¿Teléfonos móviles en clase? | Musikawa






















Esta tarde me llegaba un video de una experiencia en Finlandia (otra vez esta utopía), en la que se ve a niños de 7 años en un aula con su profesora haciendo una actividad lectora, de comprensión y creativa al mismo tiempo. La profesora proyecta una carta secreta en la que se les dan distintas instrucciones a los alumnos. Entre ellas, y con la ayuda de un teléfono móvil, debían fotografiar objetos que aparecieran en el relato leído con el fin de comprobar que la lectura y el vocabulario estaban asimilados.

En un segundo momento, agrupados de tres en tres, debían representar un fragmento de la lectura con la ayuda de una cartulina que debían colorear, y unos pequeños personajes recortados de sus libros de texto. Mientras que uno de los alumnos leía el fragmento, otro representaba la escena y un tercero lo grababa en video.

La experiencia es, por su sencillez, increíble. Los alumnos fomentan la lectura, hacen la comprensión lectora a través de las fotos (y la profe no necesita “hacer 10 preguntas” para saber si los alumnos se han enterado), fomenta la creatividad con la expresión oral (para leer su fragmento) y artística al tener que representar la escena mediante la cartulina y los personajes. Reforzado con el uso del móvil (sencillo, táctil…) y la motivación que conlleva. A mi me parece genial!!.

Este es el video:

Pinche aquí para ver el vídeo

 

Por otro lado, en los “saraos” educativos a los que puedo asistir de vez en cuando, hay compañeros que tengo constancia que los usan a diario en clase. Por ejemplo, José Luis Gamboa (@jlgj) nos presentaba una experiencia parecida, con alumnos de secundaria en las jornadas Andatic12 celebradas en Córdoba el pasado febrero. Otros comienzan a utilizar la realidad aumentada (con Aumentaty por ejemplo), los códigos QR para codificar información, twitter y otras redes sociales para la comunicación con sus alumnos, determinadas aplicaciones para tareas concretas y proyectos (afinadores cromáticos, metrónomos, correctores ortográficos, calculadoras científicas…).

Con todo el potencial que poseen los dispositivos móviles (conexión a internet, aplicaciones específicas, conectividad, inmediatez…), ¿por qué seguimos persiguiéndolos en clase?

Algunos compañeros (y les pongo cara, nombre y apellidos) me contestarían que los alumnos no saben usarlos responsablemente, que se dedican a atentar contra la intimidad de los que les rodean o que sólo saben chatear y jugar.

Creo que nuestra responsabilidad como profesores debe pasar por la educación, incluida la referente al uso de estos “maliciosos y perniciosos juguetitos” y que debemos aprovechar todo aquello que nuestro tiempo (no olvidemos que estamos en el siglo XXI y que nuestros alumnos merecen una enseñanza acorde al momento que les ha tocado vivir) nos pone al alcance (siempre que las posibilidades lo permitan).

Queda dicho. Yo seguiré permitiendo el uso del móvil en clase para la realización de determinadas tareas, seguiré usando y prestando el mío propio (los congresistas tienen iPads hasta para perder y reponer, pero los profesionales de la educación no tenemos presupuesto para “pamplinas” y nuestros sueldos siguen bajando), aunque esto, no sea Finlandia.

Boulevard of broken songs – Green Day | Musikawa

En determinadas ocasiones, hay canciones que se convierten en imprescindibles de tus experiencias, vivencias y años.

Recuerdo cuando escuché por primera vez “Wanderwall” de Oasis allá por el año 95 justo cuando Zoraida y yo comenzábamos nuestra aventura de vida juntos.

Pinche aquí para ver el vídeo

Un poco antes, habíamos descubierto otros grupos como Green Day que terminó por quedarse en nuestra cultura musical de juventud (la que nos marca para toda la vida).

Pinche aquí para ver el vídeo

Era la época de Arosmith

Pinche aquí para ver el vídeo

De Travis

Pinche aquí para ver el vídeo

O de Eminem

Pinche aquí para ver el vídeo

 

Pero si los uniéramos todos… ¿qué saldría? …….  Esta maravilla!!

Pinche aquí para ver el vídeo

 

Y esta mezcla en video

Pinche aquí para ver el vídeo

 

Para más info, podéis leer la reseña de la Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Boulevard_of_Broken_Songs

Come Together: por un pacto de Estado en Educación | Musikawa

Las reformas educativas dictaminadas desde el único punto de vista “político”, no pueden -ni son- buenas en ningún sentido. Así andamos en España en los últimos 30 años. Hemos pasado por 7 leyes educativas, a cuál más distinta, redactadas y basadas en planteamientos políticos partidistas, y alejadas del peso que podrían aportar los expertos en educación de este país.

¿A qué viene todo ésto? Soy profesor de música de secundaria desde hace 13 años y ya he vivido 4 reformas (con cada cambio del poder gobernante de España) sin fundamentación metodológica ni didáctica y amparada únicamente en los caprichos de los políticos de turno. Y me hago algunas preguntas: ¿Por qué no hacer un pacto por la Educación y redactar una Ley consensuada por los partidos políticos de mi país? Podríamos nombrar a pedagogos -o quizás no-, catedráticos en educación y en innovación educativa, doctores de amplia trayectoria profesional, que fueran los encargados de establecer las líneas básicas de actuación que nuestro país debería plantearse en su Educación, en su futuro.

Al parecer, este parecer es toda una utopía y nuestros políticos, siguen encabezonados en “estampar su sello de identidad” apenas cuando llevan unos pocos días en el poder.

En estos días, estamos muchos profesionales preocupados por el anteproyecto de Ley, que nuestro actual Ministro de Educación (Sr. Wert) quiere imponernos en menos de un año. Algunos compañeros ya han hecho análisis profundos de lo que significará. Pero además, estamos divididos, cada cual con el malestar que cada parte de la futura Ley le toca directamente (por ejemplo, desaparece el Bachillerato de Artes Escénicas y las distintas asociaciones de músicos están llevando a cabo movilizaciones en las distintas redes sociales, etc.).

Yo creo, que deberíamos ir al centro de la cuestión y dejarnos de partidismos -por muy graves que nos parezcan, por muy perjudiciales que sean- que nos alejan del ansiado pacto de Estado por la Educación. Es cierto, que mientras nuestros vecinos suizos incluyen la educación musical en su constitución, en España vemos reducidas sus horas en la educación básica, que la educación es un derecho y el futuro de un país, y cuyo acceso gratuito y en igualdad de condiciones se está viendo dilapidado por el gobierno actual… Todo esto está muy bien y es de justicia, pero mientras que no estemos unidos por la base, mientras que nos tengan “entretenidos” y divididos en mil batallas, no conseguiremos más que ignorancia e imposición (recordemos que el PP tiene mayoría en el Congreso).

Los pasados 25 y 26 de Septiembre asistimos a la mayor reivindicación social de nuestra democracia en Madrid y en otras muchas ciudades españolas, ante los graves acontecimientos (recortes, imposiciones, dictadura informativa…) que estamos sufriendo en los últimos meses, debido a la grave crisis? económica en la que estamos inmersos y al devenir de los mercados (verdaderos impositores de la actual situación).

Habría que hacerles ver, a nuestros dirigentes, que determinados aspectos básicos (educación entre otros), no pueden estar a voluntad de nada ni de nadie, puesto que conforman nuestro futuro y la esperanza de un mañana mejor. Ni eso vamos a poder dejarles a nuestros hijos?

Desde estas humildes líneas, sólo quiero reivindicar el poder de la unidad. Ahora más que nunca debemos estar unidos, debemos olvidar nuestras diferencias y nuestro bienestar personal; debemos hacer que se escuche el pueblo, abandonar nuestro aburguesamiento y luchar. Ahora y siempre… Come Together.