¿Y si transformamos las clases on-line?

Esta entrada presenta una novedosa aproximación a la clase de instrumento on-line que se basa en aprovechar mejor la situación y no simplemente intentar replicar lo que era una clase habitual de instrumento.

Recientemente he estado muy ocupado investigando las mejores formas de realizar clases on-line de instrumento musical. El resultado de ello han sido estas tres entradas (bueno, la tercera es para cuando dejemos lo on-line):

Con la crisis del Covid-19 hemos realizado una gran transición a la docencia on-line, como hemos comentado en otras entradas, pero ¿y si transformamos las clases on-line potenciando sus ventajas para no quedarnos estancados con sus inconvenientes?

En el siguiente video mi amigo Gerard Pastor realiza una explicación de cómo da clase simultáneamente a varios alumnos de instrumento durante el mismo tiempo que sumarían cada una de sus clases individuales. Pero se va conectando poco a poco con cada uno de ellos, para mandarles pequeñas tareas breves de estudio de fragmentos. Así, cuando los alumnos creen que tienen estos fragmentos resueltos, le piden conectarse y se revisa el trabajo para mandar nuevo o rectificar. De esta forma se produce una situación de práctica supervisada y los alumnos están estudiando piano durante varias horas.

Dejemos que nos lo explique él mismo:

Exámenes de música en directo on-line. Instagram es una solución.

Esta entrada presenta una forma para realizar exámenes on-line de música. Es decir, la configuración que aquí se presenta sirve para cuando se den las siguientes necesidades:

  • Que la interpretación del alumno deba realizarse en un momento concreto en vivo. (Si el alumno puede enviar una grabación realizada en otro momento, hay mejores formas de realizarlo).
  • Que la interacción con el profesor sea mínima (tipo las indicaciones que un tribunal pueda indicar).

Recientemente he estado muy ocupado investigando las mejores formas de realizar clases on-line de instrumento musical. El resultado de ello han sido estas tres entradas (bueno, la tercera es para cuando dejemos lo on-line):

E incluso he participado en un directo en instagram del perfil de Teresa R. Ortegón explicando dos de las entradas anteriores: https://www.instagram.com/teresa.ortegon.psicologia/

Pero en esta entrada voy a presentaros la ingeniosa solución que ha ideado Miguel Ángel Rodríguez Laiz (Catedrático de Piano del Real Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada). Y es que un problema con el que todos nos hemos encontrado a la hora de la retransmisión de música en directo es la calidad del sonido que nos llega.

La solución que se plantea es para un escenario dónde no es necesario que el alumno escuche al profesor (exámenes, pruebas), más allá de una líneas escritas que le puede enviar por chat. Y la ventaja de eso es que si el ancho de banda (capacidad de datos que se pueden enviar a la vez por internet) se reserva par auna única dirección de comunicación, la calidad de lo que se recibe es mucho mayor.

El propio sistema plantéa la privacidad de todo el proceso para que se haga en un entorno privado. Aunque hay que tener en cuenta las normas de tu comunidad autónoma para el tratamiento de datos en el caso de menores.

Os dejo a continuación el enlace a las diapositivas:

Y el enlace al Webinar. Merece la pena llegar hasta el momento de preguntas y respuestas dónde se detallan algunas cosas más (tipos de micros, explicación del ajuste de ganancia, e incluso un pequeño debate sobre cómo realizar las clases con otros sistemas):

Desescalando en la clase de piano

Desescalando en la clase de piano, ilustración: Lluna Llunera.

Las clases on-line han sido la primera forma de mantener viva la docencia musical. Tienen sus pros y sus contras, y muy posiblemente convivamos intermitentemente con ellas durante un tiempo. Si te interesa más sobre cómo mejorarlas, aquí te dejo dos entradas que he elaborado al respecto:

Pero esta entrada es para cuándo salgamos de nuestros comedores, estudios, “habitaciones del piano” (que no del pánico), y tengamos que volver a realizar clases en un aula, profesor/a y alumno/a juntos. No estoy diciendo que empecemos mañana a dar clases de piano siguiendo estas medidas. Repito, esta entrada es para el momento en el que tengamos que ir a los centros para dar clases (o incluso pruebas de acceso) el próximo curso o cuándo Sanidad y Educación lo indiquen. Con lo que se sabe ya, podemos prever un poco las medidas de seguridad que necesitaremos. Y de esto mismo trata esta entrada.

Esta entrada la iré actualizando con novedades que indicaré en este párrafo. Por ahora no se ha modificado la entrada.

Mientras se oyen ya ecos de cómo planificar el próximo curso, o incluso de si hay que realizar pruebas de acceso, me voy preguntando ¿qué normas de seguridad debería tener en cuenta para poder realizar la actividad docente con las mejores garantías?

Así que esta entrada trata de recopilar la información que me está llegando por diferentes medios e intentar crear un pequeño manual de buenas prácticas par la clase de piano (lo siento por el resto de instrumentos, pero si quiero realizar un análisis pormenorizado más allá de unas directrices generales, me tengo que centrar únicamente en mi instrumento, ya que las casuísticas de los demás se me escapan).

Así que vamos a ello: desecalando en la clase de piano.

1ª Parada: Aplicando las normas comunes

Lo primero que tenemos que tener en cuenta son las normas comunes para todos los ciudadanos.

En el siguiente enlace tienes la web de información a la ciudadanía del Ministerio de Sanidad: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/ciudadania.htm (todas las medidas sanitarias de esta entrada se han obtenido principalmente de esta fuente).

A pesar de que podemos afirmar que el Covid-19 es uno de los virus de los que más sabemos en menos tiempo gracias a toda la investigación mundial, es todavía un gran desconocido; y afirmar verdades absolutas es algo que los científicos saben que no pueden hacer. No obstante sí hay consenso en que la mayor de las protecciones para frenar la expansión del virus es claramente una: la distancia social.

Conviene siempre que sea posible evitar estar a menos de 2 metros.

Luego hay una serie de recomendaciones que NUNCA DEBEN HACERNOS CREER QUE ESTAMOS TOTALMENTE PROTEGIDOS y por lo tanto nos olvidemos de la medida anterior (2 metros de distancia).

Luego vendría lo que se llama la higiene respiratoria.

  • Uso de mascarillas.
  • Estornudar y tosar en pañuelos o el codo.

Las mascarillas son lo siguiente en protección. Recordemos que a menos que estemos muy próximos a personas contagiadas, el mayor peligro de estar a menos de dos metros es que contagiemos a los demás.

Inciso sobre mascarillas

Revisando la web (arriba indicada) del Ministerio de Sanidad nos encontramos con la descripción de los tipos de mascarillas y su uso recomendado:

Las mascarillas higiénicas y las quirúrjicas son las que evitan fundamentalmente que contagiemos a otros. Al tiempo que son más cómodas de llevar (se respira mucho mejor, y nos tocamos menos la cara). Si algo nos debe de enseñar este virus, es que más que protegernos nosotros, hemos de proteger a los demás. Si todos pensamos de esta forma, el contagio del virus lo paralizamos mejor. Luego hay una serie de mascarillas EPI (parece que todos hemos hecho un master acelerado en Equipos de Protección Individual) que ofrecen mayor protección (para nosotros) que también se podrían utilizar sobretodo si se prevé estar más cerca de 2 metros de otras personas.

Si algún profesor o alumno sabe o sospecha que está enfermo, entiendo que no debería ir al centro educativo. Si no se prevé que nos acercemos a menos de dos metros de los alumnos se entiende que no serían necesarias las mascarillas de tipo EPI. Hay que recordar que los niños tienen también sus tamaños en mascarillas hasta los 12 años.

Para saber más sobre mascarillas:

Y algunas recomendaciones de cómo usarlas:

// Fin del inciso sobre mascarillas

Si en un futuro el virus remite y ya empiezan a dejar de usarse mascarillas, sería imprescindible educar a nuestros alumnos para que eviten toser y estornudar delante de las teclas del piano, y que siempre se cubran con el codo o un pañuelo (NUNCA CON LAS MANOS). Es algo que cuando pase todo esto igualmente convendría hacer.

En cuanto a la calidad del aire que respiramos conviene recordar que es necesario asegurar una efectiva renovación del aire del aula, sin usar la recirculación. Es decir, ventilar con las ventanas abiertas de forma frecuente.

A continuación, en nivel de importancia, vendría la protección dérmica.

  • Lavado frecuente de manos
  • Llevar guantes y/o desinfectar zonas comunes
  • Evitar al máximo tocarnos la cara (esto hay que recordarlo constantemente).

En este sentido conviene recordar que si tocas una superficie con coronavirus, si tienes la piel sana, el virus no traspasará la dermis y te contagiarás. El virus entra en nuestro cuerpo por la vias respiratorias y los ojos principalmente. El lavado de manos tiene dos funciones principales. Tengas o no tengas la infección dentro de tu cuerpo, si por algún motivo tienes algo de coronavirus en tus manos:

  • Evites ir esparciéndolo por otras superficies.
  • Evites autoinoculártelo al tocarte la cara (proceso muchas involuntário y que ni nos damos cuenta, que precisamente se produce de forma más frecuente cuando llevamos mascarillas, y cuánto mejores son las mascarillas aun más, por lo molestas que son).

Para ello, como una clase de piano con guantes (al menos por parte del alumno) sería inviable conviene:

  • Lavarse las manos justo antes de empezar de clase (tanto profesor como alumno) y al terminar. [En mi caso, a mitad de febrero ya empecé a usar esta medida con mis alumnos. Me traía una botellita de gel hidroálcohólico, que fué toda una aventura poder conseguirla, y les dispensaba un poco a todos los alumnos].
  • Evitar tocar superficies comunes una vez ya nos hemos lavado las manos (pomos, puertas, paredes, interruptores de la luz, pasamanos, perchas). y las superficies comunes del piano.
  • Evitar intercambiar objetos entre el profesor y el alumno (que cada uno se traiga su lápiz y que el alumno aprenda a realizar las anotaciones que típicamente hace el profesor, nada de tocar las partituras, ni mucho menos iPads, etc…). Evitar el uso de papel y fotocopias que damos a los alumnos, sean ejercicios, ejemplos, autorizaciones, etc… Siempre que sea posible sería recomendable que los alumnos se lo impriman en su casa.

Y por último, limpiar frecuentemente las superficies comunes:

  • Del aula:Pomos, mesas (no sabemos quién ha podido estar antes), interruptores, ventanas, etc.. incluso partes del mueble del piano, y finalmente el teclado.
  • Del piano: partes del mueble que tocamos frecuentemente (las tapas para abrir y cerrar), el atril (convendría evitar la práctica de bajar el atril para tocar de memoria, durante un tiempo). Y, por supuesto nos queda lo más delicado…

¿el teclado no es una superficie común?

Efectivamente. Entiendo que si no se puede disponer de dos pianos en el aula, se tendría que evitar tocar en el mismo teclado. O en todo caso limpiar el teclado cada vez que se cambie de “pianista”. La rápida alternancia de “persona en la banqueta” a la que estamos acostumbrados en nuestras clases deberemos evitarla durante un tiempo hasta que la cosas mejoren considerablemente. Hasta ese momento, sea para pasar de alumno a profesor, viceversa o entre dos alumnos se debería desinfectar el teclado (pese a que ya hemos desinfectado las manos antes de empezar la clase). En todo caso, una recomendación sería ir guardándo los ejemplos y explicaciones al teclado para hacerlos todos seguidos al final de la clase, o al final de una pieza; previa desinfección del teclado.

Muy bien, pero ¿y con qué lo limpiamos? Más adelante lo veremos.

Su por el motivo que sea usamos guantes; conviene conocer también el protocolo para quitárselos de forma segura:

Por esto, y por las toallas desechables de las que más adelante hablaremos; conviene tener una papelera disponible en el aula (a ser posible de las que se abren y cierran con tapa mediante la utilización de los pies.

Una última norma común que debemos aplicar es la de quédate en casa si tienes síntomas o no te encuentras bien. No sé si a vosotros os pasa, pero a mi me solían venir alumnos enfermos a clase (incluso con fiebre), que ni siquiera habían ido a la clase del colegio por la mañana. O bien, porque ellos no se querían perder la clase o bien por que sus padres no querían que se la perdieran. A este respecto, debemos concienciarnos más.Creo que es más perjudicial el peligro de salud que supone que el peligro de perderse una clase. Así que no se debería permitir que un alumno enfermo fuese a clase.

Inciso sobre el lavado de manos

Explicación (para niños) sobre el procedimiento correcto para lavarse las manos (el procedimiento es idéntico con el gel hidroalcohólico, simplemente se diferencia en el secado que se realiza esperando unos segundos):

Un resumen en imágenes:

Unas manos sucias, pueden diseminar rápidamente el virus, aquí tienes el famoso experimento de la televisión japonesa NHK:

2ª Parada: Limpiar el piano

Este es el artículo más completo (junto a sus referencias) que he encontrado sobre cómo desinfectar el teclado del piano sin dañarlo: https://www.pianostreet.com/virus-free-piano-keys

Las principales ideas que podemos extraer de este artículo son las siguientes:

  • Las superficies de marfil (un polímero natural) o de polímero sintético de las teclas del piano pueden decolorarse o agrietarse cuando se exponen al alcohol u otros productos químicos agresivos utilizados en desinfectantes.
  • Cuidado con las soluciones de vinagre. No está completamente demostrada su eficacia y en todo caso necesitaría el teclado estar una media hora para que hicieran efecto. No dañaría teclas de plástico, pero sí las de marfil.
  • Usar desinfectantes a base de alcohol, nada de desinfectantes a base de cloro ni ningún producto que contenga cítricos.
  • Si se usa un atomizador (es decir, un spray) o una botella líquida, usar una toalla desechable (que no deje filamentos ni partículas que se puedan colar entre las teclas). Poner el desinfectante sobre la toalla y no sobre el piano.
  • Después del uso, tirar inmediatamente la toalla a la basura y lavarse las manos. No reutilizar toallas.
  • Secar siempre con una toalla seca y nunca dejar líquidos sobre el piano o las teclas.
  • Probar siempre el desinfectante en un área discreta antes de avanzar para asegurarse de que no haya una reacción adversa. Si el acabao no se desprende ni decolora ya se puede continuar después de unos minutos.

A raiz de estas ideas, podemos resumir una especie de protocolo de actuación para limpiar el teclado entre alumno y alumno. Lo primero es buscar las herramientas necesarias para los dos procesos necesarios que debemos realizar:

  • Desinfectar: puedes o usar desinfectante con base de alcohol para aplicar a una toalla desechable o directamente usar toallas que ya tengan el desinfectante incorporado.
  • Secar: necesitas secar después del proceso anterior (uses toallitas desinfectantes o toallitas a las que les apliques desinfectante), así que necesitas toallas deshechables que sequen, pero que no dejen residuos tras su paso (como pequeñas fibras o fragmentos que se cuelen entre las teclas).

Y lo segundo es el ritual:

  1. Usar un desinfectante con base de alcohol sobre una toalla desechable. O directamente una toalla desinfectante.
  2. Pasar cuidadosamente la toalla desechable con el desinfectante por las teclas (u otras partes del piano que se puedan haber tocado con las manos). Y tirar la toalla.
  3. Dejar unos 30 segundos.
  4. Limpiar con otra toalla desechable el líquido que aun quede en las teclas. Y tirar la toalla.
  5. Lavarnos de nuevo las manos después de todo el proceso.

Recuerda que siempre que pases alguna toalla (humedecida o no) debes realizar el desplazamiento hacia fuera del teclado, nunca hacia dentro.

No siendo un experto en estos productos, las recomendaciones de marcas que he encontrado en páginas de afinadores y técnicos de piano son:

  • Para toallas a las que aplicar desinfectante y/o secar: la marca Wypall.
  • Para toallas con desinfectante ya aplicado: Dettol (éstas incluso las recomiendan para limpiar las delicadas superficies de los instrumento ROLI).

No he puesto aposta links de productos concretos ya que no puedo responsabilizarme de si no funcionan correctamente. La mayoría de referencias a productos concretos que he encontrado ha sido en el mercado norteamericano, por lo que no puedo asegurar cuál sería su equivalente exacto en otros países. Pero el partir de esas marcas ya puede dar una referencia a cada uno.

3ª Parada: Desplazamientos

Todo lo anterior no debe hacer que nos relajemos en otras medidas igualmente importantes que si no cumplimos pueden reducir significativamente la efectividad de lo que hemos comentado. Y una parte importante, tanto para profesores como alumnos es la llegada hasta el aula desde su casa:

Algunas medidas de seguridad para llegar al centro dónde se imparten las clases serían:

  • Siempre que puedas prioriza las opciones de movilidad que mejor garanticen la distancia interpersonal de 2 metros.
  • Si vas a realizar el desplazamiento andando deberás guardar la distancia interpersonal cuando vayas caminando por la calle.
  • En los viajes en transporte público guarda la distancia interpersonal y utiliza obligatoriamente mascarillas que cubran nariz y boca.
  • Si vas a realizar el desplazamiento individual con vehículo propio se deberán extremar las medidas de limpieza y desinfección en el interior del vehículo.

Una vez dentro del centro:

  • Cumplir con todas las indicaciones de señalización establecida y el flujo organizado del personas. Éstas seguramente evitarán cruces y mantener la distancia de seguridad.
  • Evitar siempre que se pueda el ascensor.

Si se tienen que tocar puertas o pomos, una recomendación sería llegar hasta dentro del aula con guantes y desecharlos una vez dentro.

O también se puede hacer uso de pulsadores/tiradores que puedes imprimir si se tiene acceso a una impresora 3D. Aquí puedes encontrar muchos modeles entre los que elegir según el tipo de puertas que suelas abrir:

Durante el tiempo de confinamiento me he unido a la comunidad maker (frikis con impresoras 3D) que abastecía a los hospitales cercanos a mi zona. Y una de las cosas más demandadas han sido las famosas viseras (que seguro habéis visto por televisión). Si alguien está interesado en ellas, o quiere ayudar a fabricar para los que las necesiten, esta es la página web con toda la información:

Enlazo la web valenciana que es a la que yo pertenezco, pero con una simple búsqueda en google podéis encontrar facilmente la de vuestra zona.

Y una vez dentro empezar todo el ritual anterior de limpieza de manos, teclado entre alumnos, etc…

Sería conveniente también evitar el uso de llaves compartidas (que puedan tocar varios profesores) o en todo caso desinfectarse las manos después de usarlas una vez ya dentro del aula, así como controlar la entrada y salida de personas de un aula. Muchos centros dejan las aulas libres para que estudien los alumnos. Por desgracia es una práctica que deberemos evitar, si no se puede asegurar una desinfección del aula teclado después de cada uso, para asegurar que la siguiente persona que entre se la encuentra totalmente limpia.

Para evitar el uso de llaves, las aulas no deberían estar cerradas con llave y entonces solo bastaría con abrir y cerrar la puerta con el pomo (mediante guantes, mediante algún tipo de tirador/pulsador y /o lavándose las manos después).

¿Y al llegar a casa?

Advertencias a esta guía

Considero oportuno realizar una serie de advertencias sobre este texto.

  • No soy ningún profesional sanitario ni experto en riesgos laborales. Esta guía no es ningún documento oficial ni verificado, simplemente una recopilación de información de fuentes que he considerado de confianza (siempre instituciones sanitarias y asociaciones de afinadores y técnicos del piano).
  • Si alguien con mayores conocimientos que los míos sobre esta materia detecta alguna imprecisión o error, le pediría que me lo comentara para actualizar la entrada.
  • No estoy asegurando que incluso siguiendo todas estas recomendaciones estemos en un entorno 100% seguro. En ningún momento lo afirmo.
  • No estoy diciendo que debamos volver a las clases cuanto antes con estas medidas. Eso es algo que las autoridades sanitarias y educativas deben decidir de forma conjunta. Simplemente que cuando ese momento llegue (sea en unos meses o en unos años) conviene que tengamos claras unas normas de sanidad para protegernos entre todos.
  • Si cualquier cosa que indico aquí entra en contradicción con cualquier recomendación sanitaria, por favor, no me hagáis caso a mi, y seguid las instrucciones oficiales. Sobretodo si son más restrictivas de lo que aquí se indica.
  • No me responsabilizo de posibles daños a las superficies del piano por una incorrecta elección o aplicación de productos. Por ese mismo motivo no he recomendado ningún producto en concreto, más allá de nombrar marcas que simplemente señalan unos estándares de calidad aceptados por el sector.

Y recuerda…

La perspectiva de los alumnos en la docencia on-line musical

En estos tiempos de pandemias estamos viendo cómo la docencia on-line se organiza como puede de forma abrupta y sin un tiempo previo de aviso que nos ayudase a idearla de la mejor forma. Muchas veces, conseguir que fuese posible ya ha sido todo un éxito. La idiosincrasia propia de las enseñanzas artísticas hacen que las herramientas más utilizadas para vehicular una docencia on-line (aulas virtuales, foros, entrega de tareas escritas, etc…) no sean las que de forma más natural sirven para realizar las clases de instrumento musical. Cada profesor o cada centro ha decidido resolver este brete de la mejor forma que ha podido, y por las redes se han compartido múltiples soluciones y ayudas para conseguirlo. Casi siempre se ha hecho esta decisión desde el punto de vista del profesor, y los resultados de las experiencias casi siempre se han comentado desde el punto de vista del docente. Pero en la asignatura que imparto de Introducción a la Pedagogía Musical del Conservatorio Profesional de Castellón, hemos pensado que sería buena idea que se presentaran las soluciones y las experiencias desde el punto de vista del alumnado. Así que después de varios Webinars en los que los alumnos han discutido sobre los pros y contras de cada solución que han experimentado se ha llegado a unos puntos comunes sobre cómo debería ser una docencia on-line ideal de instrumento musical desde su perspectiva.

En el siguiente documento se expresan las ideas surgidas de estos webinars, con ánimo de que ayuden a mejorar la docencia de aquellos que estén buscando consejo o les parezca interesante oir la voz de un grupo de alumnos discutiendo sobre sus experiencias on-line. No es para nada una crítica, ni niega que nadie haya preguntado a sus alumnos sobre cómo les parece que se les está dando clase; simplemente son una serie de reflexiones que se lanzan como mensaje en una botella en internet para quien quiera descorcharla.

Este documento se estructura en tres secciones; (1) la introducción (el texto que ya estáis leyendo), (2) algunas recomendaciones generales para mejorar la experiencia y (3) ventajas de cada uno de los modelos experimentados.

Recomendaciones

  • Mantener la hora de clase: para ayudar a seguir estructurando las rutinas y obligaciones, siempre que no haya un motivo justificado para cambiar la hora de clase; es mejor mantener el mismo horario existente antes del confinamiento.
  • Seguir una rutina de trabajo semanal: que los periodos en los que se estructure la docencia siga siendo, más o menos, con una periodicidad semanal.
  • Se recomienda una mínima inversión en material de grabación: principalmente en algún micrófono externo que mejore el micro interno del dispositivo que se use para realizar las clases. Con precios similares a los de un metrónomo se pueden encontrar micros en el mercado que mejoran notablemente la calidad del audio.
  • Unificar plataformas; siempre que sea posible, intentar unificar las plataformas utilizadas por el profesorado de un mismo centro.
  • Aprovechar para mandar otro tipo de tareas voluntarias o proyectos (como grabarse un mismo músico varias voces de una pieza).
  • Decidir cuándo grabar un fragmento (y no toda la obra completa) es mejor. Hay veces que grabar una determinada obra larga en cursos altos puede significar un gran reto en estados intermedios de su montaje, y llegar a ser una barrera para el alumno. Plantear grabar fragmentos en lugar de obras completas puede ayudar a superar esa barrera.

Modelos

La mayoría de modelos preferidos por los alumnos se pueden organizar en un contínuo que va entre dos extremos.

Continuo de modelos de docencia on-line. Desde grabaciones en Video/audio hasta Videoconferencia.

Por un lado está el modelo puro de A/V, basado en enviar vídeos y audios al profesor/a para posteriormente recibir las correcciones; y por el otro lado tenemos el modelo puro de Vc, basado en realizar una videoconferencia con el profesor. Dentro de este continuo hay un montón de variantes, con diferentes puntos fuertes cada una. Veamos las características más destacadas de cada modelo por el alumnado:

Modelo A/V Puro

La principal ventaja de este sistema es que asegura la menor pérdida de calidad sonora (en caso de enviar audios) o audiovisual (en caso de enviar videos). En videoconferencias ningún alumno ha experimentado una calidad de sonido que se pueda considerar decente. 

Otra ventaja de este modelo es que el profesor tiene más tiempo para realizar mejores correcciones (en contrapartida, el profesor suele dedicar más tiempo por alumno en este modelo que en el del otro extremo), ya que la respuesta del mismo no es instantánea como en una clase y le da tiempo a pensarla más.

El tercer elemento a destacar de este sistema es que el alumno siempre tiene disponibles las correcciones realizadas por el profesor.

Otro elemento destacable de este modelo, es que el hecho de realizar una grabación para un profesor, obliga al alumno a realizar seguramente más de una toma y tiene una exigencia mayor de que salga bien la interpretación ya que además quedará grabada. 

Por último, el hecho de hacerse grabaciones a uno mismo, se puede aprovechar al mismo tiempo para verse y escucharse, con las ventajas que ello conlleva para detectar los aspectos a mejorar por uno mismo.

Modelo Vc Puro

La principal ventaja de este sistema de docencia on-line se basa en el feedback instantáneo que se recibe del profesor, y la posibilidad de interacción a tiempo real entre el profesor y el alumno.

Hay muchas cuestiones que requieren de más de un intento y varias rectificaciones del profesor para corregirse y esto es más viable en un sistema de videoconferencias.

Además es un sustituto más cercano al contacto humano, del que estamos privados en estos días.

Vistos estos dos modelos, existen una serie de hibridaciones entre ambos extremos que pueden presentar características beneficiosas añadidas a sus respectivos modelos.

Modelo A/V con Vc corta

Este modelo se basa en una docencia impartida principalmente mediante audios y videos enviados por el alumno y contestados por el profesor; pero que programa videoconferencias puntuales que tienen una función más de seguimiento y tutoría con el alumno o hablar de algún problema puntual con alguna obra. De esta forma tenemos todas las ventajas del modelo A/V, al tiempo que mantenemos cierto contacto con el docente y hay temas que se pueden seguir tratando a tiempo real.

Modelo Vc con feedback posterior

Este modelo se basa en realizar una Videoconferencia con el profesor como si se tratara de una clase normal, pero el profesor envía con posterioridad a la clases sus comentarios e impresiones sobre la clase o si se ha olvidado o quiere ampliar alguna de las cosas que le ha explicado ya al alumno durante la videoconferencia.

Modelo A/V previo a Vc

Este modelo, propone enviar las obras al profesor mediante videos, pero que las contestaciones del profesor se realicen por videoconferencia. De esta forma, no hay pérdida en la calidad de lo que recibe el profesor, y las correcciones se hacen a tiempo real.

Modelo A/V y Vc simultáneo

Este modelo es similar al anterior, pero ahora con la diferencia de que el profesor y el propio alumno durante la videoconferencia, también suelen enviarse videos o audios por otros canales de forma simultánea para que las correcciones e interacciones sigan manteniendo una calidad superior a la de las videoconferencias.

Modelo Mixto según repertorio

Este modelo intenta utilizar el canal más óptimo en función del repertorio o tipo de tarea que se quiere trabajar. Por ejemplo: los ejercicios y estudios mediante envío de vídeos y las obras de repertorio por videoconferencia; o viceversa (se han visto ambas versiones de este modelo, y dependen más de la interacción propia de la díada alumno-profesor, para decidir qué versión es más adecuada).

Y hasta aquí la descripción de modelos que han surgido en los Webinars con los alumnos. ¿Qué opinas de ellos? ¿Conoces o has experimentado de otro modelo? Puedes dejar tus comentarios aquí.

¿Tienes dudas sobre cómo mejorar tu docencia on-line? Visita mi Guía (No) Definitiva para mejorar tu docencia on-line musical. Encontrarás muchos hacks que no sabías que podía hacer con lo que ya tienes en casa.

Las ilustraciones de este post son de Lluna Llunera, ¡no dejéis de visitarla!

La guía (no) definitiva para mejorar tu docencia on-line musical

Esta guía no tiene como objetivo ser la solución todo-en-uno para nadie. Simplemente es una recopilación de pequeñas ideas para que cada uno las adapte a su situación. Si te ha sido muy útil esta guía, al final de todo tienes la opción de invitarme a un café o una horchata, ¡considéralo!

Si detectas alguna incorrección o quieres aportar alguna cosa que se me haya escapado o tus propios trucos deja tu comentario abajo del todo.

Con la llegada de la pandemia del COVID-19 se ha producido la mayor transición de la historia de la humanidad hacia la docencia on-line, sin planificación ni previsión previa, que haya existido. En cada país la situación está siendo ligeramente diferente, pero en España, la comunidad educativa se fue un viernes a casa, sin saber muy bien qué debía de pasar al lunes siguiente.

Unido a las medidas de prevención necesarias que reducían drásticamente la mobilidad de las personas, cada uno ha tenido que apañarse con lo que tenía en casa, más alguna compra esporádica que pudiera haber hecho por internet, siempre con la conciencia intranquila por aumentar el riesgo de contagio entre el sector de la logística de bienes.

Durante este tiempo, las instituciones educativas han preparado sus planes de contingencia para la situación, los gurús informáticos han incrementado sus seguidores, las redes sociales han ardido (tanto por los que se quejan de que los profesores mandan demasiado, o demasiado poco, o actúan como si nada pasara, o exigen proyectos imaginativos a la par que imposibles).

No vamos a hablar en este artículo sobre el significado profundo de la función educativa (transmisión, transformación, ambas u otras) ni de cuál debería ser la fórmula más justa de docencia on-line. Lo que está claro, es que, de la forma que sea, la educación es demasiado importante como para no continuarla por los medios que sean. Y al parecer, la educación on-line o algún formato híbrido con la presencial, tiene pinta de que nos va a acompañar en un futuro a corte, medio y largo plazo.

Es por ello que no vamos a presentar ningún método definitivo para dar clases on-line, si no un recopilatorio de pequeños trucos para que cada uno coja los que necesite. Y, dada la naturaleza musical de este blog, nos vamos a centrar en la docencia del instrumento musical o canto. Para soluciones de como dar cualquier otra clase teórica, ya hay mil sitios que se han preocupado por ello.

En esta guía nos vamos a centrar en 2 situaciones particulares:

  1. El alumno/a y el profesor/a se envían vídeos.
  2. El alumno/a y el profesor/a realizan una videoconferencia.

Te recomiendo que a partir de ahora tengas a mano tus aparatos audiovisuales que tengas en casa para examinarlos mientras lees esta guía (y comprobar qué conexiones tiene) y también tengas abierta otra pestaña del navegador para buscar en google (y saber de qué hablo si no te suena) o amazon (y ver rangos de precios de lo que comento, aunque luego lo compres en otro comercio).

Conociendo qué tenemos en casa (VIDEO)

Esta guía pretende que aprovechemos mejor lo que ya tenemos en casa, bien sea descubriendo funciones que no caíamos en la cuenta que tenían esos aparatos o aplicaciones, comprando pequeños conectores o cables que aún no teníamos o sabiéndo mejor en qué invertir y qué conseguimos con ello. Así que lo primero es saber qué hay en casa. Tanto si queremos hacer grabaciones o videoconferencias, necesitamos dos flujos de información importantes: imagen y sonido. Empecemos por la imagen.

En casa seguro que tenemos más de uno de los objetos de la siguiente lista:

  • Móvil
  • Tablet
  • Portátil
  • Ordenador de Sobremesa
  • Webcam
  • Cámara de fotos
  • Cámara deportiva

Todos los aparatos anteriores son capaces de grabar o enviar señal de imagen. No voy a centrarme en explicar cómo se graba con ellos (seguramente ya lo sabrás hacer) si no en cómo hacer que envíen la señal al ordenador para realizar videoconferencias.

Como más tarde veremos, nos puede interesar tener más de un punto de vista preparado para realizar videoconfernecias. Así que veamos como se conectan con el ordenador estos dispositivos.

Móvil/Tablet

Aquí, o eres iOS o eres Android, no hay mucho más actualmente dónde elegir. Así que veamos.

Si eres iOS y tienes un mac, la mejor opción para que el ordenador reciba en directo la señal de tu dispositivo es mediante un cable USB y QuickTime. Conectas el cable de tu dispositivo al ordenador, y abres QuickTime. Entonces eliges Archivo > Nueva grabación de video. Y en el icono de grabación eliges como cámara el nombre de tu dispositivo conectado.

Si eres iOS y tienes Windows una de las mejores soluciones es esta aplicación: https://www.apowersoft.es/grabador-para-iphone-ipad

Si eres Android y tienes Mac. En este caso, las opciones son:

Si eres Android y tienes Windows, de nuevo esta es la solución: https://www.airdroid.com

Si usas Linux, seguramente sepas mucho más de este tema que yo.

Ahora puedes, o grabar lo que pasa en la pantalla, o usar ese flujo de imagen para utilizarlo en otro programa, como OBS (del que hablaremos más adelante). También puedes abrir la aplicación de la cámara y tienes una señal de imagen de lo que capta la cámara directa en tu mac. Aplicaciones como Zoom y Webex también te dejan compartir lo que pasa en la pantalla de tus dispositivos iOS que tengas conectados.

Portátil/Sobremesa/Webcam

Estas tres opciones ya llevan la cámara incorporada, por lo que si usas tu portatil/sobremesa para grabar o retransmitir no te tienes que preocupar por ello. Si tienes una webcam externa que se conecta por cable, te recomiendo que busques e instales la aplicación de control de la misma si te la ofrece la marca. De esta forma podrás controlar muchos detalles del funcionamiento de la webcam y adaptarlos a tus necesidades. Por ejemplo, yo tengo una logitech, y ésta viene con su programa Logitech Capture.

Si quieres aumentar el número de puntos de vista para tu docencia on-line la mejor inversión es en una buena webcam. Calidad/precio/función es lo más barato para conseguir una cámara más que conectar a tu ordenador. Decide tu margen de inversión y elige. Hay muchas web que te sabrán recomendar mejor que yo cuál elegir.

Cámara de fotos

Es posible que tengas en casa una cámara de fotos (réflex o no) y ¿porqué no aprovecharla para conseguir una cámara más en tu set de docencia on-line? El truco para poder usarlas y que su señal vaya en directo al ordenador (ya que grabarte un video con ella y luego pasártelo al ordenador es lo que ya sabías hacer si tienes una cámara de estas) se basa en capturar su señal de salida de HDMI. Busca tu marca y modelo y averigua qué tipo de salida HDMI tiene (suelen ser microusb o microhdmi); es algo que tienes que averiguar por tu cuenta. Luego busca un adaptador de “esa salida que te da la cámara” a HDMI, luego compra un cable HDMI (lo suficientemente largo para que vaya desde dónde quieras colocar la cámara hasta tu ordenador), y por último necesitas una tarjeta de captura de HDMI. Busca capture HDMI card, y de lo que encuentres investiga un poco cuál crees que es la que mejor funcionará con los tipos de conexiones que tiene tu ordenador. Con lo que finalmente tendrás tres conectores juntos siguiendo este esquema de conexión:

Cámara de fotos – Salida HDMI de tu cámara a HDMI – Cable HDMI – Tarjeta de captura HDMI – Ordenador

Lo siento si no puedo dar más detalles, hay muchas opciones diferentes, y ya avisé que esta era una guía NO definitiva.

De esta forma ya tienes una señal en directo de la cámara de fotos a tu ordenador. Luego con QuickTime u OBS, vas a poder recibir esa señal en el ordenador.

Cámara de acción

Con la moda de las cámaras de acción, es posible que tengas alguna por casa. Algunas de ellas ofrecen salida HDMI, en ese caso el proceso es igual que en el apartado anterior.

Hacks con las cámaras

Ahora que tienes un montón de posibilidades más para conseguir puntos de visión, quizá es interesante pensar en cómo colocarlas. Aquí algunas ideas:

  • Si tienes una cámara de fotos puede que tengas un trípode, si no, convendría invertir en uno.
  • Si tienes cámaras de acción, quizá conozcas todo el universo de enganches que existen. Aquí se puede ser muy creativo, pero pequeños trípodes tipo gorillaPod (y además imantados) ayudan a encontrar el mejor sitio, y es una inversión recomendada.
  • También puedes hacer combinaciones de lo anterior, y buscar el enganche adecuado para tu cámara de acción y el trípode que tienes de la reflex.
  • Si eres músico, quizá tengas algún pie de micro, con un poco de búsqueda encontrarás en enganche adecuado para usarlo con tus cámaras.
  • Para los móviles lo mejor son los adaptadores para trípode de móvil, que luego puedes usar tanto con los trípodes grandes de cámara como con los trípodes pequeños.
  • ¿Quieres un plano cenital (desde arriba) para el teclado del piano? El móvil o la webcam externa se pueden colocar fácilmente por ahí arriba con un brazo/soporte para móvil. Busca diferentes modelos y piensa cuál se adapta mejor a la configuración que tienes en casa.
  • ¿Te quedas corto con los cables? un extensor USB seguro que te ayudará a llegar hasta el ordenador.
  • Si te encuentras cada dos por tres cambiando las baterias externas de tu cámara de fotos (que si tienes cámara, te recomiendo que tengas varias baterías externas), y tu cámara no tiene fuente de alimentación de corriente eléctrica, quizá te interese saber que existen pilas falsas que puedes introducir en tu cámara y conectar a la corriente de casa, con lo que tienes batería potencialmente infinita. Simplemente busca si existen para tu modelo de cámara.
  • También es importante conseguir una señal limpia de tu cámara para el HDMI de salida. Busca el modelo de tu cámara y “clean HDMI” para que te expliquen como quitar toda la información de la pantalla si no desaparece de la salida de tu HDMI.
  • Algunos conceptos básicos de colocación e iluminación te pueden venir bien. Este video corto y divertido de canon te da algunas pistas:

Conociendo qué tenemos en casa (AUDIO)

Ahora es el turno de reconocer las fuentes de audio que podemos tener en casa. Además de todas las fuentes del apartado anterior, ahora tenemos:

  • Micrófono conectado por USB.
  • Micrófono conectado por XLR.
  • Micrófono tipo lavalier.
  • Grabadora de sonido.
  • Micro externo para teléfono.

Micrófonos

Los más sencillos de conectar son los micrófonos por USB, se han pensado para ello. Los conectas al ordenador y listo. Ya tienes su señal de audio funcionando. Hay muchos en el mercado, busca el que mejor se te adapte para el tipo de fuente sonora que quieras grabar y rango de precios.

Los que tienen conexión XLR (también conocida como conexión canon), necesitan de una tarjeta de sonido externa para poder conectarlos al ordenador. Si alguna vez has intentado hacer grabaciones caseras o tocas por ahí, puede que tengas este tipo de micros. Las tarjetas de sonido, son lo necesario para entrar directamente al ordenador la señal de audio en este caso. Hay muchas opciones. Mira dentro del rango de precios que estés dispuesto a gastar y piensa en la cantidad y tipo de entradas que vayas a necesitar antes de comprar. Conectando el micro a la tarjeta y luego ésta al ordenador, ya tienes también otra fuente de sonido entrante. La marca Behringer es bastante barata, y con Focusrite ya tienes un estándar más profesional.

Los micrófonos tipo lavalier, muy utilizados en el mundo del cine, son los pequeños micros que se colocan con un clip en la ropa del que habla. Son pequeños y útiles (incluso hay algunos inalámbricos que tienen su propio receptor). Estos micros los puedes conectar a la cámara de fotos (si haces vloging los conocerás) o incluso a algunas cámaras de acción. También los puedes conectar a algunas grabadoras, teléfonos y ordenador. Son muy versátiles, vamos a ver sus opciones de conexión.

Conectar el lavalier a la cámara de fotos. Toda cámara de fotos que se precie tendrá su conexión para recibir señal de un micrófono externo. La conexión es tipo mini-jack y suele estar en uno de los laterales.

Conectar el lavalier al teléfono. Dependerá del modelo, pero por ejemplo en el iphone necesitas uno o dos cables (según si tienes entrada de minijack o ya no). Si no tienes entrada de minijack, necesitas el conector lightning-mini jack o usbc-minijack, y después necesitas un splitter en auriculares y micrófono. Es decir, para poder conectar a la vez unos auriculares y un micrófono por la misma entrada minijack. Conectas tu lavalier a él (en el lado del micrófono, claro), y ya tienes una entrada de audio del micro lavalier en tu teléfono. El esquema de conexión sería:

Conexión lightning/USBC – Lighting/USBC a minikack – splitter – lavalier a conexión de micro de splitter.

Conectar el lavalier al ordenador. Nos sirve parte del truco anterior. Por lo que si tienes un lavalier, este splitter es casi compra obligada. Conectas el splitter a tu entrada de mini-jack y el lavalier a la de micrófóno del splitter y listo.

Conectar el lavalier a una grabadora. Puede que tu grabadora tenga entrada de micrófono externo en formato mini-jack, ahí es dónde lo puedes conectar.

Conectar el lavalier a una tarjeta de sonido. También se puede, pero posiblemente necesites algún conector. Investiga qué tienes y la forma de conectar uno con otro. Por ejemplo, la marca Rode, tiene adaptadores XLR para poder conectar los lavaliers a entradas de XLR de una tarjeta de sonido.

Grabadora de sonido

Si eres músico, es altamente probable que tengas una grabadora, y estadísticamente seguro que es una Zoom H4n. Esta grabadora (a la que le puedes conectar también el lavalier anterior), puede ser usada como interfaz de audio con el ordenador mediante un cable usb. Invierte en un buen alargador usb para ello. También la puedes enganchar a los trípodes grandes y pequeños de los que antes hemos hablado, o también puede ser la fuente de audio de la cámara réflex. Es muy sencillo, y conseguirás una fuente de audio más de calidad para que entre en tu ordenador. Aquí un pequeño tutorial para hacerlo:

En fin, que si no tienes una, no sé que haces sin ella. Como modelo de introducción la H1n está muy bien, y tiene todas las funciones que estoy describiendo.

Micro Externo para teléfono

Hay muchos, y hasta la propia casa Zoom tiene los suyos. Son pequeños micros que se conectan con tu teléfono. Comprueba compatibilidad de modelos, pero es también una opción de grabar con mayor calidad de audio desde tu teléfono.

El momento del software

Ya dominas un poco el terreno del hardware si has leído y entendido hasta aquí. Pero ahora viene la otra gran pata. El software.

Con el software no conviene obsesionarse, lo mejor es mantener las cosas simples y pensar qué es lo que necesito y quién me lo resuelve mejor. Y además, echar un vistazo a qué se puede hacer con otros programas, y ver si me puede ser útil.

Vamos por partes:

  • Recuerda que ahora somos capaces de conectar muchas fuentes diversas de imagen y sonido al ordenador, pero quizá debes indicar en el software cuál quieres que utilice en cada momento. Esta decisión suele estar en las pestañas de configuración (ruedas dentadas), y ahí te deja elegir.
  • Hay programas que te dejan mezclar las fuentes de imagen y sonido y ofrecer en una única imagen varios planos.
  • Los programas de videoconferencias tienen opciones para compartir tu pantalla, una selección o compartir solo las ventanas de alguna aplicación.

Dicho esto, uno de los programas que más habrás oído si quieres mezclar diferentes planos en uno es OBS. Con él diferentes fuentes de imagen se pueden unir en un mismo plano. Aqui tienes un sencillo tutorial de APPs para Músicos.

Como se ve el video anterior, una buena opción es crear tu composición de OBS para retransmitir por tu aplicación de videoconfernecia, pero por desgracia en MAC, no se puede crear una cámara virtual con facilidad y ya ofrecí al principio de la cuarentena una solución para este problema en mi blog en inglés: https://beyondthepiano.jlmirall.es/2020/03/22/set-up-for-on-line-piano-lessons/

Hay algunas soluciones recientes para solucionar este problema con el Mac, pero con cada actualización de los programas de videoconferencia dejan de funcionar; así que por ahora no es una solución muy estable. Si aun así te gusta el peligro, aquí está el lugar de internet que necesitas conocer: https://github.com/johnboiles/obs-mac-virtualcam

La solución infalible sigue pasando por lo que comenté en mi blog en inglés; usar la opción de compartir directamente la ventana de OBS: https://beyondthepiano.jlmirall.es/2020/03/22/set-up-for-on-line-piano-lessons/

Recuerda que si no puedes usar la opción de cámara virtual, siempre puedes esconder todos los elementos que te molesten a la vista de la interfaz de OBS y directamemte compartir la pantalla de la aplicación.

O también si trabajas en un modelo de enviarte videos con los alumnos, puedes grabar directamente en la aplicación OBS con una composición de planos u audios múltiples y enviar ese video a los alumnos. Alternativamente puedes reducir el tamaño del archivo con handbrake si pesa demasiado, o enviarlo por we transfer u otra plataforma de alamcenamiento.

También puede que para ciertas cosas no necesitemos un despliegue gigantesco de medios y para enviar correcciones nos sirvan aplicaciones de captura de pantalla (como QuickTime o Loom) y que ademas podemos hacer anotaciones en el pdf o en la propia pantalla (Loom) y tener un pequeño plano nuestro incrustado en el video (Loom de nuevo).

Algunos hacks para videollamadas

Plataformas como Zoom y Webex te dejan compartir lo que esté pasando en un teléfono o tablet externo conectado a tu ordenador (pueden ser pdf, aplicaciones, o la propia imagen de la cámara, tú eliges).

Plataformas como Webex te dejan también usar una pizarra virtual para dibujar en ella, o si compartes la pantalla de la tablet, con cualquier aplicación de dibujo ya tienes pizarra.

Pues programar diferentes composiciones con OBS y pasar de una a otra en cualquier momento. Y si te atreves puedes usar UPDeck, y usar tu teléfono como control remoto para controlar OBS mientras estas en acción.

Optimizar la experiencia de la videollamada

No importa mucho que te preocupes de conseguir imagen y sonido de calidad con todo lo anterior, si luego realizas una videollamada en malas condiciones. Para empezar siempre que puedas conéctate por cable y no por Wifi. El ancho de banda disponible en ambos extremos es el principal factor de calidad aquí. También hay tutoriales que nos ayudan a conseguir mejorar nuestra conexión de red. Aquí tienes el tutorial más extenso y completo que conozco en castellano: https://www.faq-mac.com/2020/04/como-mejorar-la-conexion-a-internet-en-casa/ No te olvides de revisar sus diferentes partes, que ya van por la VI (al final del artículo tienes los enlaces).

El segundo factor de importancia durante las videollamadas es cómo procesa el audio la aplicación de videollamadas. Nos hemos de resignar a que el mundo de las videollamadas se ha optimizado para los diálogos de personas, no para la docencia musical. Todos los programas de videollamadas usan procesos internos para reducir las frecuencias que se pueden considerar ruido y que no coinciden mayoritariamente con las del habla humana. Así que la calidad del sonido de un instrumento musical muchas veces deja bastante que desear, o directamente no llega a salir del ordenador del otro lado. Lo que puedes hacer para mejorarlo es:

  • Que en ambos lados se usen auriculares para escuchar, y así se evitan ecos.
  • Siempre que se pueda, elegir la opción de “no ajustar automáticamente el volumen del sonido”, o incluso las opciones más recientes que aparecen en algunas aplicaciones de “usar audio original”.

Esto hará que se oiga el sonido del instrumento con la menor cantidad de proceso de eliminación de ruidos posible. Aunque aun así, ejem…

Recientemente he escrito a unos de los ingenieros de Webex sobre este problema y esta es su explicación detallada:

Unfortunately, pretty much all conferencing and audio call platforms optimize audio for human speech, not music or even the entire range that humans can hear.
The most common codecs used (G.711) purposely removes upper and lower ends of what humans can hear and is focused on accurate reproduction of human speech (https://en.wikipedia.org/wiki/G.711). It sounds like this is likely what is being used in your sessions. Webex does support something which is called Wideband or Super Wideband Audio this provides a significantly higher quality in audio leveraging the Opus codec. It however will only be used if the users connected into the meeting have those capabilities and like G.711 is still focused on human speech (https://en.wikipedia.org/wiki/Opus_(audio_format)).
Ensure you and student are using an optimal setup so that Opus is being used:
You can check if this is being used for your meetings by following these steps - https://help.webex.com/en-us/WBX83754/How-Do-I-Verify-that-Wideband-or-Super-Wideband-Audio-is-being-Used-in-a-Meeting
Details on Wideband Audio that is used with Webex - https://help.webex.com/en-us/WBX83731/What-is-Wideband-Audio
This goes over when different codecs are likely to be used - https://help.webex.com/en-us/gm3pa0/Audio-Specifications-for-Webex-Calling
A key call out in this one is that “
Opus is also not supported by most PSTN providers and for this reason, G.711 is generally used.
”, so if using a iPhone/Android for example you will want to ensure WiFi is being used along with the Webex Application being used for audio itself. If they “Call in” or have the meeting “call them” G.711 is likely going to be used since the Audio Traffic will most likely traverse the providers PSTN network.

Por otra parte, otro factor de calidad de la videollamada (obviando el hecho de que el profesor ya ha hecho gran parte de lo que está en su mano siguiendo este tutorial), es el plano que nos envía el alumno. Si el alumno puede utilizar un portátil u ordenador genial (aunque para un instrumento como el piano, puede ser más complicado), porque entonces se puede aprovechar de todas las mejoras que hemos explicado en este post. Tampoco sería descabellado que si el único inconveniente es la colocación de un portátil, se invierta en algún stand para portátiles, o reutilizar algún atril lo suficientemente estable para ello.

Si no es viable lo anterior. Lo siguiente en la cadena de calidad es una tablet, por la sencilla razón de que aunque la cámara sea de una calidad similar, la pantalla que tendrá el alumno para vernos a nosotros será más grande. De nuevo hay opciones múltiples de trípodes y brazos articulados para ubicarla en la mejor posición.

Por último, ya nos queda la opción del móvil. Tanto en tablet como en móvil hay que pensar no solo que se tienen que orientar para que nosotros veamos lo que hace el alumno, sino para que el alumno vea nuestros posibles ejemplos o anotaciones en partitura. Así que para ello la cámara de selfie sería la mejor opción. Hay instrumentos en los que, por su naturaleza, el punto de vista que necesita el profesor puede coincidir con la mirada del alumno, pero otros como el piano, cuya logística de planos es mucho más compleja. De nuevo, conviene invertir en algún pequeño trípode o algo para encontrar la mejor colocación si colocar el móvil delante de la cara del alumno, no soluciona la necesidad de planos del profesor.

Nota de atención sobre la privacidad y los menores

El tema de la protección de datos es bastante importante. No voy a extenderme ahora aquí en ello. Pero mi recomendación es que:

1- Intentes usar siempre las aplicaciones que tu institución educativa te ofrece. No sé si serán las mejores, o las que peor funcionan, pero si trabajas para un organismo público, estoy seguro que son las más tienen en cuenta esta situación de la privacidad de datos en menores. Intenta ser comprensivo con los problemas que puedan tener y averígua como mejorar la experiencia de uso con ellas.

2- Para cualquier otra cosa externa que uses y que guarde datos fuera de tu ordenador; por una parte, avisa a los padres/madres/tutores legales de ello y anonimiza al máximo los datos (inventa nombres, evita que salgan las caras, etc…).

3- Recuerda que muchas veces, cuando algo es gratis, es que tú y tus datos sois el negocio.

Bueno, y si no quieres pensar que este artículo que acabas de leer y hasta ahora es gratis y que me aprovecho de ti, puedes invitarme a un café 😉