Final de la 1ª parte del proyecto: La Gramola

El proyecto La Gramola llega a su fin por este curso escolar. Nos despedimos con la vídeo conferencia realizada a los compañeros del instituto San Miguel de Meruelo en Cantabria y su profesora María Jesús Camino.
El proyecto se programó inicialmente para un curso académico, pero se llevará a cabo durante todo el ciclo y, por lo tanto, continuaremos un año más. Hemos realizado 2 de las 3 fases programadas al inicio del proyecto: la 1ª (búsqueda de información y presentación por parte del alumnado) y la 3ª (contacto con otro centro). De este modo dejamos pendiente la 2ª fase, donde el alumnado busca información determinada propuesta por el docente, trabajando individualmente y en pequeños grupos. Esperamos poder terminar el proyecto y contar con vuestro apoyo. ¡Nos vemos el próximo curso!

Así ha vivido la clase de 5º el proyecto durante todo el curso:


El Paganini del piano


En una entrada que realicé en este blog el año pasado (...Y el diablo del violín)  os hablé de Paganini y su leyenda negra acerca de un supuesto pacto con el diablo. 
Virtuosos ha habido muchos a lo largo de la historia de la música y los seguirá habiendo hasta el fin de los tiempos. Mitos como el de Orfeo nos informan de que la figura del músico superdotado, que es capaz de conmover con su arte a todo el mundo, incluso a las fieras es tan antigua como la humanidad misma.
Recordaréis que en esta clase hemos hablado de grandes intérpretes virtuosos de distintos instrumentos: Scarlatti del clave, Haendel del órgano, Bach de cualquier teclado, Farinelli del canto, Mozart y Beethoven del piano, etc.
Pero Paganini es especial por varios motivos, el principal es que provocó en al menos dos casos conocidos un efecto contagio en jóvenes estudiantes de...piano. Como lo oís, no de violín como era de esperar sino de piano, tal vez porque este era el instrumento más importante durante todo el romanticismo.
El primero fue Franz Liszt del que hablaremos en otra ocasión y el segundo, del que quiero hablaros ahora es Robert Schumann.
En este fragmento de la película Sinfonía de primavera sobre la vida de Robert Schumann podemos ver la recreación de ese momento de fascinación del joven Schumann.


Fue tanto el empeño que puso en llegar a ser un virtuoso, que su carrera de concertista se vio truncada por un accidente con un sistema de contrapesos que ideó para coger fuerza en los dedos. A ese accidente le debemos tal vez que su carrera musical se decantara por la composición, en lugar de por la interpretación y es por eso que hoy podemos disfrutar de maravillosas pequeñas joyas para piano como  Carnaval, Álbum para la juventud, Kreistleriana, Escenas de niños etc que le valieron la denominación de poeta del piano, aparte por supuesto de sus famosos conciertos y sinfonías y de las colecciones de lieder y canciones dentro de su producción vocal.


Schumann-photo1850


Al casarse con Clara Wieck, la hija de su profesor, pianista y gran concertista, de alguna manera siguió vinculado al piano de por vida.
Tenía un trastorno bipolar que arrastró durante toda su vida, el cual le llevó a periodos depresivos en los cuales intentó sin éxito quitarse la vida. Los último años los pasó recluido en un sanatorio hasta que finalmente en 1856, con 46 años de edad murió, parece ser que a consecuencia de la sífilis.

Todo sobre la voz

Descubre una página sobre la voz, explicando sus características principales, pero también su esencia inmaterial pero producida por la materia, y su relación con el ser: “Habla para que te vea” decía Socrates.

El trabajo sobre la voz te permite por supuesto mejorar tu voz, aprender a cantar y como proyectar la voz sin tirar de las cuerdas, pero es también un camino de crecimiento personal: buscar tu voz auténtica te lleva hacía ti mismo, al centro de tu ser y permite desplegar nuevas facetas de ti, tan bellas cómo escondidas.

La voz es el reflejo de cómo eres, cómo instrumento, y de cómo utilizas este instrumento. Así el aprendizaje combinará una búsqueda cada vez más precisa de tu sonido propia, de tu musicalidad interior, y aprenderás técnicas cada vez más finas, refinadas, para poder utilizar de la mejor manera tu voz y tu instrumento.

Gran parte del trabajo consiste en liberar tu vibración. Somos energía, somos vibración. Si liberas, si reconstruyes tu vibración, te acercas a quién eres a nivel esencial, profundo: re-descubres quién eres y tu plan maestro, esa información que llevas en la concepción, y que se va perdiendo, distorsionando a partir de allí, desde la vida prenatal y por supuesto en esta vida de niño, adolescente y adulto, que nos depara a menudo sorpresas de todos tipos. Perdemos nuestro código, nos lo estorban, con afirmaciones que dejamos entrar, con creencias que hacemos nuestras y nos limitan, con impactos que nos encierran en una personalidad que nos permite lidiar con la situación, pero no cantar y vivir felices. de hecho todos -o casi todos- notamos cómo perdemos voz con el paso de los años, cómo cantar se nos hace más complicado… y cómo nos desconectamos a veces de quienes somos y de lo que hemos venido a hacer aquí. Nos satisfacemos con algunas de las metas de esta vida moderna (dinero, pareja, poder, fama, relaciones de familia, de amistad, …) y perdemos de vista LA gran meta: ser nosotros mismos, fieles a ese código que portamos adentro y que las clases de canto con Voz viva puede ayudar a recuperar.

El camino de ese rencuentro con tu voz y con tu esencia es sencillo:

  • re-conectar con tu base
  • recuperar todo tu instrumento, para que todo tu cuerpo respire, se oxigene y de paso pueda vibrar con la voz
  • refinar esto casi al infinito, indagando cada vez más en esa búsqueda

Para que tu voz deje expresarse tu esencia, necesitas un instrumento conectado, vital y sano. Por eso la primera fase es el anclarte y estructurar-te, limpiando todo tipo de interferencias y cosas que te desvían de tu camino.

Cuando el instrumento está conectado, verticalizado y el «tubo de tu voz» bastante libre de interferencias, puedes acceder a tu sonido fundamental, el que te define y es cómo tu huella digital sonora. Nadie la puede copiar, y empiezas a sentir más quién eres cuando esto llega.

A partir de este punto, tu voz es TU voz, tu propia voz, auténtica y real, y te va a guiar muy lejos hacia ti mismo. Es un viaje que te llevará muy lejos, es cierto, pero este «lejos» es de hecho a distancia 0: tu punto 0, tu centro. El viaje permite llegar a tu interior, para manifestar en tu sonido, en tu voz, y en tus acciones quién eres y cómo te relacionas con el instante.

Quieres saber más sobre la voz: lee nuestra técnicas para liberar la voz, te gustará!

La entrada Todo sobre la voz se publicó primero en .

Todo sobre la voz

Descubre una página sobre la voz, explicando sus características principales, pero también su esencia inmaterial pero producida por la materia, y su relación con el ser: “Habla para que te vea” decía Socrates.

El trabajo sobre la voz te permite por supuesto mejorar tu voz, aprender a cantar y como proyectar la voz sin tirar de las cuerdas, pero es también un camino de crecimiento personal: buscar tu voz auténtica te lleva hacía ti mismo, al centro de tu ser y permite desplegar nuevas facetas de ti, tan bellas cómo escondidas.

La voz es el reflejo de cómo eres, cómo instrumento, y de cómo utilizas este instrumento. Así el aprendizaje combinará una búsqueda cada vez más precisa de tu sonido propia, de tu musicalidad interior, y aprenderás técnicas cada vez más finas, refinadas, para poder utilizar de la mejor manera tu voz y tu instrumento.

Gran parte del trabajo consiste en liberar tu vibración. Somos energía, somos vibración. Si liberas, si reconstruyes tu vibración, te acercas a quién eres a nivel esencial, profundo: re-descubres quién eres y tu plan maestro, esa información que llevas en la concepción, y que se va perdiendo, distorsionando a partir de allí, desde la vida prenatal y por supuesto en esta vida de niño, adolescente y adulto, que nos depara a menudo sorpresas de todos tipos. Perdemos nuestro código, nos lo estorban, con afirmaciones que dejamos entrar, con creencias que hacemos nuestras y nos limitan, con impactos que nos encierran en una personalidad que nos permite lidiar con la situación, pero no cantar y vivir felices. de hecho todos -o casi todos- notamos cómo perdemos voz con el paso de los años, cómo cantar se nos hace más complicado… y cómo nos desconectamos a veces de quienes somos y de lo que hemos venido a hacer aquí. Nos satisfacemos con algunas de las metas de esta vida moderna (dinero, pareja, poder, fama, relaciones de familia, de amistad, …) y perdemos de vista LA gran meta: ser nosotros mismos, fieles a ese código que portamos adentro y que las clases de canto con Voz viva puede ayudar a recuperar.

El camino de ese rencuentro con tu voz y con tu esencia es sencillo:

  • re-conectar con tu base
  • recuperar todo tu instrumento, para que todo tu cuerpo respire, se oxigene y de paso pueda vibrar con la voz
  • refinar esto casi al infinito, indagando cada vez más en esa búsqueda

Para que tu voz deje expresarse tu esencia, necesitas un instrumento conectado, vital y sano. Por eso la primera fase es el anclarte y estructurar-te, limpiando todo tipo de interferencias y cosas que te desvían de tu camino.

Cuando el instrumento está conectado, verticalizado y el «tubo de tu voz» bastante libre de interferencias, puedes acceder a tu sonido fundamental, el que te define y es cómo tu huella digital sonora. Nadie la puede copiar, y empiezas a sentir más quién eres cuando esto llega.

A partir de este punto, tu voz es TU voz, tu propia voz, auténtica y real, y te va a guiar muy lejos hacia ti mismo. Es un viaje que te llevará muy lejos, es cierto, pero este «lejos» es de hecho a distancia 0: tu punto 0, tu centro. El viaje permite llegar a tu interior, para manifestar en tu sonido, en tu voz, y en tus acciones quién eres y cómo te relacionas con el instante.

Quieres saber más sobre la voz: lee nuestra técnicas para liberar la voz, te gustará!

La entrada Todo sobre la voz se publicó primero en .