Cuando calienta el sol

sol.jpg

Aunque este año no haga excesivo calor por el norte todavía es tiempo de verano. Por lo tanto, qué mejor momento que este para recordar una de las grabaciones efectuadas a finales de este curso académico.

 

Se trata de un éxito versioneado por múltiples artistas y cuya composición original corresponde a dos de los Hermanos Rigual. A nuestra interpretación le hemos puesto algo de reverberación (cosa que notaréis de inmediato) y un par de tomas falsas.

Por cierto, el requiebro de la última ejecutante prácticamente coincide casualmente con el redoble final de batería. No estaba previsto que así fuera pero hemos preferido dejarlo de esa simpática manera.

 CRÉDITOS:

  • Título: Cuando calienta el sol
  • Duración: 1′ 56”
  • Fecha: Mayo de 2011
  • Intérpretes: 1º de ESO (flautas)
    • Alison García
    • Lucia Fernández
    • Pablo García
    • Cristina González
    • Sara García
    • Yago García

Entrevista en GRANADA HOY


Se le da excesiva importancia a la velocidad y a la técnica en la guitarra"

El músico granadino consigue un sobresaliente cum laude en su tesis doctoral sobre la transcripción musical de la guitarra flamenca, algo que muy pocos habían investigado hasta el momento presente
JUAN PINILLA / GRANADA | ACTUALIZADO 07.08.2011 - 05:00
zoom

El profesor Rafael Hoces, con su guitarra.
Share 
El flamenco vuelve a estar de enhorabuena. La persistencia de una parte de sus grandes aficionados en el empeño de valorar más este arte, de investigarlo, arrojar luz sobre las sombras que aún quedan, nos lleva a puertos como el que damos hoy a conocer. El guitarrista y profesor Rafael Hoces Ortega ha obtenido un sobresaliente cum laude por su tesis doctoral sobre la trascripción musical en la guitarra flamenca. 

-¿En qué consistían las líneas de su doctorado? 

-Hemos investigado sobre cómo escribir en partitura la música de una grabación de guitarra flamenca, de modo que dicha música pueda ser interpretada por cualquier guitarrista sin necesidad de acudir a la grabación. Hasta ahora existían múltiples transcripciones de obras, pero la idea es establecer un método que se refleje las características de cada palo de forma rigurosa y eficiente, tanto su esencia (ritmo, armonía…) como la técnica necesaria para su interpretación. 

-¿Qué supone un doctorado para el flamenco? 

-En primer lugar, al igual que en cualquier otra disciplina, supone un aumento de conocimiento sobre el objeto de estudio, gracias a la investigación. Son numerosas las tesis publicadas que demuestran el interés que hay sobre este arte; y en la parte que respecta a lo flamenco viene a reclamar su importancia como cultura susceptible de estudio. 

-Este año de profesor en Granada... Cuente como ha sido el proceso hasta llegar aquí... 

-Bueno, pues mi andadura, como la de muchos docentes interinos, empezó fuera de casa, concretamente en el Conservatorio de Danza de Albacete. Tras dos años me trasladé al Conservatorio de Música de Puertollano y terminé el año pasado en Córdoba. Afortunadamente la especialidad de Guitarra en Granada va creciendo cada curso y ahora somos ya tres profesores en el Conservatorio Profesional, además de un bailaor y una cantaora que es la novedad este año. Y esperamos seguir creciendo mucho más conforme el público en general conozca la especialidad que actualmente tiene mejor perspectiva de futuro en el conservatorio. 

-¿Cómo se encuentra el nivel en las enseñanzas de flamenco en la Universidad y el conservatorio? Sea crítico. 

-Afortunadamente, la situación es muy buena. La Consejería de Educación se ha dado cuenta de lo importante que es el flamenco como industria cultural y su potencial como herramienta educativa. Gracias a ello se ha creado un grupo de trabajo que intenta potenciar la introducción del flamenco en las escuelas a todos los niveles. En los Conservatorios ya se puede estudiar guitarra flamenca en todas las capitales de provincia de Andalucía, y el cante y el baile también tienen su sitio. La universidad se encuentra todavía en una fase incipiente pero con muy buenas perspectivas: el Grupo de Estudios Flamencos de la Universidad de Granada, el Programa de Doctorado de la Universidad de Sevilla o la creación de cátedras de flamenco son signos de la presencia flamenca. 

-¿Si de usted dependiera, qué cambios realizaría en tales enseñanzas, para reforzarlas o mejorarlas? 

-Es triste saber que de los más de 70 conservatorios que hay en Andalucía sólo se pueda estudiar guitarra en 8, y qué decir del cante, sólo en Sevilla, existiendo ya en Cataluña la posibilidad de obtener la titulación superior de esta especialidad. Y no hablemos del resto de España, donde un estudiante debería desplazarse a Madrid o Barcelona para estudiar sólo una parte de la carrera de guitarra flamenca. Resulta necesario extender la posibilidad de estudiar flamenco a todos los conservatorios andaluces, como mínimo, para ampliarla después al resto de España. 

-Continuemos con el tono crítico. ¿Qué le parecen los nuevos talentos que salen en el toque? 

-Está en boca de todos comentarios como "se come la guitarra, pero no expresa nada" o "no toca nada, pero tiene pellizco". Muchos guitarristas han sabido encontrar el término medio entre una gran técnica y conocimiento del instrumento y la capacidad expresiva. La sociedad de las prisas en la que vivimos provoca que demos excesiva importancia a la velocidad de ejecución y a la técnica, cuestión que provoca que muchos de los nuevos talentos salgan al mercado a explotar principalmente ese recurso en detrimento de otros que proporcionan variedad a la composición. 

-¿Cómo definiría su estilo como tocaor y sus gustos? 

-Me considero un guitarrista de corte clásico. Me gustan los grandes autores como Ramon Montoya, Sabicas o el Niño Ricardo, así como Paco de Lucía en su primera época. He tenido la suerte de aprender de sus obras en el conservatorio para apreciar su arte. Por otra parte me gusta el acompañamiento al cante y al baile. Acompañando es como más disfruto en el escenario. 

-¿Existe escuela granadina de toque como tal? 

-Realmente si tuviera que hacer una distinción entre el toque granadino y el de otros lugares como Córdoba sería una tarea compleja. Quizá se deba esto a que Granada no ha tenido un único referente, tanto actual como histórico, como si han tenido otras ciudades con artistas como Paco de Lucía o el Niño Ricardo. Asimismo, la guitarra granadina se ha desarrollado en espacios tan diferentes como las cuevas del Sacromonte, con el toque para bailar como eje principal, como en las peñas y festivales al uso. 

-Granada es una ciudad con mucha dispersión de programaciones. ¿Cuál sería su modelo si fuera programador flamenco en esta ciudad? Carencias, sobras, matices... 

-Granada es una ciudad muy musical, lástima que el actual Ayuntamiento no se dé cuenta de esto y vaya legislando contra la organización de eventos musicales a golpe de ordenanza, escudado en la cuestión de la contaminación acústica. La cultura en general y el flamenco en particular deben ser potenciados desde las instituciones, sobre todo ahora que es Patrimonio de la Humanidad y que supone una industria poderosa. Nuestra ciudad necesita más festivales anuales, como el de otoño, en donde no sólo tengan cabida los artistas ya consagrados sino los jóvenes que son muchos en todas las disciplinas flamencas.


Santo Domingo de Guzmán

Como todos los 8 de Agosto, cada año recodamos a nuestro Santo Patrono Domingo de Guzmán. Es una experiencia enriquecedora para toda la institución. Desde el área de música intentamos que los niños vivan esta fecha con alegría y principalmente que comprendan a Santo Domingo como un compañero, y su fiesta motivo de reunión e identificación institucional.
No es nuestra intención entrar en cuestiones referentes a la Formación Religiosa, simplemente hacer el ejercicio de vivir lo que enseñamos. Es decir, para enseñar a Santo Domingo hay que vivir y conocer las virtudes dominicas: estudio, predicación y caridad.
Aquí dejamos la letra de una canción compuesta para los 800 años del convento dominico de Prulla (Francia), que los niños aprendieron el estribillo.
Debo confesar que no dejo a su disposición el archivo mp3 pues la grabación que tengo me llegó a mis manos de una procedencia desconocida. No conozco autor ni interprete... Apenas tenga más material para compartir actualizaré este post.


Resuena el sueño de una madre en espera
antorcha de fuego que al mundo rodeó.
En un vientre creciendo la luz de una estrella
que contagiaría a muchos de amor.
Vive en tinieblas, fulgor insesante
entre blancos y negros creció.
Se inicia una historia de predicación.
Hoy, aún se mantiene la luz,
antorchas iluminando el dolor
de claustros a calles por todos lugares
hablando con Dios y de Dios.
Tesoros escritos, un mundo en tinieblas
habrientos de pan de palabra y verdad
"Mas son pieles muertas" se dijo Domingo
y vendió sus libros para ayudar.
Su contemplación logró inspirarlos
y a mujeres y a hombres contagió
un nuevo carisma nació para el mundo:
itinerancia en la predicación.
Hoy, aún se mantiene la luz
antorchas iluminando el dolor
de claustros a calles por todos lugares
hablando con Dios y de Dios.
(La Salve)
Después de ocho siglos de que algunas mujeres
contra adversidades Domingo reunió.
Mientras decidido decía a sus frailes:
"que el trigo esparcido da fruto mejor".
Fue cierto el mensaje en su despedida
al lado del Padre nos ayuda hoy.
Frailes y monjas, laicos y hermanas
familia fundada en la Predicación.
Familia dominicana mantiene la luz,
antorchas iluminando el dolor
nos une una estrella por toda una era
hablando con Dios o de Dios
tu luz, aún brilla hoy.
Himno 800 años Prulla


Muchos Saludos!
Ma. de los Milagros.

It never entered my mind

El primer capítulo del libro "El arte de los sonidos fijados" de Michel Chion hace referencia a un disco compacto de la Blue Note (CJ28-5166) donde aparece la canción "It never entered my mind", con Miles Davis a la trompeta. Esta canción pertenece a la comedia musical "Higher and Higher" con música de Richard Rodgers y letras de Lorenz Hart, que se estrenó en Broadway en 1940 y que después ha pasado a formar parte de los estándares del Jazz, apareciendo en la recopilación de partituras del Real Book Of Jazz Vol.III.
La interpretación de Mile Davis es de una sutileza y sentimiento admirables, llegando a aproximarse a un estado meditativo a través de ese estribillo que se repite cuatro veces a lo largo de toda la canción, siempre con ligeras modificaciones en todos sus finales y con un Tema B efímero, que cuando empiezas a saborearlo ya se ha ido. Quizás no se aprecie en la primera escucha, ni en la segunda, pero poco a poco la melodía de la trompeta te va atrapando de forma hipnótica.
Como curiosidad tres partituras, y las tres distintas. La primera, la anteriormente citada del Real Book; la segunda, una nueva versión al estilo de Keith Jarrett; y la tercera, del libro "550 Jazz Standards. Swing To Bop".



Si alguien quiere ampliar sobre la vida y obra de este excelente músico tiene la opción de poder visionar dos películas-documentales: "Miles Electric: a different kind of blue" y "The Mail Davis Story".

It never entered my mind

El primer capítulo del libro "El arte de los sonidos fijados" de Michel Chion hace referencia a un disco compacto de la Blue Note (CJ28-5166) donde aparece la canción "It never entered my mind", con Miles Davis a la trompeta. Esta canción pertenece a la comedia musical "Higher and Higher" con música de Richard Rodgers y letras de Lorenz Hart, que se estrenó en Broadway en 1940 y que después ha pasado a formar parte de los estándares del Jazz, apareciendo en la recopilación de partituras del Real Book Of Jazz Vol.III.
La interpretación de Mile Davis es de una sutileza y sentimiento admirables, llegando a aproximarse a un estado meditativo a través de ese estribillo que se repite cuatro veces a lo largo de toda la canción, siempre con ligeras modificaciones en todos sus finales y con un Tema B efímero, que cuando empiezas a saborearlo ya se ha ido. Quizás no se aprecie en la primera escucha, ni en la segunda, pero poco a poco la melodía de la trompeta te va atrapando de forma hipnótica.
Como curiosidad tres partituras, y las tres distintas. La primera, la anteriormente citada del Real Book; la segunda, una nueva versión al estilo de Keith Jarrett; y la tercera, del libro "550 Jazz Standards. Swing To Bop".



Si alguien quiere ampliar sobre la vida y obra de este excelente músico tiene la opción de poder visionar dos películas-documentales: "Miles Electric: a different kind of blue" y "The Mail Davis Story".