Recuerdos de grandes cantantes que me impactaron

¿Cómo ha sido tu experiencia en el Casting de Canto Moderno “Singing Talent”?
INCREÍBLE! Fue un día muy bonito! El poder compartir la pasión por la música con todos los compañeros del casting fue muy guay! A parte, la sala donde se realizó el casting era muy bonita y tenía muy buena acústica, me sentí muy cómodo. Recomiendo a todo el mundo que se presente a futuras ediciones del certamen.

¿Qué hace a un buen cantante?
Para mi, un buen cantante es una persona que emociona sobre el escenario, sea el estilo que sea. También, hoy en día, cabe destacar que como mas preparado estés mucho mejor, por esto no solo es importante ser buen cantante, sino ser buen artista: saber estar en el escenario, saber interpretar,…

¿Qué experiencia profesional recordarás siempre?
La primera vez que gané un concurso musical. Fue en 2014, un concurso de Universal Pictures España y los 40 Principales, donde pude grabar un tema con Xuso Jones y cantarlo después en el fesival Primavera Pop de los 40 en el Palacio de Vistalegre de Madrid. 

¿Qué libro te llevarías a una isla desierta?

Cualquier libro de la saga de Harry Potter.

¿Y qué disco?
Sin duda, Taking Chances de Céline Dion

Una canción que sea muy especial para ti.
That’s What I Am de Conchita Wurst

¿Por qué?
Porqué es una canción que habla de ser uno mismo, de la libertad y de no importarte lo que piensen los demás!

Si fueras un instrumento musical, ¿cual sería?
El piano

¿Cuál es el concierto más especial que has vivido como oyente?
La gira Sans Attendre 2013 de Céline Dion en París. Fue una experiencia única poder escuchar la voz de Celine en directo.

¿Qué opinas de la situación actual de la música?
Actualmente la industria de la música está atravesando momentos difíciles. La piratería está siendo la causa de la crisis dentro de este sector, ya que al no consumir música de manera legal, se está bajando el volumen de producciones y sobretodo de buenas producciones. 

¿Qué crees que debería cambiar?
Personalmente, pienso que, en lo referente a la piratería debería desaparecer, ya que cuesta muchisimo trabajo cualquier produccion que se realize, por pequeña que sea. 

También, creo que se debería dar más oportunidades a nuevos artistas jovenes que luchamos día a día para conseguir nuestro sueño. 

¿Dónde pueden hallar nuestros lectores más información en la red sobre ti?
(Indicar webs/redes sociales)
Instagram: @mayomusic_
Facebook: MAYO

Neuroeducación o la educación del futuro

Esta es mi conclusión tras haber leído las reflexiones que Francisco Mora hace en su último libro titulado Neuroeducación: Solo se puede aprender aquello que se ama de Alianza Editorial. Y en el subtítulo encontramos una de las claves de la educación del futuro.  

Opino que la educación será emocional o no será ya que está demostrado que las emociones que impregnan los procesos son fundamentales para adquirir conocimientos y habilidades mentales. 

Considero esta publicación una lectura imprescindible para todos aquellos profesionales vinculados al mundo de la educación en cualquier campo ya que el libro explica, fundamentándose en las investigaciones científicas, aquellos factores que son fundamentales para que el proceso de enseñanza aprendizaje realmente sea efectivo y constructivo. Hasta ahora los pedagogos basaban su saber hacer en la experiencia, hoy en día hay aspectos que se corroboran gracias a los estudios del funcionamiento del cerebro pero hay otros que se deben reconsiderar.
Neuroeducación es, en palabras de Mora, "estudiar y aplicar los conocimientos del cerebro para una mejor enseñanza" ya que "aprender algo nuevo significa, en términos neurobiológicos, cambiar el cerebro". 
Mucho se habla de la funciones de los hemisferios cerebrales (drecho es holístico y global y creador y el izquierdo es analítico, responsable del lenguaje y matemáticas) pero hay que entender que funcionan de manera simultánea y en constante conjunción y que el aprendizaje está muy influido por el sistema límbico, un cerebro dentro del cerebro, responsable de las emociones. Se podria decir que sin emoción no hay aprendizaje. 
El aprendizaje del mundo es multisensorial, sobre todo en las fases mas tempranas. Los sentidos despiertan al niño al mundo exterior y las emociones a su mundo interior. Estas últimas encienden la llama de la curiosidad que a su vez es la fuente de la atención sostenida, aspecto esencial para el aprendizaje de cualquier cosa. Existen personas más y menos curiosas pero en el libro nos ofrecen estrategias para estimular la curiosidad.
La atención, como he comentado, es esencial para captar un aprendizaje pero si no se repite es imposible que se impregne en la memoria a largo plazo y por tanto que el aprendizaje se asiente. La memoria es el guardián de aquello que se aprende pero para conservarlo las personas deben encontrar utilidad en ello. Para que esto suceda es esencial repetir, experimentar y por lo tanto equivocarse. Se ha de poner en valor el error ya que en el sistema educativo está muy mal considerado y es un aspecto esencial del aprendizaje.
Se habla de la importancia de una buena alimentación, un buen descanso (incluyendo la necesidad de la siesta) amén de una buena iluminación y ventilación para mantener el cerebro en forma. 
También dedica un capítulo a los neuromitos y el que más me ha llamado la atención es el que se refiere a la actividad musical, escuchar música no provoca una mejora en las habilidades cognitivas, en cambio tocar un instrumento sí lo hace. 
Y el capítulo dedicado a los docentes excelentes destaca que es esencial conocer todos estos aspectos pero sobre todo ser unos buenos comunicadores, capaces de impregnar de emoción y pasión sus clases y dejar huella emocional de una manera positiva en los alumnos. Si se quiere mejorar como docente no sólo hay que estar actualizado en la materia sino que se han de adquirir y mejorar tanto los aspectos emocionales como comunciativos. Y cómo se aplica todo esto a la enseñanza del canto? En el siguiente post 

Puedes acceder al libro pulsando AQUÍ

El valor de la música en directo

En los tiempos que corren la música lo envuelve todo, la radio, la televisión, la publicidad y me gustaría hace un alegato en pro de la música en directo puesto que no se tiene la misma experiencia auditiva cuando se escucha la música grabada que cuando se escucha en directo. 

Hace algún tiempo tuve una interesante conversación con un aficionado a la música durante una cena, él argumentaba que no entendía por qué la gente pagaba una entrada, en este caso, para ver una ópera cuando por el dinero de la entrada podía comprar el DVD y verla en su casa siempre que quisiera. Yo entendía su razonamiento y tan solo le dije que hasta que no probara la experiencia de ver una ópera en directo no podía rebatir ese lógico, racional y económico argumento. Al cabo del tiempo nos volvimos a encontrar y me dijo que ya entendía lo que había querido explicarle. Me contó que había asistido a una ópera y que era la mejor experiencia musical que había tenido en su vida y que sin duda tenía razón y él estaba totalmente equivocado.  

Sinceramente creo que la música en directo y la música grabada son cosas que no se pueden comparar, son experiencias estéticas muy diferentes aunque una sea réplica de la otra. Una no le quita el valor a la otra pero por la misma razón hay que decir que no son sustituibles. Son dos experiencias diferentes como puede ser conducir un coche y jugar en la playstation a un juego de coches. Las dos cosas van de lo mismo pero no son lo mismo.

El oído humano es capaz de percibir muchas más frecuencias sonoras que las que es capaz de captar un micrófono por muy sensible que sea por lo tanto en una experiencia de música grabada siempre va a haber una parte que nos vamos a perder, cuestión de precisión para captar y reproducir la música. Además cuando el oído se estimula con la música en vivo se estimula todo el cuerpo, no hay aparato que intermedie entre la fuente de sonido y el oído y éste es capaz de captar mucho más y vibrar con lo que suena con todo el cuerpo.

Otra razón es la emoción, la música es un arte vivo cargado de emoción que depende del emisor, del receptor y del contexto. He podido experiementar la emoción de sentir un aliento colectivo contenido y tras un silencio que parecía eterno la expresión del auditorio en un aplauso. Me he emocionado mucho más escuchando música en directo que escuchando grabaciones. He asistido a conciertos que no olvidaré nunca y me hace muy feliz poder captar la humanidad y el sentir del auditorio cuando canto. 

No nos engañemos, si la música en directo sigue viva es por algo aunque se pretenda hacer creer a la gente que escuchando un cd tiene la misma experiencia.

Creo que quien no escucha música en directo simplemente se pierde una de las experiencias estéticas más hermosas que existen y que desde el mundo de la música hemos de luchar para que todas las personas sobre todo en edades tempranas tengan esta experiencia estética.