Codo de tenista, también en los músicos

¿Qué es?

El codo de tenista o epicondilitis es una inflamación que afecta los tendones que se encuentran cerca del epicóndilo (hueso), en la cara externa del codo. No se debe confundir con codo de golfista o epitrocleitis, que afecta a la cara interna del codo. Para entender mejor estos conceptos, observa la imagen de abajo.epicon_epitro

Los tendones son estructuras elásticas que unen músculos y huesos y se encuentran en las articulaciones. Cuando los tendones afectados se inflaman, producen un dolor punzante que aparece cuando la zona se enfría. En el caso de la epicondilitis, este dolor se manifiesta sobre todo cuando se intenta mover el codo, aunque puede aparecer en reposo si la inflamación es grande. La tendinitis a veces puede venir acompañada de tenosinovitis, que es la inflamación de la vaina sinovial que rodea el tendón.

¿Por qué ocurre? ¿Cómo prevenirlo?

En el caso de los músicos, la causa principal es la realización de movimientos repetitivos del antebrazo, en concreto extensión de la muñeca y supinación del antebrazo, que sobrecargan la zona. El movimiento continuo del antebrazo provoca que los tendones del codo rocen de manera repetida con el epicóndilo del húmero, provocando la inflamación de la que hablamos. Las tensiones y las posturas incorrectas aceleran este proceso de inflamación.

Es muy común entre instrumentistas de cuerda, especialmente en el brazo derecho, ya que está lesión está relacionada con los movimientos que realizan con el arco. Sin embargo, otros instrumentistas no están exentos de sufrir epicondilitis.

Para prevenir este tipo de lesiones, es muy importante realizar un calentamiento previo y unos estiramientos después de tocar. Las lesiones en los tendones tienen cierto riesgo, ya que son partes que no se recuperan tan rápido como un músculo. Una tendinitis o tenosinovitis importante puede dejarnos fuera de juego durante unos meses.

Aquí tienes unos ejercicios de calentamiento que son muy sencillos.

manos

Es muy importante mantener bien ejercitados los músculos de tus brazos y antebrazos. Puedes utilizar pesas de entre 1 y 2 kg. para realizar tablas de ejercicios. Además existen muchos aparatos que son asequibles y sirven para ejercitar los músculos de la propia mano. Lo más recomendable son las pinzas de entrenamiento de manos. Son parecidas a unos alicates, las hay más duras y más blandas.

pinzas ejercicio mano

Otra manera de prevenir es controlar los tiempos de estudio. Es recomendable marcarse un descanso mínimo de 10-15 minutos entre sesión y sesión de estudio. Además, las sesiones de estudio no deben sobrepasar los 50-60 minutos. Sobre este tema puedes leer nuestro artículo.

Siempre que notes cualquier molestia o dolor mientras tocas, debes parar y reposar.

Primeros auxilios para el dolor

Si sientes un dolor leve, toma medidas antes de que la lesión vaya a más.

  • Guarda reposo al menos 3 o 4 días.
  • Ponte hielo con alguna toalla para protegerte la piel.
  • Usa alguna crema antiinflamatoria que no requiera receta médica, como Flogoprofen o Voltaren.
  • Relaja los músculos de la zona.

Recomendamos siempre acudir al médico o al rehabilitador y no dejar pasar nunca este tipo de lesiones.

Si quieres aprender más sobre lesiones y ejercicios para músicos te recomendamos que leas estos libros

También podéis leer nuestra reseña sobre este otro interesante libro que habla sobre el cuerpo del músico.

 

¡Síguenos en FacebookTwitter o suscríbete!! Si tienes dudas sobre algún tema, puedes visitar nuestro foro y consultarlo con otros músicos.

«RHAPSODY IN BALLS» (The luthiers)

    Les Luthiers  es un grupo argentino de humor, muy popular en países hispanohablantes, que utiliza la música como un elemento fundamental de sus actuaciones, con instrumentos informales creados a partir de materiales de la vida cotidiana. El conjunto está compuesto por cinco miembros,comenzó su trayectoria en la segunda mitad de los años 60 en la ciudad de Buenos Aires. Uno de sus miembros: Daniel Rabinovich falleció ayer, y como pequeño homenaje a él os presento un vídeo: " Rhapsody in balls" que estrenaron en 2008.
    Un gran pianista de jazz es interrumpido en varias ocasiones por alguien que quiere tocar con él la pieza de blues que está interpretando. En principio el pianista no accede, pero al final acepta y se queda maravillado de la habilidad con que interpreta su original instrumento.


Fabrícate tu propio BREATH BUILDER en 3 pasos. #DIY

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

la foto 5

En esta entrada voy a mostrar cómo fabricarnos nuestro propio Breath Builder con sencillos materiales que encontraréis sin mucho gasto ni esfuerzo.

Paso 1. Obtener el material
En primer lugar vamos a buscar todo el material que necesitamos, con un poco de suerte, igual hasta tenéis estas cosas rondando por casa. Como si fuera una receta, tenemos que buscar:
   – Una pelota de ping-pong
   – Un bote de plástico alargado y con boquilla. Esos que se usan para salsas como la mostaza o la mahonesa son perfectos. (Probad que la pelota entre en su interior holgadamente).
– Dos trozos de manguera de goma, si es posible transparente, que ajusten en la boquilla del bote de 15 cm de longitud. Uno de ellos debe ajustarse por el exterior del “pitorro” y otro por el interior. Es decir, uno más grueso y otro más fino.
la foto 1 (2)


Paso 2. Preparar las piezas
Las herramientas que utilizaremos son muy sencillas: tijeras, y un taladro o la ayuda de alguien que sepa utilizarlo (para mis malagueños, un “guarrito” 😉
Tenemos que cortar las mangueras con una longitud de 15 cm cada una y por otro lado, con el taladro vamos a hacer tres agujeros alrededor de la boquilla como se aprecia en la imagen. Estos serán de tres tamaños diferentes: 2, 4 y 6 mm de diámetro aproximadamente. (No pasa nada si las brocas de las que disponéis son un poco más grandes o más pequeñas…)
Cogiendo el bote de plástico, vamos a determinar la longitud del pitorro que sobresale. Esta dependerá del diámetro de la goma fina que acabamos de cortar. Debéis seccionarlo a la altura que esta ajuste bien.
la foto 5

 
Paso 3. Montaje

Esto es extremadamente simple: solo hay que introducir la pelota dentro del bote, cerrar la tapa bien, y meter la manguera por la boquilla. Si no habéis cogido unas gomas de un tamaño muy exagerado (tanto grande como pequeña), como las boquillas de estos botes se van ensanchando, deberán ajustar perfectamente. Si tenéis problemas siempre un kit de cualquier celo, esparadrapo o teflón os puede ayudar, ¡aunque lo ideal sería que no llegaseis a este extremo..!

Enhorabuena, ahora sólo tenéis que disfrutar de Breath Builder casero, el cual podéis decorar con lo que os apetezca y poneros a practicar como locos…
Que la capacidad respiratoria se engrandezca y la música se beneficie :-)
la foto 3

EmailFacebookTwitterPinterestWhatsAppBlogger PostWordPress

La entrada Fabrícate tu propio BREATH BUILDER en 3 pasos. #DIY aparece primero en Cuando Pitos Flautas.