Miscelánea de reflexiones sobre el canto, II



Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

-No concibo el canto sin emoción, de hecho la técnica vocal debe ser siempre, una herramienta al servicio de la expresión emocional de aquello que cantamos. 

Personalmente opino que en muchos casos las carencias técnicas se toleran si el cantante consigue emocionar. 

-El oyente no va a evaluar sino a tener una experiencia emocional, a transformarse, a abstraerse, a conmoverse. 

El cantante debe aspirar siempre a la excelencia expresiva. Y cuando hablamos igual, una voz cargada de emoción es una voz llena de verdad.

-Según mi experiencia, el trabajo vocal ayuda a crecer a las personas, a tomar conciencia de su cuerpo, de su mente, de sus emociones, les plantea retos, fomenta el espíritu de superación. 

La labor de ayudar a las personas a descubrir nuevos límites, nuevas posibilidades, a experimentar sensaciones que nunca han tenido... es muy gratificante.  Sacar a las personas de su zona de confort y ampliar sus horizontes es una labor fascinante.
Ver+



Los comentarios están cerrados.