ALBERTO DURERO Y SU TIEMPO


Despedimos el curso presentando por fin nuestro flamante proyecto Alberto Durero y su tiempo. Nos ha llevado mucho trabajo y muchos meses, ha sido instructivo, divertido... y agotador.

Hemos querido demostrar que ciencias y letras no están tan lejos, que el arte forma parte de la vida y que
no es algo aislado y desconectado del resto de las actividades humanas, muy al contrario, se encuentra en permanente relación con otras disciplinas aparentemente distantes. Lo hemos hecho, además, como hiciera Alberto Durero, adentrándonos en otras materias desde las nuestras propias con interés y con deseos de aprender; pintando y grabando en clase de Biología, redactando y diseñando en clase de Música y dibujando en clase de  Matemáticas o investigando sobre el Arte en clase de TICO.
Quiero dar las gracias de manera especial a nuestra compañera de biología Elena Navarro,  antigua alumna que ha vuelto a nuestras aulas como curtida y extraordinaria   profesora, ejemplo de vocación y de  entrega a la enseñanza, gran dominadora de las ciencias naturales y diestra en el manejo del timón a través de las procelosas aguas de la inestabilidad laboral que tantos de nuestros compañeros han de enfrentar al final de cada curso (cosas de nuestro caótico mundo docente). Ella ha encarnado como nadie el verdadero espíritu del proyecto; una "humanista" de pro. Mucha suerte, Elena; te queremos. 

En fin; espero que paséis un rato agradable visitando el sitio web que hemos creado (solo hay que pinchar en la imagen); para nosotros, desde luego, ha sido una experiencia inolvidable. Gracias a todos.

NUESTRO MAPA DE COMPOSITORES

Como ya venimos contando en los últimos meses, en el instituto se está desarrollando el proyecto Alberto Durero y su tiempo; desde nuestro departamento hemos colaborado profundizando en el tipo de música que se creaba e interpretaba entonces y, por ende, qué tipos de música y qué compositores podría haber escuchado nuestro pintor. 

Utilizando las TIC decidimos confeccionar un mapa de compositores ubicando a cada uno en su lugar de nacimiento para "ver" qué zonas fueron más relevantes y apreciar  la importancia de la escuela Franco-Flamenca y de la escuela de vihuelistas españoles. 

Los artífices: mis alumnos de cuarto curso. 
Este ha sido el resultado.



¿Cómo lo han hecho?


Comenzamos distribuyendo las diferentes tareas, a saber:
  • Búsqueda de información sobre los compositores (textos, imágenes y vídeos o audios) y redacción de breves anotaciones biográficas.
  • Grabación de dichas informaciones (por parte de los alumnos) y digitalización para su posterior inserción o uso mediante SoundCloud.
  • Iniciación en la elaboración de mapas personalizados con Google Maps
Una vez recopilada toda la información los alumnos grababan en audios los textos, buscaban imágenes de los compositores y ejemplos de sus obras en vídeos o audios. Todo ello se insertaba en los puntos del mapa de tal suerte que si se pincha en ellos podremos leer breves textos, ver una imagen relativa al autor y escuchar una pequeña obra. En muchos de los casos hemos incluído un audio con el texto escrito.

Para apreciarlo mejor recomiendo ampliar el mapa pinchando en el icono de la esquina superior derecha.

NOTA IMPORTANTE
Alberto Durero vivió entre 1471  y  1528.
En este mapa no están todos los compositores del Renacimiento, únicamente aquellos muy destacados   cuya música pudiera haber escuchado Durero si atendemos a sus fechas de nacimiento.   











El nacimiento de la ópera

El nacimiento de la ópera fue una especie de casualidad ya que los intelectuales italianos que se reunían en torno al Conde Bardi en los albores del Renacimiento pretendían recuperar la tragedia griega de la antigüedad. 

Sabían que eran teatros con parte musical cantada (de los cuales no nos ha llegado nada a la actualidad) y se decidieron a recrearlo, naciendo así lo que se conoce como "ópera", del latín "obra" y la titularon "dramma in música".

Las primeras óperas tuvieron como motivo principal escenas de la mitología griega arcaica. Las primeras con autor conocido son los "Orfeo" de Peri y Caccini. La experiencia tuvo tanto éxito que se puso muy pronto de moda y en menos de un siglo llegó a haber más de cien teatros de ópera en toda Italia. Para que os hagais una idea la ópera fue un fenómeno comparable a lo que hoy puede ser el fútbol, donde no sólo se iba a escuchar música sino también a relacionarse y a hacer negocios. 

Fue Monteverdi quien, inspirándose en los anteriores, alcanzó cotas musicales, artísticas y dramáticas en sus óperas "La coronación de Poppea", "La fábula de Orfeo" (cómo no!), "El retorno de Ulises a la Patria", "La Ariadna" (de la cual sólo se conserva su emocionante "Lamento"). Monteverdi es la culminación, la llave entre el Renacimiento y el Barroco, de hecho son sorprendentes sus experimentaciones sonoras, armónicas (aparecen los acordes de séptima de dominante sin preparación), tímbricas, etc... conservando hasta hoy su sentido de la emoción.

Os dejamos un vídeo de este autor:

LA MAGIA DE LA CUERDA: METALLICA, STING, DURERO Y EL LAÚD

Hombre Dibujando un Laúd, Alberto Durero,  (libro De la medida, 1525)

Como muchos ya sabéis, estos días trabajamos  en un proyecto interdisciplinar sobre Alberto Durero (1471-1528), sobre su obra y  sobre su tiempo. El grabado con el que abrimos nos muestra el taller de un artista, un pintor que se aplica en el estudio de la perspectiva y el escorzo,  al igual que lo hiciera Durero    utilizando para ello el artilugio inventado por Jacob Kesser y  los conocimientos adquiridos en sus viajes a Italia (Véase).  La imagen da pie, además,  a una incursión en la organología renacentista y a volver sobre ese rey de la música instrumental que fue el laúd. Y volvemos, no para escuchar música renacentista, por más que hayamos empezado con Durero, sino para constatar que cuando la música es buena, lo sigue siendo en cualquier momento e interpretada con cualquier instrumento. 
Para ello traigo dos ejemplos en los que veremos cómo suena una obra actual interpretada (en el primer caso) o acompañada (en el segundo)  por este instrumento renacentista.

  • A continuación, Nothing else matters, la mítica balada de Metallica, en una adaptación e interpretación de nuestro ya conocido David Hernández Romero. 



Aquí podéis escuchar el original : "Nothing Else Matters"
A mis guitarristas, pianistas y demás interesados os enlazo las partituras y tablaturas correspondientes:
Guitarra (tablatura)

  • En este otro vídeo, el cantante  Sting (del grupo The police) interpreta su famosa canción Fields of gold acompañado de Edin Karamazov



Aquí podéis escuchar el Original: Fields of gold

Como podéis ver,  la magia de la cuerda pulsada fascina tanto en el siglo XXI  como lo hiciera en el siglo XVI .


Entradas relacionadas: El laúd y la concordia, música y política

Para saber más:

Durero y Cranach: arte y humanismo en la Alemania del Renacimiento (Museo Thyssen-Bornemisza

Perspectiva: ciencia y magia de la representación (Parque de las ciencias de Granada)

Leonardo da Vinci y la revolución científica de las artes visuales del Renacimiento: Instituto Schiller

EL LAÚD Y LA CONCORDIA: MÚSICA Y POLÍTICA



 Los embajadores. Hans Holbein el Joven (1533)

A este  famoso cuadro del alemán  Holbein el Joven solemos recurrir cuando queremos ilustrar los diversos significados y mensajes que la pintura de otros tiempos encerraba, porque, como puede observarse  si se pone la debida atención, está cargado de simbología y de referencias encubiertas. 
Pinchando  en el pie de foto podréis ver todos los detalles de los que vamos a hablar.

Los dos personajes retratados se nos presentan junto a toda una serie de objetos e instrumentos diversos que, si bien parecen casualmente dispuestos, tienen  una clara intención y un significado. Vemos en los globos terráqueo y celeste, referencias a la astronomía, a la geografía, a los territorios y las posesiones de diferentes países; vemos también alusiones a la aritmética, la geometría y  el saber, al tiempo y a la vanidad (el reloj, la calavera anamórfica), a la religión...Y vemos además un laúd, unas flautas  y un libro de partituras. Pinchando en la imagen veréis que el laúd tiene una cuerda rota.



Como es obvio el cuadro alude a las relaciones   internacionales, a sus responsables  y a las disciplinas y aptitudes que  deben adornarlos para que éstas sean óptimas. Holbein nos transmite la idea de que para el buen gobierno es necesario el conocimiento: la política requiere inteligencia y sabiduría y las alianzas equilibrio y lealtad; además la armonía ha de imperar en la política.



Efectivamente, desde Platón y Aristóteles - a cuyas éticas y estéticas nos hemos referido en alguna ocasión -  música y política fueron de la mano. En el Renacimiento, con el resurgir de las teorías clásicas, se recupera y mantiene la creencia en el poder ético de la música; es más, se la compara  con el estado: la música, con su orden y su armonía, sería el reflejo de un estado ordenado en el que reina la concordia.
En esta línea platónica, el pensador Marsilio Ficino* también comparó al príncipe (gobernante) con el músico, de suerte que el estado es el instrumento y el gobernante, el instrumentista. 

Otro ejemplo lo encontramos  en Emblemata (libro de emblemas, 1531) de Andrea Alciato. Aclararemos antes que los emblemas son ilustraciones simbólicas que el autor acompaña de un texto alusivo. Pues bien, uno de los primeros emblemas del libro  titulado "Foedera italorum" (alianzas de Italia)  relaciona un laúd a un texto que trata sobre las alianzas políticas. Es decir nos presenta al laúd como símbolo de la concordia



El texto - en latín -  hace referencia a la armonía que debe presidir los acuerdos políticos y las alianzas entre los príncipes europeos, puesto que si uno de ellos rompe alguna de esas alianzas o no cumple lo pactado, la armonía también se rompería estropeando las relaciones políticas, al igual que se estropea la música cuando se toca el laúd con una cuerda rota o desafinada.

Como veis, el papel del laúd en el Renacimiento va más allá de la mera interpretación musical. 
Escuchemos ahora un laúd con todas sus cuerdas, perfectamente afinado e impecablemente tañido en estas siete preciosas piezas de  música renacentista interpretadas por el laudista  David Hernández Romero.





"La música y sus instrumentos sintetizan la templanza, la armonía y  la concordia propias de un gobierno iluminado"
 (Alberto Ausoni. La música) 


Es lamentable que la iluminación haya abandonado a los gobiernos; quizás sería deseable un poco de neoplatonismo en estos tiempos tan materialistas y prosaicos.

*Marcilio Ficino (1433/1499) fue uno de los más destacados humanistas; poeta y músico,  el propio Lorenzo de Medicis lo consideraba como la reencarnación de Orfeo.


RECOMENDACIONES
Para saber más sobre Los Embajadores no dejéis de visitar La aldea irreductible y de leer  el magnífico post de Javier Peláez: Anamorfosis y simbología del prodigioso cuadro de Holbein el Joven (1533)

Para ver los emblemas de Alciato: Alciato at Glasgow, la  magnífica web que recoge todas las ediciones de los Emblemas.