Las ventajas de recibir clases de canto de un buen profesor

Las clases de canto ayudan, orientan, te hacen crecer y evitan problemas
Por Isabel Villagar, profesora de canto online

Léelo si piensas que el canto se estudia, se aprende y se perfecciona.


Hay quien piensa, erróneamente, que no hay que recibir clases de canto y la realidad es que la guía de un profesor o profesora de canto es una de las claves para el éxito en el mundo de la música. 

Esta guía debe ser sostenida en el tiempo, evidentemente. 

Si bien es cierto que en un post anterior expliqué que si en dos meses no se producen progresos es preciso plantearse el cambio de profesor de canto, no es menos cierto y es además fundamental entender que si hallas un profesor que te hace avanzar mucho en poco tiempo, lo inteligente es continuar con quien te ofrecerá una orientación no sólo vocal sino también de desarrollo de tu carrera.

Es decir, sabrá prever qué tipo de repertorio será el adecuado en función de tu desarrollo vocal, te ayudará a no cometer errores “de principiante” y por lo tanto acelerará y consolidará tu desarrollo profesional. 

¿Qué profesor de canto escoger?

No cualquiera está capacitado para dar buenas clases de canto. 

Enseñar canto es toda una ciencia que requiere de muchísima preparación y actualización didáctica del docente.

Ser buen cantante no siempre es garantía de ser ser un buen docente de canto.


Las prioridades en las clases de canto

Si el profesor de canto no establece cuáles son las prioridades correctas a trabajar en cada caso difícilmente se producirán avances que se asienten en el tiempo en forma de aprendizaje significativo y permanente, por no hablar de la importancia de la salud vocal de los alumnos en el futuro.

Los alumnos que cesan sus clases de canto antes de haber asentado la técnica vocal corren el riesgo de deshacer el camino andado, sobre todo si otro profesor de canto les hace caminar en el sentido contrario.

A veces el entorno del cantante o estudiante de canto no considera fundamental, y, a veces, ni si quiera prioritario, el trabajo vocal porque observan unas cualidades innatas y piensan que no es necesario estudiar técnica vocal.

No es suficiente tener un buen instrumento

Sin embargo, si el aspirante a cantante exitoso no sabe exactamente cómo funciona su instrumento, es decir como consecuencia de esto su técnica vocal es incompleta o inadecuada, puede enfrentarse a una gran crisis vocal a partir de sus veinte-veinticinco años de edad.

No es sólo cantar bien, ni siquiera tener un buen instrumento, porque tener una voz x de partida no es suficiente... hacen falta una serie de cualidades para desarrollar una carrera como cantante.

Un ejemplo: 

Rafael Nadal, el tenista español, no ha cesado nunca de dejarse asesorar por profesionales, continuó trabajando con un equipo que le llevó desde la primera victoria hasta lo más alto.

Importante saber rodearse de los mejores 

Entre estas cualidades son fundamentales la humildad y la capacidad de escuchar algo que no te sea agradable de escuchar en un determinado momento, pero que te haga salir de tu zona de confort y por lo tanto, crecer y evolucionar. 

No es escuchar lo incómodo porque sí, sino la verdad que en las clases de canto te puede decir un profesional y que debes escuchar aunque no te guste.

En ocasiones, el entorno familiar o de amigos 
refuerza tus creencias erróneas. 

Ten la suficiente visión de entender que el buen profesor de canto tiene más criterio por haber recorrido ese camino antes que el aspirante.

Las voces cambian con el tiempo

Tener una guía profesional que ayude en estas transiciones es esencial para que “el árbol crezca derecho”, y si se va torciendo, se enderece a tiempo.

Las buenas clases de canto son “invaluables”, su valor está casi infinitamente por encima de su precio, porque te ahorran perder tiempo y dinero.

Perder tiempo debería lo que más debería preocupar a un alumno que quiere desarrollar una carrera de cantante.


El profesor de canto marca el camino a seguir en sus clases pero el alumno inteligente es el que debe recorrerlo por sí mismo.


Si caminas sin mapa por terreno ignoto 
corres el riesgo de perderte...

¡CANTAD FELICES!




Más info:
Qué debería ser una clase de canto
La retroalimentación en las clases de canto

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On line

Qué es una clase de canto y qué no es una clase de canto

Por Isabel Villagar, profesora de canto

En esta entrada voy a esclarecer muchas de las cuestiones que se hacen las personas que jamás han recibido una clase de canto

Aprender a cantar debe ser algo progresivo, ilusionante, sano, provechoso y... ¡real! Tiene que haber avances, en tres meses deberías notarlos, y grandes, y en caso contrario plantéate qué puede estar sucediendo...

¿Cómo es una clase de canto standard?

O debería ser: trabajar los cinco pilares del canto:
  1. Postura
  2. Respiración
  3. Emisión
  4. Resonancia
  5. Articulación
El protagonista de la clase de canto
es el alumno
Esta es la base mínima que un aspirante a mejorar su técnica vocal debería entender y trabajar semanalmente. 

Además se debe de trabajar el repertorio: canciones propias o covers, con el fin de adquirir y asentar los recursos técnicos en las mismas. 

Es preciso adaptarlo a la competencia técnica del alumno en cada momento y secuenciarlo para que progresivamente se vayan adquiriendo más recursos, más herramientas técnicas y afloren las potencialidades del alumno.

Con la palabra repertorio no me refiero a poner un karaoke y ¡que el alumno lo cante incesantemente sin ningún tipo de corrección u objetivo!

Todo ello, por supuesto, respetando el color propio de la voz del alumno, su personalidad vocal. 

"Huye de los profesores que en sus clases de canto 
te quieren hacer cantar como ellos cantan 
y no como a ti te gustaría cantar, 
me refiero al estilo musical y a la manera de expresar."


En una clase de canto se debe trabajar también la actuación con los recursos que ello supone: 
  • concentración
  • visualización
  • memoria
  • movimiento
  • gestualidad
  • coreografía...

Con respecto a la relación entre el profesor de canto y el alumno es importante destacar que existir una confianza en el trabajo que se desarrolla por parte del alumno y un respeto total al espacio de la clase por parte del profesor. 

Es decir, es un tiempo en el que el profesor debe centrarse en las necesidades del alumno (no en contar su vida o la de otros alumnos, y otras situaciones igual de improcedentes, etcétera...)


¿Cuánto dura una clase de canto?

La duración standard de una clase de canto es de una hora para adolescentes y adultos. En el caso de los niños lo recomendable son treinta minutos por cuestión de su capacidad de atención y concentración (psicopedagógicamente hablando).

¿Son igual de efectivas las clases online que las presenciales?

Totalmente idénticas. 

Mi experiencia me dice que si se sabe adaptar la metodología al medio, el aprendizaje es igual de efectivo en una clase online que en una tradicional con el consiguiente ahorro de tiempo, energía y recursos por parte del alumno en su proceso de enseñanza-aprendizaje.

Una clase de canto no es esto!:)
¿Qué no es o no debería ser una clase de canto?

Una clase de canto es una especie de "laboratorio de sonidos", por lo tanto, el alumno debe sentirse libre para poder experimentar, probar, equivocarse y corregir aquello que necesita ser corregido. 

* A una clase de canto no se va a lucirse

Una clase de canto no debería ser un sitio donde exhibir que uno es muy bueno, muy listo y que todo le sale muy bien. Para eso ya están los escenarios, las abuelas y los abuelos :) y los aduladores que siempre te dirán que "lo haces todo perfecto". (!!!)

Un buen profesor seguramente te provoque un conflicto cognitivo inicial necesario para tu aprendizaje. Si no tienes la humildad suficiente para aceptar que no eres perfecto, seguramente una clase de canto no sea el lugar más adecuado para ti. 

* Una clase de canto no debe ser un lugar de sufrimiento

Debe ser un momento agradable, relajante, positivo, de respeto mutuo, no un espacio donde reine la agonía, la prisa, la incomprensión, la negatividad, el trato despreciativo...

Los psicólogos son los profesionales que deben tratar este tipo de situaciones, tanto si lo necesita el alumno como el profesor. 

Uno debe salir de la clase de canto mejor de lo que entró, tanto vocalmente como anímicamente. El cerebro aprende si el contexto emocional es seguro y agradable. 

* El final de una clase de canto debe ser reconfortante en términos de salud

Si acabas la clase y sientes dolor, picor en la garganta o tensión en alguna parte de tu cuerpo, como puede ser el cuello, la espalda, la mandíbula, etcétera... revisa si te están guiando adecuadamente.

Si tienes dudas debes hacer al profesor de canto todas las preguntas necesarias para resolverlas. Si el profesor te da respuestas del tipo: "esto es así porque yo lo digo", "porque siempre se ha hecho así", o no te dice cómo pautar el entrenamiento, cómo hacer los ejercicios o no te explica por qué tienes que hacer aquello que te indica, plantéate si estás en el lugar adecuado.

Un buen profesor debe disponer de recursos pedagógicos variados para adaptarse a las necesidades de cada alumno en cada momento.

*A una clase de canto no se va a discutir el criterio del profesor

Si no estás de acuerdo no hace falta que le enseñes nada, simplemente con que no vuelvas es suficiente.

Observa si un profesor se dedica a tiempo completo o parcial y si el resto de los compañeros que asisten a las clases con este profesor progresan suficientemente.

Un signo de poca dedicación a la docencia podría ser que el profesor no se forme de manera continua, no se actualice.

A valorar al empezar a recibir
clases de canto
Con toda esta información:

Valora tu inversión en las clases de canto en función de los progresos que obtienes y no tanto del precio de la clase. 

He visto casos de alumnos que llevan años dando clase y seguramente a precio barato y a lo único que les ha llevado es a estancarse. 

Un buen profesor te hará avanzar en sus clases de canto mucho y en poco tiempo.

Respecto a la frecuencia de las clases de canto lo recomendable es una clase semanal como mínimo de una hora de duración (adolescentes y adultos). Sin embargo, hay momentos en los que puede ser interesantes tomar dos clases a la semana. 

Los alumnos que así lo han hecho han asentado, sobre todo en sus primeras fases de aprendizaje, una buena memoria muscular, un buen hábito de estudio y ello les ha llevado a desarrollar una técnica vocal "indestructible".

Durante la muda de la voz son muy necesarias esas sesiones al menos semanales de atención individualizada.

Valora si quieres mejorar tu voz en x tiempo, el doble o la mitad de meses.

¡Cantad felices!
Más información: 
Os invito también a conocer y ampliar contenidos en mis redes sociales:

Entrevista al profesor de canto brasileño Moacyr Costa Filho sobre el uso de materiales elásticos en la clase de canto

Isabel Villagar entrevista en portugués al profesor de canto brasileño Moacyr Costa Filho en Eurovox sobre el uso de materiales elásticos en la clase de canto:


© Isabel Villagar, coach vocal

El canto al descubierto

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Os transcribo a continuación el texto del famoso vídeo "Los 5 secretos del canto". Sus tips y consejos han guiado ya a una nueva generación de cantantes. ¡Espero que esta lectura os refuerce en vuestra bienvenida a la realidad del mundo del canto!

Hola. Soy Isabel Villagar, directora de la web "La brújula del canto", con más de un millón de visitas y te voy a revelar cinco secretos sobre el canto. Te gustaría dedicarte profesionalmente a cantar?Mira este vídeo sólo si crees que la voz puede trabajarse y mejorar. Presta atención: 

El primer secreto es que todos los grandes cantantes han trabajado con un coach vocal. Han dedicado esfuerzo en su perfeccionamiento. A todos les ha costado alcanzar la fama. Ningún deportista llegó a las Olimpiadas sin la orientación de un entrenador de alto nivel. Los mejores sólo se conforman con lo mejor. 

El segundo secreto es que puedes llevar tu voz al máximo. He escuchado cientos de voces y lo más importante es perfeccionar lo que tienes y desarrollar tu propia identidad artística. Tengas el coche que tengas debes aprender a conducir, sobre todo si tienes un Ferrari. Como entrenadora de voces lo hago posible. 

El tercer secreto es que el canto moderno se aprende. Por mucha información que veas en la red se hace imprescindible el oído y el consejo de un buen coach vocal. Si quieres vivir de tu voz necesitas la seguridad de que va a responder a cualquier exigencia profesional. 

El cuarto secreto es que sólo existe una técnica: la científica basada en la anatomía. Todos los estilos se pueden cantar basándose en ella. Nadie ha reinventado la rueda. La pedagogía vocal científica es el equivalente a la medicina. Adapto a cada cantante más de un centenar de ejercicios. 

El quinto secreto es que las clases por videoconferencia son efectivas cien por cien. Hice media vuelta al mundo para trabajar con los mejores. Llevo años ahorrando desplazamientos a cantantes de todas partes. He ayudado a superarse  a cientos de cantantes dándoles soluciones para potenciar su propio color de voz, hacer notas más largas, ganar intensidad, desarrollar el vibrato, emocionar y mantener la voz sana. 

Por llegar hasta aquí, un secreto más: Lo gratuito en la red es sólo un uno por ciento de lo que debes saber y los libros sólo te dan un mapa general. El recorrido es único en cada cantante y se necesita sí o sí un entrenador experto. Sin interacción personalizada no hay resultados de alto nivel. 

Ya no puedes decir que no conoces los secretos. Mi pasión es enseñar Técnica Vocal a un selecto grupo de cantantes y profesores de canto. Mis publicaciones internacionales, un sin fin de testimonios, mi Titulación Superior oficial en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario y ser Miembro de pleno derecho de las Asociaciones Profesionales de Profesores de Canto más prestigiosas de Europa y EE.UU., avala mi trayectoria. 

¡Aprended a cantar felices!

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On Line

Aprender a cantar o tener un título

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto

La formación integral del músico es esencial para que se desarrolle en el contexto profesional.

Sin embargo, me encuentro con alumnos que se ven en la tesitura de tener que elegir entre obtener un título de canto o su salud vocal, debido a que el profesor/a de canto que tienen asignado no les hace avanzar todo lo que debieran. 

Estos alumnos/as acaban teniendo graves conflictos personales porque saben que un título les podría abrir puertas y ofrecer posibilidades laborales pero, en el fondo, saben y sienten que si no cantan bien, ninguna de estas opciones estará a su alcance, porque en el mundo profesional real van a valorar la competencia que tengan sobre el escenario por encima del papel que muestres. 

Yo siempre recomiendo que se elija el profesor antes que el centro, pero si la elección ya está hecha el alumno tiene que valorar si su salud vocal y su aprendizaje merecen esa pérdida de tiempo al haber errado en la elección del profesor/a.

Es decir, si es mejor esperar tres o cuatro años para tener un papel que puede ser "papel mojado" o ir adquiriendo formación con otro profesor/a en ese tiempo, aunque no conduzca a un título, formación que le permita hacer una carrera o presentarse a un/otro opera studio o acceder a un conservatorio de nivel superior o directamente subirte a los escenarios (bien preparado/a).

Hay conservatorios donde se aprende y otros donde no tanto. Hay profesores muy buenos y profesores que, directamente, ejercen su labor con poca profesionalidad, y a veces hasta sin interés en los alumnos. Los alumnos deben cuidarse muy mucho de estos últimos.

Como dice el gran pedagogo vocal David Jones, palabras que suscribo, en última instancia la responsabilidad sobre la salud vocal la tiene el alumno y si uno se encuentra que no avanza o sale de las clases con dolencias, picores, afonías y similares, es el propio alumno el que tiene que decidir no volver.

"¡Canta feliz!"

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto Online