Mano izquierda: cómo bajar y levantar los dedos

Tal y como dije ayer, hoy voy a tratar sobre la mano izquierda

Es importante dejar caer el dedo con exactitud y flexibilidad, pero sin golpear con dureza el diapasón, aprovechando el propio peso del dedo. Tras esto, el dedo debe liberar inmediatamente la presión con la que hemos bajado.

Los dedos de la mano izquierda tienen dos funciones: por un lado provocan que suene una nueva nota, por otro paralizan la vibración de la nota anterior.

Para que funcionen bien es necesario que lleguen a la cuerda a una gran velocidad pero una vez que tocamos la nota es necesario que estos se relajen y permanezcan sobre la cuerda con la mínima presión posible.

Un ejercicio interesante es el que propone Sassmanshauss que consiste en dejar caer el tercer dedo a una gran velocidad y a continuación liberar la presión hasta que escuchamos el armónico con dicho dedo.



Un buen método para desarrollar la agilidad de la mano izquierda es el de SchradieckThe School of Violin Technics. Para consultarlo, haz click sobre la imagen: 



Espero que tengáis un buen miércoles.

Velocidad de la mano izquierda

En esta entrada podéis ver un vídeo del violinista Jascha Heifetz tocando la obra Scherzo-Tarantella del compositor polaco Henryk Wieniawski.

Jascha Heifetz fue un violinista muy popular en su época, especialmente reconocido por su control técnico. Fue tan famoso que le hicieron un reportaje en la revista Life en el año 1969.

Primera página del reportaje en la revista Life sobre Jascha Heifetz


Es interesante ver cómo mueve los dedos en cámara lenta.



No olvidéis que tal y como hemos dicho en las entradas sobre cómo estudiar mejor, antes de  tocar rápido hay que aprender los pasajes lento.

Mañana trataré más sobre este tema.

¡Feliz martes!