Bruno Pablo Zito: Siempre estoy entrenando mi voz

Hoy damos paso en nuestra serie de entrevistas a un profesional polifacético, tanto actor como presentador como locutor.

¿Realizas algún ejercicio "ritual" antes de actuar?                                    Siempre estoy entrenando mi voz de una forma u otra. Muchas veces, en la calle, he locutado algún aviso publicitario que pudiera encontrar en mi trayecto.   

Ver+

Más importante el rumbo que la meta




Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

Considero fundamental en la vida, y no solamente en la vida musical, encontrar tu vocación o tu pasión y al mismo tiempo establecer un rumbo que te lleve a vivir la vida que deseas. 


Desde el punto de vista del cantante, generalmente la cuestión de la vocación suele ser bastante clara. 

Lo que ya no está tan claro es de qué manera se va a desarrollar su camino. 

Es importante establecer pequeñas metas y no sólo "la gran meta", es decir, uno puede soñar con cantar para veinte mil personas en un estadio de fútbol pero antes de llegar a ese momento, que tampoco tiene por qué ser un fin, tendrá que "quemar" numerosas etapas, pasar por ellas... 

Querer dar pasos de gigante en muchas ocasiones nos provocará insatisfacción y frustación ya que es más improbable que consigamos metas que no están a nuestro alcance en un determinado momento, o sea, si estamos preparados para hacer un concierto en nuestra ciudad puede ser que no estemos preparados para afrontar el reto de que ese concierto se retransmita a todo el mundo, por poner un ejemplo. 

Traza claramente tus objetivos diarios.

Sueña en grande pero da un paso cada día!

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto On line

Grandes oradores: Francisco Alcaide, el éxito es tener vocación de servicio

Hoy continuamos nuestra serie de Grandes Oradores con:

Francisco Alcaide Hernández (@falcaide) es conferenciante, formador y escritor en temas de management y desarrollo personal. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, licenciado en Derecho, Máster en Banca y Finanzas y Doctor cum laude en Organización de Empresas. 

Autor, sólo o en colaboración de ocho libros, entre ellos el bestseller Aprendiendo de los mejores (Alienta), ya en su 10ª edición, más de 20.000 ejemplares vendidos y único libro de un autor español entre los 25 mejores libros de negocios y desarrollo personal a nivel internacional junto a Daniel Goleman, Robert Kiyosaki, Warren Buffett o Jack Welch, entre otros. Su último libro publicado es Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición), nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014.

¿Cuál es el origen de tu vocación por dictar conferencias?
Es la consecuencia natural al conocimiento y experiencia acumulados en torno al mundo del management y el desarrollo personal. Cuando te dedicas intensamente a una actividad, también tienes la necesidad de dar tu propia versión sobre aquello que consideras importante y utilizas los canales disponibles: libros, artículos, posts, clases y también conferencias.

¿Qué impacto cree que tiene en las personas un buen mensaje?
Un buen mensaje puede tener un impacto alto en la audiencia, pero lo importante es cambiar comportamientos (hábitos) y para ello hay que trabajar duro. Las conferencias sirven para inspirar, remover y movilizar, pero cualquier cambio es un proceso que hay que sufrir con disciplina, paciencia y actitud positiva.

¿Qué valor otorgas al desarrollo de la capacidad de hablar en público?
Muy importante. De hecho en mi libro Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edic.) hay un capítulo dedicado en específico en este tema, y allí contamos que hay estudios que demuestran que cuanto más habla una persona en público, su nivel de ingresos tiende a comunicar. 

En el mundo que viene, qué crees que tendrá más importancia a la hora de comunicar.
Comunicar siempre ha sido importante, pero en un mundo más competitivo adquiere todavía más relevancia. Hoy día recibimos más impactos y de manera más recurrente, con lo que la capacidad de captar la atención, en primer lugar, y de impactar, en segundo lugar, son claves. Lee Iacocca, presidente de Chrysler (1978–1992) decía: “Puedes tener ideas brillantes, pero si no logras comunicar, no te llevarán a ninguna parte”. Avanzar en la vida tiene mucho que ver con nuestra capacidad de persuadir, influir y convencer. Hace poco escribía sobre este tema en: La comunicación es la base del liderazgo.

¿Escribes como hablas? ¿Hablas como escribes?
Diría que más bien hablo como escribo, porque mi relación con la escritura es muy anterior a la de comunicar en público y hay una forma parecida de trasladar los mensajes a la audiencia, que intento que sea siempre sencilla, estructurada, clara y breve.

¿Cómo preparas las conferencias?
Lo primero de todo es saber quién es la audiencia. El protagonista en un evento no es el ponente sino el oyente. Los americanos dicen: no pain, no gain. Cuando alguien va a una conferencia, acude porque le duele algo (pain) y busca una solución (gain) a ese problema. Nuestra misión es identificar el dolor y darles una solución. Para ello tienes que saber por qué están ahí: necesidades, inquietudes, problemas o dificultades. El éxito siempre –y también en las conferencias– consiste en tener vocación de servicio, en querer ayudar. A la hora de preparar una conferencia siempre hay que hacerse esta pregunta: ¿Qué puedo hacer yo por la audiencia para que les vaya mejor en su vida? A partir de ahí puedes elegir las ideas claves (contenido) y vestirlas adecuadamente (diseño) para exponerlas.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
Nada especialmente. Los cuidados normales sin excesos.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Quizás una voz más pausada, lentificando, recalcando más las ideas y los mensajes, y manejando mejor los silencios y las pausas.

¿Qué hace a un buen orador?
Cualquier conferencia se basa en tres patas y eso es lo que cuida un buen orador: Contenido, Diseño y Exposición. 
1) Contenido: tienes que saber mucho sobre lo tuyo. La pasión por tu tema es importante y nunca dejar de aprender si quieres aportar valor en tu disciplina.
2) Diseño: cómo das forma a todo eso que sabes. Es el empaquetado del contenido, cómo vas a presentar el contenido.
3) Exposición: naturalidad, humildad, entusiasmo, sencillez, claridad o brevedad, son algunos puntos clave.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la oratoria?
Que la buena oratoria no se improvisa. El éxito ama la preparación. Detrás de una habilidad solvente para hablar en público hay mucha reciedumbre. El éxito en cualquier campo es la suma de 3 cosas:
  1. Estudio: que lean libros sobre la materia y vean vídeos de otros ponentes y los analicen.
  2. Práctica: a hablar en público se aprende hablando en público. Que aprovechen o promuevan cualquier ocasión para hacerlo.
  3. Feedback: cualquier proceso de mejora no es una línea recta. Hay que tener una mirada crítica siempre para crecer.

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas charlas?
En mis páginas web:

Y también en mi cuenta twitter y mi página facebook.

Grandes oradores: Francisco Alcaide, el éxito es tener vocación de servicio

Hoy continuamos nuestra serie de Grandes Oradores con:

Francisco Alcaide Hernández (@falcaide) es conferenciante, formador y escritor en temas de management y desarrollo personal. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, licenciado en Derecho, Máster en Banca y Finanzas y Doctor cum laude en Organización de Empresas. 

Autor, sólo o en colaboración de ocho libros, entre ellos el bestseller Aprendiendo de los mejores (Alienta), ya en su 10ª edición, más de 20.000 ejemplares vendidos y único libro de un autor español entre los 25 mejores libros de negocios y desarrollo personal a nivel internacional junto a Daniel Goleman, Robert Kiyosaki, Warren Buffett o Jack Welch, entre otros. Su último libro publicado es Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición), nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014.

¿Cuál es el origen de tu vocación por dictar conferencias?
Es la consecuencia natural al conocimiento y experiencia acumulados en torno al mundo del management y el desarrollo personal. Cuando te dedicas intensamente a una actividad, también tienes la necesidad de dar tu propia versión sobre aquello que consideras importante y utilizas los canales disponibles: libros, artículos, posts, clases y también conferencias.

¿Qué impacto cree que tiene en las personas un buen mensaje?
Un buen mensaje puede tener un impacto alto en la audiencia, pero lo importante es cambiar comportamientos (hábitos) y para ello hay que trabajar duro. Las conferencias sirven para inspirar, remover y movilizar, pero cualquier cambio es un proceso que hay que sufrir con disciplina, paciencia y actitud positiva.

¿Qué valor otorgas al desarrollo de la capacidad de hablar en público?
Muy importante. De hecho en mi libro Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edic.) hay un capítulo dedicado en específico en este tema, y allí contamos que hay estudios que demuestran que cuanto más habla una persona en público, su nivel de ingresos tiende a comunicar. 
En el mundo que viene, qué crees que tendrá más importancia a la hora de comunicar.
Comunicar siempre ha sido importante, pero en un mundo más competitivo adquiere todavía más relevancia. Hoy día recibimos más impactos y de manera más recurrente, con lo que la capacidad de captar la atención, en primer lugar, y de impactar, en segundo lugar, son claves. Lee Iacocca, presidente de Chrysler (1978–1992) decía: “Puedes tener ideas brillantes, pero si no logras comunicar, no te llevarán a ninguna parte”. Avanzar en la vida tiene mucho que ver con nuestra capacidad de persuadir, influir y convencer. Hace poco escribía sobre este tema en: La comunicación es la base del liderazgo.

¿Escribes como hablas? ¿Hablas como escribes?
Diría que más bien hablo como escribo, porque mi relación con la escritura es muy anterior a la de comunicar en público y hay una forma parecida de trasladar los mensajes a la audiencia, que intento que sea siempre sencilla, estructurada, clara y breve.

¿Cómo preparas las conferencias?
Lo primero de todo es saber quién es la audiencia. El protagonista en un evento no es el ponente sino el oyente. Los americanos dicen: no pain, no gain. Cuando alguien va a una conferencia, acude porque le duele algo (pain) y busca una solución (gain) a ese problema. Nuestra misión es identificar el dolor y darles una solución. Para ello tienes que saber por qué están ahí: necesidades, inquietudes, problemas o dificultades. El éxito siempre –y también en las conferencias– consiste en tener vocación de servicio, en querer ayudar. A la hora de preparar una conferencia siempre hay que hacerse esta pregunta: ¿Qué puedo hacer yo por la audiencia para que les vaya mejor en su vida? A partir de ahí puedes elegir las ideas claves (contenido) y vestirlas adecuadamente (diseño) para exponerlas.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
Nada especialmente. Los cuidados normales sin excesos.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Quizás una voz más pausada, lentificando, recalcando más las ideas y los mensajes, y manejando mejor los silencios y las pausas.

¿Qué hace a un buen orador?
Cualquier conferencia se basa en tres patas y eso es lo que cuida un buen orador: Contenido, Diseño y Exposición. 
1) Contenido: tienes que saber mucho sobre lo tuyo. La pasión por tu tema es importante y nunca dejar de aprender si quieres aportar valor en tu disciplina.
2) Diseño: cómo das forma a todo eso que sabes. Es el empaquetado del contenido, cómo vas a presentar el contenido.
3) Exposición: naturalidad, humildad, entusiasmo, sencillez, claridad o brevedad, son algunos puntos clave.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la oratoria?
Que la buena oratoria no se improvisa. El éxito ama la preparación. Detrás de una habilidad solvente para hablar en público hay mucha reciedumbre. El éxito en cualquier campo es la suma de 3 cosas:
  1. Estudio: que lean libros sobre la materia y vean vídeos de otros ponentes y los analicen.
  2. Práctica: a hablar en público se aprende hablando en público. Que aprovechen o promuevan cualquier ocasión para hacerlo.
  3. Feedback: cualquier proceso de mejora no es una línea recta. Hay que tener una mirada crítica siempre para crecer.

¿Dónde pueden nuestros lectores encontrar información actualizada sobre tus próximas charlas?
En mis páginas web:

Y también en mi cuenta twitter y mi página facebook.

Jorge Ahijado: No dejen de soñar y menos de trabajar (Los actores y su voz)

Hoy es un placer recibir en nuestra serie de entrevistas "Los actores y su voz" al polifacético compositor, cantante y actor asturiano Jorge Ahijado 
¿Cuál es el origen de tu vocación?

Me imagino que al igual que muchos mi vocación comienza por mi pasión. Te gusta y tea atrae el mundo artístico y sientes algo dentro que está en ebullición y así empiezas a intentar lograr tus sueños.

¿Crees que es importante trabajar la voz?

Es vital trabajar la voz desde muchos puntos de vista al igual que no hay que olvidar que la voz viene también del oído y también hay que trabajarlo. Trabajar para tener recursos, seguridad en tu propia voz es imprescindible para poder trabajar y para poder disfrutar. Soy de los que opinan que también hay que mantener tu propia personalidad y seguir cosechando sobre ti mismo por eso en mi caso lo que hice fue estudiar varias técnicas de canto diferentes y coger de cada una lo que me apetecía o lo que me parecía que me aportaba más.

¿Qué haces para cuidar tu voz?

No bebo alcohol, no fumo, no soy muy noctámbulo, no bebo bebidas muy frías, bebo mucho agua... En estas cosas tengo suerte porque siempre he sido así y no me cuesta nada. La otra cara es que soy una persona nerviosa y hablo bastante alto y fuerte y demás manías que no se deberían tener pero es verdad también que al final he conseguido que mi personalidad no me deje afónico... ji ji ji... que ya es un reto...

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?

Cuando empecé a cantar pensaba que sabía cantar, iba todo feliz por el mundo y orgulloso. Ahora, años después (pero no muchos, eh?) escucho algunas grabaciones y veo algunos vídeos y me doy un poco de vergüenza a mi mismo. La afinación, colocación de voz, soltura, seguridad... madre mía, cambia y muchísimo y al controlar más la voz disfruto más de cantar y aprovecho más lo que "tengo"

¿Realizas algún ejercicio o "ritual" antes de actuar?

Digo lo que se debería hacer o lo que hago??? ji ji ji..... Yo no, la verdad es que no suelo calentar especialmente ni hacer nada. Sino he hablado mucho antes de cantar o no he estado activo puedo hacer alguna cosita pero no soy mucho de calentar.... Pero entiendo que mucha gente lo necesite y deba hacerlo. Me he encontrado con maestros que decían cosas muy dispares sobre esto yo al final opté por dejar que cada día sea lo que me pida el cuerpo, no calentar siempre porque sea necesario y crearme nervios si no lo hago. 

¿Qué hace a un buen intérprete?

Ufff.. tela de pregunta... Muy complicada y muy subjetiva. ¿Qué es un buen intérprete? Hablamos de música, de teatro musical, de ópera, de...? En cada "mundillo" los parámetros y registros cambian completamente. Lo que en el teatro musical es positivo en la industria musical es contraproducente. Lo que en la ópera se aplaude en otros sitios no interesa. Es bastante anárquico. Por mis gustos personales y por mi apuesta de camino en la vida siempre he optado por la personalidad, por crear tu propia identidad y trabajar para desarrollarla y ser feliz contigo mismo, mirar alrededor siempre es negativo sino es para aprender. Conozco cantantes de todo tipo muy interesantes y me encanta aprender de todos.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo escénico?

Que lo ame, que lo disfrute, que pise el suelo porque desde ahí siempre se trabaja mejor. Que trabaje mucho más de lo que sueñe y que no deje de soñar y menos de trabajar... Vale la pena.

Más info: