Felicitar no da calambre

Por Isabel Villagar, Profesora de Canto on line

He observado que muchas ocasiones da la sensación de que a algunos colegas de profesión les cuesta reconocer una buena labor de otros compañeros.

Parece como si las palabras "felicidades", "enhorabuena", "me ha gustado mucho", "excelente trabajo"... no estuvieran en el vocabulario de ciertas personas y no supiesen combinarlas :)
Sinceramente encuentro muy liberador, constructivo y positivo expresar las emociones positivas, el reconocimiento hacia otras personas porque eso sólo implica que cada vez hay más gente trabajando bien y haciendo profesión.

A lo mejor, las personas a las que les cuesta reconocer la labor ajena no se dan cuenta de que es importantísimo ver que la profesión crece y evoluciona y que el refuerzo positivo de otros músicos y profesionales es fundamental en el desarrollo de los demás. 
Ver+

Qué es una ´voz profesional´?

Este concepto de voz profesional tiene que ver con el uso de la voz que hacen las personas para desarrollar su trabajo. No tiene el mismo efecto una leve disfonía en un/a cantante que en un administrativ@, porque el primero puede ver comprometido su trabajo y el segundo puede ser que no.

Según este criterio existen cuatro niveles de empleo vocal:

1. Aquellas personas en las que una ligera perturbación vocal puede tener consecuencias desastrosas: los cantantes y los actores.

2. Aquellas personas a las que una moderada disfunción vocal les impide su trabajo: sacerdotes, conferenciantes y operadores de telefonía.

3. Aquellas personas a las que una disfonía grave les impide su labor: maestros, médicos, abogados...

4. Aquellas personas que no dan un uso profesional y por tanto no les impedirá hacer su trabajo con plena eficacia: oficinistas, reponedores...

Te invitamos a reflexionar en qué grupo de estos cuatro te enmarcarías para que tengas en cuenta los cuidados de la voz que debes realizar.

Para más información remitimos a la publicación "La evaluación clínica de la voz. Fundamentos médicos y logopédicos" de J. C. Casado y J. A. Adrián, Ed. Aljibe.