Shh, silencio, por favor.

   Cuánto ruido, por todas partes. El tráfico, la tele de los vecinos, la publicidad que se cuela cuando oyes música o ves vídeos, el chunta chunta del bar de la esquina o las notificaciones, propias o ajenas. La gente hablando fuerte, los y las alumnas que no paráis, y diciendo "no estoy hablando, le estoy diciendo que...", los profesores/as con nuestra cháchara... Y el arreglo del ascensor, el taladro que empieza a sonar justo cuando estáis preparados para empezar a escuchar una audición que hemos tardado veinte minutos en preparar... 
   Cuando hablamos de contaminación acústica y ponemos de ejemplo a las personas que viven cerca de un aeropuerto, y enumeramos las enfermedades que puede generar el exceso de ruido, parece que pasamos página y que el tema del ruido desaparece de nuestra vida. Nada más lejos de la realidad. El timbre del recreo, el volumen de las conversaciones, las puertas que se cierran de golpe por una corriente de aire, la interrupción constante... 
   Un poco de silencio, por favor, "partimos de una situación de silencio", decimos antes de empezar a tocar. Necesitamos el silencio no solo para empezar a hacer música, sino también para poder ordenar las ideas y pensar, imaginar, crear, entender lo que leemos, plantear, escribir, revisar, para poder equivocarnos y rectificar, para escuchar a los demás, para estar tranquilos, en paz, a gusto, contentos. 


La azada

 





Hola, él es mi padre y vive en un pueblo de la serranía gaditana. Como podréis ver le encanta la horticultura. Él aprovecha cuando tiene tiempo por las tardes para subir a su huerto y plantar tomates , berenjenas, calabacines, etc …
Y mi abuelo le ayuda a plantar , a remover la tierra y muchas cosas más. A mi me también me gusta, la primera vez que planté algo fue con ayuda de mi abuelo , mi padre y una mini azada , y me gustó .
A ver si así todas las personas podemos llevar una vida sana y divertida, y sobre todo que nos guste más pasar el tiempo al aire libre y no todo el día viendo pantallas .

Julia Acuña Martel, 1º ESO

Azada

Nueva participación en El sonido que habito:

 





Hola, él es mi padre y vive en un pueblo de la serranía gaditana. Como podréis ver le encanta la horticultura. Él aprovecha cuando tiene tiempo por las tardes para subir a su huerto y plantar tomates, berenjenas, calabacines, etc …
Y mi abuelo le ayuda a plantar, a remover la tierra y muchas cosas más. A mi me también me gusta, la primera vez que planté algo fue con ayuda de mi abuelo, mi padre y una mini azada, y me gustó .
A ver si así todas las personas podemos llevar una vida sana y divertida, y sobre todo que nos guste más pasar el tiempo al aire libre y no todo el día viendo pantallas .

Julia Acuña Martel, 1º ESO

Yogurteléfono

El alumnado de 4º ha realizado unos yogurtélefonos para jugar con el sonido y sus propiedades.
Hemos visto los componentes necesario para que haya comunicación: Emisor-Receptor-Medio.
El medio puede ser: Sólido, líquido o gaseoso.
En le caso de nuestro yogurteléfono el sonido se transmite a través del medio sólido que proporciona la cuerda que para que funcione bien debe estar bien tensa y no ser tocada por nada...


¿Quieres saber más cosas sobre el sonido?

Yogurteléfono

El alumnado de 4º ha realizado unos yogurtélefonos para jugar con el sonido y sus propiedades.
Hemos visto los componentes necesario para que haya comunicación: Emisor-Receptor-Medio.
El medio puede ser: Sólido, líquido o gaseoso.
En le caso de nuestro yogurteléfono el sonido se transmite a través del medio sólido que proporciona la cuerda que para que funcione bien debe estar bien tensa y no ser tocada por nada...


¿Quieres saber más cosas sobre el sonido?