Videojuegos para el verano: entrenamiento auditivo

Como ya se acercan las vacaciones, he creado unos juegos para que disfrutéis mientras mejoráis en el reconocimiento de notas musicales (un entrenamiento auditivo divertido que vendrá fenomenal para los dictados melódicos). Uno es de temática espacial y el otro es navideño (inspirado en una idea de una de mis alumnas, Sandra Novais). En los dos juegos hay que reconocer unas notas por su sonido y escribir su nombre con cifrado americano, por lo que es necesario el teclado del ordenador o el teclado externo de la tablet (no os preocupéis si no conocéis las letras del cifrado americano: os las indica el propio juego). Podéis jugar tantas veces como queráis y mejorar vuestra puntuación, pues el orden de las notas irá cambiando. El ámbito es algo mayor de una octava. ¡Mucha suerte!
He ideado y programado estos juegos con Scratch. Pueden compartirse libremente mientras no se haga un uso comercial y se me mencione como autora (Adriana Cristina García, del blog Aula Musical de Adriana). Mañana subiré otros juegos similares que han realizado mis alumnos de Pedagogía del Conservatorio Superior de Música de A Coruña (os anticipo que les han quedado chulísimos). Espero que los disfrutéis.
Empezad haciendo clic en la flecha verde.
(Si no carga, podéis ver el primer juego pinchando aquí y el segundo pinchando aquí)






Juega a componer con estos amigos

Aquí tenéis el nuevo juego que he diseñado con Scratch. Cada uno de los personajes representa un sonido de la escala de Do Mayor. Pinchando en ellos, podréis construir vuestras propias melodías. Es hora de soltar vuestra creatividad. Empezad haciendo clic en la flecha verde. Que lo disfrutéis.
(Si no carga, podéis ver el juego pinchando aquí)



«POPEYE EL MARINO»


     Popeye el Marino apareció por primera vez en un cómic en 1929, y se hizo famoso gracias a una serie de dibujos animados. El personaje se caracterizaba por un brazo de hierro, una pipa en la boca, el ojo un poco desviado bajo su gorro, un ancla tatuada y la lata de espinacas siempre lista para ser engullida. El marino ayudó mucho a que millones de niños consumieran espinacas en el mundo, ilusionados con tener su enorme fuerza.

    En su 90 cumpleaños os invito a escuchar la canción de la famosa serie y completar la partitura a dos voces.