La importancia de cantarle a tu bebé antes y después de nacer

Está sobradamente estudiado que los bebés empiezan a percibir sonidos a partir del tercer mes de su concepción, ya dentro del vientre. 

Los padres pueden establecer, ya desde este momento, un vínculo afectivo con su hijo hablándole y, sobre todo, cantándole. 

Está demostrado que los niños reaccionan en el vientre a los diferentes estímulos musicales. Cuando son nuevos, de una manera más intensa y conforme se van acostumbrando a los mismos, de una manera más suave, e incluso mostrando diferentes reacciones (agitándose, calmándose) ante diferentes tipos de estímulos sonoros y/o musicales.

El trabajo que haga la madre de cantarle, de inventar pequeñas melodías, de recitarle, y de hablarle al bebé en el vientre facilitará la comunicación una vez el niño nazca. Si la madre le canta al niño/a desde el momento del nacimiento estará ayudándole a adaptarse al mundo y a sentirse más seguro/a.

Por otro lado, el bebé tendrá una mayor capacidad de imitar o reproducir los contornos melódicos en un futuro. 

Actualmente existen diferentes propuestas para madres y padres para que se trabaje su creatividad y su vocalidad en pro de una mayor afectivo de y con sus hijos.

La importancia de cantarle a tu bebé antes y después de nacer

Está sobradamente estudiado que los bebés empiezan a percibir sonidos a partir del tercer mes de su concepción, ya dentro del vientre. 

Los padres pueden establecer, ya desde este momento, un vínculo afectivo con su hijo hablándole y, sobre todo, cantándole. 

Está demostrado que los niños reaccionan en el vientre a los diferentes estímulos musicales. Cuando son nuevos, de una manera más intensa y conforme se van acostumbrando a los mismos, de una manera más suave, e incluso mostrando diferentes reacciones (agitándose, calmándose) ante diferentes tipos de estímulos sonoros y/o musicales.

El trabajo que haga la madre de cantarle, de inventar pequeñas melodías, de recitarle, y de hablarle al bebé en el vientre facilitará la comunicación una vez el niño nazca. Si la madre le canta al niño/a desde el momento del nacimiento estará ayudándole a adaptarse al mundo y a sentirse más seguro/a.

Por otro lado, el bebé tendrá una mayor capacidad de imitar o reproducir los contornos melódicos en un futuro. 

Actualmente existen diferentes propuestas para madres y padres para que se trabaje su creatividad y su vocalidad en pro de una mayor afectivo de y con sus hijos.

Qué escuchan los bebés en el vientre materno

¿Qué escuchan los bebes en el vientre materno?

Está demostrado que a partir del tercer mes de  gestación el bebé tiene desarrollado el oído y es capaz de recibir estímulos sonoros.

El video que comparto con vosotros es una simulación de lo que el bebe puede escuchar, se trata de un experimento sonoro que se encuentra en la casa de la música de Viena en la que también se perciben en la sala los movimientos. 

Como observáis, los bebés escuchan los sonidos de las vísceras de la madre, el latido cardíaco, y sobre todo las frecuencias agudas de que emite sobre todo la madre. 


Y es por ello que se familiarizan con la voz de la madre y de las personas que conviven con ella, las cuales reconocen al nacer y les supone el primer vínculo afectivo a través de la audición.

Si la madre canta o recita durante la gestación el bebe asimila también contornos melódicos. En el caso de nuestra hija hemos hecho un experimento durante el embarazo,  su padre le ha compuesto varias canciones que cantamos cada día desde el tercer mes, unas veces canto yo sola, otras veces le canta su padre cerquita del vientre y otras lo hacemos dos. 

A partir del sexto mes la niña/o reacciona a sus canciones aumentando los movimientos y dando patadas partiendo de un estado de reposo en los tres casos.

Al nacer la niña reconocía y se tranquilizaba con estas canciones.