AD MORTEM FESTINAMUS

La danza de la muerte 
Grabado de Michael  Wolgemut, 1493



Fazed lo que digo, non vos detardedes, 
que ya la muerte comienfa a ordenar 
una danfa esquiva de que non podedes 
por cosa ninguna que sea escapar; 
a la qual dize que quiere levar 
a todos nosotros, lanzando sus redes. 
Abrid las orejas, que agora oiredes 
de su charambela un triste cantar. 

(Dança general de la muerte)


El siglo XIV  fue un siglo de guerras y de epidemias (recordad la peste negra) a lo largo del cual y por motivos obvios   la danza de la muerte se convirtió en un tema muy popular.  En las representaciones iconográficas encontramos grupos de esqueletos y cadáveres que danzan y que, en muchos casos, invitan a bailar a todo tipo de personajes de distinta edad y condición  social. La música que acompaña esas danzas suele estar a cargo de instrumentos de viento y de percusión (ved la imagen).

Como podréis suponer, la literatura también se ocupó del tema. El texto con el que comenzábamos pertenece a la obra castellana titulada  Dança general de la muerte que data del siglo XIV y que se halla en la línea de la Dansa macabré francesa, también del s. XIV, o del posterior Ballo de la morte italiano. Al principio del texto,  tras  una suerte de prólogo en prosa en el que se resume el argumento del poema,    se anuncia el comienzo de la «dança»  al son de una especie de flauta que llama «charambela» (podéis leerlo arriba o bien en  la obra completa que os dejo enlazada al final y que os recomiendo. Es cortita.).

En lo que a la música respecta os diré que el ejemplo musical más antiguo que se conoce y se conserva de una Danza de la Muerte medieval, se encuentra en el Llivre Vermell de Montserrat (s.XIV) - uno de esos maravillosos códices que estudiamos en tercero y al que dedicaremos una entrada cualquier día de estos - . Entre  sus diez canciones  encontramos Ad mortem festinamus  (A la muerte nos apresuramos)Así comienza:


Ad mortem festinamus,
peccare desistamus...

(A la muerte nos apresuramos,
de pecar desistamos...)


Observad la monodía , la notación y el texto escrito pinchando en la imagen o consultando  la Biblioteca Virtual Joan Luis Vives. En ella encontraréis mucha más información.
Enlazamos también la partitura por si alguien se anima. Es muy fácil.

Y ahora... viajemos a la Baja Edad Media. Escuchemos.



En estos días de santos y de difuntos, aquí nos quedamos con nuestras  velas  y nuestros buñuelos; a otros os dejamos las calabazas y los zombies, pero , eso sí:  sed buenos...si podéis.


Enlaces imprescindibles:

Interesantísimo artículo (que incluye el texto completo)   DANÇA GENERAL DE LA MUERTE de la hispanista italiana Margherita Morreale de Castro  (Universidad de Padua)

Melómanos: no os perdáis esta maravilla.  LLIVRE VERMELL DE MONTSERRAT (Biblioteca Virtual Joan Luis Vives)

Bibliografía y fuentes:

Ismael Fernández de la Cuesta. Historia de la música española. Desde los orígenes hasta el "ars nova". Alianza Música

Albertio Ausoni. La música. Los diccionarios del arte. Electa. Random House Mondadori

Margherita Morreale. Dança general de la muerte. Revista de literatura medieval. Padua.

AD MORTEM FESTINAMUS

La danza de la muerte 
Grabado de Michael  Wolgemut, 1493



Fazed lo que digo, non vos detardedes, 
que ya la muerte comienfa a ordenar 
una danfa esquiva de que non podedes 
por cosa ninguna que sea escapar; 
a la qual dize que quiere levar 
a todos nosotros, lanzando sus redes. 
Abrid las orejas, que agora oiredes 
de su charambela un triste cantar. 

(Dança general de la muerte)


El siglo XIV  fue un siglo de guerras y de epidemias (recordad la peste negra) a lo largo del cual y por motivos obvios   la danza de la muerte se convirtió en un tema muy popular.  En las representaciones iconográficas encontramos grupos de esqueletos y cadáveres que danzan y que, en muchos casos, invitan a bailar a todo tipo de personajes de distinta edad y condición  social. La música que acompaña esas danzas suele estar a cargo de instrumentos de viento y de percusión (ved la imagen).

Como podréis suponer, la literatura también se ocupó del tema. El texto con el que comenzábamos pertenece a la obra castellana titulada  Dança general de la muerte que data del siglo XIV y que se halla en la línea de la Dansa macabré francesa, también del s. XIV, o del posterior Ballo de la morte italiano. Al principio del texto,  tras  una suerte de prólogo en prosa en el que se resume el argumento del poema,    se anuncia el comienzo de la «dança»  al son de una especie de flauta que llama «charambela» (podéis leerlo arriba o bien en  la obra completa que os dejo enlazada al final y que os recomiendo. Es cortita.).

En lo que a la música respecta os diré que el ejemplo musical más antiguo que se conoce y se conserva de una Danza de la Muerte medieval, se encuentra en el Llivre Vermell de Montserrat (s.XIV) - uno de esos maravillosos códices que estudiamos en tercero y al que dedicaremos una entrada cualquier día de estos - . Entre  sus diez canciones  encontramos Ad mortem festinamus  (A la muerte nos apresuramos)Así comienza:


Ad mortem festinamus,
peccare desistamus...

(A la muerte nos apresuramos,
de pecar desistamos...)


Observad la monodía , la notación y el texto escrito pinchando en la imagen o consultando  la Biblioteca Virtual Joan Luis Vives. En ella encontraréis mucha más información.
Enlazamos también la partitura por si alguien se anima. Es muy fácil.

Y ahora... viajemos a la Baja Edad Media. Escuchemos.



En estos días de santos y de difuntos, aquí nos quedamos con nuestras  velas  y nuestros buñuelos; a otros os dejamos las calabazas y los zombies, pero , eso sí:  sed buenos...si podéis.


Enlaces imprescindibles:

Interesantísimo artículo (que incluye el texto completo)   DANÇA GENERAL DE LA MUERTE de la hispanista italiana Margherita Morreale de Castro  (Universidad de Padua)

Melómanos: no os perdáis esta maravilla.  LLIVRE VERMELL DE MONTSERRAT (Biblioteca Virtual Joan Luis Vives)

Bibliografía y fuentes:

Ismael Fernández de la Cuesta. Historia de la música española. Desde los orígenes hasta el "ars nova". Alianza Música

Albertio Ausoni. La música. Los diccionarios del arte. Electa. Random House Mondadori

Margherita Morreale. Dança general de la muerte. Revista de literatura medieval. Padua.

QUE POR MAYO ERA….OTRO MADRIGAL



Con tanto acontecimiento académico y extraescolar casi olvido la promesa de volver sobre Morley y sus madrigales. Se me ocurre que ninguno tan adecuado para la ocasión como éste que celebra el mes de mayo. Y como don Thomas lo hiciera, nosotros se lo vamos a dedicar a una reina, pero no a la reina de Inglaterra, sino a nuestra particular reina del "blogueo" , nuestra amiga y compañera Ana Infante (Carlota Blooom) que ha ganado un importantísimo - y codiciadísimo - premio (¡con 1.824 candidaturas procedentes de 19 países!).
Vedlo aquí : Habemus peonza


No me olvido tampoco de nuestra pequeña lección.

Ya sabéis que era habitual en el Renacimiento, adaptar las obras vocales - canciones, motetes o madrigales - a los instrumentos, pudiéndose encontrar así versiones instrumentales de obras vocales. Escuchémoslo en versión instrumental y veamos, de paso, cómo era Thomas Morley.




Si os animáis a cantarlo pinchad en la PARTITURA



TEXTO

Now is the month of Maying,
When merry lads are playing,
Fa, la, la...
Each with his bonny lass,
Upon the greeny grass,
Fa, la, la..
The Spring, clad all in gladness,
Doth laugh at Winter's sadness,
Fa, la, la..
And to the bagpipe's sound
The nymphs tread out their ground,
Fa, la, la..
Fie then why sit we musing,
Youth's sweet delight refusing?
Fa, la, la..
Say dainty nymphs and speak,
Shall we play barley break?
Fa, la, la..



Entradas relacionadas: UN MADRIGAL INGLÉS

ME GUSTAN LOS ESTUDIANTES




"Me gustan los estudiantes
porque son la levadura
del pan que saldrá del horno
con toda su sabrosura."

(Me gustan los estudiantesVioleta Parra)


Violeta Parra (1917-1967)  fue una cantautora chilena, artista completa y  hermana del  reciente premio Cervantes, Nicanor Parra . Compuso muchísimas canciones; esta la dedicamos a todos los estudiantes, y especialmente  a  esos alumnos que con tanto esmero  nos han ofrecido esta mañana un recital poético en tantas  lenguas distintas. Hoy han escrito  entre todos - metafóricamente hablando - su propio antipoema  multilingüe, (que no bilingüe).
Próximamente podréis ver las fotos en Galería.

Como otras veces, traemos dos versiones; a ver cuál os gusta más. La primera, interpretada por Ángel Parra,  hijo de Violeta; la segunda por  Mercedes Sosa. Abajo, el texto: leedlo, no tiene desperdicio.






Que vivan los estudiantes,
Jardín de nuestra alegría,
Son aves que no se asustan
De animal ni policía.
Y no le asustan las balas
Ni el ladrar de la jauría.
¡Caramba y zamba la cosa,
Qué viva la astronomía!
Me gustan los estudiantes
Que rugen como los vientos
Cuando les meten al oído
Sotanas y regimientos.
Pajarillos libertarios
Igual que los elementos.
¡Caramba y zamba la cosa,
Qué viva lo experimento!
Me gustan los estudiantes
Porque levantan el pecho
Cuando les dicen harina
Sabiéndose que es afrecho.
Y no hacen el sordomudo
Cuando se presente el hecho.
¡Caramba y zamba la cosa,
El código del derecho!
Me gustan los estudiantes
Porque son la levadura
Del pan que saldrá del horno
Con toda su sabrosura.
Para la boca del pobre
Que come con amargura.
¡Caramba y zamba la cosa,
Viva la literatura!
Me gustan los estudiantes
Que marchan sobre las ruinas,
Con las banderas en alto
P'a toda la estudiantina.
Son químicos y doctores,
Cirujanos y dentistas.
¡Caramba y zamba la cosa,
Vivan los especialistas!
Me gustan los estudiantes
Que con muy clara elocuencia
A la bolsa negra sacra
Le bajó las indulgencias.
Porque, hasta cuándo nos dura
Señores, la penitencia.
¡Caramba y zamba la cosa,
Qué viva toda la ciencia!
¡Caramba y zamba la cosa,
Qué viva toda la ciencia!

 Más información sobre la canción

Todas las canciones  de Violeta Parra

UN MADRIGAL INGLÉS


El madrigal renacentista italiano "desembarcó" en Inglaterra a finales del siglo XVI dando lugar al surgimiento de una escuela de madrigalistas ingleses. Los principales representantes de esta escuela fueron Thomas Morley, Thomas Weelkes y John Wilbye.

(Recordemos que el madrigal italiano era una composición profana, polifónica y a capella, sobre un poema breve, que carecía de forma fija -ni estrofas ni estribillo- porque la música se sometía estrictamente al texto del poema. Con frecuencia los instrumentos sustituían a las voces.)

A Thomas Morley (1557-1602) - el primero y más prolífico de los tres - pertenece el breve pero bellísimo madrigal a cuatro voces April is in my mistress' face, publicado en 1594.
Os dejo el texto y otra versión en la que poder observar a los intérpretes.

April is in my mistress' face,
And July in her eyes hath place;
Within her bosom is September,
But in her heart a cold December.


Cuatro versos, cuatro meses y mucha música.
Volveremos sobre Morley en breve.

Entradas relacionadas: