla, engrasarla…
    Aunque ha habido experimentos en ese sentido, de momento todavía hay problemas por solucionar: zapatillas impermeables totalmente ajustables e imperecederas, aceite al que se le quita el polvo con el agua pero sigue engrasando el mecanismo y un largo etcétera. 

    Aunque si esto no es posible, nos conformamos con tener una flauta con un metal en el que no se queden las huellas dactilares marcadas. ¡Casi ná!

2.  Compensador de afinación

La segunda idea tenía que ver con la afinación y no sólo con que todos los instrumentos tuvieran todas las notas en su sitio a pesar de que nosotros sopláramos en Cuenca... si no que además vinieran con el desarrollo auditivo incorporado de serie. Así, si estás tocando con otros instrumentos se encenderían unas luces intermitentes cuando hubiera problemillas de ajuste (rojas si estás bajo y amarillas si estás alto). Por supuesto, la flauta te daría 5 segundos para que lo solucionaras tú antes de activarse, al igual que existen coches que encienden de forma automática las luces cuando “notan” que el sol está desapareciendo. 

Pensaréis que el problema es que nosotros no vemos la flauta mientras tocamos, pero las luces estarían incorporadas a la cabeza y si el resultado sonoro es terrible y no lo oímos, habría un sistema de seguridad en forma de calambrazo amoroso.

3.  Autotune

La tercera petición era que en verano las flautas tuvieran la capacidad de autorefrigerarse. Así conseguiríamos que la afinación no se acercara a 450Hz.
Y este sistema también nos beneficiaría para tocar sin que se deslizaran la embocadura o los dedos, aunque ya no habría lugar a los divertidos resbalones que hacen que el corazón te de un vuelco mientras tocas un solo. 

 

 

 

 

 

4.  Camaleones

El cuarto de los deseos alocados era que la flauta se mimetizara con el momento personal que estás sintiendo mientras tocas, con la misma calidad en el sonido de siempre.

Cuando se va a pintar una pared, se suele estudiar el color que se le va a poner dependiendo de cuál vaya a ser su uso. Así, la paleta de colores (fríos o cálidos) ayuda a potenciar el ambiente deseado. Pues en nuestra flauta sucedería algo parecido a lo que les pasa a los camaleones. El instrumento cambiaría de tonalidad al sentir los distintos estados de ánimo (o el que querrías transmitir) y así, ayudaría a comunicar los sentimientos y sensaciones de la obras también de manera visual
Aunque esto tendría algo de peligro si alguien se sube al escenario lleno de nervios. Habría que encontrar un sistema de seguridad o trabajar mucho en el tema de la ansiedad y miedo escénico (como por ejemplo con las fichas prepost) para que la flauta no se perdiera entre todas las emociones que percibe.

 

 

 

 

 

5.  Operación bikini 

La cuarta de las mejoras que deseaba para la flauta es que pesara unos dos o tres gramos para no ocasionar lesiones de sobrecarga, contracturas y tendinitis.
Que si… que muchos pensáis que la flauta no pesa nada y que somos muy afortunados de poder trasladar el flautín en el bolsillo, pero cuando llego a la fisioterapeuta… ¡me machaca como si fuera tubista!

6.  Cambiando el mundo
  • También estaría bien que tuvieran algún tipo de aparato que hiciera que el aire que solemos desperdiciar por la forma de nuestra embocadura se volviera a reutilizar de acuerdo con las normas europeas de reciclaje.
  • Si seguimos soñando, los instrumentos serían baratísimos porque por fin se descubre la fórmula para que no se tenga que explotar a nadie y además la materia prima es el aire contaminado.
  • Y ya que pedimos, metemos a los políticos y legisladores en el saco. Sería bonito que el estudio instrumental estuviera incluido dentro del programa escolar de primaria pudiendo continuarlo en secundaria, (o bien optando en este último ciclo a cambiar a la cuerda). 

El próximo año, probaré a pedir este tipo de trabajos en el algún momento del curso… ¡A ver con que me sorprenden!

Y a vosotr@s, ¿qué se os ha ocurrido?

La entrada 6 Mejoras idealistas para una FLAUTA absolutamente PERFECTA aparece primero en Cuando Pitos Flautas.