Prevención de riesgos laborales relacionados con la voz en docentes

Por Isabel Villagar, Coach Vocal 

Siempre me he preguntado por qué cuando un profesor/a accede a su puesto de trabajo no se le dota de la formación y herramientas necesarias para un correcto y eficiente uso de su voz en el aula, ya que es ésta un condicionante esencial en el ejercicio de su labor diaria.

Siempre es mejor prevenir que curar y seguramente si se estudiara el dinero que se ahorran los empresarios por prevenir disfonías compensaría la inversión en la formación.

Por otro lado, dentro de la prevención hay que tener en cuenta que para mantener la voz en pleno rendimiento es necesaria una correcta hidratación. 

Por esta razón en todos los centros educativos debería estar a disposición de todos los docentes una fuente con agua. He observado que en la mayoría de los casos no es así y es el propio profesor el que tiene que traerse el agua de casa, por eso, quizá se hidratan menos y están expuestos a padecer disfonías. 

Cuando he impartido formación de técnica vocal para docentes he constatado que la mayoría de ellos en algún momento de su ejercicio profesional y por diversas razones ha padecido algún problema vocal.

La falta de formación en riesgos laborales puede llevar al docente a no solicitar la ayuda pertinente simplemente por desconocer que los servicios de prevención de riesgos laborales tienen que hacerse cargo de los mismos.

Son muy pocos los casos en los que los docentes han acudido al servicio de prevención de riesgos laborales de su empresa para solicitar la ayuda adecuada en forma, por ejemplo, de micrófonos, de adecuación del espacio, etc... 

A veces tengo la sensación de que la falta de información o de valoración en la carrera profesional de los docentes de este tipo de formación pudiera ser incluso intencionada con el fin de no dotar a todos los docentes de las consiguientes ayudas a las que tiene derecho.

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Coach Vocal

Deporte para músicos, ¿cómo conseguir ser constante?

Sí, todos lo sabemos. El deporte es bueno para el cuerpo y la mente. Y en especial para los músicos, que pasamos tantas horas en posturas relativamente estáticas. La vida sedentaria no le hace bien a nadie. Todo esto suena muy bien en la teoría, pero ¿y en la práctica? ¿Te cuesta sacar tiempo para el deporte? ¿Eres de los que va al gimnasio una semana sí y dos no? ¿Cómo conseguir ser constante?

Tocar es importante, pero tu cuerpo también lo es

¿Lo primero que te viene a la mente cuando te dicen que practiques deporte es: “tengo que estudiar/trabajar”? No eres el único. Los músicos tenemos la mayor parte del día ocupado. Hay que trabajar/ir a clase, sí. Pero también hay que practicar en casa. Y los pocos ratos que nos quedan libres, no siempre nos apetece dedicárselos al deporte.

Sin embargo, como buenos profesionales, tenemos que darle al deporte la importancia que se merece dentro de nuestra carrera. No lo visualices como una actividad de ocio. Piensa que es parte de tu carrera. Al fin y al cabo, el cuerpo es el primer instrumento con el que contamos. Igual que le dedicas un ratito diario a las escalas, un poco de ejercicio debe formar parte de tu programa diario de trabajo.

Probando deportes

No a todo el mundo le gusta salir a correr. Igual que no a todos nos apetecen los deportes de equipo. Puede que no te apetezca practicar deporte porque aún no has encontrado el que se amolde a ti.

Lo mejor que puedes hacer es investigar qué deportes te pueden interesar. Y por supuesto, ¡probarlos! Porque, quién sabe, puede que encuentres una segunda pasión -la música siempre primero ;).

Los 5 mejores deportes para el músico

Rutina

Si hay algo que nos ayuda a mantener la constancia es establecer una rutina. Márcate los días e incluso horas en los que quieres hacer deporte. Si sigues esta rutina, hacer deporte será vestirse por las mañanas, un elemento más de tu día a día.

Una vez que le tomes el gusto a esa rutina, verás que en cuanto no puedes cumplirla, lo notas. Y muy importante, ¡no lo dejes! O te costará mucho más volver a coger la misma rutina otra vez.

En nuestra tienda puedes encontrar algunas utilidades para el músico deportista.

¡Apúntate!

Apúntate a clases, apúntate al gimnasio, apúntate a tenis… ¡pero apúntate a algo! Es sencillo: si tienes un horario marcado, pagas una tarifa mensual, y adquieres cierto compromiso con otros, te será mucho más difícil abandonar la actividad deportiva.

Por experiencia propia, es mucho más fácil decir que no vas a salir a correr “porque no te apetece”, a decidir no ir al entrenamiento esta semana. Un entrenamiento que ya has pagado, con un profesor que te espera, unos compañeros y un horario marcado.

Metas

Marcarse metas es un elemento esencial para motivarse. Lo habrás comprobado en el ámbito musical. Cuando no tenemos objetivos, nos cuesta mucho más estudiar todos los días.

También el entrenamiento y actividad física tienen llevar un componente de superación. Necesitas sentir que has conseguido los objetivos marcados. Por ejemplo, correr unos cuantos kilómetros más cada mes, saltar más alto, ganar más partidos… lo que sea. Con tal de que te anima a superarte y a seguir practicando deporte.

Busca un compañero

Encuentra algún amigo con el que practicar deporte. Cuando uno no se anime, el otro lo hará y viceversa. Seguro que notas la diferencia de practicar deporte en compañía a hacerlo solo.

Y qué mejor compañía que practicar algún deporte en equipo. ¿No te gustaría echar algún partido violines contra violonchelos? Puede ser fútbol, tenis, pádel… ¡Pero cuidado con las lesiones, fair play!

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

La entrada Deporte para músicos, ¿cómo conseguir ser constante? aparece primero en Gran Pausa.

La tos y el carraspeo, esos grandes enemigos de la voz

Los cantantes y los profesionales de la voz deben ser consicientes de la importancia de la prevención.

Las causas de los problemas vocales son diversas y dependen generalmente de varios factores pero como consejo preventivo explicaré por qué la tos y el carraspeo son tan perjudiciales para la voz. 

Las cuerdas vocales están recubiertas de una mucosa que las lubrica y permite su correcto funcionamiento. Cuando se produce un sobre uso, una falta de hifratación o cualquier tipo de agresión como son la tos o el carraspeo esta mucosa se altera y empieza a aparecer una sensación de ronquera o picazón. 

Además de mantener una correcta hidratación en el caso de que aparezca la tos ha de ser tratada de manera inmediata con un antitusígeno preescrito por un facultativo médico, sobre todo si se tienen compromisos profesionales por que en cuestión de horas se puede producir una disfonía importante. Tuve la desgracia de pasar por esta desagradable experiencia, tras un ataque de tos y en cuestión de una hora estaba totalmente disfónica. 

En el caso del carraspeo sucede lo mismo pero de una manera más continuada dando lugar a problemas crónicos.

En general diré que todo aquello que altere la mucosa que recubre los pliegues vocales producirá una alteración en la calidad de la voz y aquí incluyo: los ácidos del estómago en el caso de sufrir reflujo (para ello vigilar aquellos alimentos que lo provocan), humos y tabaco, productos de limpieza corrosivos, etc.