🇨🇺Ilian Scrich (Cuba): Alcanzar las metas en cuanto a técnica vocal e interpretativa


Entrevistamos hoy a Ilian Scrich Meneses, de 22 años, residente en Camagüey, Cuba.

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
No tengo cantantes favoritos, sólo disfruto de la música de muchos buenos intérpretes a mi parecer, como las que he mencionado antes, añadiendo otras, sin ningún orden en específico, como Ella Fitzgerald, Freddy Mercury, Alicia Keys, Dinah Shore, Diana Krall, Ariana Grande, Sam Smith, Adele, Mariah Carey, John Legend, Tori Kelly y otras voces de la música lírica como Anna Netrebko, Diana Damrau, Natalie Dessay y Cecilia Bartoli; entre otras que me aporten algo.
Ver+

🔆Buena Vista Social Club, cuando la música cubana llega a todo el mundo

Por: Redacción
Hablamos hoy de un clásico, podríamos decir incluso que casi mítico, del cine musical documental, de 1998, por Wim Mertens, un verdadero documento etnográfico.

Decimos que un auténtico documental sobre la música popular cubana ya que los protagonistas son aquellos músicos ya jubilados, prácticamente retirados, que fueron puestos en valor.
Ver+

Storytelling de la cantante, pianista y compositora cubana Giselle Lage

Hoy visita nuestra página una referencia de la música desde Santiago de Cuba. Cantante, pianista y compositora. Consta de un repertorio cuidadosamente escogido, que aborda diversos  géneros de la música cubana e internacional.

Su propuesta musical se caracteriza por tener una sonoridad fresca y novedosa que apuesta por el buen gusto y la equilibrada fusión de ritmos cubanos y foráneos. Dentro de su repertorio se incluyen temas inéditos de su autoría y de jóvenes autores santiagueros.

Su figura grácil provoca que en oportunidades la presenten “como una niñita que canta como los ángeles”. Una verdad a medias; pues a sus veintiocho años Giselle Lage ya no es aquella “niñita” que a principios de los noventa del pasado siglo, mostraba su afición al canto en las Cantorías Infantiles de la Sala de Concierto Dolores, en su Santiago de Cuba natal. 

Por el contrario, a pesar de su juventud y en apenas un lustro como cantante profesional del Catálogo de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Miguel Matamoros, es presencia constante en los principales festivales de música que tienen lugar en la más caribeña de las ciudades cubanas, a saber: Festival Boleros en Santiago, Festival de la Trova, Encuentro Amigos del Jazz y, más recientemente, la edición santiaguera del Festival Internacional Jazz Plaza.

Decíamos que verdad a media, porque ciertamente Giselle es dueña de una voz que logra encantar al público, por más diverso que éste sea. “Una voz que enamora”, la definió en alguna oportunidad el periodista José Roberto Loo Vázquez, en entrevista para el periódico provincial, Sierra Maestra. Y es que, repuesto el oyente de la sorpresa inicial, la aparente paradoja de una voz que parece imposible provenir de una imagen casi adolescente da lugar al embeleso, al disfrute pleno de una manera muy personal de interpretar géneros tan diversos como: el filin, bolero, bossa nova, jazz, canción, balada, trova y género fusión.

Graduada de la Escuela Vocacional de Arte (EVA) José María Heredia y del Conservatorio de Música Esteban Salas, en la especialidad de piano básico, Giselle continuó su formación con estudios de Armonía y Orquestación (con el profesor Mario Pujals), así como de canto lírico (con las sopranos Cristina Delisle y María Isabel del Prado).

Precisamente, durante sus estudios en el Conservatorio de Música, retomó su interés por la canción; de modo que tras un período laboral de tres años como pianista acompañante del Conjunto Lírico de Santiago de Cuba, se sometió a un jurado de evaluación del Instituto Cubano de la Música, que la avaló como cantante solista, pasando a formar parte del Catálogo de la Empresa Provincial Comercializadora de la Música y Espectáculos Miguel Matamoros.

Desde entonces, su carrera como intérprete no ha dejado de evolucionar, como resultado de una intensa preparación personal, seriedad en el trabajo, búsqueda constante de nuevas experiencias musicales y el intercambio (en eventos y colaboraciones) con importante músicos del país, como: René Avich(tresero y compositor), Gabino Jardines (destacado guitarrista acompañante), José Aquiles (trovador), Rolando Luna (pianista), Eva Griñan (cantante solista), Zulema Iglesias (cantante solista), Alberto Lescay (trompetista, jazzista)y Yasek Manzano (trompetista, jazzista), Reinier Mariño (guiarrista flamenco) por solo mencionar algunos.

Esa constante búsqueda de nuevas experiencias, ha llevado a Giselle a breves pero positivas incursiones en otros géneros de la música, como el rock (en un homenaje a John Lennon, en compañía del grupo santiaguero Parasomnia) y la música electrónica. En este último caso, resalta el trabajo realizado como autora (en conjunto con Félix Muñiz y Sara Gil Piriz) e intérprete de la canción tema, en la banda sonora del cortometraje animado “Mundo Sumergido”, del Director AlienMa Alfonso, del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográfica (ICAIC); el cualfue seleccionado para participar en el Festival Annecy, de Francia, y reconocido con el Premio del Jurado en el Festival Internacional de Arizona en los Estados Unidos. El video clip que acompañó a este tema, fue nominado en la modalidad de Banda Sonora, en el festival Lucas 2015 (Festival del video clip cubano).

Fruto también de esa exploración dentro de sus posibilidades musicales, resulta la creación de un grupo acompañante, en el año 2015. Con un formato básico de voz, piano, bajo y percusión, y bajo el denominativo Giselle Lage y su grupo, comienza a presentarse de manera habitual en el Iris Jazz Club, en Santiago de Cuba. Este nuevo formato musical permite a Giselle adentrarse en los diversos géneros de su repertorio, con una sonoridad en las que destaca la fusión con el jazz y la creación de arreglos muy personales y bien logrados, que redimensionan sus interpretaciones. 

Confesa admiradora de la música cubana y brasileña, Giselle Lage se ha ganado el reconocimiento de colegas, instituciones culturales y público en general, como evidencian su reciente elección para defender una de las obras finalistas del V Concurso de Música Popular Electo Rosell, Chepín, In Memoriam, organizado por el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en Santiago de Cuba.

Desde 2013, es anfitriona de una peña cultural que, bajo el nombre de Crónicas de mi ciudad, se acerca a la historia y la cultura de su ciudad natal desde el quehacer de investigadores, historiadores, pintores, músicos, escritores y artistas de otras manifestaciones. En este espacio, con un público habitual, Giselle ha desarrollado una faceta más intimista, en la que interpreta su repertorio al piano.

Entre sus proyectos inmediatos, se encuentra la realización de un video clip a la balada “Una mujer”, de la autoría de Jorge Luis Borrego, tema licenciado en marzo de 2017 por la disquera norteamericana AJ Music y promovida por la misma en una veintena de países del continente; logrando alcanzar el número 3 de la lista de temas más escuchados de la disquera en el mes de junio de 2017, en su emisora radial en internet.

Asimismo, y como parte de su superación constante, Giselle trabaja en nuevos temas y arreglos musicales para su grupo, el cual mantendrá el formato original, pero con la novedad de asumir ella misma la doble función de intérprete y pianista.

Más información:
             ENTREVISTA

Habanera “Ojos de España”

La habanera es un género musical que surge en Cuba a comienzos del siglo XIX. Puede ser instrumental, aunque lo habitual es que sea cantada. Se trata de una danza lenta, con un ritmo muy característico en compás binario formado generalmente por contratiempos al inicio de las frases así como la presencia de tresillos (grupos de tres figuras de mismo valor entre sí) o síncopas. En la mayoría de las ocasiones también nos encontramos con que las voces que acompañan a la voz principal, que suelen las más graves, realizan un ritmo basado en la reiteración de corchea con puntillo y semicorchea.

Los temas que tratan generalmente son de amor o de añoranza, de ahí que se le considere un canto fundamentalmente romántico. En muchos casos, la historia la cuentan las voces agudas, dejando a que los hombres reiteren el final de las frases o a que mantengan la armonía con notas tenidas, uniéndose al final de la obra para terminar todos juntos. A estas canciones en muchos casos, los musicólogos las denominan canciones de “ida y vuelta”, porque siempre recuerdan las experiencias vividas o las que nos gustaría seguir teniendo.

Hay una serie de obras muy conocidas de este género, una sacada de la música clásica es la “Habanera” que encontramos en la ópera Carmen de Bizet o la habanera seguro conocida por todos “La Paloma” que comienza con la frase “Cuando salí de La Habana, válgame Dios…”.

En España es muy habitual que las agrupaciones corales interpreten alguna pieza de este género musical, en concreto son muy populares en Cataluña, aunque debemos resaltar que el Certamen anual más conocido de Habaneras y que tiene prestigio internacional, se celebra en Torrevieja (Alicante).

La Coral Polifónica va a comenzar a trabajar esta semana una habanera titulada “Ojos de España”. Es una conocida canción que se ha interpretado por diversos cantantes a lo largo de la historia aunque generalmente en inglés.

Para que podáis acercaros un poco más a esta obra y podáis disfrutar de ella, no sólo interpretándola, sino también escuchándola, os presentamos diferentes versiones de la canción, una en inglés, otra instrumental y la última en español.

Versión de Plácido Domingo:

Versión orquestal de Andre Rieu (director de orquesta neerlandés interpretando la obra con la “Johann Strauss Orkest” creada por él):

Versión del coro Colegio Santa Dorotea de Lisboa (coro de voces blancas):