Semblanza de Jaime Riera como melómano

Es un placer transladaros estas sinceras y preciosas palabras del polifacético Jaime A. Riera Silvane, abogado y famoso podcaster estadounidense que se dirige tanto a la audiencia latina como a la de habla inglesa en su programa Music in 2 Flavors

Le doy la palabra con mucho honor de volver a tenerlo en nuestra/vuestra página:

Siempre trato de dar la imagen de lo que soy y apelo ser. 

Ver+

Música con humor: Juan Gómez, "El sobrino del diablo"

¿Cuál es el origen de tu vocación por hacer música comentada?
Me dí cuenta como cantante y guitarrista de que la gente prestaba atención a las cosas que comentaba entre canción y canción así que lo he trabajado un poco desde entonces y eso me abre tres puertas: la de la música, la de la comedia y la del teatro.
¿Qué impacto crees que tiene en las personas el buen humor?
Sin humor la vida es claramente una mierda. La gente necesita el humor para seguir adelante. Es importantísimo.

¿Cómo preparas las actuaciones?
Con actuaciones previas. No soy mucho de ensayar en casa.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
No fumo y no frecuento lugares donde haya que gritar para que te escuchen. Y canto casi todo el día.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Se ha hecho elástica. Ahora llego a tesituras de barítono alto y hasta tenor.

¿Qué hace a un buen cantante con sentido del humor?
El oficio y la chispa.

Ver+

Francesco Liccari: Ser cantante es una necesidad para mí

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
Mi primera experiencia fue tocar la guitarra de mi hermano mayor. Yo no sabía cómo tocar, sólo arañaba las cuerdas y escuchaba sus vibraciones. Tenía 8 años y poco después mis padres me preguntaron si quería aprender a tocar. ¡ Dije que sí! 

Esta fue mi primera experiencia con el instrumento, comencé a escuchar música mucho antes, recuerdo a mi hermano y a mí escuchando a David Bowie cuando tenía 5 años. 

¿En qué momento decidiste que querías ser cantante?

Ver+

La hiperhidrosis palmar en músicos

Hoy vengo a hablaros de este problema que, si bien no es una patología exclusiva de los músicos, sí que dificulta bastante nuestra labor. Tener las manos húmedas de manera constante supone un obstáculo en la vida personal y también en la laboral. Para algunos profesionales, el problema va más allá: en el caso de los músicos, la hiperhidrosis puede afectar tanto a su desempeño profesional como a su instrumento de trabajo.

¿Qué es?

La hiperhidrosis palmar es un problema que afecta a un 2% de la población. Consiste en una sudoración excesiva, en este caso de la palma de las manos. Muchas de las personas que la sufren, también la sufren en otras zonas del cuerpo, como los pies o las axilas.

La hiperhidrosis puede aparecer por causas externas (como consecuencia de otras enfermedades, toma de medicamentos…etc.). En estos casos hablamos de hiperhidrosis secundaria. Sin embargo, la más preocupante y de la que se desconocen sus causas es la hiperhidrosis primaria. Este tipo de hiperhidrosis es la que sufren los pacientes en los que la sudoración es excesiva sin motivo aparente. Se sabe que es muy posible que tenga un carácter hereditario, porque en el 40% de los casos los pacientes tienen un familiar que también la sufre.

¿Cómo afecta al paciente?

Desde el punto de vista social, la hiperhidrosis puede afectar bastante según el tipo de persona que la sufra. Hay personas que se acomplejan por estar continuamente sudando, por lo que acaban asumiendo algunos comportamientos. Por ejemplo, evitar estrechar la mano de otros al saludar, tocar objetos que otros vayan a tocar después para que no noten que “está mojado”, cambiarse de ropa asiduamente…etc.

El caso de los músicos

En el caso de los músicos, como en el de otros profesionales que usen las manos habitualmente, la hiperhidrosis se convierte en un serio problema. Personalmente, yo sufro hiperhidrosis palmar desde pequeña, y me ha sorprendido conocer a muchos músicos con el mismo problema. Es una de las principales molestias dermatológicas que afectan a los músicos. Aunque no esté causada por el instrumento, como por ejemplo el callo del violinista, sí es un impedimento para los músicos que la tienen.

Los problemas que causa son variados, y a ellos se les suma el hecho de que a muchas personas les avergüenza o incomoda hablar de ello.

  • Se pierde fricción con el instrumento, el contacto es completamente distinto con la mano mojada que con la mano seca.
  • No se pueden apoyar correctamente los dedos en las cuerdas, las llaves o las teclas.
  • Se estropea el instrumento y se degrada con mayor rapidez debido a la humedad continua. Desde las cuerdas hasta el mismo cuerpo del instrumento (barniz, superficies metálicas, batidor, trastes…)
  • La sudoración se multiplica en situaciones incómodas o de estrés, como conciertos o exámenes.

Algunas soluciones

  • Usar polvos de talco y óxido de zinc que absorban el sudor
  • Tener siempre a mano un paño para limpiar el instrumento y nuestras manos
  • En el caso de los instrumentos de cuerda, usar cuerdas sintéticas o más resistentes a la oxidación. En mi caso (como violista), cambié hace un tiempo a cuerdas sintéticas (Obligato) y me duran mucho más tiempo. Para los guitarristas, recomiendan Elixir.
  • Evitar sostener el instrumento en las manos en momentos de espera. Por ejemplo, en compases de espera en la orquesta.
  • A la hora de eligir instrumento, comprar de buena calidad, con barniz resistente, trastes inoxidables…etc.
  • Consultando con un dermatólogo, usar algún antitranspirante con base de aluminio.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Cuidar la dieta para que sea sana y equilibrada.
  • Practicar técnicas de relajación, meditación o yoga.

A pesar de lo molesto que pueda ser en ocasiones, lo más importante es no centrarse en ello. Aprender a convivir y sobrellevarlo de la mejor manera posible, sin obsesionarse con el tema. Mantente centrado en tu música y en tu trabajo y olvida las trabas que te puedas encontrar.

 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!
banner
Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.
Introduce tu dirección de email:

La entrada La hiperhidrosis palmar en músicos aparece primero en Gran Pausa.

Entrevista a Fernando Vacas: "La música es un tesoro y como tal hay que mimarla"

Hoy recibimos en nuestra página al cantante, guitarrista, compositor y productor cordobés Fernando Vacas, líder del grupo "Flow" y alma mater de la discográfica Eureka-music, en la cual ha producido a artistas como Víctor Coyote, Russian Red, La Negra, Alex O´Dogherty, Howe Gelb, Lonna Kelley, Bocamuerta, Scalde y Prin´La Lá.

¿Cuál es la primera experiencia que recuerda con la música?
Cantarle con nueve meses a mi madre la canción "Oh Mammy blue" del grupo "The Four tops"

¿En que momento decidiste que querías ser cantante?
Desde pequeñito ya componía....aunque fue de adolescente cuando lo tuve claro.

¿Qué personalidad musical cree que influyó más en su carrera?
Paco de Lucía, Manzanita, The Smiths, My bloody Valentine, etc.

¿Cuáles son sus cantantes o músicos favoritos?
Los que te acabo de decir y Neil Young.

¿En qué repertorio se siente más a gusto? 
Cantar en ingles es más fácil, pero en castellano tiene más profundidad. El pop y el rock, sin duda. Aunque de pequeño ganaba mucho dinero imitando a Manzanita.

¿Qué consejo o recomendaciones daría a los que empiezan ahora a estudiar canto?
Que escuchen a su corazón, y si lo tienen claro, que lo apuesten todo a eso. Y siempre que sean humildes, jueguen y trabajen duro.

¿Qué opina de la situación actual de la música?
Hay demasiado dinero y pocas cosas de verdad. La música es un tesoro y como tal, aparte de ser un trabajo, hay que mimarla. Nunca se puede dejar de jugar y de ser niño.

MÁS INFORMACIÓN EN LOS ENLACES: