Son muchos los llamados y pocos los elegidos



Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Es una frase bíblica muy fácilmente aplicable a la trayectoria de un cantante.

Se la escuché por primera vez a una profesora, y lo solía decir muy a menudo. Se trataba de la genial cantante catalana Enriqueta Tarrés, una gran profesional llena de sabiduría. 

Qué implica esta frase? Que el trabajo de un cantante no cesa nunca, siempre hay un margen de mejora, nuevos proyectos que hacer, diferentes canciones que aprender, nuevos retos que afrontar, etcétera...

A lo largo de mi experiencia me he dado cuenta que son aquellos que más insisten los que al final acaban dedicándose a este mundo maravilloso del canto, pero a su vez, tan lleno de piedras en el camino.

Son aquellos cantantes "resilentes", es decir, capaces de sobreponerse a las dificultades los que alcanzan su sueño.

Hay mucha gente que piensa que sólo por tener un bonito timbre de voz, facilidad previa, va a conseguir culminar una carrera musical, cuando la realidad es que muchos de ellos ante la más mínima dificultad abandonan. 

Es importante tener unas buenas condiciones, pero más importante es tener una "mente bien amueblada" y un enfoque claro acerca de lo que realmente se desea en la vida.

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On Line

Más importante el rumbo que la meta




Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Considero fundamental en la vida, y no solamente en la vida musical, encontrar tu vocación o tu pasión y al mismo tiempo establecer un rumbo que te lleve a vivir la vida que deseas. 


Desde el punto de vista del cantante, generalmente la cuestión de la vocación suele ser bastante clara. 

Lo que ya no está tan claro es de qué manera se va a desarrollar su camino. 

Es importante establecer pequeñas metas y no sólo "la gran meta", es decir, uno puede soñar con cantar para veinte mil personas en un estadio de fútbol pero antes de llegar a ese momento, que tampoco tiene por qué ser un fin, tendrá que "quemar" numerosas etapas, pasar por ellas... 

Querer dar pasos de gigante en muchas ocasiones nos provocará insatisfacción y frustación ya que es más improbable que consigamos metas que no están a nuestro alcance en un determinado momento, o sea, si estamos preparados para hacer un concierto en nuestra ciudad puede ser que no estemos preparados para afrontar el reto de que ese concierto se retransmita a todo el mundo, por poner un ejemplo. 

Traza claramente tus objetivos diarios.

Sueña en grande pero da un paso cada día!

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On line

Vïctor Alfonso: una carrera de mucho trabajo vocal y psicológico

Hoy recibimos en La Brújula del Canto a un joven cantante pop de Monterrey, Nuevo León, México.
¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
La primer experiencia con la música la tuve a los 5 años, todo empezó cuando mis papás me llevaron a un casting para un musical que iba a tener presentaciones en mi ciudad natal, Monterrey, Nuevo León. 

Esa audición fue la que cambiaría todo, quedé seleccionado y fue mi primer acercamiento a los escenarios; ese fue el primer musical de 10 que se realizarían en los siguientes 5 años de mi vida. 

Después de eso comenzamos a buscar clases para perfeccionar mis técnicas de canto y expresión corporal, teniendo participaciones en diferentes eventos de modelaje, canto, baile y explorando la actuación para diferentes comerciales de television a nivel nacional. 

¿En qué momento decidiste que querías ser cantante?
Durante algunos años de mi infancia y adolescencia formé parte de un grupo llamado “LOS CHAVOS”, creo que ésta etapa fue la que impulsó ese sueño de iniciar una carrera como cantante profesional en el futuro, yo contaba con aproximadamente 10 o 12 años de edad.

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
Yo crecí escuchando a personalidades como José José, Mijares, Emmanuel, Alberto Cortez, Yuri, entre otros. Todo esto por influencia de mis papás ya que eran sus cantantes favoritos, incluso mi estilo inicial fue la balada romántica, y poco a poco fui creciendo tanto musical como vocalmente y obviamente actualizando mi estilo y mi música. 

En la actualidad creo que tengo influencias mexicanas como los artistas ya mencionados, y también de uno que otro artista americano, ya sea el caso de Bruno Mars, Adam Levine, Katy Perry, entre otros. 

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
Sin lugar a dudas las dos cantantes que roban mis suspiros son Katy Perry y Beyoncé. No me cierro a tener solo un favorito, escucho música de todos los géneros y de muchísimo artistas. 

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Actualmente mi genero musical y con el que me siento mucho mejor en el escenario es el Pop y sus derivados, Balada Pop, Electro Pop, Pop Rock, etc. 

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional.
Lo que más me impulsó a seguir luchando por mi sueño fue una audición para un realty show muy famoso en México llamado “LA ACADEMIA”, dicha audición me tomó 10 horas de fila, cansancio y desgaste físico. Llegué al ultimo filtro y un juez que era un ex académico me escuchó cantar, y al terminar me dijo que yo no tenia talento, que él no sabia que era lo que yo hacia en esa audición y en éste mundo artístico. 

Esta crítica tan fuerte, delante de cámaras y a una edad temprana en mi adolescencia, me hizo luchar aún más por mi sueño y por cumplir mis metas. Hoy he llegado a distintos lugares del mundo con mi música, tal es el caso de Perú, Colombia, Ecuador, entre otros lugares; Ya viajé por gran parte de la república mexicana y mis fans van aumentando en distintos países, estados y ciudades.

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes?
Creo que actualmente esta carrera musical tiene sus pros y sus contras, ya que debido a las redes sociales y el mundo del internet todo es posible, puedes tener un impacto increíblemente grande, y puedes darte a conocer en muchos lugares del mundo como mi caso. 

También considero que debido a la piratería las ventas y los contratos con disquera han disminuido con el tiempo. 

Pienso que estamos en un momento en el que tenemos herramientas necesarias para darnos a conocer, mediante Facebook o Youtube, y nosotros como creativos debemos trabajar en algo nuevo y en algo que guste y atrape al público. 

¿Qué crees que debería cambiar?
Creo que a veces no se les da el valor o el espacio a nuevos talentos, esto es muy difícil igual que cualquier otra carrera, pero con perseverancia y compromiso se puede llegar muy lejos. Lo único que cambiaría o impulsaría, sería crear algún programa para impulsar nuevos talentos. 

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto?
Esta es una carrera de mucho trabajo, no sólo vocal, sino psicológico, físico y requiere de mucho tiempo. Mi consejo es que aprovechen todos los recursos que tenemos en nuestras manos y a nuestro alcance. Que compartan todo el material que pueda llevarlos a tener una carrera musical de calidad y que sean perseverantes. Hoy puedo decir que lo que estoy mencionado yo lo apliqué y ha llevado mi música a muchos países. 

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
Disfruten cada vez que estén en un escenario, para mi es una fortuna poder trabajar de lo que me apasiona y conocer a tantas personas que estemos conectados por la música es algo increíble. Luchen siempre por sus metas.

Más información:
Redes Sociales

Instagram & Snapchat
@victoralfonsocf

Vïctor Alfonso: una carrera de mucho trabajo vocal y psicológico

Hoy recibimos en La Brújula del Canto a un joven cantante pop de Monterrey, Nuevo León, México.

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
La primer experiencia con la música la tuve a los 5 años, todo empezó cuando mis papás me llevaron a un casting para un musical que iba a tener presentaciones en mi ciudad natal, Monterrey, Nuevo León. 

Esa audición fue la que cambiaría todo, quedé seleccionado y fue mi primer acercamiento a los escenarios; ese fue el primer musical de 10 que se realizarían en los siguientes 5 años de mi vida. 

Después de eso comenzamos a buscar clases para perfeccionar mis técnicas de canto y expresión corporal, teniendo participaciones en diferentes eventos de modelaje, canto, baile y explorando la actuación para diferentes comerciales de television a nivel nacional. 

¿En qué momento decidiste que querías ser cantante?
Durante algunos años de mi infancia y adolescencia formé parte de un grupo llamado “LOS CHAVOS”, creo que ésta etapa fue la que impulsó ese sueño de iniciar una carrera como cantante profesional en el futuro, yo contaba con aproximadamente 10 o 12 años de edad.

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
Yo crecí escuchando a personalidades como José José, Mijares, Emmanuel, Alberto Cortez, Yuri, entre otros. Todo esto por influencia de mis papás ya que eran sus cantantes favoritos, incluso mi estilo inicial fue la balada romántica, y poco a poco fui creciendo tanto musical como vocalmente y obviamente actualizando mi estilo y mi música. 

En la actualidad creo que tengo influencias mexicanas como los artistas ya mencionados, y también de uno que otro artista americano, ya sea el caso de Bruno Mars, Adam Levine, Katy Perry, entre otros. 

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
Sin lugar a dudas las dos cantantes que roban mis suspiros son Katy Perry y Beyoncé. No me cierro a tener solo un favorito, escucho música de todos los géneros y de muchísimo artistas. 

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Actualmente mi genero musical y con el que me siento mucho mejor en el escenario es el Pop y sus derivados, Balada Pop, Electro Pop, Pop Rock, etc. 

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional.
Lo que más me impulsó a seguir luchando por mi sueño fue una audición para un realty show muy famoso en México llamado “LA ACADEMIA”, dicha audición me tomó 10 horas de fila, cansancio y desgaste físico. Llegué al ultimo filtro y un juez que era un ex académico me escuchó cantar, y al terminar me dijo que yo no tenia talento, que él no sabia que era lo que yo hacia en esa audición y en éste mundo artístico. 

Esta crítica tan fuerte, delante de cámaras y a una edad temprana en mi adolescencia, me hizo luchar aún más por mi sueño y por cumplir mis metas. Hoy he llegado a distintos lugares del mundo con mi música, tal es el caso de Perú, Colombia, Ecuador, entre otros lugares; Ya viajé por gran parte de la república mexicana y mis fans van aumentando en distintos países, estados y ciudades.

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes?
Creo que actualmente esta carrera musical tiene sus pros y sus contras, ya que debido a las redes sociales y el mundo del internet todo es posible, puedes tener un impacto increíblemente grande, y puedes darte a conocer en muchos lugares del mundo como mi caso. 

También considero que debido a la piratería las ventas y los contratos con disquera han disminuido con el tiempo. 

Pienso que estamos en un momento en el que tenemos herramientas necesarias para darnos a conocer, mediante Facebook o Youtube, y nosotros como creativos debemos trabajar en algo nuevo y en algo que guste y atrape al público. 

¿Qué crees que debería cambiar?
Creo que a veces no se les da el valor o el espacio a nuevos talentos, esto es muy difícil igual que cualquier otra carrera, pero con perseverancia y compromiso se puede llegar muy lejos. Lo único que cambiaría o impulsaría, sería crear algún programa para impulsar nuevos talentos. 

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto?
Esta es una carrera de mucho trabajo, no sólo vocal, sino psicológico, físico y requiere de mucho tiempo. Mi consejo es que aprovechen todos los recursos que tenemos en nuestras manos y a nuestro alcance. Que compartan todo el material que pueda llevarlos a tener una carrera musical de calidad y que sean perseverantes. Hoy puedo decir que lo que estoy mencionado yo lo apliqué y ha llevado mi música a muchos países. 

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
Disfruten cada vez que estén en un escenario, para mi es una fortuna poder trabajar de lo que me apasiona y conocer a tantas personas que estemos conectados por la música es algo increíble. Luchen siempre por sus metas.

Más información:
Redes Sociales

Instagram & Snapchat
@victoralfonsocf

Cómo enfrentar las decepciones profesionales

En un mundo tan competitivo como el de la música clásica, todos tenemos una carrera repleta de momentos buenos y momentos no tan buenos. Hay situaciones en las que podemos sentir que hemos fallado, que no hemos logrado nuestros objetivos o que estamos estancados. Todas estos factores pueden provocarnos sentimientos equivocados que nos llevan a cuestionarnos nuestra calidad profesional.

Es muy común en los músicos buscar la aprobación de su entorno o del público. Una profesión como esta no tiene sentido si no hay nadie al otro lado, escuchando y disfrutando de lo que hacemos. Sin embargo, es fácil caer en ese círculo en el que necesitamos tener éxito musical para sentirnos buenos músicos. Por ejemplo, tras una audición frustrada o un concierto que no ha ido demasiado bien, el músico suele sentirse abatido y se lleva al terreno personal una situación puntual que no tiene por qué definirlo. Este tipo de pensamiento es dañino, ya que sin darnos cuenta estamos depositando en otras personas algo muy valioso: nuestra autoestima. 

Frente a las decepciones profesionales hay una serie de patrones que se dan en las personas que se lo llevan al terreno personal y dañan de esta manera su autoestima:

  • Sobregeneralizar: Se trata de convertir un acontecimiento puntual en algo generalizado. Por ejemplo, no conseguir una plaza en “x” orquesta y pensar que no vales como músico.
  • Designación global: En lugar de describir el error o errores que cometemos, personalizamos estos errores en nosotros mismos. Por ejemplo, he desafinado en un momento puntual y pienso, “qué mal toco”.
  • Pensamiento polarizado: Muy propio de los músicos. Se trata de ver las cosas color blanco o negro, o toco bien o toco mal, o el concierto me salió bien, o me salió fatal.
  • Personalización: Tendemos a pensar que todo tiene que ver con nosotros y nos comparamos siempre de forma negativa con el resto. “Este toca mejor que yo” en lugar de “Que bien toca”.
  • Lectura de pensamiento: Presupones la opinión de los demás sobre ti, y la presupones negativa. Por ejemplo, tocar en un concierto y suponer que los demás piensen que lo has hecho mal sin que nadie te haya dado muestras de ello.

Lo que sucede cuando no nos enfrentamos de manera correcta a las decepciones es que entramos en una espiral de pensamiento negativo que nos crea una imagen distorsionada de nosotros mismos como profesionales de la música. ¿La solución? No hay atajos ni trucos, la solución está en uno mismo, en saberse valorar y relativizar las situaciones buenas y malas que se nos presenten.

  • Mantente positivo, siempre centrándote en lo que puedes aprender de cada buena y mala experiencia.
  • Deja el runrun de lado.  A veces tendemos a darle vueltas a pensamientos negativos que no nos ayuda en nada. Pensar en las decepciones no te hará mejor músico.
  • Olvídate de los demás, de su opinión, y de sus éxitos o fracasos.
  • Confía en ti. Puedes tener momentos malos, pero también buenos. Has trabajado y sigues trabajando duro, así que no te dejes vencer nunca por las situaciones o por las palabras de otros.

Puedes encontrar un capítulo completo sobre este tema en nuestro ebook. Pincha aquí para adquirirlo.

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!
Si te gustan nuestros post, ya puedes leer los mejores, con información ampliada y nuevas imágenes en nuestro ebook, ¡ya a la venta!
Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.
Introduce tu dirección de email: