Cuando los alumnos de canto viajan y cambian su técnica vocal

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto en Valencia

Nadie ha descubierto la rueda. Y menos en el ámbito de la técnica vocal!!

Llevamos muchos siglos descubriendo y conociendo el potencial de la voz humana y trabajándose y me resulta cuando menos sorprendente que haya profesores que crean que han descubierto "la panacea", una "técnica nueva y que ha superado a las anteriores" cuando los principios físicos de la técnica vocal son universales. 

He observado a alumnos de determinados profesores/as que adquieren un determinado patrón (por ejemplo, abrir de una determinada manera muy concreta la boca) y que después, con el tiempo y los viajes por el mundo, todos los alumnos de esos profesores acaban corrigiendo, es decir, eliminando aquella particular tan "exclusiva" y "específica" de aquel profesor/a que creía haber inventado la pólvora y que de aquella manera que sólo "su escuela" hacía se colocaba mejor la voz. 


Más bien me suena a una especie de efecto placebo en el que te piensas que por hacer una determinada mueca o gesto te sale mejor pero es como el cojo que lleva el bastón hasta cuando deja de estar cojo.

Te crees que es indispensable cuando en realidad hace tiempo que podías haberlo dejado y realmente lo que haces es "moringangas" ante tu público. 

Cuando un tipo de gesto sólo lo hagan los alumnos de un profesor y no el resto de la humanidad pregúntate (con razón) si tu profesor/a es un "illuminati", un iluminado que se cree que ha inventado la nueva "rueda" vocal :)

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Clases de Canto en Valencia

El oscurantismo en las escuelas de canto

Me gustaría hablaros de aquellos profesores/as que en vez de facilitar la apertura del alumno al mundo lo que hacen es encerrarlo en uno cada vez más pequeño

Deberías huir rápidamente de aquellos profesores que emplean frases del tipo: "lo probé todo hasta que encontré esta escuela o técnica X que me ha solucionado todos los problemas", "no vayas a cursillos que te van a desahuciar", "no pidas opinión de otros profesores porque te van a confundir respecto de lo que yo te explico", "nuestra técnica de canto es la mejor", y otras frases por el estilo que usan los falsos gurús, los que pretenden hacerse dueños del conocimiento que en realidad está disponible para muchas personas. 

La ciencia es ciencia para todos. No se puede hacer tabla rasa de toda una tradición científica y artística de enseñanza del canto. Le podrán poner nombres diferentes a la terminología ya existente previamente: la realidad es que están diciendo en muchos casos exactamente lo mismo con otro vocabulario. Personalmente me gusta emplear terminología científica universal, hablar lo más claro posible, hablar de la anatomía común a todos los seres humanos y de las leyes físicas universales, como el efecto Venturi, los parámetros del sonido, los estudios científicos desarrollados, etc...

Inventar una nueva terminología no hace una nueva escuela ni crea otras formas diferentes de cantar a las que ya son inherentes al ser humano. La estética de un estilo se caracteríza por una determinada vocalidad, es decir el empleo de unos recursos vocales determinados (ataques, tesituras, rubatos, falsetes, etc)

Otras características por las que reconoceréis estas falsas "escuelas oscurantistas" son: 

-sistema piramidal, es decir, el profesor ha tenido que formarse y pagar por aquello que te ofrece y te impedirán difundirlo (!) salvo que te decidas formarte como profesor y tendrás que seguir el mismo proceso...

-centrarse en un sólo aspecto de las leyes físicas de la fonación, como los que obvian la importancia de la respiración

-vender panaceas: poniendo como ejemplo una historia personal de fracaso anterior. 

-no relacionarse, no estar abiertos a otras escuelas, otras innovaciones, otros docentes, otras publicaciones, otras ideas y que los critiquen directamente...

Mi consejo profesional es que ante cualquier duda, acudas a las principales asociaciones de profesores de canto y consultes sobre la cualificación del docente y que pruebes diferentes ideas y propuestas y después valores si a ti te funcionan o no, porque el recorrido en el trabajo vocal es algo muy personal. 

El oscurantismo en las escuelas de canto

Me gustaría hablaros de aquellos profesores/as que en vez de facilitar la apertura del alumno al mundo lo que hacen es encerrarlo en uno cada vez más pequeño

Deberías huir rápidamente de aquellos profesores que emplean frases del tipo: "lo probé todo hasta que encontré esta escuela o técnica X que me ha solucionado todos los problemas", "no vayas a cursillos que te van a desahuciar", "no pidas opinión de otros profesores porque te van a confundir respecto de lo que yo te explico", "nuestra escuela de canto es la mejor, la que te soluciona todos los problemas", y otras frases por el estilo que usan los falsos gurús, los que pretenden hacerse dueños del conocimiento que en realidad está disponible para muchas personas. 

No se puede hacer tabla rasa de toda una tradición científica y artística de enseñanza del canto. Le podrán poner nombres diferentes a la terminología ya existente previamente: la realidad es que están diciendo en muchos casos exactamente lo mismo con otro vocabulario. Personalmente me gusta emplear terminología científica universal, hablar lo más claro posible, hablar de la anatomía común a todos los seres humanos y de las leyes físicas universales, como el efecto Venturi, etc...

Inventar una nueva terminología no hace una nueva escuela ni hace otras formas diferentes de cantar a las que ya son inherentes al ser humano. 

Otras características por las que reconoceréis estas falsas "escuelas oscurantistas" son: 

-sistema piramidal, es decir, el profesor ha tenido que formarse y pagar por aquello que te ofrece y te impedirán difundirlo (!) salvo que te decidas formarte como profesor y tendrás que seguir el mismo proceso...

-centrarse en un sólo aspecto de las leyes físicas de la fonación, como los que obvian la importancia de la respiración

-vender panaceas: poniendo como ejemplo una historia personal de fracaso anterior 

-no relacionarse, no estar abiertos a otras escuelas, otras innovaciones, otros docentes, otras publicaciones, otras ideas y que los critiquen directamente...