Los comienzos de Beyoncé y algunos datos curiosos

No hay duda de que Beyonce es una de las cantantes más talentosas y es bueno saber que desde sus humildes comienzos se ha convertido en una persona muy caritativa a pesar de la fama y el éxito.

Todos saben quién es Beyonce y que es probablemente la cantante más famosa del planeta y también una estrella de la pantalla de plata y ahora una guru de la moda. 
Ver+

Los comienzos de Beyoncé y algunos datos curiosos

No hay duda de que Beyonce es una de las cantantes más talentosas y es bueno saber que desde sus humildes comienzos se ha convertido en una persona muy caritativa a pesar de la fama y el éxito.

Todos saben quién es Beyonce y que es probablemente la cantante más famosa del planeta y también una estrella de la pantalla de plata y ahora una guru de la moda. 
Ver+

La personalidad vocal y la técnica vocal


Abisai Cruella, cantante de Prueba de Cargo
En ocasiones he podido escuchar a muchos cantantes principiantes que prefieren no ir a clase de canto porque creen que sino perderán su personalidad. Como si aprender técnica vocal, conocer su instrumento, conocer aquello que pueden hacer, las tesituras en las que su voz es más rica o aquello que deben hacer para cuidar su voz estuviese reñido con su estilo o su capacidad de interpretar de manera única y personal sus canciones.

Conocer y dominar tu instrumento, es decir, tu voz, te hará crecer y desarrollarte como artista único e integral. En centro europa y EEUU, no se concibe que un cantante haga una carrera sin conocimientos de técnica vocal. De verdad piensas que artistas de la talla de Beyonce, Freddy Mercury, Luis Miguel o Madonna no han trabajado su voz?

Entiendo que se pueda tener miedo a lo desconocido o al cambio e incluso a profesores de canto que intenten anular su iniciativa pero desde estas líneas me gustaría decir que si se va a clase de canto y el profesor no respeta los gustos o el estilo que el alumno tiene o quiere cantar lo que tiene que hacer es buscar a un profesor que sí que lo haga.

Adquirir técnica vocal no es cantar como Pavarotti, es conocer la voz, cómo funciona y como puedes manejarla para expresar aquello que quieras comunicar. La gran diferencia entre la música clásica y la moderna es que esta última se interpreta con micrófonos y esto cambia la concepción del trabajo vocal completamente.

Un profesor debe ayudar a descubir y a conocer los recursos que permitan al alumno cantar de una manera cómoda, flexible, acorde a sus gustos y estilo. Debe respetar tu individualidad y fomentar su personalidad a través del conocimiento del propio instrumento.

En ningún caso el conocimiento ha hecho daño a nadie, es más, considero que lo que muchos cantantes llaman estilo propio o personalidad no es más que aquello en lo que se sienten cómodos y que no están dispuestos a cambiar y sinceramente, esto limita las posibilidades de desarrollo artístico. O no os ha pasado que cuando escucháis a determinados grupos todas las canciones os parecen iguales? No será que por no trabajar técnicamente los cantantes solo puedan cantar unas pocas notas? No será que si descubrieran mayores posibilidades en su voz compondrían canciones más variadas? 


´El canto está directamente conectado con las emociones´ Cantantes del siglo XXI: Lourdes Trujillo

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música? 
La que recuerdo con más claridad es cuando canté con el coro de mi Iglesia. La directora del coro me dijo “niña, tú tienes que hacer de solista”. Tendría seis o siete años. Hice de Ángel San Gabriel (jajaja). Pero mi madre siempre me recuerda jugando en el salón de mi casa bailando y cantando desde muy pequeña.
 
¿En que momento decidiste que querías ser cantante?
De alguna forma, creo que desde siempre he sabido que quería serlo. Aunque no fuera demasiado consciente, desde pequeña me encerraba en el baño y utilizaba un peine como micro o me inventaba mis canciones y las bailaba. Creo que todos tenemos una vocación y la mía es actuar, cantar, estar encima de un escenario.

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
En mi casa he escuchado siempre mucha música: desde Tchaikovsky hasta Queen. Pero si es cierto que cuando vi a Aretha Franklin por primera vez en vídeo, me quedé muy impresionada. Su ritmo, su soltura en el escenario, cómo hacia enloquecer al público desde el escenario, su música, su capacidad de improvisación. Yo quería ser como ella. Quería sentir lo que ella estaba sintiendo encima del escenario. Y los aplausos. Me aceleraban el corazón.

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
Desde que la descubrí, me interesé por la música afroamericana y con ella vinieron Ray Charles, Donna Summer, Billie Holiday... Aunque escucho todo tipo de música: artistas como Norah Jones, Melody Gardot o Beyoncé me apasionan.

¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven?
He estudiado durante siete años canto lírico en el conservatorio profesional, y esta formación me ha permitido conocer óperas y compositores clásicos. Aunque esta formación no me ha despertado realmente interés hasta que he sido adulta y he sabido valorarla mejor. Mi ópera preferida es Madama Butterfly de Puccini, pero también me apasiona la delicadeza de la música francesa, Le Belle Époque: Reynaldo Hahn, Fauré, Debussy... La elegancia con la que interpretan estas piezas cantantes como Susan Graham o Barbara Bonney es simplemente delicioso.

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Actualmente compagino dos estilos bien distintos: clásica y moderna. Me muevo entre dos aguas, pero me siento tan cómoda en los dos que no me planteo abandonar ninguno. Un estilo me aporta cosas que puedo transportar al otro, y viceversa. En el canto lírico me siento muy cómoda con las piezas de cámara aunque también me gusta interpretar roles de ópera porque creo que soy un poco actriz y me gusta adoptar personalidades de personajes diferentes. En cambio, en el canto moderno con mi grupo, Arcana Has Soul, una de nuestras influencias es el soul, pero también me siento muy cómoda en estilos como el blues, el folk o el jazz.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional (en algún curso, o concierto...) 

Siempre, desde muy pequeña, he sido muy exigente y dura conmigo misma. Recuerdo que una vez tenía un concierto y salí a cantar. Tendría unos trece o catorce años. Me estaba cambiando la voz y durante la actuación me salió un gallito que no esperaba que saliera. Acabé la canción como pude y salí del escenario corriendo. Empecé a llorar desconsoladamente y me enfadé muchísimo conmigo misma. Entonces mi madre me dio una lección: ha sido algo inesperado que tú no podías controlar además en un momento determinado, el resto de la interpretación ha sido estupenda. Así que tenía razón, poco a poco he sabido valorar mis pequeños logros. Aunque también durante los años, he
aprendido a achacar tu éxito o tu fracaso al trabajo y no a la suerte, porque el trabajo o el esfuerzo que
dedicamos es un factor que podemos controlar, que manejamos y la suerte no. Así que con trabajo y
dedicación, puedes conseguir cualquier cosa que te propongas.

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes? ¿Que crees que debería cambiar? En primer lugar considero que, debido a la educación tradicional que arrastramos, nuestra profesión no goza del prestigio que se merece o no está reconocida como tal. En otros países no sucede esto. Aquí sin embargo, y a pesar del esfuerzo que supone estudiar obligatoriamente en el instituto y además, música, no gozamos de ningún reconocimiento en cuanto a nivel educativo se refiere. En segundo lugar creo que el cambio está en la educación de los más pequeños, tanto en la escuela como en las familias. De que uno pueda hacer lo que realmente quiere y no lo que la sociedad le dice que es mejor hacer, o con qué oficio va a obtener mayor rentabilidad, como si de una cuenta en un banco se tratara. La clave está en un cambio de valores. Pero sobre todo en que un músico tenga también la oportunidad de decidir si quiere estudiar música clásica o moderna. Actualmente parece que la cosa está más equiparada, pero aún queda un largo camino por recorrer.
 
¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?
Ahora mismo estoy con Arcana Has Soul y tenemos un proyecto muy grande entre manos y nos está yendo muy bien. He empezado este año el Conservatorio Superior en la especialidad de Canto y mi idea es acabarlo. Aunque también me apasiona la Pedagogia del Canto, así que tengo muchas cosas que hacer para los próximos años (jejeje).

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto? 
Les diría que es una experiencia muy hermosa, porque el canto está directamente conectado con las emociones, con las buenas y con las malas. Es como una relación amorosa: tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. Es un camino precioso y difícil. Sobre todo si te apasiona y vives por y para ello. Pero es como la vida misma. Una montaña rusa que te invita a disfrutar del presente, de cada momento. Que saboreen cada momento y que trabajen duro por conseguir aquellas pequeñas metas que se vayan marcando.

Enlace a Easy Living Room, Auditorio de La Rambleta, Valencia
www.arcanahassoul.com