Jaime Zatarain: Un buen intérprete no debe dejar de formarse nunca (Los actores y su voz)

Hoy brindamos a nuestros lectores la oportunidad de conocer más a Jaime Zatarain, actor santanderino que ha participado en musicales tan conocidos como Mamma Mía, El Rey de Bodas, 40 El musical, Más de Cien Mentiras o Prisicilla, Reina del Desierto...
¿Cuál es el origen de tu vocación?

Recuerdo desde muy pequeño ver a mi hermana hacer ballet clásico en el salón de casa y quedarme embobado mirándola mientras intentaba domar sus zapatillas de punta. A raíz de eso siempre tuve claro que quería ser actor y bailar y cantar y hacer todo lo que tuviera que ver con interpretar y meterte en la piel de otros.

¿Crees que es importante trabajar la voz?

Creo que fundamental. Y sobre todo conocer tu propio instrumento y cuales son sus limitaciones para poder sacar el máximo partido de él!! Esto sin trabajar la voz de una manera constante es muy complicado de averiguar.

¿Qué haces para cuidar tu voz?

Ir a mis clases semanales con mi coach Mamen Márquez, a la que le agradezco muchas cosas, y luego pues intento cuidarme sobre todo cuando estoy en activo: intento dormir 8 horas y no trasnochar mucho.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?

Pues he ido encontrando mi propio sonido y personalidad a medida que han pasado los años y los trabajos! Quizás ahora es cuando mas estoy disfrutando de mi voz y tengo mas seguridad gracias a la experiencia y por supuesto a la técnica.

¿Realizas algún ejercicio o "ritual" antes de actuar?

Siempre hago un breve calentamiento vocal de unos 10 minutos porque es lo que a mi me funciona. Pero lo de los rituales antes de las funciones es algo muy personal y creo que cada uno debe encontrar lo que le funcione. Para mi no todos los días necesito hacer el mismo ritual. Depende mucho de como este ese día.

¿Qué hace a un buen intérprete?

Por supuesto que el talento es fundamental. Pero creo incluso que la continuidad en el trabajo y la humildad y el respeto por actuar es casi mas importante. Por eso creo que un buen intérprete no debe dejar de formarse nunca. Estamos en continuo cambio y nuestro instrumento somos nosotros mismos por ello la única manera de incorporar ese cambio en nuestro trabajo como actores es formándote para poder chequear tus nuevas herramientas como actor.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo escénico?

Como he dicho antes que se empiece con una buena formación.

Más información sobre Jaime Zatarain:

Creatividad audiovisual para el aula | Musikawa #CreatividadAVNoja16 @cursosveranouc

Como sabréis, los pasados 13, 14 y 15 de julio de 2016, Zoraida y un servidor, hemos estado desarrollando un curso de verano para la Universidad de Cantabria en su sede de Noja y que titulamos “Creatividad Audiovisual para el aula”. Estaba dirigido por Maravillas Díaz de la Universidad del Pais Vasco y por María Elena Riaño de la Universidad […]

El sonido del piano según su procedencia

Hoy traemos a esta página un artículo especial sobre el sonido del piano. Igual que en la voz sucede, donde el timbre o color es un factor importantísimo en la personalidad musical, en las escuelas de fabricantes de pianos ha habido diferencias tímbricas distinguibles. Espero os parezca interesante!

Si bien se considera a Bartolomeo Cristofori como el creador del piano moderno, desde sus orígenes hasta nuestros días este instrumento musical ha sufrido cambios y mejoras de diversa índole. 

Desde que apareciese el primer piano la idea fundamental para su construcción no ha variado pero se han mejorado algunos aspectos para optimizar el sonido. Entre los cambios que se han ido implementando podemos hablar de la utilización de nuevos materiales, como el acero en las cuerdas o el fieltro en los martillos, el incremento progresivo de notas para aumentar su capacidad musical y la mejora del diseño.

Con posterioridad a Cristofori, el constructor de órganos Gottfried Silbermann comenzó a construir sus propios pianos, modificando algunos aspectos del instrumento de Cristofori. De los discípulos de su taller surgieron dos famosas escuelas de construcción de pianos: la escuela alemana y la escuela inglesa; la primera, de la mano de Stein y la segunda, a cargo de Johannes Zumpe y Americus Backers.

Entre los años 1760 a 1830 hubo una gran expansión en la construcción de pianos. En 1775 se construyó el primer piano en Estados Unidos. En este país Heinrich Steinweg, emigrante alemán, comenzó a fabricar unos pianos que destacaron por su calidad y que originarían años más tarde los prestigiosos Steinway & Sons.

LOS PIANOS ALEMANES 
Los pianos alemanes más tradicionales permiten modelar la música con una gran expresividad. Su principal característica es su sonido romántico, suave y con mucha amplitud. A su calidez armónica se suman los bajos y tenores profundos y su amplia sonoridad.

Son pianos que dan lo mejor de sí mismo en los conciertos dentro de la orquesta, ya que el músico puede acoplarse a ésta con gran facilidad y control sobre el sonido. Ése es uno de los motivos de que pianos como los Steinway & Sons estén presentes en la mayoría de salas de conciertos.

Los pianos verticales alemanes son de gran tamaño, por lo que emplean cuerdas más largas y tablas armónicas mayores. De esta forma, proporcionan mayor volumen, mayor claridad y mayor potencia. 
La solidez de sus materiales hace que el sonido se trasmita con mayor velocidad y menor absorción de ondas, de manera que la sonoridad es muy superior.

LOS PIANOS INGLESES 
Los pianos ingleses, como Broadwood, tienen un sonido más fino y de menor amplitud de onda. Los más tradicionales poseen un sonido de dulce, mientras que los más modernos se caracterizan por un sonido más brillante. Por ello, se adaptan a la perfección a la ejecución de la música clásica.

LOS PIANOS FRANCESES 
Los pianos franceses siguen la estela de los pianos alemanes en cuanto a su sonido suave y romántico. En general, son más cálidos que los pianos ingleses. Entre los más destacados, Erard, Pleyel o Gaveau.

OTROS PIANOS EUROPEOS
Petrof es otro de los grandes fabricantes de pianos radicados en Europa, en este caso en la República Checa. Y de Austria proviene la marca Bösendorfer, otra de las más destacadas del mundo.