Conquistando los nervios… Soluciones a problemas que nos da el miedo escénico (I)

La revista The Strad hace una labor de difusión y apoyo a los músicos que es conocida por muchos. Entre sus múltiples artículos hemos encontrado una serie muy interesante titulada Conquering performance nerves. En cada uno de estos artículos se da solución a distintos problemas que surgen a raíz del miedo escénico, y con los que los músicos lidiamos casi a diario. Por ello, en Gran Pausa hemos decidido traducir algunos de estos artículos al español. ¡Esperamos que os sirvan de ayuda!

En esta primera parte vamos a traducir dos artículos que tratan sobre dos problemas: mantenerse concentrado, y mantener un tempo estable.

El problema: Mantenerse concentrado en el escenario

Traducido del original: Conquering performance nerves: staying focused on stage

Autores: Brian Hodges y Diana Allan

URL: https://www.thestrad.com/conquering-performance-nerves-staying-focused-on-stage/1668.article

Mantener a raya tus pensamientos es una habilidad muy importante para un músico, sobre todo durante una actuación. Los estudiantes plantean estas reflexiones a menudo, justo después de haber actuado: “No sé lo que pasó en ese sitio, pero mi cerebro simplemente se fue a otro lado”; “Me resultó difícil recuperar mis pensamientos después de cometer ese error”; “¡No sé a dónde fue mi mente!”.

Cuando estamos en un estado intenso y nuestra adrenalina está a tope, nuestros cerebros pueden estar bastante inquietos y seguir cualquier rastro de pensamiento fuera de nuestro control -como Alicia y el conejo-. Nuestras mentes están tomando la opción de volar en lugar de luchar. Sin embargo, la verdad es que tenemos más control sobre nuestros pensamientos de lo que creemos, y mediante la práctica y la diligencia, podemos aprender a enfocarnos en lo que es más importante para tocar mejor.

Un escenario muy común es aquel en el que cometemos un error – no importa cuán insignificante – lo cual provoca que nuestro cerebro se detenga y se obceque en el fallo que ahora está tres compases atrás, y contando. Mientras tanto, la música continúa y tu mente no se enfoca en lo que está sucediendo en el presente. Como es de esperar, esto lleva a más errores en un efecto de bola de nieve. Aprender a aceptar el error en el momento y cultivar la capacidad de seguir adelante puede ser muy valioso para lograr mantener la concentración.

Las soluciones

Una excelente estrategia es practicar la actuación. Si tu profesor no te proporciona esta oportunidad en clase, crea tú mismo esa oportunidad de actuar. Toca para cualquiera que te escuche (especialmente las personas que te ponen nervioso). A medida que vayas actuando y sientas que tus pensamientos empiezan a perder el foco, di frases internamente. Cosas como ‘sigue adelante’, ‘concéntrate’ o ‘¿qué está pasando en la música ahora?’. Lo que te digas a ti mismo depende de ti, pero tener palabras de control puede hacer que vuelvas a la obra musical que tienes entre manos.

Tienes más control de lo que crees. Cuanto más ensayes tu interpretación, más fácil te será mantener el rumbo de tus pensamientos.

El problema: Empezar bien y mantener el tempo

Traducido del original: Conquering performance nerves: starting well and keeping tempo on track

Autor: Brian Hodges

URL: https://www.thestrad.com/improve-your-playing/conquering-performance-nerves-starting-well-and-keeping-tempo-on-track/7358.article

Lo que sucede con nuestros cerebros y, por lo tanto, nuestra percepción en el escenario, es un fenómeno fascinante. Podemos estudiar tan despacio como nos gustaría en nuestra habitación, sintiéndonos seguros y manteniendo el control. Sin embargo, y en el momento en que pongamos el arco a la cuerda en una situación de estrés, podemos tirar todo por la ventana.

Es importante comprender que tienes control sobre cómo establecer tu tempo y cómo sentirte en el escenario. A pesar de que tu corazón puede estar acelerado como el de una liebre, es posible encontrar un lugar donde centrarse y comenzar correctamente, lo que tendrá implicaciones positivas para el resto de la interpretación.

Las soluciones

El primer paso es tomarse un tiempo antes de comenzar. Muchos músicos, tan pronto como saludan y toman su lugar en el escenario (de pie o sentados), inmediatamente tocan antes de estar realmente 100% listos. Puede existir la percepción de que el público se impacientará si el intérprete tarda demasiado en situarse, lo cual, por supuesto, no es cierto. Solo parece mucho tiempo para ti. El público esperará pacientemente. Quieren una actuación fantástica y si toma un minuto extra mientras te concentras, que así sea.

Una vez que encuentres tu lugar en el escenario, tómate un momento para respirar profundamente, cierra los ojos si es necesario. Canta la música en tu cabeza, solo algunos compases a un ritmo en que te sientas seguro y cómodo. Si realmente te sientes nervioso, toma el tempo más lento de lo que habías planeado. Lo más probable es que la combinación de tu adrenalina, nervios y emoción hará que lo sientas más rápido de todos modos, por lo que al tomar un tempo más deliberado dividirás la diferencia.

Si hay otro músico involucrado, discute de antemano cómo vais a comenzar. Construye lugares en la música para reagruparse, por así decirlo, si el tempo se pone demasiado rápido. Si generalmente comienzas bien, pero eres propenso a apresurarte, conscientemente haz tus movimientos y gestos más grandes. Por ejemplo: usa más arco, haz movimientos de brazo más grandes, lo que sea necesario para evitar tensarse y cansarse.

La clave es saber que está bien tomarse un tiempo antes, y comenzar a buscar tu lugar interno, donde te sientes cómodo y controlado. Puede llevar un tiempo acostumbrarse en las actuaciones, pero la sensación que obtienes cuando actúas desde una posición de fuerza y seguridad vale la pena.

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Conquistando los nervios… Soluciones a problemas que nos da el miedo escénico (I) aparece primero en Gran Pausa.

9 formas de pensar y actuar que te ayudarán en tu carrera musical

Hoy traducimos este artículo de The Strad, con unos fantásticos consejos que no os podéis perder. Aprende a pensar y actuar como un músico de éxito.

Carole Talbot-Honeck estudió su Máster en la Universidad de Ottawa centrándose en los requisitos psicológicos para un rendimiento musical óptimo. Así describe una serie de actitudes deportivas, que pueden ser de igual valor para un músico.

1. El amor por tu profesión

Mi tutor en la tesis lo llamó simplemente “disfrute”. Los músicos tienen que saber que el amor por la música es lo que los hizo empezar en un principio, a veces necesitan recordar esto. En su mayoría, los músicos de élite cuentan que tras muchos años en una larga carrera, su amor por la música y el disfrute que reciben al tocar han crecido junto con su nivel de habilidad y experiencia. Así es como debe ser, pero a veces, los problemas físicos o mentales pueden conducir a una pérdida de disfrute. Es necesario abordarlos y rectificarlos para restablecer el equilibrio.

2. El compromiso

Una vez que una persona decide hacer de la música su carrera, debe comprometerse a desarrollar su pleno potencial y realizar la inversión de tiempo y energía que sea necesaria para lograr sus objetivos. Esto es perfeccionismo en el sentido más positivo de la palabra: la historia interminable de tomar un concierto por enésima vez y encontrar nuevas ideas o una nueva inspiración para hacer que suene emocionante o fresco.

3. Autoestima

Los músicos deben creer en la dignidad de su búsqueda y en su capacidad para lograrla. La autoestima es la segunda palabra más mal entendida o mal utilizada en el diccionario de aptitud mental (después de pensar positivamente). Prefiero la palabra alemana Selbstbewusstsein o auto-conciencia, y mantener que nunca se puede tener demasiado de ella. Como David Finckel escribe en su artículo (10 hábitos de músicos exitosos), sé tú mismo … La confianza en sí mismo crece de saber lo que puedes y lo que no puedes hacer y, por supuesto, de aceptarte a ti mismo como la persona que eres, sin querer dejar de aprender o mejorar.

Tal auto-conciencia no tiene nada que ver con ser arrogante o egoísta. Por el contrario, los músicos que confían en su propia capacidad dan fácilmente a otros (es decir, como profesores y/o mentores). Nunca sienten la necesidad de compararse a los demás. Un sano sentido de sí mismo debe ser de base amplia (diferentes roles, intereses, aficiones) y no supeditado a una actuación en particular. Mi frase mágica aquí es: “Yo soy lo que soy; ¡mucho más de lo que estoy haciendo ahora mismo!”

4. Objetivos idealistas y no materialistas

Los músicos tienen objetivos elevados. Sus aspiraciones se pueden dividir en tres categorías principales:

  • Auto-actualización y objetivos de desarrollo personal
  • Objetivos relacionados con la propia música (interpretar la música y hacer justicia al compositor)
  • Y finalmente, quieren comunicarse con la audiencia o expresarse a través de su música.

Cualquiera que sea la categoría (o categorías) que se aplique, las metas de rendimiento deben derivarse de estas expectativas si se quiere tener una vida de satisfacción.

Utilizo tres cualidades para describir lo que considero un rendimiento óptimo: creatividad, espontaneidad y flexibilidad. La creatividad es el proceso de tomar una pieza de música y hacerla tuya, de desarrollar una visión de lo que esta pieza significa para ti, lo que quieres expresar con ella. La espontaneidad es “creatividad del momento”, es inspiración o intuición y sólo es posible si se está bien preparado y se tiene confianza en sí mismo y en su preparación. Por último, la flexibilidad también está abierta a todo lo que viene “en el momento”, pero se relaciona más con las influencias externas (lo que mis colegas están haciendo, la sala, la acústica, la audiencia …)

5. Concentración

¡Nada de multi-tarea! El cerebro humano no está cableado para concentrarse en más de una cosa a la vez. Esto tiene implicaciones con respecto a la práctica eficiente y el estar concentrado. Irónicamente, la multi-tarea es una “habilidad” que no puede ser entrenada; Cuanto más lo haces, ¡peor funciona!

Central para la idea de autocontrol es la capacidad de concentrarse y concentrar la atención, evitando así las distracciones. Recientemente, en un seminario con estudiantes de la escuela de música, me sorprendió que la incapacidad para concentrarse había reemplazado al nerviosismo como su principal preocupación.

Algunos músicos prefieren auto-eliminar su autoestima por miedo a parecer arrogantes, pero estas dos expresiones no son opuestas. El altruismo es el objetivo principal en el que enfocarse durante una actuación, pero sólo una fuerte auto-concepción te permite olvidarte y concentrarte en la tarea que tienes entre manos.

6. Autocontrol

¡La fuerza de voluntad vuelve a estar de moda! Después de años de abandono, se considera de nuevo una habilidad muy importante. Evito llamarla un rasgo de carácter porque la investigación muestra que la gente puede ser muy organizada y/o disciplinada en algunos aspectos de sus vidas y notoriamente complaciente en otros. Por ejemplo, muchos estudiantes universitarios estrenados ​​que se preparan para los exámenes finales usan calcetines sucios (véase Baumeister y Tierney).

El hecho es que probablemente no tienen elección. Piensa en la fuerza de voluntad como una cantidad finita: no importa cuán diferentes o no relacionadas sean las demandas que te haces a ti mismo (concentración, paciencia, control de la conducta, etc), sólo tienes un frasco de fuerza de voluntad a tu disposición. Cuando el frasco está vacío, te has quedado sin él y sólo la reposición (nutrición, descanso) te permitirá abordar el siguiente desafío.

7. Perspectiva adecuada

Definir la perspectiva apropiada en unas pocas líneas cortas no es fácil. Perspectiva adecuada significa estar abierto; siempre buscando oportunidades para crecer. Significa mantener la vista más allá, no quedar atrapados en pequeños detalles.

Y ahí lo tienes, la actitud o habilidad mental más incomprendida y mal utilizada: pensar positivo. Los pensadores positivos pueden vivir hasta siete años y medio según un estudio longitudinal de miles de enfermeras suecas. No se enferman con tanta frecuencia y sanan más rápido cuando lo hacen. Todo esto no tiene nada que ver con ser irreal o engañarse. Significa acercarse a problemas y/o contratiempos en un estado de ánimo de búsqueda de soluciones. Significa asumir el control, lo que nos lleva al siguiente aspecto de la perspectiva apropiada: sentarse en el asiento del conductor.

Los músicos exitosos no quieren sentirse víctimas ni quieren ser vistos de esa manera por otros. Los retrocesos están ahí para ser analizados y comprendidos. Las soluciones pueden ser incorporadas en su plan de preparación. Lo que está más allá de su control pertenece a la categoría de “oh, qué diablos”, para relacionarse y reírse después.

Por último, mantener las cosas en perspectiva significa divertirse. Recuerda, se trata de amar la música y hacer música y estar agradecido de que puedes ganarte una buena vida haciendo lo que te gusta.

8. Salud y estado físico

Cuando los músicos preguntan por qué deben entrenar físicamente y cuidar su cuerpo, yo respondo,”¿Por qué no? Tú eres un ser humano también, ¿no?” Puedes leer todos los días sobre la necesidad de hacer algo por tu salud. Los músicos (en oposición a la mayoría de los atletas de élite) pertenecen a la gente afortunada que puede disfrutar de muchos años de hacer música, siempre y cuando su salud mental y física lo permitan. Además, tu cuerpo es tu instrumento. Si te tomas en serio su cuidado, si entrenas eficientemente y le das lo que necesita funcionar, estará ahí para ti. Ser capaz de confiar en tu instrumento es el factor más importante en el trato con el miedo escénico.

9. Análisis

Un conocido director solía decir: “Si eliges leer y creer las buenas críticas, ¡entonces debes creer también las maloa!” El feedback viene de muchas formas, y los músicos tienen que saber cómo lidiar con ello. Tienen que analizar su propio rendimiento (manteniendo una buena perspectiva), dar sentido a lo que otras personas están diciendo, incorporar cualquier cosa útil en su plan de preparación, y a continuación, olvidar esa actuación y poner sus miras en la siguiente.

 

La tesis de Carole Talbot-Honeck “he Essence of Excellence; Mental Skills of Top Classical Musicians” fue publicada en The Journal of Excellence, vol. 1 Nr. 1, mayo de 1998.

Ha impartido seminarios “Fit to Play” en la Academia de Audición VENIA, como parte del programa de audición de VENIA (incluyendo orquesta) y de preparación de actuaciones para instrumentistas y cantantes. VENIA cree que los músicos son personalidades individuales, capaces de alcanzar sus metas, y mejorar la presencia en el escenario y el desempeño combinando habilidades musicales, mentales y físicas.

Traducido de la publicación The Strad

Enlace al original: https://www.thestrad.com/9-ways-for-musicians-to-think-like-top-athletes/195.article

Autor: Carole Talbot-Honeck

Fecha: 20 Marzo 2017

Título original: 9 ways for musicians to think like top athletes

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada 9 formas de pensar y actuar que te ayudarán en tu carrera musical aparece primero en Gran Pausa.

Grandes monologuistas, Sara escudero: "sabiendo respirar tu voz lo nota"

Proseguimos hoy nuestra serie de Grandes Monologuistas con una de sus máximas exponentes, la simpatiquísima Sara Escudero.

Desde el momento de la idea inicial hasta la puesta en escena con el público, ¿cuál es tu proceso creativo y cuánto te cuesta crear un monólogo? 
Los cómicos estamos constantemente escribiendo y tomando notas de pensamientos o vivencias que nos parece que nos pueden dar juego. Luego tienes que darlas forma y ver si realmente funciona el gag ;) El tiempo de hacer un monólogo pues es que es muy relativo... Hacer uno de los que grabamos en El Club De La Comedia, por ejemplo, es sencillo, porque son unos 8 minutos. Pero en dejar un espectáculo unipersonal de 90 min redondo pues hay que rodarlo... ;) Pero, de verdad, lo importante es que la gente sepa y valore que detrás de cualquier cómico-monologuista hay un trabajo constante y duro. Es un examen diario: cada vez que te subes a un escenario lo es. Lo de menos es si a uno le cuesta un mes escribir media hora nueva o le cuesta una hora: los dos tendrán que rodarlo para hacer que viva ;)

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración para crear los gags (refranes, dichos, memes, actualidad, tweets, etc…)? 
La vida diaria y la imaginación, claro.. ;) 

¿Qué recursos vocales empleas en tus monólogos (entonación, imitación de voces, carcajadas, canciones, etc…)? 
Cada cómico a medida que va haciendo "bolos" se va formando y va encontrando su voz cómica, que no sólo es una voz como tal (la que te viene de serie al nacer) si no que es el concepto de "tu forma de hacer humor". En la mía hay mucho acting, mucho juego de voces y mucha conexión directa con el público que tenga ese día delante (en el stand-up miras a los ojos, necesitas ese feedback, no hay cuarta pared). 

¿Qué importancia le otorgas al control de los silencios durante el transcurso de la interpretación? 
De cero a 10 les doy un 12 ;) Sin ellos no hay tempo, no hay pulso.

¿Cómo sabes si estás conectando con el público? 
Llámame rara, pero si no se ríen ni sonríen.. la cosa no va bien ;P Como te decía antes: no hay cuarta pared, así que lo sabes porque lo recibes directamente :)

¿Improvisas? 
Mucho! Me encanta! Así, además, personalizas cada actuación.. Un mismo texto ante diferente público= diferente color de texto :) 

¿Cuál es el origen de tu vocación por hacer monólogos? 
Que los hacía sin ser consciente siempre y al final mira.. Traté de sacar adelante cositas de teatro mientras estudiaba pero era complicado, no todo el mundo se involucraba y al final me dije "y algo que sólo dependa de tu trabajo, Sarita?!" Y.. hasta ahora :) 

¿Qué impacto crees que tiene en las personas el buen humor? 
Te lo diré con mi frase de cabecera: para mí la comedia no es un trabajo sino un modo de vida :) El buen humor ante la vida es la mejor medicina preventiva y la mejor droga para ser feliz día a día, que es la verdadera felicidad. La presente, la que tocas, no sólo la que sueñas :) 

¿Cómo preparas las actuaciones? 
Con un café con leche en el camerino y haciendo unos minutos de ejercicio sencillo tipo unas sentadillas o correr en el sitio para coger tensión, que te traiga la concentración :) 

¿Qué haces para cuidar tu voz? 
Realmente muy poco y sé que está mal no: muy mal! Y te prometo que todos los días pienso "hoy empiezo a hacer 5 minutitos de ejercicios para la garganta".. pero y sé que debería porque ya me he quedado sin voz muchas veces por cambios bruscos de temperatura o mal sonido en un bolo que te obliga a ponerte por encima de la circunstancia.. Pero para reyes de este año me lo pediré! ;)

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia? 
Cuando ves que aún estando con gripa o con alguna cuerda tocada sacas adelante la actuación, quiere decir que estás sabiendo respirar de abdomen y que tu voz lo nota ;) 

¿Qué hace a un buen monologuista? 
El trabajo de escribir y borrar, escribir y borrar, la constancia, la perseverancia, los pinchazos, los triunfos y la ilusión. Sin ilusión por mejorar no podrás poner trabajo en tu esencia o en ese "algo" de base que debe haber porque igual que hay gente que nace con un don para cierto deporte, la vis cómica también está en el ADN. 

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la interpretación de monólogos? 
Que sepa que no es actuar a secas, que en el escenario tiene que salir tu verdad y que, por supuesto, conlleva mucho esfuerzo, mucho ensayo-error, muchos momentos de soledad (más de los que la gente imagina) y que hay que ir, SIEMPRE, poco a poco. Del sitio pequeño en adelante. El ansia es mala compañera :) 

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas actuaciones? 
Siempre pongo las públicas en la web (www.soysaraescudero.com) y las voy anunciando por redes :)

Si quieres saber más sobre: el arte de los monólogos cómicos

Grandes monologuistas, Sara escudero: "sabiendo respirar tu voz lo nota"

Proseguimos hoy nuestra serie de Grandes Monologuistas con una de sus máximas exponentes, la simpatiquísima Sara Escudero.

Desde el momento de la idea inicial hasta la puesta en escena con el público, ¿cuál es tu proceso creativo y cuánto te cuesta crear un monólogo? 
Los cómicos estamos constantemente escribiendo y tomando notas de pensamientos o vivencias que nos parece que nos pueden dar juego. Luego tienes que darlas forma y ver si realmente funciona el gag ;) El tiempo de hacer un monólogo pues es que es muy relativo... Hacer uno de los que grabamos en El Club De La Comedia, por ejemplo, es sencillo, porque son unos 8 minutos. Pero en dejar un espectáculo unipersonal de 90 min redondo pues hay que rodarlo... ;) Pero, de verdad, lo importante es que la gente sepa y valore que detrás de cualquier cómico-monologuista hay un trabajo constante y duro. Es un examen diario: cada vez que te subes a un escenario lo es. Lo de menos es si a uno le cuesta un mes escribir media hora nueva o le cuesta una hora: los dos tendrán que rodarlo para hacer que viva ;)

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración para crear los gags (refranes, dichos, memes, actualidad, tweets, etc…)? 
La vida diaria y la imaginación, claro.. ;) 

¿Qué recursos vocales empleas en tus monólogos (entonación, imitación de voces, carcajadas, canciones, etc…)? 
Cada cómico a medida que va haciendo "bolos" se va formando y va encontrando su voz cómica, que no sólo es una voz como tal (la que te viene de serie al nacer) si no que es el concepto de "tu forma de hacer humor". En la mía hay mucho acting, mucho juego de voces y mucha conexión directa con el público que tenga ese día delante (en el stand-up miras a los ojos, necesitas ese feedback, no hay cuarta pared). 

¿Qué importancia le otorgas al control de los silencios durante el transcurso de la interpretación? 
De cero a 10 les doy un 12 ;) Sin ellos no hay tempo, no hay pulso.

¿Cómo sabes si estás conectando con el público? 
Llámame rara, pero si no se ríen ni sonríen.. la cosa no va bien ;P Como te decía antes: no hay cuarta pared, así que lo sabes porque lo recibes directamente :)

¿Improvisas? 
Mucho! Me encanta! Así, además, personalizas cada actuación.. Un mismo texto ante diferente público= diferente color de texto :) 

¿Cuál es el origen de tu vocación por hacer monólogos? 
Que los hacía sin ser consciente siempre y al final mira.. Traté de sacar adelante cositas de teatro mientras estudiaba pero era complicado, no todo el mundo se involucraba y al final me dije "y algo que sólo dependa de tu trabajo, Sarita?!" Y.. hasta ahora :) 

¿Qué impacto crees que tiene en las personas el buen humor? 
Te lo diré con mi frase de cabecera: para mí la comedia no es un trabajo sino un modo de vida :) El buen humor ante la vida es la mejor medicina preventiva y la mejor droga para ser feliz día a día, que es la verdadera felicidad. La presente, la que tocas, no sólo la que sueñas :) 

¿Cómo preparas las actuaciones? 
Con un café con leche en el camerino y haciendo unos minutos de ejercicio sencillo tipo unas sentadillas o correr en el sitio para coger tensión, que te traiga la concentración :) 

¿Qué haces para cuidar tu voz? 
Realmente muy poco y sé que está mal no: muy mal! Y te prometo que todos los días pienso "hoy empiezo a hacer 5 minutitos de ejercicios para la garganta".. pero y sé que debería porque ya me he quedado sin voz muchas veces por cambios bruscos de temperatura o mal sonido en un bolo que te obliga a ponerte por encima de la circunstancia.. Pero para reyes de este año me lo pediré! ;)

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia? 
Cuando ves que aún estando con gripa o con alguna cuerda tocada sacas adelante la actuación, quiere decir que estás sabiendo respirar de abdomen y que tu voz lo nota ;) 

¿Qué hace a un buen monologuista? 
El trabajo de escribir y borrar, escribir y borrar, la constancia, la perseverancia, los pinchazos, los triunfos y la ilusión. Sin ilusión por mejorar no podrás poner trabajo en tu esencia o en ese "algo" de base que debe haber porque igual que hay gente que nace con un don para cierto deporte, la vis cómica también está en el ADN. 

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la interpretación de monólogos? 
Que sepa que no es actuar a secas, que en el escenario tiene que salir tu verdad y que, por supuesto, conlleva mucho esfuerzo, mucho ensayo-error, muchos momentos de soledad (más de los que la gente imagina) y que hay que ir, SIEMPRE, poco a poco. Del sitio pequeño en adelante. El ansia es mala compañera :) 

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas actuaciones? 
Siempre pongo las públicas en la web (www.soysaraescudero.com) y las voy anunciando por redes :)

Si quieres saber más sobre: el arte de los monólogos cómicos