The Beatles in a Minute



El famoso comediante y músico de Los Angeles Chad Neidj, conocido en YouTube por sus videos de decidió unir fuerzas con el beatboxer Bronkar Lee, para realizar este fantástico mashup que permite escuchar 22 canciones de Los Beatles en un minuto, que repasa varios de los temas más famosos del cuarteto de Liverpool.
Desde Help! hasta Yellow Submarine, pasando por las clásicas Yesterday, A Hard Day’s Night o Lucy In The Sky With Diamonds, este dúo tan particular logra sinterizar por momentos en una estrofa hasta tres canciones diferentes simplemente nombrándolas, gracias a una excelente composición de fondo.
Aquí mismo les dejo el listado de canciones, aunque todavia me estoy preguntando por qué no pusieron “Strawberry Fields” xD
1. Can’t Buy Me Love
2. Help!
3. Eight Days a Week
4. Come Together
5. Hey Jude
6. Let It Be
7. Eleanor Rigby
8. Yellow Submarine
9. Day Tripper
10. Ticket To Ride
11. Get Back
12. Lady Madonna
13. A Hard Day’s Night
14. Something
15. Lucy In The Sky With Diamonds
16. Penny Lane
17. Hello Goodbye
18. We Can Work It Out
19. I Feel Fine
20. Blackbird
21. Yesterday
22. Ob-La-Di-Ob-La-Da Life Goes On

Cantantes del siglo XXI: Neus Ferri, cantante de rock


Tenemos el honor de compartir con los lectores de La brújula del canto la entrevista que Neus Ferri, una de las finalistas de la primera edición del programa La Voz ha respondido. 
Estamos seguros que sus palabras ayudarán a muchos de nuestros seguidores en su caminar vocal y les dará ánimos e ideas para luchar por su sueño.
  
¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas
 con la música?  
Recuerdo escuchar grupos como The Beatles, 
The Police, Enya, Luis Eduardo Aute, Serrat 
y otros grandes en casa, gracias a mis 
hermanos principalmente. Recuerdo que cantaba 
siempre mucho, y decía que quería estudiar arte dramático. Como primera experiencia con el
canto, destacaría el coro de la iglesia de mi barrio, en el que cantaba desde muy niña.

¿En que momento decidiste que querías ser cantante? 
 Creo que no fue una decisión consciente, no me afirmé nada a mí misma. Desde siempre 
cantaba, pero hubo un momento decisivo: mi primera prueba en una banda, a los 15 años. 
Fue la primera vez que vi en directo tan cerca una batería, una guitarra eléctrica… 
No puedo describirlo. La intensidad de esos momentos me han traído con la música 
hasta aquí y puede que fuese el momento en el que sentí que no había posible vuelta atrás. 
 
¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera? 
 He tenido etapas… He escuchado y trabajado en muchos estilos, pero puede que deba mucho 
a ciertos grupos que desde que descubrí no pude dejar de escuchar. En su momento quise ser 
un clon de Celine Dion, Dulce Pontes, Anastacia … (y quién no?). Con la madurez fui 
descubriendo mi voz, en gran parte por cantar tantos estilos, he tenido que conocerme bien. 
Steven Tyler, Tori Amos, Ella Fitgzerald, Anouk, Symphony X, Sole Giménez… 
Le debo influencias vocales a muchísima gente. Musicalmente, creo que no puedo negar la importancia que tienen The Beatles, Metallica y Tori Amos en mi repertorio vita

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos? 
Ufff, demasiados! Steven Tyler, Glenn Hughes, Miles Kennedy, Dave Mathews, Chet Baker,
 Glenn Hansarad, Mathew Bellamy, y Pucho (Vetusta Morla) podrían encabezar el listado 
masculino. Tori Amos, Rachelle Ferrell, Skin, Beth Hart, Anouk, Sarah Vaughan, Maika 
Makovski, Pink la de mujeres. Me vuelven loca John Mayer, Joe Bonamassa, Liquid Tension Experiment, Gary Moore, Richie Kotzen, Alter Bridge, Scorpions, Whitesnake, Muse… 
Podría no parar!

¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven? 
Vocalmente hablando, me gustaba mucho cantar fado portugués, porque era un gran 
trabajo de motivos vocales, más tarde trabajé la bossa nova para aprender a dejar de vibrar 
(era un vibrato andante, lo confieso). Luego empecé con el jazz, y aluciné más 
musical que vocalmente con la improvisación y el swing.  

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad? 
En los últimos años me he dedicado más profundamente al rock, en muchas de sus formas, 
y es el estilo que más me engancha, que no puedo dejar de hacer. Decidí mi profesión 
gracias a él. Aunque de vez en cuando un bolo jazzístico abre la mente, el oído y el alma.  

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que 
tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional (en algún curso, o concierto...) 
 A mis 10 años cantando en un concierto, la gente de delante se giraba a mirar a mi hermana 
porque parecía mayor por mi voz. A los 14 me presenté a un concurso y mi madre que 
me quería impedir acudir, lloró de lo bien que lo hice aquel día. A mis 17 en un concierto, 
olvidé la letra de un tema y la primera estrofa la canté con “Lalala”. A mis 25 olvidé los 
zapatos para cantar en una boda y canté en “chanclas”. A mis 26 me equivoqué diciendo el
nombre de pueblo, y quise que la tierra me tragase. A los 27 perdí un buen trabajo por 
 estar tan nerviosa que mi voz tembló durante todo el cásting. En este mundillo se crean 
anécdotas a diario.

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes?
Al igual que en todos los sectores es complicada. Somos muchos buscando lo mismo, buscando vivir de ello. Es un trabajo inestable, de ir y venir, de trabajar 24 horas al día para mantenerse, de empeño constante. Es duro, pero a mí me sigue compensando como el primer día. Es una carrera de fondo, con crisis y sin ella.

¿Que crees que debería cambiar?
Están cambiando las cosas. La industria debe dar un giro, y ya lo está haciendo; ahora contamos con armas tecnológicas con las que poder dar a conocer nuestro trabajo, eso es algo positivo. La oferta es mucho mayor sólo con un click. También debemos concienciar a la gente de que eso que se consigue con un click tiene mucho trabajo detrás. Debemos seguir intentando que se valore la música, en todos los sentidos. Debería cambiar la educación, creo. No educamos en la libertad, en la creatividad, en el arte y las emociones.

¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?
Ahora estoy preparando las próximas actuaciones como telonera de Melendi y centrada en componer. Espero poder sacar mi primer trabajo algún día de estos, y de momento estoy en la fase creativa, disfrutando mucho de ella. Estoy por primera vez componiendo en castellano, y está resultando ser un reencuentro muy importante conmigo misma.

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto?

Les diría que es un mundo alucinante. Es terapéutico, te hace conocerte mejor. Que se relajen y no quieran resultados “ya”, que aprendan a escuchar a su cuerpo, y que no se centren sólo en la técnica, que digan algo al cantar. Que no trabajen sólo la voz, que trabajen el oído. Y sobre todo, que disfruten.

Podeis seguir a neus en su página de facebook: PULSA AQUÍ

Cantantes del siglo XXI: Bárbara Breva

La cantante de Jazz Bárbara Breva comparte con nosotros sus reflexiones. Es una cantante de gran sensibilidad y creatividad. Con un gran dominio escénico que contagia al público su saber hacer y su alegría de cantar desborda a todo el auditorio. 

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
Escuchar música clásica con mi padre en el sofá casa.. Tenía menos de tres años…

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
Intento beber de todas las fuentes y apreciar lo que cada uno aporta, aún así, siempre hay compositores o artistas por los que se siente más debilidad… y otros a los que se descubre con el tiempo. También los profesores son muy importantes, pues la música requiere de tesón, dedicación, perseverancia...y por momentos puede ser frustrante no avanzar lo que uno quiere. Un buen profesor no sólo te enseña sino que te sostiene cuando flaqueas, y te anima a seguir y progresar.


¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven?
Llevo estudiando poco tiempo, empecé en la música hace sólo 6 ó 7 años. Aún así, dentro de la música clásica, de pequeña mis favoritos eran Beethoven y Tchaikovsky, y dentro de la popular, The Beatles y Frank Sinatra. En el mundo del jazz empecé escuchando a Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan. Ahora bebo de muchísimas fuentes e intento no tener prejuicios a la hora de escuchar cualquier cosa.

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Quizá con standards de jazz y temas populares del siglo XX de distintos estilos musicales, aunque estoy empezando a encontrarme a gusto con los temas propios. Un nuevo reto.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu instrumento (en algún curso, o concierto...)
Una vez en un concierto la sala era tan pequeña y estábamos todos tan cerca que, después de presentar a los músicos, empecé a preguntar los nombres del público e ir presentando a toda la primera fila, con los aplausos y las risas de todos. Fue un momento divertido y entrañable.

¿Qué opinas de la situación actual de la enseñanza de la música?
Uf, pregunta difícil. Creo que los conservatorios y escuelas hacen una labor muy importante, pero se debería enseñar más a escuchar y apreciar toda la música en su conjunto, fomentar la creatividad y la búsqueda de la impronta especial que cada uno puede ofrecer como intérprete. Algo que, sin desdeñar la técnica, va mucho más allá de ésta. En cuanto a la música moderna, creo que en este país está absolutamente relegada en cuanto a la enseñanza y, salvo en contados conservatorios o centros, para un profesional que se dedique a la música moderna o popular es prácticamente imposible obtener una formación reglada y un título superior. Creo que esta situación debe cambiar. Hay que posibilitar el estudio superior de otros géneros musicales pues, además de aportar la posibilidad de obtener una titulación, sin duda contribuiría a elevar la calidad musical en todos los ámbitos, tanto profesionales como amateurs.


¿Cuáles son tus músicos favoritos?
Todos aquellos que, cuando tocan, escuchan, crean equipo y fluyen con lo que está pasando, aportando lo que sienten que deben aportar para que el resultado, tanto personal como conjunto sea el mejor posible. También aquellos que, al escuchar a otro, son capaces de entender desde donde está tocando esa persona, apreciar lo que ofrece y, con independencia de que les guste o conmueva más o menos, valorarlo desde el grado de desarrollo de dicho intérprete, sin juicios severos ni comparaciones.


¿Crees que es útil conocer recursos sobre improvisación? ¿Por qué? ¿En qué medida crees que es necesaria la creatividad para el músico?
Creo que es muy útil y sí, tal vez necesario pues, además de leer y tocar una partitura con la mayor calidad y ‘espíritu’ posibles, es importante poder ofrecer nuevas soluciones creativas cuando la ocasión y el tipo de música lo requiere.


¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?
Jajaja..Muchos!  El más cercano, finalizar una grabación de Mante, un grupo de pop de temas propios que pronto verá la luz con mucha alegría.


¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto?
Que tengan paciencia e ilusión. La voz es un instrumento que no se ve, y en el que, aunque haya una gran intuición, la evolución técnica es a veces más lenta que en otros. Paciencia, ánimo, buen humor, y salir a la palestra sin miedo.. Cada uno ofrece lo mejor que tiene en el momento en el que está y de eso se trata.. El progreso, tanto en técnica como en intensidad emotiva, va llegando si uno trabaja.


¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
La música ha aportado un nuevo sentido a mi vida. Es un arte universal que no tiene fronteras.. Desde que estoy haciendo música me siento más yo misma y es una fuente inagotable de estímulo, un reto constante que me anima a progresar para tener mejores cosas que ofrecer, tanto en la música como en la vida.. Y, aunque haya momentos difíciles, mi única pretensión es poder transmitir toda esa alegría a los demás. Qué más se puede pedir…?