La importancia de la salud vocal en los cantantes

Por Isabel Villagar, profesora on line de canto 

Me gustaría hacer un comentario sobre el reportaje que National Geographic realizó acerca del funcionamiento de las cuerdas vocales del cantante de Aerosmith, Steven Tyler. 

Cuando observéis el vídeo podréis fijaros en que las cuerdas vocales se ven a velocidad normal y a cámara lenta (con luz estroboscópica). 

Cuando hace una "sirena" o glissando desde las frecuencias graves a las agudas, las cuerdas vocales se van estirando progresivamente. 

Está claro que Steven Tyler tiene un control de su instrumento adecuado ya que en la laringoscopia se aprecia cómo no realiza sobre-esfuerzo en la musculatura extrínseca de la laringe, es decir, sus cuerdas trabajan como tienen que trabajar, sin fuerza añadida o extra.

También indican en el vídeo que Tyler tuvo que hacer una pausa en su carrera por padecer una lesión, un hematoma en una de las cuerdas, que se aprecia perfectamente en el mismo (una vena roja que resalta en la superficie blanca de la cuerda).

Es necesario tomar conciencia de que, al igual que los deportistas de élite que llevan su cuerpo al límite, los cantantes también son susceptibles de padecer lesiones que han de ser valoradas y tratadas por los otorrinolaringólogos y/o foniatras, que son los especialistas sanitarios legalmente reconocidos como tales para hacer dicho diagnóstico y pautar la terapia adecuada.

Desde esta bitácora me gustaría trasladar a los lectores que un cantante nunca debe cantar con una lesión en las cuerdas vocales y que siempre la última palabra la ha de tener el cantante (que debería dejarse aconsejar por el especialista médico). 

La aparición de una lesión puede deberse a múltiples factores. 

Está claro que una técnica vocal adecuada, un entrenamiento correcto y unos cuidados de la voz asiduos y específicos previenen las lesiones.

Comunicar o subcomunicar que un cantante puede subirse a un escenario con una lesión me parece deleznable, imprudente y que atenta contra la integridad del mismo.

La realidad (tristemente) es que la industria puede llegar a forzar en algunos casos a cantar sin estar el cantante a pleno rendimiento y esto es contraproducente a largo para el mismo. Steven Tyler paró a tiempo, se operó, hizo la rehabilitación y pudo reincorporarse. Otros no han podido, lamentablemente, realizar lo mismo. ¡Tomad nota de este caso!

"¡Canta feliz!"

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On Line

Journal of singing, publicación de referencia para profesores de canto

Soy de la opinión de que un profesor de canto debe estar en continua evolución y debe estar actualizado sobre aquellos aspectos que afectan a su profesión. 

Ya comenté varias ideas para hacerlo en otro artículo como pueden ser acudir a foros, asociarse con otros doncentes, investigar, etc.

En EEUU la NATS (National Asociation of Teachers of Singing) publica trimestralmente la el Journal of Singing: https://www.nats.org/journal/about-jos.html

Son conscientes de la importancia de generar conocimiento para que el colectivo evolucione y la pedagogía del canto se desarrolle y se adapte a los nuevos tiempos sin olvidar las tradiciones. 

En esta publicación se encuentran regularmente artículos sobre la pedagogía vocal, cuidados de la voz profesional, investigación vocal y tecnología, lenguaje y dicción, música popular, cómo llevar un estudio privado, historia de la pedagogía vocal, comentarios sobre repertorio, críticas de libros, discos, etc. 

En mi caso, estoy suscrita desde hacer varios años a esta publicación y he aprendido muchas cosas que nadie jamás me explicó. 
En España, en general, cuesta mucho que los profesionales que están implicados en la docencia del canto generen conocimiento y sobre todo, lo compartan. Hace falta mucha unión pero sobre todo ganas de compartir. Me gustaría animar a los profesores de canto españoles a que se impliquen en las actividades que promueve la Asociación Española de Profesores de Canto para que, entre todos podamos hacer que la pedagogía vocal evolucione!