Andrea Motis y Joan Chamorro, jazz en estado puro

El pasado 7 de agosto tuve la oportunidad de escuchar en Oropesa del Mar un concierto de jazz maravilloso, rebosante de creatividad, musicalidad y energía. Os dejamos la video-entrevista que les hicimos al finalizar el concierto.

La jovencísima Andrea Motis nos deleitó con su cálida voz y su capacidad improvisatoria y creadora al saxo y a la trompeta mostrando una sintonia excelente con Joan Chamorro al contrabajo y al saxo bajo, Esteve Pi a la batería y Ignasi Terraza a los teclados.


Andrea tiene un particular uso del rubato, muy fino y sorprendente. Destila pureza interpretativa y su timbre dulce y cálido es realmente una caricia para el oído, color sonoro que uno no se cansa de escuchar. Le auguramos un brillante y largo futuro vocal y musical puesto que posee el talento,  la personalidad y la actitud para llegar donde quiera llegar. 

Andrea es un ejemplo para muchos jóvenes que se acercan al mundo del jazz y la escuela de Joan Chamorro una prueba de que es posible enseñar a los niños jazz desde pequeños.  


Joan Chamorro rebosa alegría, pasión y amor por la musica, disfruta y hace disfrutar a los demás encima y debajo del escenario. Muchas gracias por dedicarme una canción, fue emocionante!

Una gran sopresa conocer en accion a Igansi Terraza y a Esteve Pi. El primero combinó el piano y el órgano hamond ofeciendo una riqueza timbrica realmente sorprendente. Sus improvisaciones arrancaron los aplausos de los asistentes. Esteve es un gran batería, muy perceptivo, con una gran variedad dinámica y gran fuerza improvisatoria.

Me gustaría destacar la actitud que todos los miembros de la banda mostraron con el publico al terminar el concierto: saludaron, charlaron y firmaron discos todo ello con un cariño y atención especial. Como músicos no debemos olvidar que el publico nos da mucho y que dedicarles unos minutos es educación! Ejemplares también en esto!

Para saber más de estos musicazos podéis visitar:




Jazz para principiantes

El canto en el Jazz es todo un mundo particular, al igual que la manera en la que se trabaja la voz. 

Es importante saber que aunque la técnica vocal, la manera en que se contruye la voz y se descubren las potencialidades, son comunes a todos los estilos, la metodología de trabajo para el jazz tiene varias particularidades.

La voz es el instrumento y cuanto mejor se conozca y cuantos más recursos técnicos se posean, mejor cantante se será. Para ello es necesario un trabajo de técnica vocal (respiración, emisión, dicción, etc). 

Una vez se conozan todas las potencialidades de la voz hay que conocer qué repertorio, qué canciones se adaptan mejor a nuestro intrumento. Las canciones se pueden encontrar en los Real books y en los New real books.

En el trabajo técnico se emplean ejercicios de vocalización sobre los modos del Jazz que hacen que el cantante se impregne de las sonoridades para que posteriormente le sea más instintivo improvisar. 

El jazz vocal emplea recursos como el scat, las escalas y los patrones melódicos y armónicos. 

El tipo de vibrato es diferente al que se emplea en la música clásica ya que es un tanto fabricado. Se emiten las notas primero sin vibrato (lisas) y después se añade un vibrato rápido y estrecho hacia el final. Podeis escuchar un ejemplo.

El Scat es una técnica de improvisación melódica que añade sílabas sin sentido para dar énfasis y sentido a la improvisación. A veces pretende imitar efectos de algún instrumento como la guitarra o la trompeta. Un supremo ejemplo de estas técnicas es Bobby McFerrin. 
El número de repeticiones con variaciones melódicas improvisadas de un estandard es libre pero generalmente es menor cuanto más lento es el tempo de la canción por motivos psicológicos de aprehensibilidad de la duración de una canción por parte del oyente. 
Un recurso de aprendizaje de los músicos de Jazz es escuchar muchas grabaciones y transcribir las improvisaciones de los grandes intérpretes. Para esto puede emplear el programa: Amazing Slower Downer que mantiene el tono pero se reproduce a cámara lenta para facilitar la transcripción.